Escúchenos en línea

Magistrado Rosales rechaza acusaciones de embajador EEUU

None | 10 de Marzo de 2006 a las 00:00

El magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Francisco Rosales, rechazó las críticas del embajador norteamericano, Paul Trivelli, contra el poder judicial, y acusó al gobierno de Washington de violar los derechos humanos en el país.

En Estados Unidos se violan los derechos humanos todos los días (...) sin embargo, nos recetan y nos dicen: cumplan estas elecciones transparentes, si no, no les vamos a ayudar, afirmó el juez en declaraciones a la prensa local.

El Magistrado Rosales se refirió a la decisión del gobierno norteamericano de quitar la ayuda a la Corte Suprema de Justicia porque algunos narcotraficantes han salido sin culpa de los procesos judiciales a los que han sido sometidos.

Al respecto dijo que los funcionarios del Poder Judicial no tienen la culpa que los narcotraficantes quieran venderle su producto a "esa sociedad corrupta de Estados Unidos y a su gobierno".

Tras recalcar que EEUU es el país con mayor mercado mundial de drogas, el jurista recordó que la Casa Blanca recurrió al narcotráfico en la década de los años 80 para financiar su guerra sucia contra la Revolución Sandinista. "Nada pudo haber sido más inmoral, según el doctor Rosales, que haberle vendido drogas a su propio pueblo comprándola en Colombia, Bolivia y Chile para obtener armas y combatir a la revolución.

"Nosotros no tenemos culpa de que existan drogadictos en Estados Unidos, entonces porqué nos van a decir que nosotros somos el lugar de tránsito", dijo el doctor Rosales quien aseguró que el Poder Judicial tampoco tiene culpa de que los jurados absuelvan a los narcotraficantes.

Los jurados no forman parte del Poder Judicial porque son electos por los Concejos Municipales y que no se puede confundir bajo ningún punto de vista ese concepto de democracia, sostuvo Rosales.

El magistrado salió al paso a nuevas declaraciones de Trivelli, quien en opinión del analista Arturo Cruz, se está volviendo un actor político más en la escena nicaragüense por sus constantes apariciones ante los medios de prensa para opinar sobre temas locales.

Las nuevas acusaciones del diplomático norteamericano están asociadas a recientes informes de Washington y del propio gobierno, que señalan una supuesta penetración del narcotráfico internacional en los juzgados de la nación.

Tanto el embajador como el Ejecutivo toman como base para sus declaraciones recientes escándalos que sacudieron el poder judicial. El más sonado de ellos fue la extracción ilegal de 609 mil dólares de una cuenta bancaria controlada por la Corte Suprema.

El dinero había sido incautado a un presunto narcotraficante colombiano, pero fue extraído mediante métodos fraudulentos por varios abogados y jueces.

Poder judicial rechaza acusación de ministro de Defensa

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSE) decidirá si procesa o no al ministro de Defensa, Avil Ramírez, quien acusó al poder judicial de estar asociado al narcotráfico internacional. El presidente de la Sala Penal, Armengol Cuadra, dijo que las acusaciones de Ramírez son "gravísimas", y quiere saber si fueron hechas a título personal o en su calidad de ministro.

El ministro de Defensa Avril Ramírez reaccionó a un informe del Departamento de Estado de Estados Unidos sobre el control de narcóticos en Latinoamérica, en el cual se critica la actuación de la justicia nicaragüense en los casos de narcotráfico. "El informe de Estados Unidos dice que Nicaragua es un país vulnerable, un trasatlántico de la droga y critica algunas acciones" del Poder judicial, como el haber sacado ilegalmente el año pasado de una cuenta bancaria 609.000 dólares que habían sido incautados a un narcotraficante colombiano, dijo Ramírez al referirse a las actuaciones del poder judicial en el caso de los narcodólares.

El titular de Defensa dijo a los medios de prensa este miércoles que los tentáculos del narcotráfico han infiltrado el poder judicial del país. Ramírez habló incluso de una "colombianización" del país, por el nivel de influencia que tienen los traficantes de droga dentro de los juzgados, y no descartó que algún día puedan poner y quitar presidentes y diputados en esta nación centroamericana.

En tanto para los magistrados de la Coste Suprema de Justicia éstas afirmaciones son muy delicadas y hoy presentarán la situación (ante la CSE), afirmó el magistrado Armengol Cuadra.

Cuadra afirmó que en la CSJ hay orientación de que los casos de narcoactividad se miren con lupa, y si se encuentra irregularidad de parte de un juez que se destituya inmediatamente, porque están conscientes del peligro que representan.

La reacción del ministro tuvo como telón de fondo un reciente informe del departamento de Estado norteamericano, que critica el accionar del sistema judicial en algunos casos de narcotráfico.

El más escandaloso fue la desaparición de 609 mil dólares incautados el año pasado a un presunto traficante de drogas colombiano. La suma fue retirada de la cuenta del CSE mediante manejos fraudulentos en los que se vieron involucrados varios magistrados y abogados.

Para echar más leña al fuego, una jueza civil ordenó la devolución de todos los bienes incautados a Byron Jerez, quien fuera director de Ingresos durante el gobierno de Arnoldo Alemán, quien cumple actualmente una condena a 20 años por corrupción.

La resolución provocó un gran revuelo en los círculos legales y la Fiscalía General de la República anunció que apelará el fallo.

Narcotráfico tiene socios en el poder judicial, afirma ministro de Defensa

El Poder Judicial ha sido infiltrado por los "tentáculos del narcotráfico", donde cuenta con "socios" para liberar y recuperar el dinero incautado por las autoridades policiales y militares, denunció este miércoles el ministro de Defensa, Avil Ramírez.

"Los nicaragüenses ya tenemos que ir tomando decisiones (porque al menos) yo no puedo permitir que siga infiltrándose en nuestro Poder Judicial los tentáculos del narcotráfico", advirtió Ramírez.

"Yo no puedo decir (que sea) todo el poder judicial, pero lo que sí los nicaragüenses podemos percibir es que el narcotráfico tiene socios dentro del sistema judicial", insistió Ramírez, quien dijo que su opinión no representa la posición oficial del gobierno.

El ministro dijo, no obstante, que la policía y el ejercito seguirán "combatiendo y capturando a los narcotraficantes y entregándoselos a los jueces, aún sabiendo que tanto los narcotraficantes como el dinero que se les captura siempre, o la mayor parte de las veces, va ser regresado a estos criminales".

La Corte Suprema de Justicia es controlada por magistrados del Partido Liberal Constitucionalista (PLC, derecha) y del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN, izquierda), en el marco de un acuerdo político entre ambas fuerzas mayoritarias.


Descarga la aplicación

en google play en google play