Escúchenos en línea

Celebran Vía Crucis acuático en Gran Lago Cocibolca

None | 9 de Abril de 2006 a las 00:00

El Vía Crucis acuático, una tradición que comenzó hace 25 años, se realizó este lunes a bordo de unas veinte lanchas en las paradisíacas isletas del Gran Lago Cocibolca.

El Instituto Nicaragüense de Turismo (INTUR) informó de que en su afán de mantener las costumbres y tradiciones del pueblo brindó su apoyo al "famoso e inigualable" Vía Crucis, que salió del Puerto de Asese, Granada, 45 kilómetros de Managua.

Unas veinte lanchas acompañaron la imagen de Jesús de Nazaret en esta demostración de devoción en las aguas del Gran Lago de Nicaragua. Los habitantes de las isletas de Granada a medida que avanzaba el Vía Crucis se unieron a la procesión, hasta reunir unas 20 pequeñas embarcaciones al concluir la travesía.

Feligreses, principalmente de Granada, funcionarios del gobierno, representantes de la Iglesia Católica, turistas nacionales y extranjeros participaron en el primero de tres vía crucis acuáticos. Esta demostración de piedad continuará el Martes y Miércoles Santo en otros sectores de los 365 islotes que hay en el Gran Lago, dijeron fuentes religiosas y del Intur.

El Vía Crucis acuático a través de las paradisíacas Isletas del Lago Cocibolca, es considerado único en el mundo, pues sólo en Nicaragua se lleva la venerada imagen de Jesús Nazareno -con las manos atadas- transportada en una lancha decorada con flores y banderas.

La procesión acuática es recibida con todo fervor en cada una de estas islas al tiempo que rezan en las estaciones del Vía Crucis y depositan sus ofrendas en la lancha que transporta al Nazareno. Las ofrendas de los lugareños consisten en guirnaldas de "sacuanjoche", "corozo" y hasta frutas y verduras, y como muestra de solidaridad ofrecen agua y bebidas a los devotos.

Esta tradición inició siendo una celebración de los nativos, sin embargo poco a poco los habitantes de la ciudad se integraron a la peregrinación y desde entonces cada año va aumentando la cantidad de personas y lanchas que participan en esta celebración, dijo una fuente de Intur.

La tradición religiosa fue iniciada por el padre Omar Cordero, párroco de la Iglesia de Guadalupe de Granada, la cual ha tenido gran acogida tanto en los turistas nacionales como en los extranjeros. Año con año se suman a la procesión acuática y al vivirla y presenciarla quedan maravillados y convidados a regresar, señaló la fuente.

El padre Cordero recordó como hace 25 años eran mayoritariamente botes de remo los que acompañaban la imagen de Jesucristo en lugar de las lanchas de motor que participan en los últimos años. Esto, según el párroco, si bien ha venido a cambiar un poco la tradición, no ha mermado la devoción y la fe de los feligreses, ya que por el contrario algunos testigos aseguran que este año participaron más personas que el año pasado.

Comienza el «verano» en Nicaragua

Por Néstor Marín, corresponsal de Prensa Latina en Managua

Cuando en gran parte del hemisferio norte se padecen aún los estertores del invierno, los nicaragüenses, que habitan también en esa latitud geográfica, se aprestan febrilmente a disfrutar del "verano".

La Semana Santa marca el inicio de la temporada veraniega en esta tierra caliente, donde la primera impresión que se lleva el visitante es que sus pobladores han trastocado las estaciones.

¿Verano en marzo?, se pregunta el extranjero al ver los febriles preparativos en que se encuentran inmersos todos los habitantes del país, de cara a las vacaciones de la también llamada Semana Mayor. Pero al margen del orden lógico de las estaciones, la sensación que se tiene al caminar por Managua por estos días es que estamos en "pleno verano".

Para corroborarlo, basta echar un vistazo al pronóstico emitido por el servicio meteorológico del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales para los próximos días. La entidad advierte que las temperaturas treparán hasta los 38 grados Celsius en la costa del Pacífico, donde se ubican los balnearios más visitados.

Ante ese anuncio tan "caluroso", se recomendó a la población tomar precauciones como el uso de bloqueadores, evitar exponerse mucho al sol, utilizar ropas ligeras y colores claros. También se aconseja comer alimentos bajos en calorías, tomar bastante líquidos y no realizar trabajos o ejercicios fuertes bajo el sol, algo muy acorde con las vacaciones y el gusto por la cerveza que caracteriza a los nicaragüenses.

La llegada "adelantada" del estío a la nación centroamericana es aprovechada por los comercios y negocios hoteleros, que por estos días intentan seducir a los potenciales clientes con descuentos y todo tipo de ofertas.

Pero no solo los comerciantes se preparan, pues todas las institucionales estatales, incluidas la Policía y el Ministerio de Salud, diseñan su Plan Verano. Más de cuatro mil 500 policías han sido desplegados en balnearios y carreteras, mientras que bomberos, salvavidas y personal de la Cruz Rojas también están en alerta.

Los detractores del calor, por su parte, esperan con ansia la llegada del invierno, que para suerte de ellos, aquí también comienza a destiempo, si de guiarse por las estaciones se trata. La temporada "invernal" arranca con la llegada de las lluvias, las cuales comienzan en mayo y caen casi todos los días hasta los meses de octubre y noviembre.


Descarga la aplicación

en google play en google play