Escúchenos en línea

Salazar dice que proyecto de reforma migratoria es positivo

LaVoz.com. Desde Washington. | 7 de Junio de 2007 a las 00:00
El proyecto de reforma migratoria que baraja el Senado es "sólido, justo y práctico", según el legislador demócrata Ken Salazar, uno de sus principales promotores. El senador de Colorado dijo en una reciente entrevista con la AP que el proyecto reforzará la seguridad en la frontera y fijará medidas que impedirán la contratación de indocumentados, al tiempo que facilitará la legalización de muchos de los 12 millones de personas que ingresaron ilegalmente al país. Salazar ha tenido un papel prominente en el manejo de la mayoría de los temas importantes desde que llegó al Senado hace tres años. Pero en la cuestión de la reforma migratoria ha desempeñado un rol protagónico. Fue uno de 12 senadores que ayudaron a zanjar diferencias entre demócratas y republicanos y ha defendido el acuerdo ante la prensa y en los debates legislativos. De ser aprobado, será uno de los proyectos más importantes abordados por el Congreso este año. "Una de las cosas más efectivas que puedo hacer como senador para mi estado es ayudar a resolver los desafíos más importantes que encara el país", expresó Salazar, uno de tres senadores hispanos y quien tiene un interés especial en el tema de inmigración. Salazar, quien es de ascendencia mexicana, dijo que sus antepasados ayudaron a poblar Santa Fe siglos antes de que pasase a ser parte de Estados Unidos, por lo que se siente menos inmigrante que muchos senadores. Creció en un hogar bilingüe en una hacienda del Valle de San Luis, que no tuvo electricidad hasta 1981. Dice que su origen es una de las razones por las que muchos inmigrantes se le acercan en la iglesia o en un restaurante y le piden asistencia para sus familias o en cuestiones migratorias. "He compartido algunas de sus experiencias ya que trabajé en el campo. Por ello siento que tengo mayor conocimiento sobre el sufrimiento humano y los retos relacionados con este debate", manifestó. Salazar no se cansa de decir que el proyecto de ley "sacaría a los indocumentados de las sombras de nuestra sociedad y los pondría bajo el sol". Las políticas actuales, sostiene, han creado "una clase inferior de personas", por lo que la corrección de esta situación es un imperativo moral. "Hay que abordar lo que nos hace daño con una perspectiva cristiana", señaló. Su oficina ha recibido numerosas llamadas telefónicas, cartas y mensajes electrónicos de gente que se opone al proyecto. Algunos lo consideran demasiado blando y otros demasiado duro con los inmigrantes. Salazar dice que hubo que hacer concesiones, pero que el proyecto es mejor que nada. "Hay gente que prefiere sacar rédito político con el tema de inmigración a lograr una solución", afirmó. "Yo creo que hay que resolver un asunto que es muy importante para nuestra seguridad económica y nacional". "Hay muchos puntos de vista sobre cómo lograrlo. Esta legislación ofrece un buen marco de referencia y es firme y humanitaria al mismo tiempo", agregó.

Descarga la aplicación

en google play en google play