Escúchenos en línea

Hospitales salvadoreños paralizados por aumento salarial

None | 9 de Febrero de 2006 a las 00:00

San Salvador - Unos 8,000 trabajadores de 12 hospitales y centros de salud salvadoreños han suspendido sus este jueves, en demanda de aumento salarial.

El presidente de la Asociación Nacional de Trabajadores del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (Antmpas), Cayetano Castro, dijo que han emprendido la huelga "para declararle al gobierno que tome en serio nuestra problemática".

Se han suspendido la consulta general y otros servicios administrativos en el Hospital Benjamín Bloom de San Salvador, único especializado en pediatría en el país, así como en el Hospital de San Bartolo, al oriente de la capital.

También se encuentran paralizados dos hospitales y tres centros de salud del oriental departamento de San Miguel.

Además, los hospitales nacionales de Usulután, al oriente del país; de los centrales departamentos de La Paz, San Vicente y Cuscatlán, y de Chalatenango, al norte del territorio nacional.

Sin embargo, los huelguistas afirman que se están atendiendo las emergencias y los casos especiales que necesitan de medicamentos.

Los trabajadores, que también suspendieron labores hace tres semanas, solicitan que el Gobierno les conceda un aumento del 10 por ciento, igual que el aprobado para todos los empleados públicos desde enero de este año.

Sin embargo, el Gobierno ha manifestado que no tiene fondos para concederles el aumento, ya que los trabajadores de salud, al igual que los del sector educación y de la Asamblea Legislativa, cuentan desde 1994 con un aumento anual por escalafón.

El Gobierno ha reiterado en múltiples ocasiones que no puede financiar ambos aumentos para los trabajadores de salud, quienes aducen ser "los más mal pagados" de los empleados estatales.

Saca acusa a FMLN de promover paro

El presidente Antonio Saca acusó este jueves al Frente Farabundo Martí para la Liberación (FMLN) de estar detrás de una serie de paros en hospitales en demanda de aumentos salariales.

"Hemos descubierto, y queremos denunciar, que el FMLN está detrás de toda esta estrategia de desestabilización", declaró Saca en conferencia de prensa.

Reveló que "claros activistas del FMLN están metidos en los hospitales cerrando las puertas... es una verdadera irresponsabilidad de ese partido" político de izquierda, apuntó.

Saca explicó que los trabajadores del Ministerio de Salud no fueron incluidos en un aumento de hasta un 10% para empleados públicos, debido a que están amparados en una ley de escalafón, que les permite recibir aumentos anualmente.

"Más de 80.000 empleados públicos recibieron aumento este año y no lo recibían desde hace muchos años", añadió el mandatario.

En protesta por la decisión decenas de empleados de seis hospitales del país, incluido el principal hospital de niños de la capital, suspendieron el jueves sus labores como parte de una serie de acciones.

"Es una clara violación. Tenemos derecho a aumentos. Nos han dado la espalda", dijo el jueves a la prensa Marielos Pleitéz de la Asociación Nacional de Trabajadores del Ministerio de Salud.

"Simple y sencillamente nos han dicho que no, pero seguiremos en protesta hasta alcanzar el objetivo", sostuvo Pleitéz en la entrada principal del hospital de niños Benjamín Bloom de esta capital y ante un grupo de madres, con hijos en brazos, que esperan la reapertura de consultas.

Los sindicalistas bloquearon la entrada principal del hospital Bloom y aseguraron que sólo permitirán el ingreso en caso de emergencias. Aseguraron que similares medidas se aplicaron en hospitales públicos de los 14 departamentos del país.

Sin embargo, la oficina de prensa del ministerio de salud sólo reportó protestas en seis hospitales, donde se atiende a diario entre 300 a 600 consultas, se entregan medicinas y se practican operaciones.

Paro complica el brote de diarrea

El problema de la diarrea encontró una complicación más en la huelga en nueve hospitales y dos unidades de salud que promovió la Asociación Nacional de Trabajadores del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (ANTMSPAS).

La petición —colada entre consignas, gritos y pancartas— es la misma: que los incluyan en el aumento de 10% que el Gobierno concedió a los empleados públicos desde el 1º de enero de este año.

Los trabajadores de Salud fueron excluidos de este beneficio debido a que tienen vigente un mecanismo de aumento de salario por escalafón.

Fueron 1 mil 16 consultas las que se perdieron en los nueve hospitales, según Salud. Muchas de estas citas eran controles por diarrea. El paro también dejó a 22 personas sin cirugías no urgentes.

Uno de los hospitales más afectados fue el Bloom. Allá, las puertas no se abrieron para 335 niños que tenían cita y para 22 que esperaban a ser operados.

Los números de la diarrea se mantuvieron altos. El jueves, Salud reportó 1 mil 425 nuevos casos, de los que 926 eran bebés menores de cuatro años.

Los sindicalistas aseguraron que las emergencias y las consultas por diarreas o dengue sí se estaban atendiendo. Las salas del hospital infantil, sin embargo, lucieron semivacías. "Casi me voy de regreso, pero me alcanzaron a decir que sí me lo iban a atender", ilustró Rosa María Hernández mientras sostenía en brazos a su hijo de dos años que padecía de diarrea.

El ministro de Salud, Guillermo Maza, pidió a los trabajadores ser más oportunos y evitar estas acciones por el momento. No abrió espacio a negociar el aumento. El presidente de la República, una vez más, culpó al FMLN de organizar el paro.

El presidente del ANTMSPAS, Cayetano Castro, dijo que esperaran a que Maza se reúna con la comisión de hacienda de la Asamblea Legislativa para decidir si continúan con las presiones. "Vamos a llegar hasta donde tengamos que llegar", auguró en medio del brote.


Descarga la aplicación

en google play en google play