Escúchenos en línea

Finaliza temporada de huracanes en Centroamérica, Caribe y EEUU

None | 29 de Noviembre de 2005 a las 00:00

La temporada ciclónica más activa registrada en el Atlántico concluye este miércoles, pero mientras miles de personas en Centroamérica, Estados Unidos y el Caribe intentan reconstruir sus vidas, expertos advirtieron que el próximo año podría ser peor y traer más de lo mismo.

Además, existe la posibilidad de más muertes, a medida que más huracanes impacten áreas costeras cuya población sigue creciendo, agregaron los expertos.

"Me gustaría pronosticar que el próximo año será más tranquilo, pero no puedo", dijo este martes Conrad Lautenbacher, director de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica estadounidense (NOAA), en una conferencia de prensa, para cerrar oficialmente la temporada.

"Las tendencias históricas indican que los patrones atmosféricos y las temperaturas de las aguas posiblemente forzarán otra temporada activa sobre nosotros" el año próximo, agregó Lautenbacher, y por las próximas dos a tres décadas.

Mientras hablaba, la vigésimo sexta tormenta tropical del año en el Atlántico, Epsilon, cerraba la temporada formándose al este de Bermuda, y por el momento no representaba amenaza a tierra.

Las horrendas imágenes de miseria humana en una Nueva Orleans inundada por Katrina se convirtieron en el emblema de esta temporada histórica. El ciclón Katrina mató a más de 1.200 personas en la ciudad y en otros Estados del Golfo en agosto pasado, fue la más mortal desde 1928 en Estados Unidos y la que más pérdidas materiales provocó en el país.

Menos publicidad recibió "Stan", que en el mes de octubre dejó más de 2.000 muertos y desaparecidos en Guatemala, donde provocó enormes inundaciones y deslizamientos de terreno.

Esos fueron tan sólo dos de los 13 huracanes registrados durante el año en el Atlántico, la cantidad más alta registrada desde que se llevan expedientes en 1851. Por primera vez también se registraron tres huracanes de categoría 5 (la máxima en la escala Saffir-Simpson), con vientos máximos superiores a los 280 km/h.

Uno de ellos, "Wilma", que pasó por el medio de Florida en octubre luego de destrozar los balnearios mexicanos de Cozumel y Cancún, fue el huracán más intenso registrado en el Atlántico, con una presión central de 882 milibares. En total, 26 tormentas tropicales se formaron dentro de la temporada oficial que comenzó el pasado 1 de junio.

La muerte y destrucción que estas tormentas desataron por el Caribe, las costas del Golfo de México y por la costa del Atlántico en Florida aún son evidentes en muchas áreas.

En Nueva Orleans, por ejemplo, vecindarios enteros aún están desiertos, incluyendo el barrio de Ninth Ward, que sufrió las peores inundaciones, y tiene previsto abrir nuevamente el próximo 1 de diciembre. Amigos, familiares e inspectores de seguros aún encuentran cadáveres atrapados en áticos y entre los escombros de los edificios colapsados.

La mayor parte de la destrucción en Nueva Orleans fue provocada por inundaciones registradas cuando la furia de Katrina rompió diques en esta famosa ciudad construida bajo el nivel del mar.

Justo cuando los trabajadores terminaban de bombear el agua que había inundado la ciudad, "Rita" provocó nuevos desbordes en octubre pasado.

En julio, Dennis dejó más de 62 muertos en el Caribe y Estados Unidos, 16 de ellos en Cuba, donde fue calificado como el peor desastre natural de las últimas cuatro décadas.

Además, en un evento muy inusual, la tormenta tropical Delta azotó las islas Canarias esta semana, dejando por lo menos siete muertos y miles de personas sin electricidad antes de desviarse hacia Marruecos.

Algunos científicos sostienen que la alta actividad ciclónica es parte de un ciclo natural en el que se suceden períodos de relativa calma y períodos de hiperactividad.

"Pruebas de esta fase activa quedaron demostradas este año pues la cuenca del Atlántico produjo el equivalente a más de dos temporadas de huracanes completas durante el transcurso de una", dijo David Johnson, director del Servicio Meteorológico Nacional. "Como estamos en una era activa, es importante reconocer que mientras más huracanes haya aumentan las posibilidades de que uno impacte tierra", agregó.


Descarga la aplicación

en google play en google play