Escúchenos en línea

Cuba no podrá ser conquistada ni dominada, ratifica Fidel

None | 26 de Enero de 2006 a las 00:00
Por Enrique Montesinos y Alberto Núñez, diario Granma

Este país no podrá ser conquistado ni dominado, porque mientras haya un patriota vivo estará combatiendo. Somos invulnerables en lo militar y político y marchamos hacia la invulnerabilidad económica. Así expresó el Comandante en Jefe Fidel Castro durante un diálogo con la prensa en áreas de la Tribuna Antimperialista José Martí, donde tiene lugar una ampliación de este sitio fruto de la actual Batalla de Ideas.

Ante una pregunta sobre cómo veía a Cuba en sus relaciones con el mundo, el líder de la Revolución respondió que observaba al imperio rodeado de desprecio y repugnancia por los muchos crímenes y torturas cometidos en varios países, y en cambio apreciaba que nuestro país hoy día está rodeado de una creciente simpatía y admiración por su firmeza y capacidad.

Argumentó que ese mérito es histórico y no se podrá ocultar. Nosotros sembramos ideas, conciencia. Tenemos medios para ayudar al mundo; nuestro capital humano se multiplica, no se agota, porque no es oro, petróleo ni níquel.

Fidel pidió paciencia a los periodistas que con la curiosidad característica de la profesión pidieron conocer en qué consistía la obra en ejecución frente a la Oficina de Intereses de los Estados Unidos en La Habana. Entonces se limitó a decir que ante la nueva e insolente provocación del estado mayor de la contrarrevolución en Cuba, nos vimos obligados a dar una respuesta.

El mundo corre un real peligro porque ellos tienen el monopolio de las armas nucleares, y se molestan cuando otro país como Irán quiere producir combustible nuclear, dijo. No tienen ningún derecho de prohibirle a esa nación el uso pacífico de la energía nuclear, apuntó. Con el pretexto de que ello constituye una amenaza, hablan incluso de atacarlo. Añadió que nunca han protestado por la posesión de armas nucleares que sí tiene Israel, y recordó que en Angola, Sudáfrica pensó lanzar contra nosotros esas terroríficas armas.

El mundo desaparecerá si no tiene el valor de denunciar la política guerrerista de Bush, que tomó como pretexto los atroces ataques del 11 de septiembre, y, envalentonado, habló de atacar a 60 países incluidos en una lista, en la que había europeos, como Holanda; hablaron hasta de invadir a Holanda. Ni Hitler dijo eso; Hitler buscaba pretextos, pero Bush ataca con más descaro y tiene muchas más armas; es un loco y el mundo corre real peligro. Solo la verdad podría salvar a esta especie, sentenció el Comandante en Jefe.

Fidel recordó que experiencia de amenazas con armas nucleares tenemos desde hace 44 años, cuando había una "sombrilla" sobre Cuba y ni pestañeamos; nadie tembló. Es un loco desenfrenado, allá el que tenga miedo, mas nosotros no le tenemos ningún miedo.

Respecto a la pretensión imperialista de poner en libertad al asesino Luis Posada Carriles, el Jefe de la Revolución recordó cómo durante 40 años se había mantenido en contacto con los servicios de Inteligencia de Estados Unidos, los cuales planearon cientos de asesinatos contra su persona, el último de ellos en Panamá, cuando se le capturaron casi 50 kilogramos de explosivo que hubieran matado a cientos de estudiantes; lo juzgaron y lo condenaron allí, pero luego fue Bush quien lo sacó de la cárcel y ahora no se atreven ni a decir cómo entró en territorio de EE.UU.

No lo devuelven a Venezuela invocando la Convención contra la Tortura, cuando en Venezuela no hay escuadrones de la muerte; no existe la pena capital; dieron un golpe de Estado y andan por la calle sus autores; si fuera por la tortura al primero que habría que condenar es a Bush, porque ha torturado en todo el mundo.

Por otra parte, calificó a la Oficina de Intereses en La Habana como empresa del contrabando, que el año pasado introdujo en el país más de 100 toneladas de productos —cámaras, videos, radios, para favorecer la sintonía de las mal llamadas Radio y TV Martí— utilizando las valijas diplomáticas. Tras denunciar que también es el lugar por el cual ingresan enormes sumas de dinero para promover la contrarrevolución y crear la desestabilización del país, enfatizó que sus empleados cada vez tienen menos oxígeno.

Al comenzar su conversación con los periodistas, Fidel comentó que no era de inteligentes sacar ese letrerito otra vez, refiriéndose al de la Oficina de Intereses. Explicó que el Gobierno de Bush está tratando de complacer a la mafia que le dio la presidencia, la cual presiona para que haya restricciones en la política migratoria y así promover las salidas ilegales. Es un error grande estimular las salidas ilegales, lo que viola sus propias leyes y un periódico de ellos mismos dijo recientemente que se trataba de una locura; que tenían que eliminar la llamada Ley de Ajuste Cubano.

Es una total contradicción con la batalla de ellos contra la inmigración ilegal, de los latinoamericanos que tratan de escapar de la pobreza de sus países subdesarrollados, ilusionados con la sociedad de consumo. Y destacó que en momentos en que están construyendo un gigantesco muro en el que mueren 500 mexicanos por año, más que todos los que murieron en el de Berlín.

Acotó que cometen un error grande porque no han sido capaces de ver los cambios ni el momento que vive nuestro país; creyeron que a Cuba le quedaban unos días, y aunque nuestro pueblo pasó muchos sacrificios fue capaz de resistir, destacó, para a continuación señalar que el mundo había cambiado, que América Latina también había cambiado. Imaginan que estamos en el 1995, dijo, pero han pasado 10 años y hoy la conciencia es más sólida.

Han tratado de evitar que los agricultores norteamericanos exporten a Cuba porque lo que pasa es que nos hemos convertido en uno de sus principales importadores. Pretenden crear una situación para impedir ese comercio, pero estamos preparados para todas las contingencias, reiteró. Cuba se ha convertido en una fortaleza moral. Tenemos medios para ayudar al mundo, sentenció.

Cuba estarán en el Mundial de Béisbol

Nosotros estaremos en el Clásico de Beisbol, para luchar en buena lid, a pesar de que nos han robado algunos buenos peloteros, a los que les han ofrecido millones de dólares para sobornarlos y corromperlos, señaló Fidel. Consideró una torpeza querer impedir que fuéramos a ese torneo, y valoró de muy positiva la protesta de muchos cuando vieron que a Cuba se le negaba la posibilidad de asistir. Nosotros hemos demostrado calidad en los torneos mundiales, en los enfrentamientos con peloteros de las Grandes Ligas, que incluso vinieron aquí, recordó. Los imperialistas se sienten impotentes frente a nosotros, porque no pueden destruir a la Revolución.

Más adelante el Comandante en Jefe aseveró que nuestro peso convertible es fuerte, mientras el dólar está a merced de Cuba, de lo que queramos que valga aquí. Reiteró que el Gobierno Revolucionario siempre estará dispuesto a ayudar al trabajador, al jubilado.

Fidel afirmó que cree en la humanidad, en el valor del talento que tiene la especie humana, que es capaz de superar los momentos más difíciles. Al significar la estatura de hombres que con fervor y posición antimperialista hoy día se ponen al frente de sus pueblos como Evo Morales y Hugo Chávez, el líder de la Revolución se refirió a otro gran revolucionario recientemente fallecido, el patriota salvadoreño Schafik Handal, un hombre intachable que nunca claudicó ni se rindió. Todos esos valores nos dan vida, concluyó el Comandante en Jefe.


Descarga la aplicación

en google play en google play