Escúchenos en línea

US$ 1,7 millones para damnificados del Caribe

None | 9 de Noviembre de 2005 a las 00:00

La cooperación internacional ha desembolsado 1,7 millones de dólares para enviar ayuda a los afectados por la plaga de ratas y el paso del huracán "Beta" en el Caribe nicaragüense, según informó una fuente oficial.

El secretario de Cooperación Externa de la Cancillería de Nicaragua, Mauricio Gómez, dijo que los donantes han apoyado con recursos monetarios y ayuda en especies, sobre todo con alimentos para los miles de afectados por el paso de Beta en el caribe.

"Lo que se ha contratado y que está en proceso de implementarse en el terreno son 1,7 millones de dólares para hacer frente a la emergencia inmediata", dijo Gómez.

Señaló que los principales cooperantes han sido España, Estados Unidos y Japón, así como organismos como el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y organismos financieros como el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Pese a que la ayuda existe para responder a las necesidades de las comunidades afectadas por la plaga de ratas en el Río Coco frontera con Honduras y a los miles de damnificados por el paso del huracán "Beta" el pasado 30 de octubre, Gómez dijo que necesitan al menos dos millones de dólares más de apoyo internacional.

Al menos 14 comunidades del Río Coco en la frontera con Honduras viven una hambruna desde el pasado mes de agosto, provocada por una plaga de ratas que acabó con sus siembras.

"Hay demasiadas necesidades y por eso creo que con dos millones de dólares más estaríamos a tono con las demandas que existen en las zonas", dijo Gómez.

"Beta" impactó el pasado 30 de octubre en una zona costera del Caribe Sur y en su paso por el centro del país se degradó a depresión tropical hasta disiparse en este país.

El ciclón no dejó muertos, pero sí más de 500 casas entre destruidas y semi-destruidas, según informes oficiales.

La mayoría de los habitantes del Caribe pertenecientes a las etnias mískitas, sumos, ramas y garífunas, viven de sus siembras, sobre todo de hortalizas y de la pesca; y el "Beta" arrasó con todo lo que tenían para sobrevivir.

Gómez dijo que en conjunto con el Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (SINAPRED), están pidiendo a los donantes que apoyen la creación de un puente aéreo que permita el traslado de ayuda de Managua hacia las zonas del Caribe que más necesitan el apoyo por medio de aviones.

La ayuda de los donantes sería para cubrir gastos de combustibles, aceite y mantenimiento de los helicópteros del Ejército de Nicaragua.

Gómez informó de que parte de la ayuda que han logrado canalizar a los afectados del Caribe ha sido posible gracias a organismos no gubernamentales que tienen sedes en puntos específicos como Oxfam de Dinamarca, y los nicaragüenses Centro Humbold y Acción Médica Cristiana.

Agregó que esta semana convocará a la primera reunión de seguimiento para conocer e informar a los donantes en detalle cómo se ha distribuido la ayuda y las demandas de apoyo en las distintas zonas que lo requieran.

Malas condiciones climáticas en el Caribe complican envío de ayuda

Las condiciones del clima en el Caribe han dificultado el envío de ayuda a miles de personas que fueron afectadas por el paso del huracán "Beta" el pasado 30 de octubre, informaron, fuentes oficiales.

El director ejecutivo del Sistema Nacional de Prevención, Atención y Mitigación de Desastres (SINAPRED), Jerónimo Hiusto, indicó este lunes en rueda de prensa que mucha de la ayuda se encuentra retenida y otra hasta se ha perdido, por las condiciones del clima en la zona afectada.

"El transporte en esa zona es solamente acuático y eso nos frena bastante para poder llevar la ayuda a todos los lugares que se necesita, porque con las lluvias los ríos se crecen y que es difícil navegar", dijo Hiusto ante los periodistas.

El titular de SINAPRED informó que una lancha con alimentos y medicinas se volcó en Río Coco, en la frontera con Honduras, el pasado 4 de noviembre como producto de las lluvias provocadas desde mediados de la semana pasada por el paso de las ondas tropicales 56 y 57. El incidente no cobró víctimas, pero sí provocó la pérdida total de la ayuda que Hiusto no pudo cuantificar.

"Estamos negociando con los donantes para hacer mejor un puente aéreo para pasar de Managua hacia el Río Coco por avión directamente unas 60 toneladas de comida y ayuda en general", dijo.

La ayuda de los donantes sería para cubrir gastos de combustibles, aceite y mantenimiento de los helicópteros del Ejército de Nicaragua.

El directivo del SINAPRED consideró que de lograrse el puente aéreo se avanzaría por lo menos 15 días y el alimento estaría garantizado para los afectados.

Indicó que de los más de 17.000 personas que fueron trasladadas a albergues por el paso de "Beta", solo hay 84 personas en el único refugio que se encuentra activado en el Caribe Norte.

Por su parte la ministra de la Familia, Ivania Toruño, informó de que a pesar de las malas condiciones del clima en el Caribe Sur han podido distribuir unas 44 toneladas de ayuda humanitaria.

Al referirse al Caribe Norte, Toruño dijo que existen 5.000 toneladas de alimentos para hacer frente por cuatro meses a la hambruna provocada por una plaga de ratas desde meses atrás en Waspán y otras comunidades del Río Coco, así como a los demás afectados por el paso de "Beta".

La ministra de Salud Margarita Gurdián señaló, por su lado, que las enfermedades que más han afectado a los damnificados del Caribe son respiratorias y diarreicas y que ya han empezado a atenderles para evitar epidemias.


Descarga la aplicación

en google play en google play