Escúchenos en línea

Expertos inician evento para estudiar volcanes centroamericanos

None | 8 de Diciembre de 2005 a las 00:00

Medio centenar de vulcanólogos de los países centroamericanos y México comenzó este jueves en San Salvador una reunión para analizar la actividad de los volcanes en la región.

La rectora de la Universidad de El Salvador (UES), María Isabel Rodríguez y el embajador de España, Jorge Hevia Sierra, inauguraron hoy el "Primer Encuentro de Vulcanólogos de Centroamérica y México".

El encuentro, en el que participan unos 50 expertos de la región, concluirá mañana, viernes, cuando los asistentes realicen una visita a las zonas circundantes con los volcanes de San Salvador y Santa Ana.

Este último volcán, ubicado a 50 kilómetros al oeste de la capital, sufrió una erupción de piedras y cenizas el pasado 1 de octubre, la cual dejó dos muertos, miles de evacuados y millones de dólares en pérdidas. Actualmente, mantiene alta su actividad

Francisco Barahona, coordinador del grupo de investigación de la UES, comentó que el foro se realizó "porque necesitamos conjuntar las respuestas para poder atender mejor las crisis, no solamente de El Salvador sino también en otros países" de la región.

Barahona afirmó que en este país "hay un volcán que está en crisis, pero es normal, es una cadena volcánica y vamos a estar conviviendo con ese fenómeno, no solo de actividad volcánica sino también de terremotos".

Indicó que los países centroamericanos "necesitamos ir ganando experiencia, juntar los esfuerzos institucionales, fortalecer las instituciones, para que podamos entender de mejor manera el fenómeno volcánico de la región".

El experto dijo que en El Salvador "a mediano y largo plazo buscamos impactar en la educación, que la gente conozca que ésta es un área con fenómenos interesantes a nivel vulcanológico y sísmico y hay que aprender a vivir en este entorno".

Por su parte, Juan Carlos Gavilanes, del Centro Universitario de Investigaciones en Ciencias del Ambiente de la Universidad de Colima (México), aseveró que para prevenir catástrofes no solamente se requiere equipo científico de alta tecnología sino una adecuada comunicación con las poblaciones que podrían salir afectadas.

Gavilanes dijo que la característica común de Centroamérica y México, además de los volcanes, es que "somos países pobres" y por lo tanto debe trabajarse en disminuir la vulnerabilidad de sus poblaciones.

Por su parte, el embajador de España, Jorge Hevia Sierra, señaló en su discurso que El Salvador ha avanzado mucho en reducir los efectos negativos de las catástrofes, a través de mecanismos que permiten generar una alerta temprana de estos fenómenos naturales.

También, alentó a los participantes a estrechar lazos entre las comunidades científicas y mostró su disposición -en nombre del Gobierno español- de apoyar nuevos proyectos regionales que permitan salvar vidas en casos de erupción.

El embajador español recordó que la UES; el Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER) de Tenerife (España), la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) y el Gobierno de El Salvador desarrollan desde el 2001 un programa conjunto.

Dicho programa consiste en realizar el monitoreo geoquímico de los cuatro volcanes más importantes de El Salvador.

Por su parte, la rectora de la UES, María Isabel Rodríguez, dijo que "a veces las catástrofes resultan positivas" ya que a su juicio los dos terremotos de 2001 en El Salvador despertaron el interés por combatir la vulnerabilidad de las poblaciones y realizar esfuerzos interdisciplinarios.


Descarga la aplicación

en google play en google play