Escúchenos en línea

Bush anuncia donaciones para C. A. y destaca beneficios del TLC

None | 4 de Noviembre de 2005 a las 00:00

El presidente estadounidense George W. Bush aseguró este viernes a sus homólogos de cinco países de Centroamérica y República Dominicana que a partir de 2006 obtendrán importantes beneficios del Tratado de Libre Comercio, a quienes les prometió una campaña de donaciones para los damnificados de los huracanes y escuchó sus reclamos en materia migratoria.

Bush anunció que tres dirigentes de importantes empresas privadas norteamericanas aceptaron lanzar una campaña de donaciones para ayudar a reparar los daños de la severa temporada de huracanes.

El encuentro, de menos de una hora, tuvo lugar en el hotel Sheraton, frente al puerto, donde se aloja el mandatario estadounidense en Mar del Plata, 400 km al sur de Buenos Aires, sede hasta el sábado de la IV Cumbre de las Américas.

Asistieron los presidentes Oscar Berger de Guatemala, Elías Saca de El Salvador, Enrique Bolaños por Nicaragua, Abel Pacheco de Costa Rica, Leonel Fernández, por República Dominicana y el vicepresidente hondureño Alberto Díaz, en representación del ausente presidente Ricardo Maduro.

"Hablamos de lo contentos que estamos de haber salido adelante con el tratado de libre comercio, al menos en el Congreso de Estados Unidos y en la mayoría de los países", explicó Bush a un grupo de reporteros. Participó además la secretaria de Estado norteamericana Condoleezza Rice, que se sentó al lado de Bush durante la reunión.

El Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica, República Dominicana y Estados Unidos ya ha sido ratificado por los Congresos de los países miembros, con excepción de Costa Rica.

El Congreso de Estados Unidos lo ratificó en julio pasado. "Se trataba de la primera reunión desde la ratificación" comentó a la prensa Tom Shannon, jefe de la diplomacia norteamericana para América latina.

El alto responsable precisó que el objetivo es implementar el Tratado Comercial a partir de enero de 2006 y "asegurarse de que los países de América Central se encuentren bien situados para sacar el mejor provecho posible".

El TLC hace permanentes y amplía los beneficios arancelarios que los países latinoamericanos ya reciben unilateralmente de Estados Unidos.

Costa Rica, Honduras, Guatemala, El Salvador, Nicaragua y República Dominicana representan el segundo mercado para las exportaciones estadounidenses a América latina, que equivalen a unos 15.000 millones de dólares. El comercio bilateral asciende a unos 32.000 millones de dólares al año.

Los problemas migratorios fueron el otro plato fuerte de la reunión. Los presidentes centroamericanos habían adelantado que plantearían a Bush la necesidad de poner fin a la deportación masiva de indocumentados.

"Los presidentes pusieron sus reclamos sobre la mesa y los escuchamos", indicó Shannon. Según Saca, la petición incluía conceder el estatuto de protección temporal (TPS) a los emigrantes de Guatemala y ampliar los beneficios de que gozan los salvadoreños.

"Fue una reunión muy productiva. Los países de Centroamérica y República Dominicana, presentamos una petición para que Estados Unidos conceda el TPS para los guatemaltecos y se amplíe el que actualmente protege a los emigrantes salvadoreños" señaló Saca en una conferencia de prensa.

El TPS es un permiso especial que otorga Estados Unidos a los indocumentados de los países que sufren tragedias naturales o conflictos armados y con el cual se suspenden las deportaciones.

Según registros oficiales, las autoridades migratorias estadounidenses han deportado un promedio de 200 guatemaltecos indocumentados por semana, lo que representa unas 8.000 personas en lo que va del año.

En Estados Unidos hay además un fuerte incremento de las deportaciones de salvadoreños residentes en Estados Unidos, que de enero a octubre sumaban 4.673. Una parte importante de los deportados (1.189) tiene antecedentes penales que van desde el tráfico de drogas hasta el asesinato.

Este año fueron deportados de Estados Unidos 14.905 hondureños, los que se suman a 61.389 que son devueltos desde Guatemala y México que iban en tránsito, en busca del "sueño americano", según el gobierno hondureño.

En Estados Unidos viven 4,5 millones de centroamericanos (2,3 millones de salvadoreños, 1,2 millones de guatemaltecos y 1 millón de hondureños), que en conjunto envían unos 6.500 millones de dólares en remesas familiares a sus países, según proyecciones oficiales.

Respecto a los esfuerzos de América Central para superar los estragos causados este año por una temporada de huracanes particularmente Bush anunció en un comunicado que "tres distinguidos líderes del sector privado aceptaron lanzar una campaña nacional para alentar las donaciones privadas (norteamericanas) para ayudar y para la reconstrucción".

Se trata de Steve Reinemund, presidente de la Pepsi, Bon Lane, de la compañía Deere, y María Lagomasino, ex presidente del banco JPMorgan.


Descarga la aplicación

en google play en google play