Escúchenos en línea

Sandinistas favoritos para ganar mayoría parlamentaria

None | 20 de Diciembre de 2005 a las 00:00

El Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) habría obtenido una mayoría parlamentaria si las elecciones generales del 2006 se hubieran realizado en diciembre. Los resultados del sondeo de la firma M & R Consultores fueron publicados este lunes por el diario La Prensa.

La firma detectó que el 27% de los encuestados opinó que el FSLN ganaría la mayoría de escaños en el Legislativo; un 23,1% dijo que la mayoría sería para la Alianza que lidera el ex alcalde de Managua, Herty Lewites; un 19,9% dijo que la Alianza Liberal Nicaragüense; y un 10,7% se inclinó por el partido Liberal Constitucionalista (PLC).

Agrega el diario que los resultados indican que el FSLN conservaría una importante fuerza parlamentaria a pesar de que el 62,6% jamás votaría por su principal dirigente, el ex presidente Daniel Ortega (1985-1990).

En las elecciones generales de noviembre el electorado nicaragüense deberá elegir a 90 diputados para la Asamblea Nacional. La encuesta se realizó entre 1.600 personas del 2 al 6 de diciembre. No fue revelado el margen de error.

En tanto, el jefe de la bancada parlamentaria sandinista, Edwin Castro, aseguró este lunes que su partido ganará las elecciones regionales que se llevarán a cabo en el Atlántico en marzo del 2006. Castro, quien coordina a los 38 legisladores del FSLN, dijo que los sandinistas han iniciado una apertura para ir a esos comicios regionales.

En las elecciones de las regiones autónomas del Atlántico Norte (RAAN) y Sur (RAAS) se han inscrito varias organizaciones políticas y regionales. Se elegirán a dos gobernadores y dos consejos regionales de 45 miembros cada uno.

Los sandinistas que perdieron en poder en las elecciones de 1990 pretenden ganar los comicios regionales y prepararse a la justa electoral nacional de noviembre del próximo año.

Durante una intervención en el canal 4 de televisión, Castro dijo que si su partido gana los comicios generales del 2006, una administración sandinista buscará como tener buenas relaciones con Estados Unidos. Dijo que no ve el porqué si el FSLN gana las elecciones vayamos a tener relaciones tensas y ya no existe la América Latina de los años 80.

Castro aseguró que los sandinistas tienen buenas relaciones con muchos congresistas demócratas de los Estados Unidos y con el pueblo norteamericano.

FSLN conservaría importante bancada
Voto cruzado amenaza a liderazgos emergentes

(Diario La Prensa)

El Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) obtiene la mayor intención de votos en la boleta de diputados, revela la última encuesta de M & R Consultores.

La encuesta se realizó entre el 2 y el 6 de diciembre en el área urbana y rural. Se entrevistó a 1,600 personas. El sondeo tiene un margen de error de más o menos 2.4% y un nivel de confianza del 95%.

Al indagar sobre la intención de voto para diputados, la encuestadora descubrió que el 27% votaría por el FSLN; el 23.1% por la Alianza Herty 2006; el 19.9% por la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN); el 15.8% por ninguno; el 10.7% por el PLC; y apenas el 3.5 por Alianza por la República.

Los resultados indican que el FSLN conservaría una importante fuerza parlamentaria, a pesar de que el 62.6% jamás votaría por su principal dirigente, Daniel Ortega.

El PLC, en cambio, sufriría una grave derrota.

Sin embargo, los resultados de la elección presidencial no están garantizados para nadie.

En primer lugar, Eduardo Montealegre y Herty Lewites permanecen en un empate técnico (26.8 versus 26.1% en una encuesta con un margen de error del 2.4%). Pero no muy lejos de ambos aparece Daniel Ortega con un 23% de intención de voto a su favor. Montealegre reconocía ayer en El Crucero que Ortega "está subiendo en las encuestas".

Es claro, sin embargo, que nadie obtiene los votos necesarios para ganar una primera vuelta (35%). Pero Lewites, al medirse con cada candidato en una eventual segunda vuelta, les gana a todos, incluso a Montealegre por una relación de 40.4% contra un 33.3%. Según los datos de la encuesta, de quienes votan por Lewites, el 80.6% lo hace a favor de su alianza en la boleta a diputados, perdiendo un veinte%, 9.6% a favor del FSLN.

En el caso de Montealegre, su situación es más dramática en la boleta a diputados: 69% permanece con su alianza, pero el 31% se le desgrana, 11.9% a favor del PLC.

Por otro lado, el 32.8% cree que sería mejor para el país un gobierno de la Alianza Herty 2006, mientras el 30.5% prefiere un gobierno de la Alianza Liberal Nicaragüense-Partido Conservador; y el 20% prefiere un gobierno del FSLN.

Entre el 63% que busca una nueva opción política, el cincuenta% piensa que tendrá una mejor vida con un gobierno de la Alianza Herty 2006 y el 44.4% cree que le irá mejor con la alianza de Montealegre.

La mayoría de los consultados quiere un presidente honesto, que combata la corrupción y que cumpla sus promesas. El 33.5% cree que Lewites se acerca a tales características, el 29.8% así lo piensa de Montealegre, y el veinte% estima que Ortega se acerca a esas características.

El 50% piensa que Arnoldo Alemán es quien más se aleja de tales características, seguido por el mismo Ortega (38.3%).

La última encuesta de M&R Consultores plantea que nadie gana hoy en primera vuelta y Lewites vence a todos en segunda vuelta.

Parlamento sin representación

Solamente uno de cada diez nicaragüenses aprueba el trabajo que hasta el momento han realizado los 91 diputados ante la Asamblea Nacional, según los resultados de la última encuesta M&R Consultores.

Asimismo, la encuesta revela que ocho de cada diez nicaragüenses no se sienten representados por ninguno de los 91 diputados electos.

Sólo el 8.4% se siente representado por algún diputado, contra un 83.7% que dice lo contrario. El 7.9% no opina.

Casi la mitad de los entrevistados (44.5%) desaprueba la labor de los legisladores y un 38.6% se muestra indiferente al actuar de los llamados "padres de la patria". El 5.7% no quiso opinar.

En junio de 2005 los actuales diputados alcanzaron su punto más alto de aprobación, con 16.4%, pero seis meses después perdieron un poco más de cinco puntos porcentuales, al obtener 11.2%.

La encuesta refleja que un poco más de la mitad de la población (52.3%) cree que las leyes que aprueban los diputados en el parlamento responden a intereses partidarios. Un 20.3% de la población señala a los diputados de aprobar leyes para beneficios personales. El 13.4% considera que las leyes aprobadas responden a todo, menos a la ciudadanía. Solamente un 6.2% cree que las leyes benefician a la ciudadanía. El 7.8% no opina.

La mala hora de los diputados no termina ahí: sólo el 2.7% de la población tiene "mucha confianza" en el Poder Legislativo.

Un 46.2% tiene una "confianza parcial" y un 43.3% no le tiene "ninguna confianza" a la Asamblea Nacional. El 7.8% no opina.

La corrupción es la principal razón que motiva a desconfiar del Poder Legislativo, seguido del trabajo "ineficiente" de los legisladores.

El 33.2% de la población cree que los diputados son corruptos; el 17.8% ineficientes; 16.7% que están partidarizados; y 14.4% que no les interesa la población.

Un 8.8% cree que los diputados no cumplen ni dejan cumplir las leyes. Solamente el 4.5% cree que "velan por sus intereses".

Durante este año, el Legislativo se enfrascó en una batalla política con el Ejecutivo, sin que se explicara en qué beneficiaba esa lucha por el poder, a la ciudadanía de a pie.

Bolaños, Poder Judicial y CSE aplazados

En tanto, la ciudadanía demanda combatir la corrupción en el Poder Judicial y destituir a los magistrados electorales, para que tanto la Corte Suprema de Justicia y el Consejo Supremo Electoral recobren su credibilidad.

El 44.7% de la población dice que para el mejor funcionamiento del sistema judicial se debe atacar con firmeza la corrupción en el sistema judicial; 32.7% opina que se debe despartidarizar el Poder Judicial para su mejor funcionamiento.

Según M&R Consultores, el 46.4% que desaprueban el trabajo de los magistrados de la CSJ es el porcentaje más alto de ese Poder del Estado en los últimos tres años; y por el otro lado, el 11% de aprobación a su actuar, el más bajo en ese mismo período.

Seis de cada diez nicaragüenses dice no tenerle ninguna confianza al Poder Judicial.

Finalmente, la mayoría teme un fraude electoral:siete de cada diez entrevistados considera que se corre tal riesgo porque el Consejo Supremo Electoral (CSE) responde a intereses del FSLN y el PLC. Asimismo, piensan que hay que destituir a los magistrados electorales para recobrar la confianza en ese poder del Estado. Seis de cada diez así lo afirman.

El ex mandatario Daniel Ortega Saavedra, secretario general del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), opositor al Gobierno, es quien ejerce más el poder en Nicaragua, según cree la población, conforme a los resultados de la encuesta de opinión de M&R Consultores.

Al menos tres de cada diez nicaragüenses —29.9%— perciben a Ortega, candidato presidencial del FSLN, como quien tiene la sartén por el mango en el país, por encima del mismo presidente Enrique Bolaños, quien apenas consigue un 7.4%.

Dos de cada diez nicaragüenses consideran, en cambio, que el Gobierno de Estados Unidos es quien ejerce más el poder en Nicaragua; 14.9% se apunta por la Asamblea Nacional y 8.5% por el FSLN.

La encuesta también refleja que una cantidad mínima, 3.8% de los consultados, percibe que Bolaños, como gobernante, ejerce el poder. Dos de cada tres nicaragüenses (65.1%), en tanto, opinaron que el mandatario ejerce el poder "parcialmente" y 27.3% dice que Bolaños no ejerce el poder para nada. El 3.8% no opinó.

Es la primera vez que Bolaños, en sus casi cuatro años de mandato, no alcanza ni cuatro% de quienes piensan que él es el que ejerce el poder. Asimismo, la encuesta revela que la mayoría de la población se muestra indiferente sobre el trabajo realizado hasta la fecha por el gobernante. Casi la mitad de la población entrevistada —47.3%— ni aprueba ni desaprueba la labor de Bolaños; 34.7% lo desaprueba y un 15.8% lo aprueba. El 2.1% no opinó. Mientras más se acerca el fin del período de Bolaños, más indiferente se muestra la población con su gestión.

Al preguntársele a la población "lo que más le gusta a la ciudadanía del Gobierno del presidente Enrique Bolaños", la mayoría respondió: "nada me gusta". Pero un tercio le reconoce haber combatido la corrupción y a un diez% le gusta el apoyo internacional que tiene. Pero las aguas se dividen al dar o no el voto de confianza, en un empate a 45% entre quienes lo apoyan y quienes no.

El anhelo de un cambio político

La mayoría de los ciudadanos nicaragüenses anhela una reforma profunda al tan desacreditado sistema político.

La expresión más fuerte de la insatisfacción con los actuales poderes públicos y la clase política es el deseo de que en las elecciones presidenciales del 2006 también se elija una Asamblea Nacional Constituyente, para diseñar una nueva Carta Magna.

Así lo expresa el 81.5% de los ciudadanos consultados por M & R Consultores. La encuesta se realizó entre el 2 y el 6 de diciembre en el área urbana y rural. Se entrevistó a 1,600 personas. El sondeo tiene un margen de error de más o menos 2.4% y un nivel de confianza del 95%.

Otra expresión del anhelo de un cambio político es el rechazo a dos de las figuras con mayor nivel de influencia en los poderes públicos: Arnoldo Alemán y Daniel Ortega. Siete de cada diez jamás votarían por Alemán. Y seis de cada diez jamás lo harían por Ortega.

Al mismo tiempo, mientras los Poderes del Estado son aplazados por la ciudadanía, la confianza de la población descansa en los medios de comunicación y los periodistas, el Ejército Nacional, la Iglesia Católica, los organismos no gubernamentales y finalmente la Policía Nacional.

Uno de los cambios políticos más demandados es que se haga realidad el voto en el exterior. Nueve de cada diez ciudadanos demandan que sus compatriotas, que les ayudan a sobrevivir con las remesas, tengan derecho a votar.


Descarga la aplicación

en google play en google play