Escúchenos en línea

México y Centroamérica hacia la integración energética

None | 1 de Diciembre de 2005 a las 00:00

Los presidentes y ministros de gobierno de Centroamérica, Panamá, México, Belice y República Dominicana discutirán el viernes en Nicaragua la factibilidad de un proyecto de integración energética que permita reducir a mediano plazo la factura petrolera en la región.

"Vamos a escuchar la propuesta que traen para la elaboración de una política regional de energía, y a la vez la propuesta que trae México para apoyar a los países centroamericanos en esa política", afirmó el canciller Norman Caldera.

La reunión se realizará en la ciudad de León, en el marco de la XXVII Cumbre que los Jefes de Estado del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) sostendrán sobre temas de comercio y cooperación. A la cita asistirán los mandatarios de Nicaragua, Enrique Bolaños; Guatemala, Oscar Berger; Honduras, Ricardo Maduro; Panamá, Martín Torrijos y representantes de los gobiernos de Costa Rica, El Salvador, México, Belice y República Dominicana, precisó Caldera.

Durante el encuentro, los presidentes revisarán la posibilidad y condiciones para construir una refinería que procese petróleo pesado en un país de Centroamérica, un gasoducto y una planta generadora de energía eléctrica.

México y Centroamérica formaron en noviembre una comisión ministerial para estudiar la viabilidad de estos proyectos, estimados en 7.000 millones de dólares, de los cuales 3.000 serían invertidos en la refinería que procesaría más de 250.000 barriles diarios de crudo, y por cuya sede compiten Costa Rica, Panamá y Honduras.

Los proyectos buscan establecer la infraestructura adecuada en la región para adquirir, procesar y vender el combustible a precios más favorables, para hacer frente a la tendencia alcista del petróleo.

El alza del crudo en el mercado mundial causó este año serios desajustes financieros en el istmo que obligaron a los gobiernos a tomar medidas urgentes de ahorro.

En países como Nicaragua la factura petrolera ascendió a 600 millones de dólares, lo que representa un incremento de casi 90% en relación con el año anterior.

El gasoducto costaría 1.710 millones de dólares y se extendería desde México hasta Panamá o Colombia, según la propuesta inicial.

Los mandatarios se proponen revisar el viernes los aspectos técnicos de los planes petroleros y las propuestas adicionales, que serán presentadas oficialmente en la Cumbre sobre integración energética que los países sostendrán el 12 y 13 de diciembre en Cancún, México.

Los presidentes analizarán además el proceso de unión aduanera centroamericana y la posibilidad de iniciar en junio de 2006 negociaciones para la firma de un tratado comercial con la Unión Europea (UE), entre otros puntos de agenda que eran preparados por los cancilleres de la región este jueves en Managua.

Los jefes de Estado aprovecharán la ocasión para despedir al presidente saliente de Honduras, Ricardo Maduro, que concluye su período el 27 de enero.

"Va a haber una ceremonia, casi diríamos informal, de despedida del presidente Maduro, quien va a estar en su última Cumbre", dijo el ministro nicaragüense.

La reunión será inaugurada en el Teatro Municipal de la ciudad de León por Bolaños, quien termina su mandato de seis meses en la presidencia pro-tempore del SICA, la cual entregará al sucesor de turno, el gobernante panameño Martín Torrijos.

A la cita asistirán representantes del Parlamento Centroamericano y la Corte Centroamericana de Justicia, Banco Mundial (BM), Banco del Sistema de Integración Económica Centroamericana (BCIE), Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Tres países de la región disputan refinería PEMEX

El ofrecimiento mexicano de integrar a la región en un megaproyecto energético, que incluye la construcción de una refinería, cuyo costo está calculado en unos $3,125 millones, ha despertado el interés de Guatemala, Costa Rica y Panamá, que ahora se postulan como los candidatos para que esta sea construya en su territorio.

“Nos gustaría que se hiciera en Costa Rica, pero cualquier decisión será buena porque va a beneficiar a toda la región”, afirmó Carlos Manuel Rodríguez, ministro de Economía de Costa Rica, al matizar las declaraciones del martes pasado de su presidente, Abel Pacheco, quien dijo que Costa Rica haría la lucha por atraer la inversión hacia esa nación.

El proyecto está pensado para procesar entre 250,000 a 300,000 barriles diarios de crudo mexicano del denominado tipo maya (pesado). Guatemala y Panamá también han expresado su intención de ser sedes del proyecto que garantizaría el suministro de gasolinas de la empresa estatal Petróleos de México (PEMEX) a C. A. y a Colombia.

El ministro de Comercio Interior de Panamá, Manuel José Paredes, en declaraciones a una radio local, dijo hace algunos días que su país está en “una posición ideal para explotarla (la refinería)” y que estaban trabajando en el tema, incluso desde antes del anuncio del proyecto regional.

Consciente de la expectativa que día con día genera la millonaria inversión, el canciller mexicano, Luis Ernesto Derbez, dijo ayer que propondrá a la región que la decisión sobre cuál país será la sede de la refinería de PEMEX sea tomada con base en parámetros técnicos. “No debería ser una decisión política, sino técnica”, advirtió funcionario.

Agregó que México propondrá a los países del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) que un grupo técnico decida la ubicación de los proyectos energéticos que actualmente estudian para el istmo, incluida la gasificadora, una planta de generación de electricidad y un gasoducto, además de la introducción de gasolineras PEMEX en la región.

El Salvador, por su parte, ha manifestado que su prioridad es el arribo de las gasolineras de PEMEX para inyectar mayor competencia al mercado de los hidrocarburos.

En este contexto, se desarrollará mañana la XXVII Reunión Ordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno del SICA, en cuya agenda está incluida una presentación de la Secretaría de Energía de México y se espera la presencia de Derbez.

Mientras tanto, para el 9 de diciembre en Medellín, Colombia, se conocerá la propuesta concreta de México. Aunque la última palabra sobre la edificación de la refinería, la regasificadora y el gasoducto, así como los plazos, será tomada en la cumbre presidencial del 12 y 13 de diciembre en Cancún por los presidentes del SICA, Colombia y México.

Este jueves estaban reunidos los ministros de Energía y Economía de la región en Managua. En ella, según Alejandro Argüello, ministro de Economía de Nicaragua, también se revisan los avances de las iniciativas energéticas que se trabajan en la región.

“Vamos a discutir acciones de corto plazo, ahorro de energía y financiamiento para apoyar la energía renovable en la región, que tan golpeada ha sido con los precios del petróleo”, indicó Argüello.

El funcionario agregó que existen posibilidades de obtener financiamiento para este tipo de proyectos proveniente de fuentes como el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La integración energética con México está valorada en $7,000 millones, y el financiamiento podría ser otorgado por el BID.


Descarga la aplicación

en google play en google play