Escúchenos en línea

EEUU defiende a transnacionales petroleras estafadoras de hondureños

None | 10 de Diciembre de 2005 a las 00:00

Tegucigalpa – Estados Unidos manifestó este sábado a las autoridades hondureñas su preocupación por la eventual revisión de la fórmula empleada actualmente para fijar los precios de los derivados del petróleo en el país, que podría afectar intereses de compañías transnacionales estadounidenses.

La embajada estadounidense en Tegucigalpa indicó en un comunicado que utilizar el mecanismo de licitación internacional para fijar los precios de derivados del petróleo como recomienda una comisión de notables convocada por las autoridades hondureñas, "podría provocar la insatisfacción de muchos sectores, y producir resultados que no estén acordes con los mejores intereses de Honduras".

Honduras consume 16,5 millones de barriles anuales que son importados, almacenados y distribuidos por las transnacionales Esso, Texaco y Shell y un consorcio hondureño, Dippsa.

Una comisión integrada por notables de la sociedad hondureña, encabezados por el cardenal Oscar Rodríguez, dio a conocer la tarde del jueves un informe en el que recomendó al gobierno de Ricardo Maduro someter a licitaciones internacionales las compras de derivados del petróleo para lograr mejores precios.

La comisión de "notables" fue nombrada por el presidente del Congreso, Porfirio Lobo, para desactivar una protesta de más de 5.000 taxistas que el pasado 6 de setiembre paralizaron Tegucigalpa con bloqueos en 50 puntos de la ciudad. Los taxistas protestaban porque el Gobierno había autorizado un aumento de los precios de los derivados del petróleo de 19,7%.

La Comisión contrató a un experto internacional, el colombiano-estadounidense Robert Meyeringh, quien hizo una investigación y recomendó las licitaciones internacionales que, a su juicio, han dado resultados a Costa Rica. Según Meyeringh, Honduras está pagando 90 millones de dólares de sobreprecio en la factura petrolera de 1.000 millones de dólares anuales.

Pero la embajada estadounidense declaró: "Debido a que el informe llega en un momento de transición de un nuevo gobierno, confiamos en que la presente y la nueva administración logren la mejor forma de analizar el mismo y sus recomendaciones para que obtengan decisiones consensuadas de acuerdo al bienestar del país y su gente".

El presidente electo, Manuel Zelaya, quien asumirá el poder el 27 de enero de 2006, aseguró que no le "temblará la mano" para aplicar las recomendaciones de la comisión.

El informe de la comisión de notables

La comisión que investigó el mercado de los combustibles en Honduras determinó que las transnacionales están cobrando sobreprecios por unos 90 millones de dólares anuales.

"El negocio del petróleo son 1.000 millones de dólares anuales, lo que estamos hablando son 90 millones que es un 9%" adicional del costo con que se quedan las transnacionales", afirmó este viernes el empresario Adolfo Facussé, miembro de la Comisión Nacional de Política Energética, en un programa de televisión.

La Comisión recomendó al Gobierno de Ricardo Maduro someter a licitaciones internacionales las compras de derivados del petróleo para lograr mejores precios.

Lobo, todavía presidente del Congreso, manifestó que el informe de la Comisión le será enviado al presidente electo, para que le dé seguimiento.

En declaraciones al programa Frente a Frente de Canal 5 de la televisión hondureña, Meyeringh y Facussé afirmaron este viernes que las compañías importadoras han estado vendiendo a un sobreprecio que redunda en 90 millones de dólares anuales, por lo cual recomiendan la licitación internacional.

Conforme a la propuesta de la Comisión, "se licitaría el monto de lo que consume el país, se saca una invitación a que participen todos los interesados, incluyendo las actuales importadoras", explico Meyeringh.

"El Gobierno sólo se ha interesado porque le paguen sus 1,5 dólares (de impuesto por galón de 3,8 litros), no se ha preocupado que el precio es muy alto porque no hay competencia" entre los importadores, lamentó Facussé.

"No estamos diciendo (a las transnacionales) que se les va a expropiar, no, que participen en la licitación, pero van a participar otros", agregó Facussé.

El empresario advirtió que la Coalición Patriótica de Solidaridad, integrada por representantes de unas 60 organizaciones sociales, incluyendo los taxistas, está lista para responder si las transnacionales se oponen a las licitaciones.

"No respondemos, allí vamos a estar juntos la Coalición Patriótica, la Coalición paralizó el país y no respondemos, se los estamos diciendo", advirtió el empresario, aludiendo al paro de taxistas realizado a principios de septiembre.


Descarga la aplicación

en google play en google play