Escúchenos en línea

«Casachun coca, wañuchun narcotráfico»
¡Viva la coca, muerte el narcotráfico!

None | 28 de Enero de 2006 a las 00:00

Morales pide a cocaleros "racionalizar" producción y combatir narcotráfico

Shinahota, Bolivia – El presidente de Bolivia, Evo Morales, pidió este sábado ayuda a los campesinos cocaleros del Chapare para "racionalizar" la producción de coca y luchar contra el narcotráfico.

En un multitudinario acto en la localidad de Shinahota (unos 600 km al este de La Paz), donde hace más de dos décadas se vendía a discreción cocaína en las calles, Morales fue recibido como el "hermano mayor" de los productores de la hoja, unas 30,000 familias de indios aymaras y quechuas que apuntalaron en los últimos tres lustros el ascenso político de Morales hasta la Presidencia de Bolivia.

El Presidente boliviano insistió en que la política de su gobierno no apuntará a la "erradicación de la coca ni del cocalero". Morales no hizo siquiera alusión a Estados Unidos. "Si quieren acompañar el gobierno de su dirigente y ahora presidente Evo Morales, sólo respetemos el acuerdo" con el gobierno del ex presidente Carlos Mesa (2003-05) que toleró el cultivo de un 'cato' (1.600 m2) para cada familia en el Chapare.

"El 'cato' de coca, hasta que el estudio (que elabora su gobierno) demuestre si queremos más coca, el estudio dirá en esta coyuntura" si se autoriza o no el cultivo de mayores extensiones de la hoja en el Chapare, dijo a los cultivadores indígenas que le respondieron con una cerrada ovación. "Respetamos el 'cato' de coca. No sólo 'cato' de coca por afiliado a los sindicatos de cultivadores, sino por familia. Eso discutiremos con las Federaciones de cocaleros del Trópico de Cochabamba", en cuya jurisdicción se emplaza el Chapare, postuló.

"De verdad queremos aportar en la lucha contra el narcotráfico, racionalizando la producción de la hoja de coca", proclamó ante unos 10.000 cocaleros congregados en la plaza central de Shinahota. "Que haya lucha contra el narcotráfico, pero de verdad lucha contra el narcotráfico, al narcotraficante. Ese cambio estamos planteando" a la comunidad internacional, insistió en un discurso desde los balcones del municipio local.

La dirigente cocalera Leonida Zurita respaldó a su líder al proclamar en quechua: "casachun coca, wañuchun narcotráfico (viva la coca, muerte el narcotráfico)".

Al tiempo de explicar a los cocaleros su plan de lucha contra las drogas, el mandatario –que lució un sombrero tejido con hojas de coca– ofreció a los hijos de los cultivadores muertos en las jornadas de "resistencia" por la "defensa de la coca" becas para estudiar en Cuba y Venezuela. "Con prioridad deben ir becados a Cuba y Venezuela. No voy a dejar abandonados a los hijos huérfanos de los que han muerto en la lucha por la defensa de la hoja de coca", afirmó.

Morales anunció asimismo que un labriego del Chapare se hará cargo del despacho de lucha antinarcóticos. "Es el compañero Felipe Cáceres encargado de la Defensa Social", que ahora, bajo su mandato, se convertirá en el Viceministerio de la Coca y Desarrollo Integral", apuntó. Cáceres ha sido encargado asimismo "de una campaña internacional para promover que la Organización de Naciones Unidas retire de la lista internacional de venenos a la coca", informó.

"Estamos dispuestos a racionalizar la producción de coca. Coca para el consumo legal, qué mejor para la exportación, para la industrialización", enfatizó. También anunció que el gobierno de Argentina está interesado en importar coca en su estado natural para el consumo (masticación) en el norte de ese país.

Morales, designó este viernes como viceministro de Defensa Social encargado de la lucha contra el narcotráfico al campesino productor de coca Felipe Cáceres García, informó el Ministerio de Gobierno (Interior).

Cáceres, de 43 años, juró el cargo ante la ministra de Gobierno, Alicia Muñoz, junto con otras dos nuevas autoridades de ese departamento. El nuevo jefe antidroga boliviano, nacido el 27 de junio de 1962, fue secretario de defensa sindical y secretario general de la Federación de Productores de Coca del Trópico de Cochabamba, entre 1988 y 1995. También fue alcalde de la localidad de Villa Tunari, en la zona cocalera del Chapare, entre 1996 y el 2004, y es socio de la Cámara Hotelera de esa región.

La ministra del Gobierno tomó el juramento además al ex sacerdote Rafael Puente, de 65 años, como nuevo viceministro de Régimen Interior y Policía. Puente, un reconocido pedagogo, ha cursado estudios de filosofía y teología. También fue designado Percy Paredes como titular del nuevo Viceministerio de Seguridad Ciudadana. Es técnico en comunicación social y estudiante de Derecho y ha trabajado como asesor de los pueblos indios en el departamento oriental de Santa Cruz, según el Ministerio de Gobierno.

Evo pide ayuda internacional por inundaciones

Las inundaciones que azotan a gran parte de Bolivia han dejado a más de 7.000 familias afectadas, varias poblaciones aisladas, daños en la agricultura y carreteras cortadas, ante lo cual el presidente Evo Morales pidió ayuda a la comunidad internacional para enfrentar el desastre.

"Esperamos la solidaridad de la comunidad internacional en estos momentos difíciles", dijo el sábado Morales, al tiempo de convocar a todas las organizaciones estatales a una reunión el lunes para coordinar "acciones humanitarias".

El mandatario ya ordenó a las fuerzas armadas y a la policía "movilizarse" para apoyar las tareas de ayuda para miles de familias que han perdido sus viviendas y cosechas por la intensa temporada lluviosa que ha provocado desborde de ríos. Desde el jueves rige la emergencia nacional en seis de los nueve departamentos del país, pero las autoridades han declinado cuantificar aún las pérdidas.

El viceministro de defensa civil, Hernán Tuco, dijo el sábado que, hasta el momento, son 7.000 las familias afectadas, la mayoría de ellas en el oriente donde numerosos pueblos han quedado aislados por el desborde de ríos. Según Tuco, los departamentos más afectados son La Paz, Beni, Santa Cruz, Cochabamba, Chuquisaca y Potosí.

La concejal Rosa Huaywa de la población de Tipuani, al norte de La Paz, informó del fallecimiento de una persona por causa de un deslave. Mientras en la vecina de ciudad de El Alto, un río que habitualmente tiene poco caudal se desbordó el pasado miércoles, arrastró dos vehículos de transporte público y causó la muerte de una joven.

La ciudad de Trinidad, capital del departamento amazónico de Beni, quedó aislada porque sus carreteras están intransitables. En esa región del norte del país cientos de personas fueron evacuadas a albergues temporales.

El jefe del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología, Félix Trujillo, dijo que volumen de precipitaciones aumentó en un 25% en relación al pasado año y que todavía se espera que la temporada lluviosa se prolongue por unas semanas más.


Descarga la aplicación

en google play en google play