Escúchenos en línea

Sindicatos de salud en huelga unifican posiciones

None | 11 de Marzo de 2006 a las 00:00

Las federaciones Médica y de Trabajadores de la Salud (FETSALUD), en huelga desde hace cuatro meses, unificaron sus demandas de aumentos salariales en espera de que el gobierno los llame a negociar el próximo lunes, pero advierten que las negociaciones se realizarán por separado.

Llegamos a acercamientos de posiciones, vamos a pedir un solo planteamiento, aseguró a la prensa el secretario general de FETSALUD, Gustavo Porras. El acuerdo de unidad fue también confirmado por el líder de los médicos pro-salarios, Elio Artola.

FETSALUD y la Federación Médica, que iniciaron una huelga por separado en noviembre pasado, mantenían hasta el momento posiciones encontradas en cuanto al monto de las demandas y las formas de realizar el paro.

A partir de ahora los 20 mil trabajadores de la salud exigirán lo mismo que los galenos, un incremento de 15 por ciento en este momento, y una cantidad similar antes de que termine el año. El gobierno, sin embargo, se niega a otorgarles un aumento que exceda el nueve por ciento, que fue el techo fijado por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Una delegación del organismo financiero internacional se encuentra en Managua desde el jueves pasado, precisamente para analizar con el Ejecutivo las vías para atender las exigencias del sector salud y de los transportistas, que también están en huelga.

Hasta el momento, no ha trascendido ningún resultado de las reuniones entre los representantes del FMI y del Gobierno, pero la Federación Médica y FETSALUD esperan que los llamen a negociar este sábado.

El paro mantiene semiparalizados los hospitales públicos, donde solo se atienden los casos de emergencias, y todas las consultas externas y operaciones quirúrgicas han sido suspendidas.

En tanto, las cooperativas del transporte urbano colectivo de Managua, por su parte, amenazan con convertir en total la huelga parcial iniciada el lunes pasado, si no les entregan un subsidio de más de un millón de dólares para contrarrestar el alza en el precio del combustible.

El presidente Enrique Bolaños ha reiterado una vez más, sin embargo, que no hay dinero para ninguno de los dos sectores.

Médicos residentes y pro- salarios no recibirán este mes su salario

Unos 418 médicos residentes de los diferentes hospitales del país no recibirán este mes su cheque, porque el pasado 28 de febrero concluyó el curso lectivo, decisión que motivó que en algunos centros asistenciales, los médicos valoraran desatender el servicio que prestan mientras estudian su especialidad.

El Ministerio de Salud (MINSA), también decidió no pagar el salario de los médicos que laboran para esta institución en los diferentes hospitales del país, porque si no trabajan no merecen recibir su salario.

Esta situación podría llevar a la decisión de los médicos de suspender la atención de lo que ellos llaman la ruta crítica. De hecho quienes están asumiendo la emergencia y las salas de cuidados intensivos son galenos pagados por el Ministerio de Salud y que los médicos pro salario llaman esquiroles.

Mientras tanto, los médicos pro salario y los trabajadores de la salud afiliados a la Federación de Trabajadores de la Salud (FETSALUD), siguen sin llegar a un acuerdos con el gobierno, porque "no tenemos el dinero que demandan", señaló este viernes el ministro de Hacienda y Crédito Público Mario Arana.

Insistió el funcionario gubernamental que el ejecutivo no puede salirse de los acuerdos establecidos con los organismos financieros internacionales.

Mientras tanto, centenares de pacientes que llegan a demandar los servicios de salud a los hospitales reciben un "NO" por respuesta ante la problemática de los doctores con las autoridades de salud gubernamental. A pesar de esta situación, parte de la población respalda la lucha de los médicos y del resto de los trabajadores de la salud porque saben que se necesita más presupuesto para atender abastecer a los hospitales.

Minsa y Médicos en huelga en mutuas acusaciones

El Ministerio de Salud y la Federación Médica se acusaron este jueves por las muertes de pacientes debido a la huelga de los doctores que dura ya casi cuatro meses y que sigue sin solución. La ministra de salud, Margarita Gurdián, atribuyó a la huelga médica 18 muertes de mujeres embarazadas y niños recién nacidos entre enero y febrero pasado, que implican un aumento del 30% con relación al mismo período de 2005.

"Es duro decirlo, pero este incremento de muerte materna es una consecuencia de la huelga médica, que sigue obstaculizando el trabajo de otros médicos que laboran en los centros asistenciales", dijo la Gurdián a los periodistas este jueves.

Gurdián La ministra, sin embargo, aclaró que "las cifras están ocultas, no están funcionando los registros porque la gente enferma ni siquiera llega a los hospitales".

Por su parte el dirigente de la Federación Médica Pro Salario, Dionisio Morales, denunció que tres niños fallecieron el miércoles en un hospital capitalino debido a que "no hay suficientes médicos esquiroles ni enfermeras que asistan a los pacientes".

Morales aseguró que al menos el domingo pasado "sólo había un pediatra atendiendo toda la sala de neonatología" del Hospital Vélez Paiz, donde fallecieron los niños, y rechazó cualquier responsabilidad en la muerte de ellos y otros pacientes durante la huelga.

Más de 2.000 médicos se encuentran en huelga desde noviembre pasado y han paralizado 32 hospitales y más de 100 centros de salud. Exigen al gobierno del presidente Enrique Bolaños un aumento salarial del 30%.

Actualmente, los médicos devengan un salario básico de entre 200 y 350 dólares mensuales. Ellos alegan que en los demás países de la región sus colegas obtienen entre 1.200 y 1.500 dólares.

La Federación propone una reducción drástica de los altos salarios de funcionarios públicos y diputados para cubrir los reajustes salariales, pero los diputados del Parlamento no reaccionan.

Gurdián dijo que pretende continuar en negociaciones, pese a que los médicos demandan un 30% "por encima de lo que ya les dimos en el presupuesto de 2006".

Este jueves, en las cercanías del Banco Central, los trabajadores miembros de la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetsalud) obstaculizaron las principales vías de acceso al sector del Siete Sur en demanda de un incremento salarial y para la compra de medicamentos para los centros hospitalarios.

Los trabajadores de la salud han venido desarrollando a lo largo de la semana protestas similares para presionar al Gobierno que se siente a negociar con el sector y obtener sus reivindicaciones salariales.

Hospitales se mantienen sin medicamentos y sin materiales de reposición periódica

Igual que antes del paro del sector salud, los pacientes o sus familiares tienen que regresar a sus casas sólo con las recetas una vez que vistan los distintos centros hospitalarios, denunció la dirigente de la Federación de trabajadores de la Salud (FETSALUD) en el hospital Bertha Calderón, Vilma Castillo.

"Con la receta en mano, los pacientes tienen buscar una farmacia particular fuera del hospital para poder comprar los medicamentos que en los centros hospitalarios no reciben por falta de recursos", aseguró Castillo.

A esto se suma el hecho que los hospitales, igual que siempre no cuentan con los medicamentos necesarios o material de reposición periódica para atender a los pacientes que recurren en busca de ayuda, comentó Castillo. "Si los pacientes desean ser curados en su totalidad tienen que llevar parte de los medicamentos e implementos que los médicos necesitan para poder sanarlos" expresó.

Como si fuera poco, a los pacientes y al personal de los hospitales se les ofrece una mala alimentación, En el caso del hospital Bertha Calderón, es base de frijoles, frijoles y más frijoles, sean estos fritos, en sopa o en bala, con un pedacito de queso y un trozo de banano verde, que se les da a los pacientes y personal de salud, ejemplificó Castilo.

"Nos asustamos hace dos días, que pudimos probar un bocado diferente, nos dieron de comer una pierna de pollo frito, con arroz e increíblemente un poco de ensalada y un vaso de pinolillo, expresó la dirigente de Fetsalud. "Este tipo de alimentación tanto para nosotros, los trabajadores, que trabajamos hasta 24 horas, no es la adecuada, como tampoco lo es para los pacientes, agregó.


Descarga la aplicación

en google play en google play