Escúchenos en línea

Cuba dolida, pero orgullosa de sus «héroes» del Clásico Mundial de béisbol

None | 21 de Marzo de 2006 a las 00:00

La Habana – Cuba vio con dolor desvanecer su sueño de ganar el oro en el Clásico Mundial de béisbol, pero, así trasnochada como anda, se aprestaba a recibir este martes a los subcampeones como 'héroes' que enfrentaron con coraje a los monstruos de las Grandes Ligas.

De punta a punta, la isla no pegó los ojos. Aguantó las esperanzas hasta que Japón las sepultó, sin misericordia con un 10x6, en el campo del estadio Petco Park de San Diego (California).

Un silencio sepulcral reinó en la madrugada. Miles de aficionados que acudieron a presenciar la final del Clásico en una pantalla gigante, instalada en el Parque Central de La Habana, quedaron sin habla.

Pero la resignación no tardó en llegar, y la desilusión del momento se transfiguró en orgullo porque su equipo amateur fue subcampeón en un torneo organizado por las Grandes Ligas norteamericanas, tras dejar en el camino a novenas poderosas.

"Cuba hizo un gran papel. Ellos son unos monstruos, todos grandesligas, pero se rompió el mito y ahora saben que hay que contar con Cuba en béisbol", dijo a la AFP Rolando Jiménez, de 84 años y quien, pese a que casi no durmió, vendía este martes desde muy temprano cigarrillos frente a una iglesia en Centro Habana.

En peñas deportivas de parques y plazas, no solo de La Habana, sino también de Holguín, Santiago de Cuba, Cienfuegos y otras ciudades, se comentaba, como es normal cuando hay 11 millones de managers, lo que se pudo hacer en el choque ante Japón.

"¡Cállate!, no me hables de eso, estoy satisfecha, pero pienso que podríamos haber hecho más. Nos faltó pitcheo y quedó claro que nos falta fogueo", dijo Marta Julia Pérez, productora de televisión, de 60 años, sentando cátedra de béisbol.

Pero siempre, al final, salía hablando el corazón. "No, no. La maquinaria roja no se destiñó, creo que jugamos un buen papel. La verdad...estamos contentos con el segundo lugar", reconoció.

Fue una medalla de plata que "supo a oro", resumió este martes el diario oficial Granma, al resaltar que el equipo perdió ante Japón "con las botas puestas".

"Bienvenidos, dignos peloteros", se leyó en un cintillo al pie de la primera plana del rotativo convocando a las multitudes a recibir al "glorioso equipo", que llega a las 5 de la tarde.

Desde el aeropuerto internacional José Martí, según lo programado, la novena recorrerá calles y avenidas, pasando por el Malecón de La Habana, para ser homenajeados como 'héroes' en la Ciudad Deportiva.

Para llegar a la final Cuba sólo sufrió un humillante revés 12x2 en primera ronda frente a Puerto Rico, pero dejó en el camino, además de a los boricuas, a elencos como República Dominicana y Venezuela, dados como favoritos y todos con luminarias en las Grandes Ligas.

"Nada de afligirse. Cuba ha hecho una labor titánica en este torneo. No suframos esta derrota porque hemos ganado mucho", afirmó un comentarista de Radio Rebelde.

Y es que el desempeño de la novena cubana se convirtió en la isla en una cuestión de honor patrio, con connotaciones políticas dada la rivalidad ideológica con Estados Unidos, y del amateurismo que defiende Cuba, 25 veces campeón mundial y tres olímpico, frente al profesionalismo de las Grandes Ligas.

Cuba estuvo a punto de no asistir al Clásico debido a las leyes del embargo estadounidense contra la isla, pero la decisión del gobierno de La Habana de donar los dineros recaudados para las víctimas del huracán Katrina, les abrió las puertas a la competición.

De seguro los peloteros serán recibidos por el propio Fidel Castro, quien, no cabe duda, obtuvo una sabrosa victoria en el Clásico Mundial de béisbol: el "enemigo" vio a "los muchachos" jugar el deporte que creó, en su propio campo, desde graderías.

Cuba ganó una medalla de plata "que supo a oro", dice la prensa

La selección alcanzó una medalla de plata "que supo a oro", peleando hasta el final "con las botas puestas" para lograr "toda una hazaña" deportiva, subrayó la prensa deportiva cubana. "¡Con las botas puestas!", tituló en grandes letras rojas el diario oficial Granma en su primera plana, en alusión a la pelea que dio Cuba a Japón hasta el último inning por el trofeo del Clásico, "derrochando coraje, patriotismo, entrega, disciplina, juego colectivo y talento en cada salida al terreno".

"Cubanos en la cima; ¡Toda una hazaña!, "Cuba ha dado una lección", "El béisbol nos unió más anoche", indicó también el rotativo, que dedicó cuatro de sus ocho planas a reseñar el desempeño de la selección cubana, que este martes retorna a La Habana.

El periódico resaltó que los cubanos, "contra todos los pronósticos", enfrentaron con éxito a equipos repletos de "grandesligas" como los de Panamá, Puerto Rico, Venezuela y República Dominicana.

"Sólo un gran equipo, Japón, guiado por su ídolo de las Grandes Ligas norteamericanas, Ichiro Suzuki, frenó nuestro ímpetu", subrayó Granma en referencia a la victoria de los japoneses 10x6 ante los cubanos, en el desafío final del Clásico.

"¡La peleamos!", señaló por su parte Juventud Rebelde -también de alcance nacional-, al tiempo que destacó que el Todos Estrellas del Clásico incluyó a tres cubanos: el segunda base Yulieski Gourriel, el bateador designado Yonadry Garlobo y el lanzador derecho Yadel Martí.

"Después de dejar en la cuneta a poderosos rivales y acceder a la discusión del título contra todos los pronósticos, Cuba cayó finalmente frente a Japón (...) Se pudo ganar, pero el subcampeonato sabe bien", opinó Juventud Rebelde.

Ambos diarios, la radio y la televisión locales convocaron a los habaneros, en representación de los 11 millones de cubanos, a tributar la tarde de este martes un multitudinario recibimiento "a nuestro glorioso equipo de béisbol", que "frente a poderosos rivales" peléo hasta el final por la corona del Clásico.

"El pueblo de la capital está convocado a este merecido recibimiento al equipo más elogiado por la prensa mundial durante estos días de campeonato, que se creció sobre los pronósticos y nos brindó jornadas deportivas emocionantes e inolvidables", dijo la prensa.


Descarga la aplicación

en google play en google play