Escúchenos en línea

El gobierno y el FMI siguen estafando con la recaudación fiscal

None | 9 de Enero de 2006 a las 00:00

La semana pasada, el gobierno confirmó con bombos y platillos que es cierto, que hubo una enorme sobrerecaudación fiscal en el 2005. En este artículo, se demuestra como el gobierno sigue mintiendo descaradamente al pueblo nicaragüense con sus cifras oficiales de recaudación.

Por Adolfo Acevedo Vogl, economista y representante de la Coordinadora Civil

De acuerdo a las cifras dadas a conocer a la prensa por la DGA y la DGI, solo la recaudación de ingresos TRIBUTARIOS acumulada en Enero-Diciembre 2005 habría ascendido a C$13,887.6 millones, lo cual se colocaría 418.6 millones por encima de lo presupuestado a través de la modificación presupuestaria de Septiembre 2005, y C$1,582.3 millones por encima del Presupuesto Originalmente aprobado para 2005.

No se sabe si estas cifras incluyen devolución de impuestos o no. No conozco la cifra de ingresos NO-TRIBUTARIOS, pero en estos ingresos la tendencia marcaba una sobre-recaudación cercana a losa C$300 millones. Esto estaría indicando –sin saber todavía si aquí están incluidas devoluciones de impuestos– una "sobre-recaudación", SOLO en los ingresos TRIBUTARIOS, de C$418,6 millones. De ser así, si esta cifra es neta de devoluciones, la "sobre-recaudación" total, incluyendo ingresos TRIBUTARIOS y NO-TRIBUTARIOS, superaría los C$700 millones en comparación .a la cifra proyectada" a través de la modificación presupuestaria de Septiembre de 2005 y se colocaría alrededor de C$1,800 millones por encima de lo originalmente Presupuestado.

Una sobre-recaudación de C$1,800 millones por encima de lo originalmente presupuestado se llevaría la palma como la madre de todas las sobre-recaudaciones" alcanzadas hasta ahora. La de 2004 había sido hasta ahora la mayor de todas, con C$1,400 millones de "sobre-recaudación" sobre lo originalmente presupuestado, pero la de 2005 la habría dejado corta.

Con solo C$400 millones de esta enorme "sobre-recaudación" se podría duplicar todo el presupuesto de compra de medicamentos del MINSA para 2005 o dar mantenimiento a toda la red vial del país. Ni un solo peso de semejante sobre-recaudación se ha destinado a estos propósitos. En su mayor parte absoluta se transfiere al Banco Central.

El Gobierno no tiene potestad alguna para asignar, por si y ante si, estos recursos conforme a sus propias preferencias y prioridades (ya sabemos muy bien cuales son). Debe producirse una discusión nacional democrática sobre la asignación de dichos recursos, o bien si a los mismos se les aplicara la Ley de Régimen Presupuestario, como se establece mas abajo.

Por otra parte, ésta sobre-recaudación tiene otras implicaciones de envergadura.

1. Una sobre-recaudación de C$600-C$700 millones al finalizar el ano en curso, automáticamente, por solo este hecho, fuerza a revisar la proyección de ingresos fiscales del próximo ano en cerca de C$700-C$800 millones.

Esto es simple matemáticas. El Gobierno presupuesto que la recaudación de ingresos para 2006 seria de C$16,381.8 millones, suponiendo una tasa de crecimiento de los ingresos para 2006 de 13.265% con respecto a la de 2005.

Pero la proyección de ingresos para 2006, que se obtiene aplicando a la proyección de ingresos para 2005 esta tasa de crecimiento, se basa, a su vez, de una proyección subvalorada para 2005. En efecto, la proyección de ingresos 2006 se obtuvo multiplicando el monto proyectado (subvaluado) de ingresos para 2005, que se estimo en solo C$14,463.3 millones, por la tasa de crecimiento de los ingresos estimada para 2005, de 13.265%. Esto da los C$16,381.8 millones proyectados para 2006.

Al ponerse de manifiesto 2005 que la recaudación de 2005 será de unos C$15,000 millones (para una sobre-recaudación de C$600 millones), en vez de los C$14,463 millones "proyectados" en Septiembre 2005, automáticamente se deberá hacer una corrección en la proyección para 2006: si se multiplican estos ingresos EFECTIVOS de 2005 por la tasa de crecimiento de los ingresos proyectada para 2006, de 13.265%, resultaría que el monto de ingresos para 2006 alcanzaría un monto de C$17,000 millones, casi C$700 millones por encima de lo actualmente presupuestado para 2006.

O sea, solo por este simple hecho matemático, ya el Presupuesto para 2006, debería registrar un monto ADICIONAL de Ingresos de C$581 millones .

2. La Ley de Régimen Presupuestario establece que la sobrerecaudación de un ano, en su calidad de sobrante de tesorería no asignado a fin especifico al final del ano, debe incorporarse al Presupuesto de Ingresos del próximo ano. Como la Ley debe ser de ineludible cumplimiento, la sobre-recaudación de C$600 millones de ingresos fiscales de 2005, debe incorporarse en el Presupuesto de Ingresos 2006.

Mire usted, cuan inmensamente PRACTICAS son las implicaciones de una sobre-recaudación de C$600 millones a finales de un ano, sobre los Ingresos del próximo ano. La sobre-recaudación de C$600 millones deberá implicar que el Presupuesto de Ingresos de 2006, SE AMPLÍE AUTOMÁTICAMENTE EN C$1,300 MILLONES: C$700 millones por concepto de "corrección automática" de la proyección para 2006, y C$600 millones como resultado del traslado de la sobre-recaudación de 2005 al Presupuesto 2006 en cumplimiento de la Ley (QUE ES DE INELUDIBLE CUMPLIMIENTO).

3. Había que corregir de inmediato TODA la proyección de Ingresos Fiscales hasta 2008 del famoso Marco Presupuestario de Mediano Plazo. En efecto, dicha "proyección" de Ingresos Fiscales del Marco Presupuestario de Mediano Plazo asume que en 2005 dichos ingresos se elevaran al 16.3% del PIB, y que en 2008 alcanzaran el 16.6% del PIB. Pero al alcanzar la recaudación de Ingresos Fiscales en 2005 un monto de C$15,000 millones, habrá alcanzado un 16.9% del PIB, en vez de los 16.3% del PIB "proyectados".

Esto pondría claramente de manifiesto que las proyecciones de ingresos hasta 2008 del Marco Presupuestario de Mediano Plazo son totalmente infundadas, porque suponen que hasta en 2008 se estaría alcanzando apenas una carga fiscal del 16.6% del PIB, la cual de hecho se superaría con creces en 2005, cuando alcanzaría cerca del 16.9%.

Es decir, el solo hecho de que la proyección de ingresos fiscales para 2005 se demuestre subvaluada, como en efecto lo está, establece la necesidad ineludible, no solo de corregir automáticamente la cifra de ingresos fiscales presupuestada para 2006, sino toda la proyección de ingresos fiscales hasta el año 2008, en que se sustenta el denominado Marco Presupuestario de Mediano Plazo.

Artega confirma sobrerecaudación en 2005 En el 2005 la recaudación del impuesto sobre la renta creció en un 21,6 por ciento, el impuesto al valor agregado en 15,2 por ciento y en el impuesto selectivo de consumo en 10,5 por ciento. La Dirección General de Ingresos (DGI) recaudó el año pasado 8 mil 775 millones de córdobas lo que equivale al 17,8 por ciento de crecimiento con respecto a 2004, informó hoy, martes, una fuente oficial.

El Director General de Ingresos (DGI), Róger Arteaga, en conferencia de prensa dijo que tras comparar las cifras de 2004 la recaudación del impuesto sobre le renta en el 2005 creció en un 21,6 por ciento, el impuesto al valor agregado en 15,2 por ciento y en el impuesto selectivo de consumo en 10,5 por ciento. En un informe preliminar dado el pasado día 30, Arteaga dijo que en las recaudaciones del 2005 se calculaban en 509,2 millones de dólares

El funcionario atribuyó los logros alcanzados en el 2005 a la ejecución de un plan estratégico que se inició el año pasado y continuará hasta el 2008, para modernizar la administración tributaria de Nicaragua. Dijo que también se implantó un nuevo proceso de recaudación de la fila única en administraciones de rentas de Managua, occidente, sur y sureste de Nicaragua para pequeños contribuyentes. Este proceso permite al contribuyente en un único punto de atención realizar trámites de registro y recaudación para la presentación de declaraciones y pagos de los impuestos.

Arteaga enfatizó que en el marco de la administración tributaria se iniciaron acciones para la declaración electrónica y pago de impuestos a través de los bancos Anotó que la meta que se ha propuesto la DGI para el 2006 es lograr una recaudación de 9.794 millones de córdobas (571,4 millones de dólares). Enfatizó que para alcanzar esta meta será decisivo que la Asamblea Nacional de Nicaragua apruebe una serie de reformas al Código Tributario aprobado el año pasado.

Arteaga dijo que los diputados al aprobar el Código le quitaron a la DGI una serie de facultades, que si no se las restituye será difícil lograr el crecimiento en las recaudaciones que se han propuesto para 2006.


Descarga la aplicación

en google play en google play