Escúchenos en línea

«Yo sí puedo», lleva el pan de la alfabetización a miles de nicaragüenses

None | 6 de Abril de 2006 a las 00:00

En Nicaragua ya está en funcionamiento el programa de alfabetización Yo sí puedo, basado en el sistema de aprendizaje creado por Cuba.

El corresponsal de TeleSUR en ese país, Nicolás García, preparó un alentador reportaje en el que reseña el caso de Esperanza, quien es una de las tantas personas que ha encontrado en este programa una alternativa para mejorar su vida. Esta joven tuvo que huir de su tierra natal a los tres años de edad, cuando un volcán entró en erupción en la zona donde vivía. Dejó la escuela al sentir que era rechazada por sus limitaciones físicas. Su padre murió y su madre, desempleada, vive de la caridad junto con ella y a pesar de todo, Esperanza, a sus 18 años, decidió dejar de huir.

"Otros leen cualquier cosa y yo no. Quiero aprender para que así no se anden burlando de mi nobleza", expuso. Esperanza es una de las estudiantes que participa de este curso de alfabetización, que tiene como finalidad enseñar a leer y escribir a 70 mil nicaragüenses este año.

Otra experiencia que reseña el corresponsal de TeleSUR en Nicaragua es la de Juan José, un hombre que trabajó toda su vida en un puerto. De joven pensaba que el destino no le ofrecería nada más que sacos de café y frijol para cargar. Hoy es otro de los beneficiados del programa Yo sí puedo.

"A la edad de cincuenta y pico de años tengo el entusiasmo de poder aprender para no seguir siendo engañado, porque realmente al que no sabe lo engañan con facilidad", dijo.

Tres generaciones en una misma sala de aulas. El sistema audiovisual ideado por cubanos Yo sí puedo parece dar resultados.

Orlando Pineda, de la Asociación Educación Popular Carlos Fonseca Amador, aseguró que "hay que mirar quién es que los critica y por qué. Simplemente porque no son capaces de hacer lo que el pueblo de Cuba, lo que el gobierno de Cuba y lo que Fidel hacen por los pueblos del mundo", sostuvo.

Los presidentes latinoamericanos firmaron ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) el compromiso de erradicar el analfabetismo para el año 2000. Una meta que obviamente quedó lejos de ser alcanzada.

Quienes promueven los programas de alfabetización coinciden en que lo principal es que exista la decisión política de los gobiernos para llevarlos adelante.


Descarga la aplicación

en google play en google play