Escúchenos en línea

Emotivo acto de graduación de primeros mil alfabetizados

None | 28 de Noviembre de 2005 a las 00:00

"Hoy me siento tan grande como usted", aseguró una emocionada Jerónima Gómez al líder sandinista Daniel Ortega, tras hablar en nombre de los primeros mil nicaragüenses alfabetizados con el método cubano Yo si Puedo.

La mujer, de más de 50 años de edad y pequeña de estatura, leyó ante centenares de personas reunidas la noche del sábado en el parque Rubén Darío de Managua un discurso de agradecimiento de su puño y letra, con la caligrafía propia de los que recién aprenden a escribir.

"Ya no pondremos más el dedo para firmar", afirmó Jerónima en el acto de graduación del primer millar de personas de todas las edades que aprendieron a leer y escribir en el plan de pilotaje realizado en nueve municipios nicaragüenses. El segundo grupo, integrado por mil alfabetizados y pertenecientes a otras seis municipalidades, recibirá sus diplomas el 15 de diciembre próximo.

"Esta iniciativa surgió durante un encuentro en La Habana con nuestro hermano mayor (Fidel Castro)", quien, agregó Ortega, tras interesarse por el índice de analfabetismo en Nicaragua, me habló de este método aplicado en muchos países.

Ortega recordó que tras la llegada al poder de los sandinistas en 1979, el porcentaje de analfabetos en el país se logró reducir de 70 a 11 por ciento como resultado de la Cruzada Nacional de Alfabetización. De los años 90 hasta la fecha (con los gobiernos neoliberales de turno), cuando se pregona el progreso y el crecimiento económico, no se habla, sin embargo, del crecimiento de la pobreza y del analfabetismo, denunció Ortega.

Los últimos datos de las Naciones Unidas calculan que es analfabeta más del 35% de la población nicaragüense.

Para que el ser humano sea libre tiene que erradicarse el analfabetismo, esa enfermedad que mantiene en la oscuridad a centenares de miles de nicaragüenses y a millones de seres humanos en el mundo, sentenció el secretario general del FSLN.

La generalización de la cruzada de alfabetización con el método Yo si puedo, que garantiza el aprendizaje en solo tres meses, comenzará el 15 de enero próximo en las 87 alcaldías controladas por los sandinistas. Todo el equipamiento técnico, consistente en televisores, videograbadoras, casetes y las cartillas, los donó Cuba, que también aporta un grupo de asesores.

En la ceremonia se encontraban presentes el comandante Tomás Borge, diputados sandinistas, el Encargado de Negocios de Cuba en Nicaragua, Manuel Guillot, y familiares de los graduados.

Al término de la velada amenizada por la Camerata Bach, que interpretó desde Las Cuatro Estaciones, de Vilvaldi, hasta El Güegüense, obra anónima del folclor nicaragüense, Ortega refirió que el método de enseñanza le fue sugerido por el presidente Fidel Castro.

Primeros alfabetizados con método cubano en el país

En declaraciones a Prensa Latina, el profesor Orlando Gutiérrez explicó que esta primera graduación corresponde a la etapa de pilotaje iniciada el 29 de agosto pasado en nueve municipios del país. Antes de que concluya el año, exactamente el 15 de diciembre próximo, recibirán sus diplomas otros mil nicaragüenses de las restantes seis municipalidades donde se realizó el plan piloto, añadió Gutiérrez.

La primera etapa de la cruzada se desarrolló en 169 puntos de enseñanza distribuidos en 15 de los 153 municipios del país, con una matrícula de de dos mil 29 alumnos, cuyas edades oscilan entre 15 y más de 60 años. La ayuda cubana es esencialmente humanitaria, y se basa en el acuerdo alcanzado por la Comisión para la Educación de la ONU en Dakar en 2001 para reducir la tasa mundial de analfabetismo en 2015, aseveró el jefe del grupo de seis colaboradores.

Anunció que la etapa de generalización de esta nueva cruzada de alfabetización comenzará en enero de 2006, en las 87 alcaldías administradas por el Frente Sandinista de Liberación Nacional, principal promotor del proyecto.

Sin embargo, el método no es excluyente, aclaró Gutiérrez, al señalar que militantes del Partido Liberal Constitucionalista, autoridades eclesiásticas y pueblo en general, independientemente de su filiación política, se benefician de la campaña.

Todo el equipamiento, consistente en un televisor, un equipo videograbadora, 17 casetes y la cartilla de enseñanza, es donado por Cuba, que próximamente entregará otros cinco mil módulos para la etapa de generalización.

Para enseñar a leer y escribir se utiliza el método Yo si puedo, desarrollado en Cuba, y que consta de 65 "teleclases" de 30 minutos de duración cada una. Concebido para alfabetizar a las personas de manera sencilla, económica y en solo tres meses, se divide en tres etapas: adiestramiento, enseñanza de lecto-escritura y consolidación.

La enseñanza de la lecto-escritura toma por soporte el medio audiovisual, el cual se conjuga con la cartilla, que sigue una secuencia de tres logotipos: oído-ojo -escuchar ver-, oído-libro -escuchar leer- y oído-lápiz -escuchar escribir.

El trabajo fundamental de los asesores cubanos es supervisar a los llamados "facilitadores", quienes se encargan de acompañar y guiar a los alumnos en cada uno de los puntos, y se rigen por el principio de la voluntariedad, precisó Gutiérrez.


Descarga la aplicación

en google play en google play