Escúchenos en línea

Nuevas protestas de musulmanes dejan cuatro muertos en Afagnistán

None | 8 de Febrero de 2006 a las 00:00

Kabul -Cuatro personas murieron este miércoles durante nuevas manifestaciones de protesta contra caricaturas del profeta Mahoma en Afganistán, anunció el ejército afgano, lo que lleva a 11 el número total de muertos en los últimos cinco días.

Los últimos decesos tuvieron lugar cuando los manifestantes y la policía se enfrentaron en Qalat, la capital de la provincia de Zabul (sur). También se efectuaron nuevas manifestaciones en Kabul, y en la provincia de Nangarhar (este).

En Afganistán continúan produciéndose disturbios a pesar de un llamado conjunto de las Naciones Unidas, la Unión Europea y la Organización de la Conferencia Islámica pidiendo moderación y diálogo en la crisis causada por la publicación de caricaturas de Mahoma.

En Qalat, unos 400 manifestantes lanzaron piedras mientras trataban de entrar por la fuerza al cuartel general de la policía. Luego se dirigieron a una base de la coalición militar dirigida por Estados Unidos, donde incendiaron cuatro tanques de combustible, indicaron testigos y un comandante del ejército.

Un funcionario de la administración provincial dijo que la policía abrió fuego para controlar a la multitud. Testigos afirmaron que las tropas de la coalición dispararon al aire.

"Once manifestantes sufrieron heridas. Cuatro manifestantes murieron. Un soldado del ejército nacional fue herido de gravedad. Varios policías también fueron heridos", declaró este miércoles el comandante de brigada del ejército nacional afgano Abdul Razaq.

Las piedras lanzadas por los manifestantes hirieron a varios policías y 40 personas fueron arrestadas, según dijo el portavoz de la administración provincial, Gulab Shah Ali Jail.

En otra manifestación, unas 1.500 personas desfilaron en la provincia de Nangarhar el miércoles, indicó un funcionario del distrito. Los manifestantes bloquearon una autopista, pero se dispersaron pacíficamente.

El alto consejo religioso de Afganistán llamó a terminar con las manifestaciones y dijo que la gente usaría los disturbios para propósitos de sabotaje.

Decenas de miles de musulmanes se han manifestado en Oriente Medio, Asia y África por los dibujos que fueron publicados primero en Dinamarca, luego en Noruega y posteriormente en otros países de Europa y otros lugares del mundo.

Revista francesa osa publicar caricaturas de Mahoma y bate récord de ventas

PARIS - El semanario satírico francés Charlie Hebdo batió un récord de ventas el miércoles al publicar las caricaturas de Mahoma que están causando una ola de violencia en el mundo árabe, en una decisión calificada de "provocación" por el presidente francés, Jacques Chirac.

"Todo lo que puede herir las convicciones del prójimo, en particular las creencias religiosas, debe evitarse. La libertad de expresión debe ejercerse con responsabilidad", pidió el jefe de Estado.

Este tipo de declaraciones son poco frecuentes en un país que siempre ha defendido a ultranza la libertad de expresión, pero Chirac dejó bien claro que las polémicas imágenes del profeta musulmán son "una provocación que puede avivar peligrosamente las pasiones".

"Sobre la cuestión de las caricaturas y las reacciones que provocan en el mundo musulmán, quiero recordar que aunque la libertad de expresión es uno de los fundamentos de la República, ésta debe apoyarse en valores como la tolerancia y el respeto de todas las creencias", matizó Chirac.

Pero el resultado inmediato de esta polémica fue que Charlie Hebdo batió un récord de ventas y agotó en pocas horas los 400.000 ejemplares que imprimió, frente a los 140.000 que vende como media semanalmente a un precio de dos euros por unidad.

"El ejercicio de la libertad de prensa no puede considerarse una provocación. No hay que renunciar a este derecho por el simple hecho de que la gente no sea capaz de soportarlo", declaró Philippe Val, director de la publicación.

Ni siquiera cuando murió el presidente François Mitterrand en 1996 o tras los atentados del 11 de septiembre del 2001 en Estados Unidos, la publicación soñó con vender esta cantidad.

El semanario decidió publicar una serie de caricaturas de Mahoma, entre ellas las doce divulgadas en septiembre por el diario danés Jyllands-Posten que fueron el origen de la polémica, "por solidaridad" y en "defensa de la democracia".

Diversas organizaciones musulmanas intentaron en vano impedir la reproducción de estas viñetas, pero la justicia francesa desestimó los recursos presentados por estas entidades, entre ellas el Consejo Francés de Culto Musulmán. Según los magistrados, atender sus demandas habría significado atentar contra la ley de la prensa de 1881.

En su primera página, el diario titula "Mahoma abrumado por los integristas" e ilustra el artículo con una caricatura del profeta que se echa las manos a la cabeza mientras dice: "Es difícil ser amado por idiotas".

Acto seguido, la publicación reproduce las 12 polémicas caricaturas, entre ellas la de Mahoma con una bomba en un lugar de un turbante, y otras diferentes realizadas por los ilustradores de la revista, que representan al profeta musulmán pero también a símbolos de otras religiones.

"No tenemos la intención de ofender a nadie y respetamos enormemente a los musulmanes, pero también creemos que la libertad de expresión debe defenderse y por eso publicamos las caricaturas", declararon a la prensa responsables del semanario.

Charlie Hebdo es una publicación de humor mordaz y excesivo, completamente irreverente, opuesta a cualquier religión y políticamente de izquierda radical, que nació en los años 60 con el nombre de Hara-Kiri y desde entonces fue prohibida en numerosas ocasiones y se vio incluso obligada a cambiar de nombre.

Se reportó que los 12 dibujantes autores de las caricaturas de Mahoma, cuyo trabajo desencadenó una tormenta de fuego se encuentran escondidos, asustados y bajo custodia policial. En un nuevo giro de la controversia, el diario con mayor índice de ventas de Irán inició una competencia para encontrar a la mejor caricatura del Holocausto.

Al igual que muchos en el mundo musulmán, el ingeniero en construcción de 35 años Mohammad Amin en Kabul afirmó que no podía entender por qué los periódicos todavía ponen en circulación las caricaturas, cuando saben lo polémicas que éstas son.

"¿Acaso no están promoviendo deliberadamente la violencia, el odio religioso y el enfrentamiento entre civilizaciones? Si no, por qué los imprimen una y otra vez?." "No nos engañemos a nosotros mismos ni al mundo con el lema de la 'libertad de expresión,"' dijo.

Los musulmanes moderados, que han condenado las caricaturas, han expresado temores de que los radicales se apropien del debate sobre los límites entre la libertad de expresión y el respeto religioso.

En Egipto y Arabia Saudita, considerados como los países con mayor influencia religiosa en el mundo árabe con una gran población sunita musulmana, no se han registrado protestas violentas.

Los analistas dicen que Siria e Irán, ambos en conflicto con países occidentales, utilizan el furor para promover manifestaciones con fines políticos.

Al tiempo que acusó a los "radicales, extremistas y fanáticos" de atizar las llamas de la ira musulmana para "llevar adelante su propia agenda," el primer ministro danés, Aders Fogh Rasmussen, hizo un nuevo llamado al diálogo con los musulmanes ofendidos.

Después que los manifestantes prendieron fuego a las misiones danesas en Siria y El Líbano durante el fin de semana, la presidencia de la Unión Europea emitió una fuerte advertencia verbal a los 19 países del Medio Oriente, y dijo que estaban obligados a proteger al personal diplomático europeo.


Descarga la aplicación

en google play en google play