Escúchenos en línea

¿Quién le cree a las fantasías de Bolaños?

None | 19 de Enero de 2006 a las 00:00

"Creo que hay una diferencia entre las estadísticas que presenta el gobierno y la vivencia real de la gente porque en el trabajo que venimos realizando en los últimos seis años en los municipios no hay indicios de que se haya reducido la pobreza", coincidió la representante del Centro de Información y Asesoría en Salud (CISAS), Ana Quirós.

El mandatario asegura que durante 2005 la economía creció 4%; las reservas internacionales 90%; las exportaciones 83%; los depósitos bancarios 44% y que se ofrecieron 75.000 nuevos empleos, entre otros logros.

Los avances económicos destacados por el gobierno, sin embargo, "no han impactado en la población", porque la pobreza sigue siendo sumamente alta (70% según organismos independientes) y el desempleo y subempleo (54%) también, apuntó Quirós.

"El aumento en las exportaciones sólo beneficia a un grupo reducido de empresarios que Bolaños se empeñó en fortalecer, entre ellos banqueros asociados a grandes productores", dijo por su parte Amador.

La población enfrenta serios problemas para pagar los gastos de salud y educación, lo cual se reflejó en una disminución de las matrículas escolares, que se realizaron la semana pasada de cara al inicio del año escolar.

Una de las regiones más afectadas por la hambruna y la pobreza es el Caribe norte de Nicaragua, donde el 80% de los 52.000 indios miskitos que viven a orillas del río Coco, en la frontera con Honduras, vive en la extrema pobreza, advirtió el presidente del Consejo Regional Autónomo, Juan González. Estas comunidades fueron afectadas el año pasado por inundaciones y una plaga de ratas que devastó casi todos los cultivos de autoconsumo.

Una encuesta oficial sobre el nivel de vida divulgado el año pasado señala que siete de cada 10 nicaragüenses que están trabajando no logran comprar toda la canasta básica de 53 productos, debido a sus bajos ingresos.

Según la Red de Defensa del Consumidor, las tarifas de electricidad subieron 400% en los últimos cuatro años y 100% las del servicio telefónico. "Aquí hay ancianos que sólo reciben los 300 córdobas que le dan de jubilación al mes (menos de 20 dólares al mes) para pagar el agua y la luz", cuestionó Amador.

Bolaños asegura en informe anual que gana batalla contra pobreza

El presidente Enrique Bolaños, aseguró este miércoles, en su informe anual ante la Asamblea Nacional, que el país ha experimentado un importante crecimiento económico y que la pobreza va cediendo en el país dando lugar al surgimiento de una "pujante clase media".

"¿Que nos falta mucho por hacer? No hay duda, falta mucho, pero ya la pobreza va en retroceso y la batalla está siendo gradualmente ganada", dijo el mandatario al brindar ante los diputados el informe de su gestión durante el año 2005. Datos oficiales y de organismos internacionales reflejan que un 70% de los 5,2 millones de habitantes de Nicaragua viven bajo la línea de la pobreza.

"Ahora hay más inversión, más empleo y se siente una mejoría en el bienestar de más y más nicaragüenses", señaló Bolaños, quien no dio cifras sobre estos aspectos. Sin embargo, el gobernante mencionó indicadores como que durante el año 2005 se vendieron 18.200 nuevos carros de precio módico. "Quiere decir que se vendió 350 carros por semana, y esto demuestra que ya se está consolidando una creciente clase media. Ya muchos han subido a peldaños más altos en la escalera del progreso", sostuvo.

Las mejores condiciones de la población están sustentadas -según Bolaños- en el desempeño de la economía, la que bajo su administración ha dejado "el inmovilismo" que presentaba en enero del 2002 cuando llegó al poder.

Las exportaciones totales que entonces sumaban 600 millones de dólares, el año pasado alcanzaron la cifra récord de 1.100 millones de dólares, incluido el valor agregado aportado por las empresas maquiladoras que se han instalado en el país, señaló.

Este crecimiento exportable -dijo Bolaños- fue favorecido por un incremento en la producción agropecuaria, destacándose los cultivos de maíz y frijol. La producción de maíz creció 40% el año pasado, llegando a casi 13 millones de quintales (46 kilos), que es un récord histórico. "La producción de frijol ya llega a más de 4 millones de quintales, lo que nos permitió el año pasado exportar alrededor de 450 millones de córdobasmillones de dólares)", agregó.

El dinamismo económico también ha incidido en la duplicación de las recaudaciones tributarias, lo que ha permitido incrementar las transferencias del gobierno central a las alcaldías, para la ejecución de proyectos sociales en sus localidades, mencionó el mandatario.

En el campo social se han efectuado inversiones en infraestructura de escuelas y mejoría del equipamiento de hospitales y se ha ampliado la cobertura de servicios de salud del seguro social a los empleados cotizantes. Además de 200.000 niños en edades de seis a 13 años son atendidos por programas sociales relativos a salud, educación, alimentación, principalmente en zonas rurales del país. En los cuatro años del gobierno de Bolaños se han destinado 1.966 millones de dólares para inversión pública en proyectos de infraestructura y productivos, apuntó.

El mandatario declaró su confianza en que renovará un acuerdo económico con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para heredar recursos financieros al gobierno que salga electo en noviembre próximo, a fin de que continúe la senda del desarrollo en el país, algo que efectivamente ocurrió horas más tarde, el mismo miércoles.

Nicaragua: lejos del pueblo y cerca del FMI

Por Néstor Marín, de la agencia cubana de noticias, Prensa Latina

Durante dos días consecutivos, el gobierno del presidente Enrique Bolaños abrumó a los nicaragüenses con cifras que según el Ejecutivo denotan el avance económico del país y trazan un futuro aún mejor. Primero fue el propio mandatario, quien durante la presentación de su informe a la nación en la Asamblea Nacional intercaló entre dato y dato el tópico de sus cuatro años de gobierno: "Nicaragua avanza".

Al día siguiente tocó el turno a su ministro de Hacienda, Mario Arana, quien en su primera conferencia del año pintó un 2005 de bonanza y prometió un 2006 aún más luminoso. "El crecimiento de las exportaciones, las inversiones, el empleo y la producción hicieron que Nicaragua se destacara en la región centroamericana como el país más dinámico (en 2005). Este dinamismo se espera continúe en el año 2006", aseveró Arana.

El Edén económico dibujado por ambos depende, por supuesto, y tanto Bolaños como Arana se encargaron de advertirlo sin el menor pudor, de cuán obediente se comporte Nicaragua ante los designios del Fondo Monetario Internacional (FMI).

La entrega de la llamada Cuenta del Milenio (175 millones de dólares) y de otros 220 millones recientemente aprobados por el organismo financiero con sede en Washington, dependen del "encarrilamiento" del país, señalaron.

Arana incluso adelantó que el FMI está desde ahora preocupado, entre otras cosas, por el costo de las elecciones generales previstas para noviembre próximo y por el seis por ciento del Presupuesto que por ley se entrega a las universidades.

El Fondo, como le llaman los nicaragüenses, también desaconseja cualquier aumento salarial que esté por encima del nueve por ciento, en momentos en que los médicos y los trabajadores de los hospitales públicos exigen un 70 y un 15 por cientos, respectivamente. Incluso el nuevo curso escolar se encuentra amenazado por un paro escalonado, porque el gobierno se niega a honrar el compromiso de aumentarles el sueldo a los maestros.

"Hemos señalado que no tenemos boletos para ir a Washington a reclamar, y por lo tanto son las autoridades nacionales las que nos tienen que dar respuesta", aseguró a Prensa Latina el representante del magisterio, José Antonio Zepeda.

El "encarrilamiento" del país pasa además por la aprobación de una controvertida reforma al Código Tributario, el recorte de las asignaciones a los municipios y el pago de la deuda pública, que sólo en 2006 representará una erogación de cuatro mil millones de córdobas (unos 235 millones de dólares).

En círculos políticos y económicos se comenta que el discurso triunfalista del gobierno en el último año de su mandato está plagado de medias verdades y mentiras completas. Sí, ha habido crecimiento económico, pero "Don Enrique Bolaños falta a la verdad cuando plantea que hay crecimiento económico y no plantea que hay una concentración de ese crecimiento económico", afirmó el diputado sandinista Wálmaro Gutiérrez. El legislador, que integra la Comisión Económica del Parlamento, asegura que la riqueza pregonada por el mandatario está acumulada en manos de unos pocos.

De acuerdo con estadísticas independientes, el 70 por ciento de los cinco millones y medio de habitantes del país vive en condiciones de pobreza, mientras que más de la mitad de la población en edad laboral está desempleada o subempleada.

Ante este otro panorama no tan halagüeño como el presentado por el gobierno, muchos nicaragüenses se preguntan: Nicaragua avanza, ¿pero hacia dónde?.

Bolaños insiste en Referéndum y causa iracunda reacción de FSLN

El presidente Enrique Bolaños anunció este miércoles que enviará al parlamento una iniciativa para someter a referéndum la vigencia de las reformas constitucionales, junto a las elecciones generales del próximo noviembre. El mandatario enfatizó que es necesaria la observación electoral y que el pueblo exprese su opinión sobre la vigencia de las reformas constitucionales.

Bolaños leyó ante el plenario de la Asamblea Nacional su informe anual de gobierno, un evento que debió realizarse el pasado diez de enero, pero que se pospuso debido a la crisis sin precedentes que vivió el parlamento en los últimos días, superada el martes con la elección por unanimidad de la nueva Junta Directiva. Sin embargo, a la sesión de este miércoles solo asistieron diez de los 40 diputados del Partido Liberal Constitucionalista, en un evidente desplante al mandatario, a quien consideran un "traidor" porque enjuició y encarceló a su líder Arnoldo Alemán, por corrupción y lavado de dinero.

Bolaños sorprendió al insistir en llevar las reformas constitucionales a un referéndum, pese a que estas enmiendas se encuentran congeladas, desde que en pasado octubre, el pleno de diputados aprobó la Ley Marco, que suspendió tales reformas hasta enero de 2007. Aparentemente, intenta satisfacer a sus críticos, quienes le acusaron de egoísta porque solo se interesó en resolver el problema durante su período, pero lo heredó al siguiente gobierno.

Bolaños anunció que enviará la iniciativa al Parlamento para que el referendo se realice junto a las elecciones generales del próximo 5 de noviembre. "La vigencia de las reformas parciales a la Constitución es un asunto que debe ser tratado al máximo nivel de la nación. Debe ser llevado directamente ante el pueblo para que sea la voluntad popular la que decida qué es lo correcto", señaló el gobernante al presentar su informe anual ante el Congreso.

El mandatario argumentó que el tema de la reformas constitucionales "debe ser llevado directamente ante el pueblo para que el pueblo exprese su acuerdo o desacuerdo, si quiere o no su entrada en vigencia".

La aprobación de las enmiendas a la Constitución, en enero de 2005, desató en el transcurso del año una crisis política e institucional que fue superada en octubre con la postergación de su puesta en vigencia para enero de 2007, cuando asuman las autoridades que sean electas en noviembre.

Bolaños, que se opuso a aplicar los cambios constitucionales porque según él reducían sus potestades para gobernar, demandó a los diputados aprobar el referendo para "darle la oportunidad al pueblo de decidir por sí mismo sobre ese asunto".

Según Bolaños, otro desafío es la aprobación de las leyes económicas de cara a la entrada en vigencia del TLC. El presidente se ocupó de realzar sus supuestos "logros" en la exportación, reducción de deuda y empleo, pero sorprendió al insistir en el referéndum. De cara a los comicios de noviembre próximo, Bolaños planteó la necesidad de que haya una observación nacional e internacional que acompañe todo el proceso electoral desde sus inicios.

Bolaños ofreció a los legisladores toda su voluntad "y firmeza para consolidar una relación armoniosa entre el parlamento y el gobierno" tal como se logró a finales de 2005, tras superar la crisis política que los mantuvo enfrentados.

El gobernante también demandó a los legisladores aprobar con prontitud una serie de leyes que exige el Fondo Monetario Internacional (FMI) para reanudar un acuerdo económico para 2006. Entre las leyes pendientes de aprobación en el parlamento está una reforma al código Tributario y de Estabilidad Energética, así como otras vinculadas al Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, relativas a la propiedad intelectual, de comercio exterior, de garantía recíproca y delitos ambientales.

Asimismo Bolaños demandó la discusión de una reforma de la carrera judicial, enviada por su gobierno en 2003 al Congreso y que promueve una mayor independencia del Poder Judicial respecto a los otros poderes del Estado y los partidos políticos. El mandatario ofreció trabajar de forma conjunta con el parlamento y el poder judicial para "superar las debilidades del sistema de justicia en el país, a fin de consolidar el sistema democrático, de derechos humanos y apuntalar el desarrollo socio-económico".

Según el presidente, Nicaragua es la líder de la dinámica exportadora, y un país en el que los empleos han registrado un considerable aumento, especialmente por la instalación de más de cinco nuevas empresas de Zona Franca., y que la deuda externa, en su gestión se ha reducido a más de un 80 por ciento.

Propuesta de Bolaños rompe con acuerdo de estabilidad y gobernabilidad, dicen diputados

Las bancadas del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y del Frente Sandinista (FSLN) en la Asamblea Nacional coincidieron este miércoles en que el Ejecutivo pretende echar por tierra la Ley Marco aprobada en diciembre pasado, y advirtieron que podría romperse el acuerdo de gobernabilidad que el presidente Enrique Bolaños firmó ante la Organización de Estados Americanos (OEA), el Cardenal Miguel Obando y los partidos políticos.

Ante el anuncio del presidente, el diputado sandinista Edwin Castro dijo que "o el presidente Enrique Bolaños tiene Alhzaimer o no tiene palabra"... "Esa propuesta del presidente Bolaños viene a romper el acuerdo de gobernabilidad, y nosotros no sabemos si ese es el camino que quiere el Presidente de la República", dijo el coordinador de la bancada sandinista Edwin Castro.

Por su parte, el segundo secretario de la junta directiva, el liberal constitucionalista Eduardo Mena, dijo que su partido planteó el referéndum para consultar las reformas constitucionales. "En aras de la gobernabilidad y la estabilidad del país nos adherimos a la ley marco, pero también fuimos claros en señalarla como inadecuada, ilegal e incorrecta, porque no existe manera alguna de postergar una ley a como se postergaron las reformas con la Ley Marco", afirmó.

Bolaños deberá recurrir a las bancadas parlamentarias para introducir la iniciativa del referéndum, porque la ley sólo le da facultad para convocar a un plebiscito que, según los entendidos, no cabe en esta ocasión.

Diputados no creyeron en el informe

Poca credibilidad suscitó entre los diputados el informe anual presentado por el presidente Enrique Bolaños ante la Asamblea Nacional, porque consideran que se aleja de la cruda realidad que está viviendo la mayoría pobre del pueblo nicaragüense.

"Parece que está hablando de otro país. Es cierto que hubo sobre recaudación fiscal e incrementos en muchos puntos de la macroeconomía, pero lo que el presidente no dijo es que todos esos recursos y los beneficios siguen siendo acaparados por un pequeño grupo de funcionarios y empresarios", dijo el diputado sandinista Walmaro Gutiérrez.

Los legisladores dieron poca importancia a la sesión solemne realizada este miércoles y el plenario lució vacío en los escaños de las bancadas mayoritarias. Lo que si estuvo lleno fue la barra gubernamental que desde el estrado de las visitas interrumpieron constantemente el discurso del Presidente Bolaños, con sonados aplausos dirigidos por el vocero Lindolfo Monjarrez y el asesor político Pedro Solórzano.

"Yo no estoy obligado a creerle a un discurso que diga que la economía del país ha mejorado, cuando veo que la economía familiar no ha mejorado", dijo rápidamente el directivo parlamentario Eduardo Mena.

"El presidente se contradice cuando habla de grandes logros económicos, mientras los trabajadores siguen devengando mejoras en sus escuálidos salarios, y cuando cada día hay más niños pidiendo en los semáforos del país", agregó el coordinador de la bancada sandinista Edwin Castro.

Entre otras cosas, Bolaños resaltó el florecimiento de las empresas de zonas francas y sus millonarias exportaciones, y dijo que la nueva imagen de Nicaragua ya es de paz, tranquilidad y oportunidades de negocios e inversiones, así como de atractivo turístico.


Descarga la aplicación

en google play en google play