Escúchenos en línea

Iglesias mediarán en diálogo entre pandillas y gobierno en Honduras

None | 10 de Febrero de 2006 a las 00:00

Tegucigalpa – Las iglesias mediarán en un diálogo que está por abrirse en Honduras entre el gobierno y las pandillas juveniles, conocidas como "maras", que han prometido poner fin a los actos de violencia y la delincuencia.

"La Confraternidad Evangélica ha nombrado a uno de sus miembros para que participe con la Iglesia Católica, las instituciones más serias del país, a ayudar en este diálogo", manifestó el reverendo Mario Fumero, reconocido líder de la Iglesia Evangélica en Honduras.

"Se va a crear un gran centro de recuperación para 400 jóvenes y luego tendremos en gran diálogo entre el gobierno y las dos maras", afirmó por su parte a la prensa el obispo auxiliar de la norteña ciudad de San Pedro Sula, Rómulo Emiliano.

El presidente hondureño Manuel Zelaya confirmó la noche del jueves que las iglesias ayudarán como interlocutores en el diálogo. "Estamos buscando a la Iglesia Católica como el interlocutor, también con las otras iglesias", afirmó el mandatario. "Sería inhumano negarle a una persona que quiere rehabilitarse, que quiere dejar la calle y la delincuencia para buscar el bien, decirle que no", subrayó.

Por su parte, el ministro de Seguridad, Álvaro Romero, anunció que las autoridades "ya hemos establecido relación con instituciones que se dedican a este servicio social, específicamente a las iglesias para que se puedan empezar esas pláticas".

Miembros de las violentas pandillas Mara Salvatrucha (MS) y Mara 18 (M-18), recluidos en la Penitenciaría Nacional (PN), a 30 km al norte de la capital, anunciaron la semana anterior que habían iniciado contactos para comenzar un diálogo con el gobierno recién instalado y que estaban pidiendo perdón a la sociedad.

Un total de 266 jóvenes de la MS están encerrados en un pequeño edificio sin poder moverse libremente por el resto de la prisión adonde hay unos 3.500 presos, incluyendo otros 167 de la M-18 instalados en un módulo afuera del recinto de la PN, conocido como 'La Maquila', pero en todo el país habrían unos 2.000 encarcelados.

Los jóvenes admitieron que en el nuevo gobierno de Zelaya, que se instaló el 27 de enero, han visto una actitud diferente a la administración anterior de Ricardo Maduro, que sólo aplicó mano dura contra los miembros de las MS y la 18 que se distinguen por andar tatuajes.

"Se quiere abrir espacio para estos jóvenes, la ley no les da espacios sólo los acorrala", advirtió Fumero, quien mantiene un centro en las afueras de Tegucigalpa, el Proyecto Victoria, donde se encarga de rehabilitar jóvenes integrantes de pandillas.

Las autoridades policiales estiman que en Honduras hay de 32.000 a 34.000 cadáveres miembros de pandillas y unos 70.000 simpatizantes y Fumero considera que hay unos 70.000, incluyendo 30.000 integrantes, 20.000 reclutas (nuevos) y el resto simpatizantes.

Fumero advirtió que debe haber una solución integral al problema, incluyendo un arreglo entre las dos pandillas para que no sigan matándose entre sí por disputas de territorio. Actualmente "a los que se rehabilitan los matan, la mara contraria, grupos organizados (escuadrones de la muerte) o los mismos compañeros", lamentó el religioso.


Descarga la aplicación

en google play en google play