Escúchenos en línea

Gobierno alarmado por incremento del Ejército hondureño

None | 24 de Febrero de 2006 a las 00:00

Ramírez indicó que en la reunión del Gabinete de Seguridad en los próximos días, participarán además de él mismo, el general Halleslevens, el ministro de Gobernación, Julio Vega; el canciller, Norman Caldera; el jefe de la Policía, Edwin Cordero. "Después que celebremos esta reunión tendremos una posición más clara sobre eso", dijo Ramírez.

"Cuando se refieren a relaciones exteriores, pues, es preferible que el aparato o el organismo que está designado para ello, que es (el Ministerio de) Relaciones Exteriores, sea el que lleve la voz cantante, tomando en cuenta el criterio del Ejército y de la Policía Nacional", dijo el general Halleslevens.

En los años 80 las Fuerzas Armadas de Honduras llegaron a tener hasta 26.000 hombres en armas y fueron disminuidas en 1995 cuando el Gobierno de Carlos Roberto Reina eliminó el servicio militar obligatorio y lo sustituyó por uno voluntario y educativo. En la actualidad se estima que Honduras mantienen a más de 10.000 hombres en armas en las estructuras de la Fuerza Naval, la Fuerza Terrestre o Infantería, y en la Fuerza Aérea, considerada una de las aviaciones más fuertes del istmo porque cuenta con varios aviones F-5.

El Gobierno hondureño es signatario de un acuerdo centroamericano para alcanzar un balance de fuerzas armadas, el cual ha ocupado el Ejecutivo nicaragüense como su principal argumento para destruir la mitad del arsenal de 2.100 misiles Sam-7 que tenía en sus inventarios hasta finales de 2004.

Honduras reacciona

Tegucigalpa – El ministro hondureño de Defensa, Arístides Mejía, respondió el mismo jueves a Ramírez. No es cierto que Honduras se esté militarizando, por el anuncio del reclutamiento de 4.000 hombres, aseguró Mejía en rueda de prensa acompañado del presidente hondureño, Manuel Zelaya

El presidente Zelaya dijo escuetamente que las declaraciones que han hecho funcionarios de Nicaragua "no corresponden a la realidad hondureña". Las autoridades hondureñas han explicado que el aumento de efectivos se enmarca en la política del nuevo gobierno, en el poder desde el 27 de enero, de reforzar la policía para enfrentar la creciente ola delictiva que atemoriza a la población.

Mejía también rechazó las declaraciones del general Hallesleven. "Refuto categóricamente esas declaraciones del general Hallesleven. Nicaragua no puede ver una amenaza en Honduras", señaló. Indicó que "el afán del presidente Zelaya es revitalizar el servicio militar educativo para ayudar a la juventud a conseguir un empleo, a formarse en un oficio y en la disciplina militar a fin de que, al salir de las fuerzas armadas, pueda incorporarse a la vida laboral".

Son falsas las afirmaciones de autoridades nicaragüenses, en el sentido de que Honduras se está militarizando, insistió. El alto funcionario explicó que Honduras está reiniciando un "servicio militar educativo", establecido en la Constitución del país, para lo cual se enviará al Parlamento una iniciativa de ley marco, y que los 4.000 nuevos elementos que se sumen al Ejército suplirán a otro tanto igual que saldrá de baja. Mejía negó que eso "sería una amenaza para la región" centroamericana.

Como parte de ese proceso, que también se orienta a brindar mayor seguridad ciudadana, este jueves abandonaron las filas del ejército 250 soldados que recibirán formación policial, de 1.000 nuevos miembros que este año tendrá la policía. La idea del Gobierno es incrementar en los próximos cuatro años en 4.000 efectivos las fuerzas de la policía, que actualmente dispone de 8.000 miembros.

"Debe haber tranquilidad, la política del gobierno hondureño es totalmente apoyar la distensión, de hecho estamos en la C-FAC (Conferencia de las Fuerzas Armadas de Centroamérica), en el marco de un amplio programa de cooperación con los países centroamericanos, en operaciones regionales", subrayó el ministro.

Honduras apoya la cooperación militar regional para enfrentar el narcotráfico y los desastres naturales "que ya se han venido dando", señaló. "La política del Gobierno hondureño es totalmente de apoyar la distensión" y actualmente lo que hay es cooperación entre las Fuerzas Armadas de Centroamérica, insistió.

Agregó que "si nos remitimos a la dimensión de los ejércitos de Centroamérica, encontramos que el de Honduras es el más pequeño, nuestro ejército está constituido por 6,000 soldados activos, en tanto que Guatemala tiene 15,500, Nicaragua 17,641 y El Salvador 22,942".

El ministro afirmó que "ante tal panorama, Honduras podría sentirse amenazada, lo que no ocurre sencillamente porque las relaciones entre los países de la región son excelentes e inmejorables. Si nosotros habláramos en esos términos, seríamos nosotros los que podríamos sentir alguna amenaza", recalcó Mejía.

El ministro dijo que el servicio militar voluntario educativo se orienta a que los jóvenes aprendan un oficio como albañilería, tapicería, electricidad o metal mecánica, y que después, en la vida civil, se integren a la actividad productiva.

Añadió que no se busca tener un "crecimiento vegetativo" en las Fuerzas Armadas, y como ejemplo citó que hoy se inició la salida de 1.000 soldados -incluidos los 250 que pasarán a la policía- "que tenemos que reponerlos, luego, la entrada de los otros 3.000 será compensada con la salida de otro cifra igual".


Descarga la aplicación

en google play en google play