Escúchenos en línea

Gobierno da marcha atrás y sigue huelga médica

None | 10 de Abril de 2006 a las 00:00

Unas cuantas horas reinó la tranquilidad entre médicos y gobierno. La tarde del sábado, los líderes de la Federación de Médicos Pro Salario anunció que había alcanzado un acuerdo con el Ministro de Hacienda, Mario Flores, mediante el cual los galenos recibirían un incremento salarial del 43.25% para el año 2006. Pero la mañana del domingo, el propio Flores se ha encargado de desmentir a los dirigentes gremiales.

El ministro remitió a los médicos al acuerdo firmado el jueves pasado con Fetsalud, en donde claramente hay un compromiso de que todo aumento de sueldos, estará subordinado a la Política Nacional de Salarios del sector, la cual ni siquiera ha sido elaborada. Flores admitió que hubo negociaciones el sábado, pero que no hubo acuerdo alguno, "a menos que los médicos quieran reintegrarse a sus labores este lunes, aceptando el convenio firmado con Fetsalud".

Los médicos, que llevan en huelga cinco meses, advirtieron que el paro continuará hasta firmar acuerdos bilaterales. "Hasta que se firmen los acuerdos con toda la dirigencia médica se pone punto final a la huelga", dijo el domingo el presidente de la Federación Médica Pro Salario, Elio Artola.

Artola aclaró que algunos medios informativos locales tergiversaron sus declaraciones al decir que el paro había llegado a su fin, tras una reunión que él sostuvo el sábado con el ministro de Hacienda, Mario Flores y el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Erving Krüger.

El dirigente de los médicos explicó que en esa reunión, donde Krüger sirvió de mediador, se abordaron posibles salidas al paro. Aunque el gobierno del presidente Enrique Bolaños ya accedió a aumentar en 30% los salarios de los médicos, ellos insisten en un incremento salarial del 43,25%.

Según Artola, el ministro le dijo que era factible poder conseguir el 13% restante "por lo que firmamos un acuerdo de buena intención y esto lo pensamos terminar el martes de la próxima semana".

Actualmente, los médicos nicaragüenses del sector público devengan un salario básico de entre 200 y 350 dólares, según la especialidad. Ellos alegan que en los demás países de Centroamérica sus colegas tienen salarios de entre 1.200 y 1.500 dólares mensuales.

Los médicos han paralizado su trabajo en 32 hospitales del país y más de 100 centros de salud.

Pero el sábado, Artola declaró a los periodistas que "en Semana Santa los pacientes van a estar bien atendidos, pero vamos a dejar todo bien organizado. El pegón que había era con el 13.25% de aumento que faltaba, pero ya quedó superado", señaló Artola. Incluso, señaló que el martes firmarían los acuerdos, después que afinaran los detalles, tales como el reintegro de los despedidos, el pago de los salarios retenidos y la garantía de que no habrá represalias.

El viceministro de Salud, Israel Kontorovsky, se mostró sorprendido por el anuncio de Artola. "No hay nada más de incremento para nadie, es muy difícil, porque el presidente dijo que lo firmado con Fetsalud es todo lo que se puede dar, y en todo caso, en cualquier negociación que se dé con los médicos debe estar presente la ministra Gurdián, y ella no ha participado en ninguna reunión", expresó Kontorovsky.

Durante los cinco meses de huelga, el Minsa estima que la población dejó de realizarse 18,261 cirugías programadas, 108,993 consultas externas, 28,000 controles prenatales y 45,000 consultas de planificación familiar, lo que representan un 10 % de aumento de mortalidad neonatal y un 6 % de mortalidad materna.


Descarga la aplicación

en google play en google play