Escúchenos en línea

Comunicado de la cancillería de Colombia

| 5 de Junio de 2007 a las 00:00
El Ministerio de Relaciones Exteriores emitió el siguiente comunicado, a propósito del litigio que se adelanta con Nicaragua en La Haya por la soberanía de San Andrés. Comunicado de prensa. Primera ronda de intervenciones de Nicaragua La Haya, 5 de junio de 2007 La posición de Colombia sobre el Archipiélago de San Andrés ha sido inequivoca, clara y coherente y se ha mantenido inalterada a lo largo de los años. El día de hoy se llevó a cabo la primera ronda de intervenciones de Nicaragua en las audiencias públicas sobre Excepciones Preliminares en el caso presentado ante la Corte Internacional de Justicia. El agente y los abogados de Nicaragua reiteraron la posición expuesta por este país en sus Observaciones a las Excepciones Preliminares presentadas por Colombia durante la fase escrita del procedimiento ante la Corte. No hubo argumentos nuevos que Colombia no conociera ni que no hubiera refutado con anticipación durante la fase escrita ni durante su intervención el día de ayer. La posición de Nicaragua carece de un sólido sustento histórico y legal y va en contravía de importantes principios y normas del Derecho Internacional. En particular Nicaragua insiste en desconocer el Tratado Esguerra-Barcenas de 1928/1930, el cual fue validamente firmado, aprobado, ratificado y registrado por los dos países. Al sostener dicha posición Nicaragua juega con fuego, dado que menoscaba las bases de su soberanía sobre una parte de su territorio. Nicaragua ha pretendido hacer creer que existe una falta de firmeza y consistencia en la posición de Colombia como resultado de su disposición para buscar, mediante el diálogo, la solución de ordinarios incidentes fronterizos. Para ello ha tergiversado dichos diálogos y ha falseado frases de altos funcionarios del Gobierno Nacional, sugiriendo con ello la existencia de negociaciones que nunca se llevaron a cabo. Esto evidencia una calculada estrategia de Nicaragua para tratar de desconocer una frontera que ambos Estados establecieron mediante el Tratado de 1928/1930. Como la misma Nicaragua lo ha sostenido en su Memoria: "Colombia ha rechazado cualquier diálogo sobre este asunto y simplemente ha mantenido y reforzado patrullajes navales y la captura de cualquier embarcación de bandera nicaragüense que pesque o intente explotar o explorar cualquier recurso al Este del Meridiano 82". Nada puede ser más claro para demostrar la inexistencia de negociaciones entre los dos países sobre la naturaleza del Meridiano 82. La posición del Gobierno Nacional sobre este tema ha sido inequívoca, clara y coherente, y se ha mantenido invariable a lo largo de los años. Durante sus intervenciones Nicaragua se refirió reiteradamente a cuestiones de fondo del caso que no guardan relación con la etapa actual de las Excepciones Preliminares. Lo ha hecho contraviniendo el Reglamento de la Corte. Colombia no caerá en el error de referirse a estas cuestiones de fondo y se limitará en la segunda ronda de intervenciones el día de mañana, a los asuntos relacionados con la competencia de la Corte.

Descarga la aplicación

en google play en google play