Escúchenos en línea

Arias cae en encuestas, Solís gana simpatía en electorado tico

None | 2 de Febrero de 2006 a las 00:00

San José - El candidato presidencial del Partido Liberación Nacional (PLN), Oscar Arias, favorito para ganar las elecciones de este domingo 5 de febrero en Costa Rica, perdió siete puntos en una semana, lo que abrió las posibilidades para una segunda vuelta, de acuerdo con las encuestas.

Arias bajo de 49,6% a 42,6% en la intención de voto, mientras que Solís subió del 26,3% al 31,5%, en una encuesta realizada entre el 27 y el 31 de enero por la empresa Unimer para el diario La Nación entre 1.200 personas, con un margen de error del 2%.

Si el candidato ganador no alcanza el 40% de los votos válidos, se tendría que realizar una segunda ronda en abril.

Según el diario La Nación, los cambios porcentuales en la intención de voto "reflejan un clima de inestabilidad en la decisión de voto de los costarricenses, a pocas horas de tener que adoptar una posición definitiva", lo que "magnifica la incertidumbre de los principales contendores".

El estudio señaló además que el nivel de abstención se redujo únicamente en un punto, pasando de 39,5% a 38,2%, una de las proyecciones más altas de la historia reciente de esta nación de cuatro millones de habitantes. La encuesta también indica que entre los indecisos, Solís tiene mayores simpatías sobre Arias.

Además de elegir presidente por un período de cuatro años, los costarricenses designarán a 57 diputados al Congreso y a las autoridades de 81 municipios.

Analistas afirman que "puede haber sorpresas"

La inesperada caída de siete puntos en las encuestas del candidato presidencial Oscar Arias, quien busca ganar en primera vuelta los comicios del próximo domingo, podría deparar sorpresas en los resultados de los comicios de Costa Rica, indicaron analistas consultados por la prensa.

"El próximo domingo puede ocurrir cualquier cosa. Arias podría ganar por un margen ajustado, pero también lo podría hacer Ottón Solís, o bien ir a una segunda ronda si ninguno alcanza el 40%" de los votos válidos, declaró el politólogo y analista Luis Guillermo Solís.

"El domingo habrá un cierre apretado, ya no resulta tan claro que Arias vaya a obtener un triunfo", como se vislumbraba todavía la semana anterior, cuando las empresas encuestadoras le daban casi 50% de la intención de voto, dijo por su parte el sociólogo Carlos Carranza.

Ambos analistas coincidieron en que Costa Rica vive una coyuntura atípica, en la que buena parte de los ciudadanos aboga por un cambio en la conducción política del país y rechaza el modelo neoliberal impulsado en los últimos 20 años.

TLC con EEUU divide a principales candidatos presidenciales

El Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Centroamérica y EEUU se ha convertido en uno de los asuntos espinosos de la campaña electoral en Costa Rica, donde los dos principales candidatos difieren sobre su posición ante el acuerdo.

Costa Rica es el único país donde el Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica, República Dominicana y Estados Unidos no ha sido ratificado por el Congreso y el asunto ha dividido a sus ciudadanos.

El ex presidente y premio Nóbel de la Paz 1987, Óscar Arias, ha dicho que la única manera de que Costa Rica avance es mediante la aprobación del TLC pues, a su juicio, generará más inversiones y empleo.

Sin embargo, Arias, candidato por el opositor Partido Liberación Nacional (PLN), socialdemócrata, reconoce que la aplicación del acuerdo requiere de medidas complementarias para ayudar a los sectores perdedores.

Para el economista Ottón Solís, del opositor Partido Acción Ciudadana (PAC), de centro, quien, por el contrario, rechaza el TLC por considerar que estuvo mal negociado.

Solís estima que el TLC negoció la apertura de monopolios estatales, como telecomunicaciones y seguros, y abrió el mercado agrícola a la competencia de productos estadounidenses subsidiados, por lo que debe ser renegociado.

De los otros 12 candidatos a la presidencia, que no tienen posibilidades de ganar la elección, cinco han dicho que apoyan el TLC y siete lo rechazan.

La diferencia de los candidatos en torno al TLC parece ser un reflejo de la polarización de la sociedad costarricense pues, en noviembre pasado, se realizaron dos multitudinarias marchas en la capital: una a favor y otra en contra del TLC.

Por su parte, los grupos privados que apoyan y que se oponen al acuerdo comercial impulsan diversas campañas publicitarias en los medios de comunicación para decir "sí" o "no" al TLC.

El director ejecutivo de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (CADEXCO), Sergio Navas, declaró a los medios que el TLC "es un tema que va a influir en las elecciones, pero no es el único".

"Creo que todos los candidatos han tocado tímidamente el tratado no queriendo que se politice, pero han caído en el error de no ser concretos", declaró Navas.

Una reciente encuesta realizada por la Escuela de Estadística de la estatal Universidad de Costa Rica (UCR) reveló que la opinión de los votantes sobre el TLC está influenciada por la posición que tenga su candidato presidencial.

Según el sondeo, un 71,4 por ciento de los costarricenses decididos a votar por Óscar Arias consideran que el TLC será bueno para Costa Rica, pero de los que afirman que votarán por Ottón Solís sólo un 44 por ciento estima que el TLC será bueno para la nación.

Johnny Madrigal, investigador de la UCR y coordinador de la encuesta, aseguró a la prensa tica que el TLC "es un asunto escabroso porque desata las polémicas".

Según Madrigal, durante la campaña "no se le ha dado el perfil que uno espera al TLC porque es un tema muy amplio" y tanto los candidatos como la gente común "para poder concretarlo, lo hacen hablando de temas específicos como el desempleo o la pobreza".

El TLC permanece en la comisión de asuntos internacionales del Congreso, la cual deberá enviarlo al plenario para su ratificación aunque, posiblemente, serán los nuevos diputados, que asumirán el 8 de mayo, quienes deberán votar el acuerdo comercial.

Transparencia Internacional preocupada

Transparencia Internacional (TI) se declaró hoy preocupada porque el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) de Costa Rica no había distribuido aún todo el material para las elecciones generales del próximo domingo, 5 de febrero y la falta de fiscales para supervisar las votaciones.

En una nota de prensa, TI indicó que su preocupación se basa en que el 16% del material electoral no ha sido distribuido y que el 34%, más de 15.000 miembros de las mesas electorales, de un total de 44.000, no hayan sido juramentados.

Ante ellos, TI hizo un llamado a los jóvenes costarricenses para que ofrezcan como miembros de las mesas para garantizar la normalidad del proceso.

La campaña electoral para escoger un presidente, 57 diputados y los regidores de 81 municipalidades ha sido la más atípica de la historia contemporánea de Costa Rica, debido al desánimo de la población, debido a que los electores no han decidido si votarán o no, o por quién lo hará, según los informes de las encuestadoras.

Obispo Ignacio Trejos hace implícito llamado a votar contra Arias

El obispo emérito de San Isidro del General, 140 km al sur de San José, Ignacio Trejos llamó implícitamente este martes a votar contra el Premio Nóbel de la Paz, Oscar Arias, candidato presidencial, en las elecciones generales del próximo domingo.

En una carta dada a conocer, Trejos dijo que "cuando la barca de la Patria está por hundirse todos estamos en peligro. Somos todos soldados de esta Patria a la que tanto queremos y para defenderla debemos utilizar la poderosa arma con que contamos: el voto. Con el digamos no a tanto atropello".

Trejos aludió implicitamente a Arias, candidato del Partido Liberación Nacional (PLN), cuyo lema principal es "Sí, Costa Rica".

Arias es considerado por grupos sociales, políticos y sindicales como el candidato de los grupos de derecha y es asociado con los que pretenden privatizar instituciones del Estado, lo que rechaza una buena parte de la población.

"Nuestra democracia está en gravísimo, en extremo peligro. Cuando eso sucede la Patria agoniza. La corrupción cunde en las formas más inimaginables entre nosotros, en todos los campos, y en sus más amplias manifestaciones", afirmó el obispo emérito de Pérez Zeledón, en una carta pública.

Trejos sumó su voz a la del arzobispo de San José, Hugo Barrantes, quien en los últimos días hizo llamados a realizar un "voto consciente", contra el neoliberalismo, tras denunciar que la democracia en Costa Rica "está secuestrada" por un reducido grupo de poderosos.

Según Trejos el país está en peligro "cuando se ha tenido la osadía, el máximo atrevimiento de violar la Constitución Política para agradar a un determinado personaje plagado de ambiciones".

El obispo aludió de esta manera al ex presidente y Premio Nobel de la Paz 1987 Oscar Arias, favorito de las encuestas para ganar las elecciones del domingo, cuya postulación hizo posible un cuestionado fallo del tribunal constitucional que suprimió en el 2003 la prohibición de reelección presidencial.

La reforma generó un cisma dentro del Partido Liberación Nacional (PLN, social demócrata) que postula a Arias, del se alejaron importantes líderes como el ex presidente Luis Alberto Monge (1982-86), según el cual la candidatura de Arias es espuria porque nació de golpe constitucional.


Descarga la aplicación

en google play en google play