Escúchenos en línea

Primeros acuerdos entre el Minsa y Fetsalud

None | 28 de Febrero de 2006 a las 00:00

Los sindicatos de trabajadores de la salud lograron los primeros acuerdos con el gobierno, entre ellos más recursos para la compra de medicinas y la eliminación de cobros en la atención en los hospitales públicos. Sin embargo, las unidades hospitalarias y centros de salud continúan tomadas por los sindicatos que exigen aumentos salariales de 15 y hasta 38%.

Las autoridades de Salud confirmaron que en las próximas semanas emitirán una resolución ministerial que "prohibirá por completo" los cobros en las atenciones médicas y mejorar el servicio en los centros asistenciales. Anunciaron además que dispondrán de un desembolso adicional de 8,6 millones de dólares para la compra de medicamentos y materiales de reposición periódica para los hospitales durante el presente año.

Los acuerdos fueron firmados entre el Ministerio de Salud y la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetsalud) y otros seis sindicatos independientes.

Por otro lado continúa la huelga de más de 2.000 médicos que exigen un aumento salarial del 30%.

El gobierno estudia la posibilidad de reducir a la mitad los sueldos de altos funcionarios públicos para resolver las demandas de aumento salarial de unos 3,000 médicos y más de 24,000 trabajadores de la salud.

Juan Sebastián Chamorro, viceministro de Hacienda, declaró que la eventual reducción de los mega-salarios fue planteada junto a otras alternativas para obtener fondos, durante una reunión que culminó en la madrugada del martes entre delegados del presidente Enrique Bolaños y sindicalistas de la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetsalud).

Se ha hablado de un 50% de reducción salarial de los funcionarios que más ganan en el sector público (ministros, viceministros, diputados y magistrados), pero el monto dependerá de los requerimientos del reajuste salarial, explicó.

Por su parte, la ministra de Salud, Margarita Gurdián, dijo a los periodistas que las negociaciones con el sector salud están avanzando y que existe voluntad de todas las partes de llegar a acuerdos para resolver la huelga que unos 3.000 médicos iniciaron en noviembre pasado en los 32 hospitales públicos del país.

Confirmó que entre las alternativas para solucionar la crisis se ha contemplado el plan de retiro de empleados públicos y la reducción de sueldos de funcionarios, diputados y magistrados, pero aclaró que ambas están todavía bajo estudio.

La propuesta, que de aceptarse debería ser aprobada en el Parlamento, afectaría a altos personeros del Estado que perciben sueldos mensuales de entre 5,000 y 10,000 dólares, en un país donde el 80% de la población vive en pobreza y el salario mínimo promedio es de 40 dólares mensuales.

El año pasado, una iniciativa de ley para reducir los mega-salarios fracasó, después de que altos funcionarios del gobierno entablaron recursos de amparo ante el Poder Judicial.

Gustavo Porras, líder de Fetsalud y diputado del opositor Frente Sandinista, reiteró que los trabajadores respaldan la reducción de los sueldos de los altos funcionarios, pero no así el llamado plan de movilidad laboral que contempla el despido de 1.500 burócratas a cambio de una indemnización de 30 meses de salario.

Inverosímil propuesta oficial: despedir para subir salarios

Según Chamorro, en las negociaciones se ha analizado también un plan de retiro voluntario de 1,500 empleados públicos propuesto días atrás por el gobierno, pero tal propuesta fue cuestionada Fetsalud. Chamorro dijo que el plan contemplaría la reestructuración de algunas instituciones gubernamentales entre ellas el Instituto Nicaragüense de Fomento Municipal.

Estimó que el gobierno contempla la posibilidad que unos 1,500 empleados se acojan al retiro voluntario y "con la gente que se retire, esa plata de las plazas que queden vacías se utilizaría para un incremento salarial, por lo que no habría disminución, sino una resignación" del presupuesto nacional.

El viceministro no detalló cifras sobre la cantidad de dinero que se resignaría si los trabajadores estatales se acogen al plan de retiro voluntario o si quedarán inhibidos en un tiempo prudencial de volver a laborar en cualquier institución gubernamental. En las instituciones del Estado laboran unos 90,000 trabajadores.

Chamorro declaró que el gobierno sí tendrá sobrerecaudaciones este año. Textualmente, Chamorro dice que "además de los 30 meses de salarios, Chamorro aseguró que el plan contempla el pago de las indemnizaciones a los empleados, ya que hay sobre recaudaciones".

Sin embargo, el economista independiente Adolfo Acevedo cuestionó la supuesta falta de recursos del gobierno. "Si el Gobierno reconoce que existen sobre-recaudaciones, entonces, como lo manda la Constitución, debe revisarse de inmediato la proyección de Ingresos Presupuestarios, porque además, el Gobierno no está facultado para asignar por sí y ante sí, estos recursos extra-presupuestarios. Debe enviar de inmediato una propuesta de modificación presupuestaria, registrando de manera transparente todos los ingresos proyectados, y la manera en que propone utilizarlos", emplazó Acevedo.

Recientemente, el mismo Chamorro admitió al semanario «Confidencial» que el año pasado, el gobierno registró una sobre recaudación de unos 400 millones de córdobas.

FETSALUD, con 24 mil afiliados, demanda una mejora de sueldo de 48%, un mayor presupuesto para comprar medicinas y el cese de los cobros por los servicios de salud prestados dentro de los centros asistenciales administrados por el Estado.

Al principio de la huelga, el 14 de noviembre del año pasado, los médicos pedían un 140% de aumento, luego bajaron al 70%, al 35% y al 30%. "Seguiremos el próximo lunes", anunció un vocero de los huelguistas. Los médicos reciben sueldos de entre 200 a 500 dólares mensuales, incluyendo beneficios sociales, mientras que las enfermeras y otro personal de apoyo tienen ingresos de entre 70 y 150 dólares.

El gobierno dice que tiene las manos atadas por los compromisos adquiridos con el FMI, el cual advirtió que cualquier aumento salarial por encima del 9% sacará a Nicaragua de sus programas económicos. En cambio, la ministra Gurdián explicó que entre otras cosas si está dispuesta a hacer revisiones a los salarios de directores y responsables de áreas en el MINSA; congelar vacantes a nivel estatal e implementar programas de retiro voluntario porque eso es lo que está permitido dentro de lo negociado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre política económica.

La huelga que mantiene semiparalizados los hospitales públicos y centros de salud desde hace 106 días, prosigue luego de que el sábado los políticos conservadores que dirigen la Asociación de Médicos Pro Salario rechazaran las últimas propuestas hechas por el gobierno.

La ministra Gurdián y el viceministro de Hacienda, ofrecieron a los galenos en nombre de su gobierno una mejora salarial inmediata de 10%. Los dirigentes del gremio solo se mostraron anuentes a los plazos del aumento, al sugerir que depondrían el paro si se les entrega un 15% de inmediato, e igual cantidad dentro de un mes.


Descarga la aplicación

en google play en google play