Escúchenos en línea

Sindicatos costarricenses anuncian 2006 explosivo

None | 28 de Diciembre de 2005 a las 00:00

Marchas, manifestaciones y bloqueos estarían presentes en 2006. Tres grandes temas conforman la punta de lanza con la que se presentarán las organizaciones sociales, por lo que la confrontación política y la agitación social estarán a la orden del día del 2006.

La lucha contra el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Centroamérica, Estados Unidos y República Dominicana, el giro efectivo del presupuesto para el mejoramiento y fortalecimiento de los programas sociales y la exigencia de mejores salarios para los trabajadores, en especial los del sector público, serán los puntos de tensión.

Así lo manifestó Albino Vargas Barrantes, secretario general de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (Anep), quien puntualizó que el instrumento: referéndum de la calle, será empleado en distintas ocasiones, por lo que vaticinó que el próximo año será "explosivo", debido a la agenda de lucha que existe.

El 5 de febrero del 2006, es la fecha en la que el cronograma del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) establece que se llevarán a cabo las elecciones presidenciales y el respectivo cambio de mando en mayo.

Marchas, manifestaciones, bloqueos, tortuguismo, paros y huelga, sería las medidas de presión que tendrían más protagonismo el próximo año.

Vargas Barrantes señaló que el reto máximo de las organizaciones sociales es derrotar el TLC que ya es de conocimiento del Poder Legislativo. Por ello es que, los diversos sectores están realizando reuniones y organizando a las bases para que participen de las acciones y medidas de protesta, entre ellas, una huelga nacional indefinida, la cual paralizará al país.

"El objetivo estratégico con tal finalidad es generar las condiciones para el desarrollo del más claro y contundente referéndum de la calle, que deberá superar a lo que el país vivió con el Combo del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) en el año 2000. Sin duda alguna, en esta lucha, la confrontación político-social será más que crónica y, quizás, hasta dolorosa", afirmó Vargas.

El jueves 17 de noviembre, miles de trabajadores, de todas partes del país, participaron en la marcha del no al TLC, por lo que los organizadores esperan que, en los próximos meses, la participación será multitudinaria.

Por ¢100 mil millones y salarios justos

En lo que respecta al mejoramiento y giro efectivo del presupuesto para los programas sociales, se exigirá al Gobierno el giro de los ¢100 mil millones (200 millones de dólares), tal y como lo ordenaron, recientemente, los magistrados de la Sala Constitucional.

Según comentó Vargas, los trabajadores y los beneficiarios de los programas sociales harían un gran despliegue de acciones en las calles a fin de que se reintegran los recursos, con el objetivo de que se atiendan sus necesidades, muchas de las cuales tienen mucho tiempo a la espera.

"El rescate de los programas sociales institucionales que, hasta ahora, habían estado condenados a desaparecer por la política económica vigente, de corte neoliberal, será otra de nuestras luchas. El histórico fallo de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, obligando al Ministerio de Hacienda al respecto absoluto y sin subterfugios, del Artículo 9 de la ley 6914, le dará al Fondo de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares (Fodesaf) 20% de la recaudación total anual del impuesto sobre las ventas", puntualizó Vargas.

En cuanto a la materia salarial, el dirigente sindical dijo que será cuando se dé el cambio de mando, en mayo, generará expectativas en cuanto a la política salarial que se seguirá en el sector público y privado.

"Las nuevas autoridades demostrarán, sin la demagogia intermedia de la campaña electoral, su verdadero rostro en materia de salarios para la clase trabajadora costarricense. En este sentido auguramos mucha agitación social al respecto", aseveró Vargas.


Descarga la aplicación

en google play en google play