Escúchenos en línea

FMI admite fracaso en Guatemala y sugiere resolverlo con más impuestos

None | 1 de Marzo de 2006 a las 00:00

Guatemala – El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo de Rato, reconoció hoy que los altos índices de pobreza en Guatemala tienen graves implicaciones sociales y limitan el crecimiento económico.

Al finalizar una breve visita al país, de Rato abogó por el incremento del gasto social y la inversión estatal en infraestructura, contrario a las políticas impuestas por el FMI a naciones latinoamericanas en los últimos años.

Tanto el Fondo como el Banco Mundial impulsaron reformas neoliberales que implicaban la separación del Estado de la dirección de la economía y la reducción de programas del gasto social para favorecer la privatización de los servicios públicos. Esta fue precisamente la propuesta que de Rato hizo en Honduras horas antes como mecanismo para disminuir la deuda externa, pese a las experiencias negativas en otros países de la región que siguieron dichas políticas.

Sin embargo, en la capital guatemalteca el funcionario se mostró favorable a una reforma tributaria para que el Estado capte más fondos y mejore su gasto social. El énfasis de esta reforma, sin embargo, está en mejorar la recaudación y combatir la evasión fiscal, pero no en una equidad de los impuestos de tal manera que paguen más quienes más ganen, como lo demandan los sectores populares.

Pese a reconocer las graves consecuencias de la pobreza en la que vive la mayor parte de la sociedad guatemalteca, el gerente del FMI indicó que el país ha tenido avances en cuestiones macroeconómicas. Mencionó en ese sentido la disminución de la inflación y el bajo impacto de la crisis petrolera mundial en la economía nacional.

Expertos señalan, no obstante, que estos avances no reflejaron una mejoría en la calidad de vida de la población, la cual ha visto retroceder sus ingresos ante un aumento generalizado de los precios de la canasta básica.

Aunque de Rato minimizó los daños del paso de la tormenta Stan, la realidad es que la pérdida de importantes cosechas y de miles de puestos de trabajo golpearán a la población en el primer semestre de este año, según indican varios estudios.

Al terminar su visita a Guatemala, el director del Fondo Monetario Internacional señaló que la violencia crea incertidumbre en potenciales inversionistas, por lo que reclamó más seguridad a las autoridades.

"Creo que es una buena oportunidad para adoptar bases sólidas, pero que sea una amplia estable reforma fiscal (...). Pienso que es una necesidad que debe abordarse cuanto antes, la reforma que se plantee tiene que ser sólida y ambiciosa", dijo Rato en rueda de prensa al concluir una visita de un día. Sin embargo, aclaró que la reforma debe definirse en consenso con los empresarios y organizaciones de la sociedad civil pues tendrá que salir la agenda para definir el rumbo de las políticas económicas.

"Yo apoyo la prioridad que este gobierno le ha asignado a reducir la evasión tributaria, incrementar la transparencia fiscal, elevar los ingresos tributarios del Producto Interno Bruto (PIB) y aumentar el gasto social", detalló.

Rato aseguró que Guatemala tiene la menor carga tributaria de toda Latinoamérica y por ello es necesaria la reforma. "Tiene que ser una reforma ambiciosa, porque una reforma de mínimos no serviría de nada", dijo de Rato durante una conferencia de prensa. Guatemala es el país con la carga tributaria más baja de Latinoamérica. "América Latina tiene un problema de carga tributaria, dentro de eso Centroamérica tiene un problema de carga tributaria y Guatemala tiene un grave problema de carga tributaria, por lo que el camino por recorrer aún es largo", dijo a periodistas Rato.

Guatemala tiene una carga tributaria que ronda el 10% respecto del producto interno bruto pese a que se comprometió en los acuerdos de paz firmados en 1996 a elevarla cuatro puntos para situarla en 12%. Esos acuerdos, que pusieron fin a 36 años de guerra civil, buscaban disminuir con las inequidades sociales que dieron origen al conflicto.

Uno de los mecanismos que contemplaban para corregir la injusta distribución del ingreso en el país era elevar la carga fiscal para dotar al estado de más recursos para programas sociales. Rato no dijo cuál será el porcentaje de impuestos apropiado para alcanzar los objetivos de Guatemala.

"La agenda incluye, principalmente la implementación de una reforma tributaria que permita un aumento de los gastos destinados específicamente a proyectos claves del área social y de reducción de la pobreza", insistió.

Aseguró que es preciso "institucionalizar la disciplina fiscal, continuar fortaleciendo el sistema bancario, mejorar la gobernabilidad y las instituciones públicas, mejorar el clima de los negocios, reducir los niveles de criminalidad, así como proveer una base sólida para lograr un crecimiento económico más dinámico".

El director gerente del FMI además se congratuló por las reformas financieras y bancarias que ha impulsado Guatemala desde 1996 y vaticinó un crecimiento económico del 5%, superior al 3,2% del 2005, aunque las autoridades monetarias de este país consideran que será de 4,4%.

"Las perspectivas de corto plazo son positivas, con un fortalecimiento del crecimiento económico, incremento de las exportaciones, reducción de la inflación, así como incremento en las reservas internacionales que han llegado a un nivel récord (más de 4.000 millones de dólares), puntualizó.

Rato se reunió con el presidente del país Oscar Berger, el vicepresidente guatemalteco, Eduardo Stein, el presidente del Banco Central, Lizardo Sosa, la ministra de Finanzas, Antonieta de Bonilla, miembros del Congreso y representantes de la sociedad civil y del sector privado.

A principios de mes, el representante del Alto Comisionado de Naciones Unidas para Derechos Humanos, Anders Kompass, dijo que habría que elevar la carga hasta alcanzar un 16% respecto del PIB.

La ministra de Finanzas, María Antonieta de Bonilla, coincidió en la necesidad de elevar los impuestos. Pero "no lo vemos como que vamos a salir apresuradamente a pedir una reforma fiscal, podría mandar un mensaje equivocado", dijo.


Descarga la aplicación

en google play en google play