Escúchenos en línea

Evo Morale cumple su promesa y Bolivia convoca a segunda Asamblea Constituyente de su historia

None | 5 de Marzo de 2006 a las 00:00

La Paz – Bolivia convocó a la segunda Asamblea Constituyente de su historia de 180 años en un intento por revertir el Estado "de exclusión" y un secular esquema centralista al dar luz verde a un referendo para instaurar un régimen de autonomías provinciales.

El Congreso aprobó por unanimidad el sábado, sobre la base de un inédito consenso político y regional, ambas leyes que fundamentan la elección de asambleístas constituyentes y un plebiscito sobre autonomías el 2 de julio próximo.

La sanción de las leyes que dan vía libre a la futura reforma estructural y que Morales promulgará el próximo lunes se produjo anoche después de una intensa jornada de negociaciones resuelta con un acuerdo político entre el partido oficialista, el Movimiento Al Socialismo (MAS), y sus opositores.

Según las dos normas aprobadas por los legisladores, los ciudadanos acudirán a las urnas el próximo 2 de julio para elegir a los miembros de la Asamblea Constituyente y para votar a favor o en contra de la creación de un régimen autonómico.

La asamblea tendrá 255 miembros, 210 de los cuales serán elegidos en representación de las 70 circunscripciones territoriales y 45 por las nueve departamentales.

Los constituyentes bolivianos serán elegidos en julio según la siguiente modalidad: cinco por cada uno de los nueve departamentos (dos para el ganador en la votación y tres para cada una de las tres minorías). A esos 45 se sumarán otros 210 constituyentes, tres por cada una de las 70 circunscripciones electorales (dos para el partido o frente ganador de la elección y uno para el segundo).

Al concluir las sesiones, la propuesta de nueva Constitución será sometida a aprobación ciudadana mediante un referendo constituyente que será convocado por el Ejecutivo, en un plazo no mayor a 120 días.

El presidente Evo Morales, que promulgará ambos instrumentos el lunes en un acontecimiento público, cumplió la principal promesa de su campaña apenas siete semanas después de asumir el poder el 22 de enero y menos de tres meses después de ganar las elecciones generales con el 54% de los votos.

"Aquí comienza la revolución democrática y cultural (...) el 'jacha uru (gran día en lengua nativa) está cada vez más cerca", proclamó el mandatario visiblemente emocionado por la aprobación de estas normas en el Congreso. Morales se propone cambiar estructuralmente el país más pobre de Sudamérica, que excluyó a sus mayorías indígenas y campesinas subordinadas a una minoría blanca y mestiza.

La primera Asamblea Constituyente reunida en la ciudad de Sucre –también designada sede de la que celebrará desde el 6 de agosto próximo– fundó la república entre el 6 y el 11 de agosto de 1825.

"Bolivia tendrá una Asamblea Constituyente, un referendo por autonomías, sin atisbos de división, sin atisbos de egoísmo", opinó el vicepresidente Álvaro García, artífice del "gran consenso".

De acuerdo con la convocatoria, el 2 de julio se elegirán en las urnas 255 asambleístas constituyentes, 210 de los cuales emergerán a razón de tres por cada una de las 70 circunscripciones establecidas en el país y los restantes 45 de otras tantas circunscripciones territoriales, cinco por cada uno de los nueve departamentos bolivianos. La ley consta de 31 artículos y establece que la Asamblea no deberá durar más allá de un año ni menos de seis meses.

El principal objetivo de la Asamblea Constituyente será la redacción de una nueva carta constitucional. "Se convoca a la Asamblea Constituyente con el objetivo de efectuar una reforma total de la ley fundamental del Estado boliviano", precisa un artículo de la legislación que en un hecho sin precedente en la historia democrática boliviana homologa el derecho de voto de los bolivianos en el extranjero.

Por su parte, la ley de 8 artículos de convocatoria al referendo sobre autonomías departamentales, políticas y administrativas, con efecto vinculante "a la" Asamblea Constituyente, aplacó las tensiones regionales que afloraron los últimos días, principalmente en los distritos de Santa Cruz y Tarija.

La convocatoria al referendo "respeta los conceptos fundamentales que había planteado nuestra región (es decir) un efecto vinculante para la Asamblea Constituyente (y) determina que una vez promulgada la nueva Constitución inmediamente se aplicarán las autonomías en todos los departamentos que las hubieran aprobado", celebró el senador por Santa Cruz, Oscar Ortiz.

"Ha habido una gran apertura y espíritu de concertación", enfatizó German Antelo, presidente del influyente Comité Pro Santa Cruz (político y empresarial).

Los congresistas decidieron que el referéndum autonómico sea vinculante sólo en los departamentos donde los ciudadanos se decanten por la instalación de un sistema de gestión descentralizado, tal y como reza la pregunta que se hará a los ciudadanos.

La norma consigna la pregunta que se formulará en el plebiscito: "¿Está usted de acuerdo en el marco de la unidad nacional en dar a la Asamblea Constituyente el mandato vinculante para establecer un régimen de autonomía departamental aplicable inmediatamente después de la promulgación de la nueva Constitución Política del Estado en los departamentos donde este referendo obtenga mayoría?".

La consulta, aclara, sin embargo, que la autonomía estará sujeta a "las competencias ejecutivas, atribuciones normativas administrativas y los recursos económicos–financieros que les asigne la nueva Constitución" surgida de la Constituyente.

La Asamblea Constituyente fue una propuesta del ex presidente Carlos Mesa (2003–2005) al asumir el cargo en sustitución de Gonzalo Sánchez de Lozada (2002–2003) tras una grave crisis social que puso en entredicho la legitimidad del sistema político vigente desde el restablecimiento de la democracia en 1982.

Mesa nunca pudo llevar adelante el plan y tuvo que renunciar como su antecesor por la presión social en junio de 2005, dando paso a un mandato de transición que culminó con las elecciones generales ganadas por Morales por mayoría absoluta en diciembre pasado.

El texto legal aprobado por el Congreso indica que la asamblea es "independiente y ejerce la soberanía del pueblo", que "no depende ni está sometida a los poderes constituidos y tiene como única finalidad la reforma total de la Constitución". Sus labores no interferirán en el trabajo de los poderes constituidos, que seguirán ejerciendo sus funciones de manera sostenida.

"Tendrá un periodo de sesiones continuo e interrumpido no menor a seis meses ni mayor a un año" y, concluida su misión, la Carta Magna resultante será sometida a un referéndum "en un plazo no mayor a ciento veinte días", agrega la ley.

Una de las novedades del proceso electoral del 2 de julio será la incorporación del voto de los ciudadanos bolivianos residentes en el exterior.

La convocatoria del Congreso pone fin a las disputas surgidas entre el gobierno socialista de Morales, las fuerzas políticas opositoras, de tinte conservador, las regiones, en especial la del próspero departamento oriental de Santa Cruz, impulsor de las autonomías y donde Morales cuenta con menor respaldo popular.


Descarga la aplicación

en google play en google play