Escúchenos en línea

Más de 30 muertos deja tormenta tropical Gamma en Honduras

None | 21 de Noviembre de 2005 a las 00:00

Al menos 32 muertos y seis por confirmar, así como 13 desaparecidos, dejaron las lluvias causadas en Honduras por la tormenta tropical Gamma que se degradó a baja presión, informó la noche de este lunes la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).

La Comisión dio a conocer en un nuevo informe una lista de 21 nombres de los 32 muertos y sólo un nombre de los desaparecidos.

El jefe de Copeco, Luis Gómez, indicó que las lluvias dejaron, además, "23.235 evacuados, de los cuales 20.700 están albergados y 2.144 damnificados".

Una fuente de Copeco informó que seis miembros de una familia fueron sepultados por un alud en Locomapa, departamento de Yoro, unos 240 km al norte de la capital, que no fueron incluidos en la lista de los 32 porque aún continuaban buscando los cadáveres.

"Gamma", que se formó el viernes frente a la costa caribeña de Honduras, donde empezó a llover el miércoles, mantenía al anochecer del sábado un avance "bastante lento y errático" hacia Cuba, dijo un portavoz del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

La intensidad de las lluvias en el norte de Honduras disminuyó el sábado, cuando en los sectores más afectados sólo persistían lloviznas, y para hoy, domingo, se pronostica "una mejoría más notable" en el clima, señaló la fuente.

Lluvias provocadas por el huracán "Beta" y por un frente frío azotaron el noreste de Honduras entre finales de octubre pasado y principios de noviembre, y dejaron cinco desaparecidos y pérdidas materiales millonarias.

Estos nuevos desastres han revivido en muchos hondureños la tragedia que el huracán "Mitch" ocasionó en 1988 en este país, donde 5.657 personas perdieron la vida y las pérdidas superaron los 5.000 millones de dólares, según informes oficiales.

La Comisión Permanente de Contingencias (COPECO) registraba hasta el sábado nueve muertos y 14 desaparecidos por las inundaciones y deslizamientos de tierra producidos por los aguaceros de "Gamma", además de 2.109 damnificados y 5.141 evacuados.

El presidente hondureño, Ricardo Maduro, calculó el sábado que los evacuados podrían sumar unos 10.000 y destacó que la ciudad de El Progreso, departamento de Yoro, es una de las más afectadas.

Las inundaciones han devastado cultivos agrícolas, entre ellos algunas plantaciones bananeras de la Tela Railroad Company, subsidiaria de la trasnacional estadounidenses Chiquita Brands, cerca de El Progreso y La Lima.

En extensas áreas de los departamentos de Cortés, Yoro, Atlántida, Colón y Gracias a Dios, cultivos de palma africana y banano están inundados en regiones donde unas 23.000 personas fueron evacuadas y alrededor de 50.000 se encuentran aisladas.

"Estamos evaluando aún los daños, pero creemos que son significativos. Hay fincas de banano que aún están inundadas y para llegar a ellas hay que ir en lancha," dijo a Reuters el presidente de la Asociación de Productores de Banano Nacionales (APROBANA), Arturo Castillo.

Honduras es uno de los principales productores de banano del mundo y exporta principalmente a Estados Unidos.

"Nosotros estimamos que la pérdida nuestra podría andar como mínimo en unas 100.000 cajas. Tenemos esperanzas que el agua salga de las fincas y no se pierda tanta producción," dijo Castillo en una entrevista telefónica.

Las inundaciones no causaron daños importantes en los cultivos de caña de azúcar, cuya producción prevista para la cosecha 2005-2006 es de 8.5 millones de quintales, dijo a Reuters el secretario ejecutivo de la Asociación Hondureña de Productores de Azúcar, Carlos Melara.

"No se tendrá un daño importante, de hecho mantenemos el pronóstico de cosecha de 8.4 millones de quintales. La caña ya está crecida y en esos casos es más difícil que se dañe. Podría haber un daño mínimo, pero la caña no se pierde," agregó.

El dirigente cafetalero Dagoberto Suazo dijo a Reuters que "no tenemos noticias que por estas últimas lluvias se haya dañado las fincas de café. Lo que sí nos preocupa es que seguramente se deterioró más el estado de los caminos de acceso a las fincas."

Para la cosecha 2005-2006 Honduras proyecta producir cuatro millones de sacos de 46 kilos, de los que exportaría 3.7 millones, según informes del Instituto Hondureño del Café (IHCAFE).

Al menos cinco puentes han quedado destruidos, numerosas carreteras y viviendas han sido dañadas y varias localidades están incomunicadas en toda la zona norte, algunas de ellas con problemas de suministro de agua potable y energía eléctrica, según la COPECO.

Maduro reafirmó que la prioridad es salvar vidas, que se atiende con urgencia a miles de evacuados en albergues y que tan pronto lo permita el clima se rescatará a pobladores que siguen aislados y se les brindará ayuda humanitaria.

En infraestructura, apuntó el gobernante a la prensa, lo prioritario es habilitar una ruta alterna ante la destrucción del puente sobre el río Guaymón entre El Progreso y Tela, uno de los daños materiales más graves ocasionados por "Gamma".

La destrucción de ese puente mantiene incomunicados los departamentos de Colón y Atlántida con Cortés, lo que afecta a una amplia zona del territorio hondureño, con el consiguiente perjuicio para el transporte de pasajeros y el comercio.

El mandatario puntualizó que "ya no es posible recuperar ese puente; hay que construir uno nuevo y esa es una cosa de largo plazo", y enfatizó que es urgente "habilitar una vía alterna y asegurar que no haya interrupción alguna en el proceso electoral".

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) emprenderá mañana, lunes, la distribución del material para las elecciones generales del próximo día 27, cuando 3,9 millones de hondureños podrán votar para elegir presidente, vicepresidente, 128 diputados y 298 alcaldías.

El TSE esperará una evaluación final de la COPECO sobre el desastre para determinar si el proceso electoral sufre alguna alteración en zonas afectadas, dijo a la prensa el magistrado Jacobo Hernández.

El Gobierno de Honduras ha ratificado la alerta roja (de peligro) en los departamentos norteños de Atlántida, Colón, Cortés, Yoro, Gracias a Dios e Islas de la Bahía, alerta preventiva en Olancho (noreste) y Comayagua (centro) y de vigilancia en el resto del país.

Además, el Gobierno declaró el viernes un estado de emergencia para atender con celeridad las necesidades derivadas del desastre y pidió ayuda a la comunidad internacional.


Descarga la aplicación

en google play en google play