Escúchenos en línea

Gobierno refuerza la vigilancia para evitar ingreso de gripe aviar

None | 13 de Enero de 2006 a las 00:00

Las autoridades reforzaron la vigilancia en el lago de Apanás, el Lago Cocibolca y el Lago Xolotlán (en cuyas riberas está ubicada Managua), como prevención para evitar el ingreso de la gripe aviar debido a que la zona es concurrida por numerosas aves migratorias.

La portavoz del Ministerio Agropecuario y Forestal (MagFor), Alicia Arróliga, afirmó que aunque el país está libre de la enfermedad, la dirección de Sanidad Animal activó la alerta en los humedales del lago de Apanás, a unos 110 kilómetros al norte de la capital.

La medida consiste en vigilar el comportamiento de unas 20 especies de aves migratorias que llegan cada año a ese y otros lagos por esta temporada.

El MagFor considera que los millares de muestras de sangre que se han tomado a aves de granja y traspatio en todo el país han demostrado que Nicaragua está libre de la gripe aviar, cuya variación mortal ha causado muertes en Asia y Turquía.

Arróliga precisó que las aves que llegan a Nicaragua no incluyen rutas, ni provienen de Asia, ni de Europa, sino de América del norte y sur.

Nicaragua tiene prohibida la importación de aves, productos avícolas enlatados, congelados, incluyendo huevos, de El Salvador, Guatemala, y Yucatán, México, donde se han detectado brotes de bajo riesgo de la enfermedad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y científicos han advertido que una pandemia de gripe aviar podría dejar hasta 100 millones de muertos en todo el mundo.


Descarga la aplicación

en google play en google play