Escúchenos en línea

Tribunal Electoral tico proclama a Arias presidente electo

None | 7 de Marzo de 2006 a las 00:00

San José - El candidato presidencial del Partido Liberación Nacional (PLN), el multimillonario Oscar Arias, fue proclamado oficialmente este martes como presidente electo de Costa Rica, 30 días después de las elecciones del pasado domingo 5 de febrero.

"A partir de este momento, se declara constitucionalmente electo como presidente de Costa Rica a Oscar Arias Sánchez", dijo el presidente del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), Oscar Fonseca, durante una rueda de prensa.

Según Fonseca, Arias obtuvo un 40,80% de los votos en las elecciones presidenciales, contra 39,92 de su contendiente Ottón Solís, a quien le fueron rechazados varios cientos de impugnaciones de mesas y recursos de nulidad.

Arias debe asumir la presidencia el próximo 8 de mayo, en sustitución del presidente saliente Abel Pacheco. El multimillonario Oscar Arias, también premio Nóbel de la paz 1987, debió esperar un mes para conocer la proclamación, tras los comicios más cerrados de la historia reciente de esta nación de 4 millones de habitantes.

El TSE otorgó a Arias un total de 664.551 votos contra 646.382 de Ottón Solís, para una diferencia de tan solo 18.169 votos.

Arias tendrá que gobernar a un país polarizado sobre temas tales como el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, aún pendiente de ratificación por el Congreso.

Además de la polarización del electorado en torno a las figuras de Arias y Solís, quien fue su ministro de Planificación durante su anterior mandato (1986-1990), un 35% de los costarricenses se abstuvieron de acudir a las urnas, el más alto porcentaje de los últimos 40 años.

Arias ha prometido gobernar con una permanente actitud de diálogo para buscar acuerdos con sus opositores políticos, y grupos sociales y sindicales.

Arias ganó por estrecho margen, pese a que cuando se proclamó candidato hace un año confiaba en tener amplia mayoría. Muchos identifican a Arias como un político "neoliberal" y lo acusan de estar al servicio de los grandes capitales del país y de las transnacionales.

En tanto sus colaboradores señalan a Arias como "un socialdemócrata moderno", que pretende "poner a caminar de nuevo a Costa Rica y sentar las bases para convertirla en un plazo de 20 años en el primer país desarrollado de América Latina", señalan.

Sus detractores lo acusan de prepotente, soberbio y autosuficiente. Pero sus seguidores destacan su sólida formación de abogado y doctor en ciencias políticas, graduado en Gran Bretaña.

Arias obtuvo escaso apoyo entre la población joven, y su mayor respaldo se concentró en las provincias más pobres y olvidadas, mientras que en las ciudades, tradicional bastión de su Partido Liberación Nacional (PLN), Ottón Solís fue el más votado.


Descarga la aplicación

en google play en google play