Escúchenos en línea

Perú: Humala primero, aunque con segunda vuelta

None | 3 de Abril de 2006 a las 00:00

A una semana de las elecciones para elegir al nuevo presidente peruano todo indica que el ganador será el ex comandante Ollanta Humala, pero que no le alcanzará para un triunfo definitivo y tendrá que ir a una segunda vuelta. A pesar de las denuncias en su contra –incluida la de haber sido un represor que violó los derechos humanos cuando estuvo en el ejército y de tener vínculos con la mafia militar de Vladimiro Montesinos, el encarcelado ex brazo derecho de Fujimori; de las permanentes impertinencias de sus allegados y de la masiva campaña para meterles miedo a los peruanos frente a un posible gobierno suyo, Humala, que parece estar revestido de una coraza de teflón, mantiene su ventaja en las encuestas. La gran incertidumbre, y el tema que domina el debate político y las conversaciones entre los peruanos en estos días, es quién competirá contra Humala en el ballottage, si la derechista Lourdes Flores o el ex presidente Alan García (1985-90), del socialdemócrata partido aprista.

Dos encuestas publicadas ayer –el último día que la ley electoral permite difundir encuestas– coinciden en que García se le ha acercado peligrosamente a Flores y que la disputa entre ambos por el segundo lugar que les permita ingresar al ballottage será voto a voto. Apoyo le da a Flores 26 por ciento y a García 23 por ciento. Hace una semana la misma encuestadora le daba a la candidata de la derecha una ventaja de cinco puntos sobre el ex presidente. Humala se mantiene en el primer lugar con 31 por ciento. El sondeo realizado por el Grupo de Opinión Pública de la Universidad de Lima le otorga a Flores 26,1 y a García 22,7 por ciento, mientras Humala encabeza el sondeo con 32,6 por ciento. Un mes atrás, una encuesta de esta misma universidad colocaba a la candidata en primer lugar con 33,6 por ciento, a Humala con 27,6 y a García con 20,5 por ciento. Todas las encuestadoras reflejan una tendencia a la baja de Flores y un crecimiento, aunque moderado, de García, con lo que la curva electoral de ambos podría encontrarse el día de las elecciones. En 2001 García le arrebató en el último tramo electoral el segundo puesto a Flores por 150 mil votos, y pasó a competir en la segunda vuelta con el actual presidente Alejandro Toledo. Un recuerdo que por estos días seguramente atormenta a Flores y le inyecta esperanzas a García.

Alfredo Torres, director de la encuestadora Apoyo, opina que “la diferencia entre Flores y García es tan ajustada que la definición de quién pase a la segunda vuelta será de fotografía”. Por su parte, Luis Benavente, director del Grupo de Opinión Pública de la Universidad de Lima, también pronosticó que la disputa entre Flores y García por meterse al ballottage “será una lucha voto a voto”. Ambos dan por descontado el primer lugar de Humala. Mientras sus dos rivales se atacaban mutuamente, coincidían en descalificarlo a llamándolo “improvisado” y “autoritario”, un Humala confiado por su primer lugar en las encuestas ingresó trotando, como si estuviera en una marcha de entrenamiento militar, al mercado de abastos de La Victoria, ubicado en un populoso barrio de Lima, pero ahí no solamente se encontró con aplausos y consignas de “Ollanta presidente”, sino que también tuvo que escuchar silbidos y gritos que le reclamaban por sus supuestos vínculos con Montesinos –algo que Humala negó– y hasta debió esquivar algunas lechugas que le lanzaron. Para lograr quedarse con el ansiado segundo puesto, tanto Flores como García se presentan a los electores como “la mejor alternativa” para derrotar a lo que ambos califican como “la amenaza del autoritarismo de Humala” y lo que aseguran será “un salto al vacío” si Humala llega alpoder. En la guerra por el segundo puesto, Flores ha llamado a García “el candidato mentiroso” y ha puesto énfasis en recordar “el desastre que fue su gobierno (el de García), con hiperinflación, terrorismo y corrupción”. García, por su parte, descalifica a Flores llamándola “la candidata de los ricos”. Las encuestadoras coinciden en que Flores tendría mayores posibilidades de derrotar a Humala. En una segunda vuelta, Apoyo le otorga a la derechista Flores ganadora por 55 por ciento contra 45 por ciento de Humala, mientras que éste le ganaría a García por 51 contra 49 por ciento. Sin embargo, Torres, de Apoyo, advierte que “ese es un resultado muy relativo, en la segunda vuelta todo comienza de nuevo”. Consultado por Página/12, el politólogo Carlos Reyna expresó su discrepancia con las encuestas en este punto. Para Reyna, García sería un rival más temible para Humala, porque “puede darle la pelea en los sectores populares, que es el fuerte de Humala, mientras que si la competencia es entre Humala y Flores la elección se polarizaría socialmente entre ricos y pobres, que es la misma polarización que hizo perder a Mario Vargas Llosa, visto como el candidato de los ricos, el año ’90 (frente a Fujimori)”.

Si García no pasa a la segunda vuelta, se podría dar la paradoja de que un partido que se quede al margen por la disputa presidencial sea el que tenga la primera mayoría en el Congreso. Las encuestas le dan al partido aprista de García entre 36 y 37 curules en el Congreso unicameral de 120 bancas. El humalismo obtendría entre 30 y 31 parlamentarios y la derechista Unidad Nacional de Flores entre 25 y 27 bancas. Más relegados quedarían el fujimorismo, que tendría entre 12 y 15 congresistas, el frente centrista del ex presidente Valentín Paniagua (2000-2001), que sacaría entre 8 y 10 parlamentarios, y el oficialista Perú Posible del presidente Toledo, que apenas llegaría a colocar entre cuatro y cinco representantes al Congreso. Lo que parece seguro es que sea quien sea el próximo presidente no tendrá mayoría parlamentaria, por lo que estará obligado a negociar con los otros grupos políticos. Durante esta campaña, la relación entre los partidos que estarán obligados entenderse en el próximo gobierno está marcada por una implacable guerra de descalificaciones mutuas.


Descarga la aplicación

en google play en google play