Escúchenos en línea

Ortega acusa de mafiosos a los dueños de las petroleras
Asegura derecha quiere descalificar al CSE para enturbiar victoria FSLN

None | 17 de Febrero de 2006 a las 00:00

Buenas tardes, compañeras y compañeros. Esta es una Sesión Extraordinaria del Consejo Sandinista Nacional Ampliado. Viene siendo, casi, una sesión de la Asamblea Sandinista Nacional. El objetivo de esta reunión es abordar dos puntos. Tenemos cuatro puntos en la agenda, que serían: información general, una introducción y, luego, una exposición de la Compañera Rosario sobre el Plan Integral de Campaña, documento que ya se ha distribuido, para que sea del conocimiento de ustedes. No es el objetivo de esta reunión, centrarnos en el debate de este documento, que tiene que ver con la estrategia y tareas de la campaña, ya que, luego, se va a trabajar en comisiones, para su posterior discusión.

Hay un tema, que es fundamental, y, es el tema central de esta reunión: las elecciones primarias, o lo que nosotros llamamos, Consulta Popular. Eso de elecciones primarias, es una invención de los yanquis, porque cuando nosotros establecimos esto, le llamamos, Consulta Popular. Esta exposición la hará el compañero Lumberto Campbell, y este tema, es el que nos va a llevar a nuestro principal objetivo, porque, hablar de la Consulta Popular, es hablar de la unidad del Frente Sandinista de Liberación Nacional, que es, ¡fundamental! para esta victoria electoral. Realmente, cuando hablemos de las elecciones primarias, lo que vamos a abordar, es ¡la unidad del Frente Sandinista!

Tenemos un segundo punto sustantivo, que, quizás no tengamos tiempo para tocarlo esta tarde. Es lo concerniente a la organización de campaña del Frente Sandinista, en lo que es su tendido electoral territorial, nacional, departamento por departamento, municipio por municipio, hasta llegar a la Junta Receptora de Votos; barrio por barrio, comarca por comarca, comunidad por comunidad.

En lo que respecta a la organización del Frente, por cada Junta Receptora de Votos ¡tenemos un reto enorme! Es una meta que, ya nos la habíamos planteado en las elecciones del 2001 y, que, ahora, tenemos que planteárnosla con tiempo, de cara a estas elecciones nacionales, de noviembre del 2006. ¡Es una meta que tenemos que cumplir!

Este tema, lo va a presentar, el compañero Lenín Cerna, como Responsable de Organización. Si el tiempo no lo permite, llamaríamos, nuevamente, a otra reunión para abordarlo, porque estamos hablando de dos asuntos fundamentales: la Consulta Popular para fortalecer la unidad del sandinismo; y, la Organización, que nos va a garantizar, llevar el mensaje del Frente y nuestra política de alianza, casa por casa; así como también nos va a garantizar, ¡la defensa de ese voto! urna a urna, que es donde, se da, la pelea final, en estas batallas electorales.

El contexto internacional

Siendo Nicaragua, parte de la comunidad de naciones ¿en qué contexto internacional, se van a llevar a cabo estas elecciones, tanto las regionales como las nacionales? En un contexto en el cual, la política del imperio, ha venido sufriendo derrota tras derrota, principalmente, en América Latina.

El imperio ha venido padeciendo derrotas, también, en países que han sido invadidos y ocupados, como Irak y Afganistán; y, además, sufriendo derrotas electorales, en países como el Estado Palestino, donde la reciente victoria de Hamas, ¡estaba fuera de todo pronóstico! No se conoció de ningún experto, ningún analista, ningún especialista, de los mismos órganos de Inteligencia de Estados Unidos –que están centrados en países como éste- que, pronosticara, siquiera ¡la remota posibilidad! de que Hamas pudiese ganar esas elecciones. Yo diría que ese es el golpe más duro que han sufrido los imperialistas, con la victoria de Hamas, porque se están logrando victorias en el marco electoral ¡Se les está derrotando con sus propias armas!

¿Qué argumento tienen para tratar de desconocer una victoria, como la de Hamas? ¿Qué argumentos tienen, para desconocer una victoria como la que se produjo en Bolivia, después que habían estigmatizado al Movimiento hacia el Socialismo, que encabeza Evo Morales?

Estamos en un contexto internacional, donde, el imperio y las fuerzas de derecha, se encuentran a la defensiva. En América Latina, ¿dónde están más atrincheradas las fuerzas de derecha? ¡En Centroamérica! En los países centroamericanos, es donde el imperio, a través de las fuerzas de derecha, ha logrado mantener un mayor control, una mayor presencia y sostenidas victorias electorales. En cambio, el panorama se les ha venido resquebrajando, en América del Sur. Está claro que, este proceso, que estamos viviendo, en Centroamérica, tiene que ver con la fragilidad de nuestros países y, por tanto, con el comportamiento de los Gobiernos centroamericanos ¡son los gobiernos más sensibles a responder, a los intereses del imperio y, a no defender los intereses nacionales!

Pero aún aquí en Centroamérica, tenemos al FMLN librando la batalla en El Salvador; al Frente Sandinista librando la batalla en Nicaragua; a la URNG y a la Alianza Nueva Nación, librando esa batalla en Guatemala; en Honduras, también hay fuerzas de izquierda que han participado en pasadas elecciones, y han logrado, algunas diputaciones.

En Costa Rica, se está quebrando y, ¡se está poniendo en juego! el control. Costa Rica, que históricamente, ha sido un país subordinado a la política yanqui, es el país que ¡como nación! ha demostrado, en los últimos años, la mayor firmeza, la mayor rebeldía, frente a las políticas de privatización y, frente al Tratado de Libre Comercio. El pueblo costarricense se ha movilizado y ¡ha impedido! que se privaticen servicios públicos, y también, ha impedido, la aprobación del Tratado de Libre Comercio ¡es el único país centroamericano donde no se ha aprobado el TLC! Indiscutiblemente que, las fuerzas de derecha y los yanquis, tenían sus esperanzas puestas, en la victoria del Ex Presidente Oscar Arias, del Partido de Liberación Nacional, porque Arias ya había manifestado que iba a respaldar el Tratado de Libre Comercio. ¿Qué ha pasado en Costa Rica? El candidato que tiene, un amplio respaldo de las fuerzas sociales, populares, de izquierda, y que viene también, de Liberación Nacional, es el señor Otton Solís, a quién tampoco le daban ¡ninguna probabilidad de victoria!

Incluso el día de las votaciones, en horas de la noche, esa encuesta Borge y Asociados –que tanto dicta números aquí en Nicaragua– le otorgaba la victoria a Arias con el 10% por encima del movimiento que encabeza Otton Solís. Pero la verdad es que el resultado no fue ese y tan cierto es esto que, como hay un empate, se han visto obligados a iniciar un conteo de votos ¡uno a uno! Esto demuestra que en Costa Rica se está dando un proceso y se están tomando posiciones en los momentos electorales con una tendencia clara que apunta hacia las tendencias que se vienen desarrollando a lo largo y ancho de América del Sur.

Tengo aquí unos datos, un análisis y consideraciones, hechas por el Ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia y que actualmente está al frente de la Misión de la OEA en Nicaragua, el señor Gustavo Fernández. En uno de los tantos artículos e informes que él ha publicado y presentado, hablando del "latinobarómetro" dice: "la encuesta del latinobarómetro señala que, la satisfacción con el funcionamiento de la economía de mercado en la región, es solamente del 19%; aunque curiosamente la misma consulta registra el dato de que cerca del 70% de los encuestados consideran que la economía de mercado es el nuevo camino para el desarrollo". Solamente un 19% dice que está satisfecho, pero el 70% manifiesta que es el mejor camino. Eso significa que la gente piensa que la economía de mercado es el camino para el crecimiento, pero que su economía de mercado, la que se aplica en su propio país, ¡no es buena!

Luego, dice: los latinoamericanos tienen muy clara conciencia de las desigualdades que afligen a sus sociedades. Cuando se pregunta a la gente cómo se siente frente al poder, responden, sin dudar: el pobre está desvalido, no tiene modo de hacer valer sus intereses ante el poder, no es igual. Se confirma también el rechazo a la privatización y, sobre todo, a la de los servicios públicos; el 75% de los encuestados se resisten a las privatizaciones; debe sumarse a esta actitud contra el consenso de Washington, el sentimiento antiimperialista que volvió a surgir como emergencia de la guerra de Irak. "La conjunción de estos factores ha dado lugar a la aparición de un nuevo ciclo político en la región, con una tendencia de izquierda que se puede percibir claramente en la enumeración de los liderazgos que empiezan a surgir…" y menciona desde Lula hasta el Alcalde de Bogotá. Paralelamente, se observa el repliegue de las posiciones conservadoras o aperturistas; ya no es el tiempo de Salinas de Gortari, de Menem o Fujimori. Hay un nuevo escenario político latinoamericano.

Este es el contexto. Se ha agotado el modelo y la verdad es que aun cuando la gente manifiesta descontento con la economía de mercado, un 19% dice que está bien; pero ya, al vivirla, lo que refleja es que ¡está mal! Cuando el 70% dice, que está en contra de las privatizaciones, indiscutiblemente, que está cuestionando la forma en que, se viene aplicando, el modelo neoliberal, en América Latina. Es el agotamiento del modelo lo que explica cómo vienen surgiendo con tanta fuerza los movimientos de izquierda en América Latina, logrando estas victorias.

El Frente ganará; ellos lo saben por eso insisten en deslegitimarnos

Igual podemos decir en Nicaragua. Este modelo está agotado y, por lo tanto, no hay razón alguna, para que se ponga en duda, una victoria electoral del Frente, independientemente, de que se dividan o no se dividan las derechas. Porque aquí, nos quieren vender la idea de que si la derecha va dividida el Frente gana, pero que si la derecha va unida, el Frente pierde y eso no es cierto. Únase o no la derecha sencillamente hay una tendencia que está marcada por el agotamiento de la forma de gobernar de estos que se autodenominan demócratas; que han tenido la oportunidad de gobernar durante 16 años en este país y no le han dado al pueblo las respuestas que le prometieron. Frente a lo que resulta prácticamente una victoria inevitable del Frente Sandinista con su política de alianza, no les queda más que apostar a buscar cómo quitarle legitimidad a la victoria electoral.

Y eso pasa por golpear primero las elecciones en la Costa del Caribe. No pueden permitir que las elecciones en la Costa del Caribe alcancen legitimidad. Hay que golpear esas elecciones para después continuar tratando de restarle legitimidad a una victoria del Frente con sus aliados en noviembre del 2006.

Por eso es que, no nos debe sorprender, lo que ocurre con Benavides, el ahora Magistrado del Poder Electoral y que fuera Diputado. Recordemos que cuando se dio la ruptura entre el Gobierno del Presidente Bolaños y el PLC, los medios de comunicación empezaron a hablar barbaridades del entonces Diputado Benavides, quien no tenía ninguna credibilidad. Los medios de la derecha hacían chanza, sorna del Diputado Benavides. ¡Ah! pero como ahora el Magistrado Benavides junto con los otros Magistrados liberales está boicoteando las sesiones del Consejo Supremo Electoral, ustedes pueden notar cómo en los medios de la derecha se destaca la palabra del Magistrado Benavides, como si fuera la palabra de una persona seria. ¡Ahora tiene credibilidad! Y continuamente vemos cómo los medios de la derecha lo entrevistan le dedican ocho columnas, y no ponen en duda lo que dice el Magistrado Benavides. A la derecha y a los yanquis, les interesa deslegitimar el proceso y si para ello hay que utilizar al Magistrado Benavides –así como a los otros Magistrados Herrera, Marenco– pues lo hacen, para tratar de boicotear estas elecciones, apuntando boicotear también las elecciones nacionales y restarle legitimidad a una victoria del Frente y sus aliados.

Esa es la estrategia: decir que ahora el Consejo Supremo Electoral no sirve. El mismo Consejo Supremo Electoral, con el mismo Presidente –el Doctor Roberto Rivas– que le dio la victoria al Ingeniero Bolaños, ahora no sirve. ¿Por qué? Porque el Frente va a ganar. Si ellos se sintieran seguros de la victoria, el Consejo Supremo Electoral, sería bueno. El CSE es bueno cuando les da la victoria a ellos, aunque caigan en un fraude tan evidente como fue el fraude de 1996, cuando la señora Rosa Marina Zelaya presidía el Consejo Supremo Electoral y ahora también ella es ¡otra figura de autoridad! ¡Imagínense! ¡Una señora corrupta! Nunca ha sido tan corrupto ese Consejo Supremo Electoral, como cuando ella estuvo al frente del mismo. Fue la época de mayor corrupción del Consejo Supremo Electoral. Ah pero ahora, ella es la voz que sale a cuestionar, la autoridad que sale a calificar al Consejo Supremo Electoral.

Un Consejo Supremo Electoral que a pesar de todas las fallas e irregularidades que se le puedan señalar, es un Consejo mucho más organizado, mucho más ordenado, que el de 1996. Porque el Consejo Supremo Electoral de 1984, el de 1990, es innegable que era un Consejo incuestionable. Y era un Consejo Supremo Electoral sandinista. Era incuestionable. Nadie le pudo cuestionar irregularidades ni corrupción a ese Consejo, y fue el que le reconoció la victoria a la UNO, en 1990. Pero el de 1996, ¡ese es el Consejo de la corrupción! y después, cuando la señora Zelaya salió, se logró venir mejorando.

Se realizaron las elecciones municipales siendo ya Presidente del Consejo el doctor Rivas; vinieron después las elecciones nacionales en el 2001; las municipales del 2004 y, la verdad es que sí ha habido todavía debilidades, como el voto con testigos, pero es un Consejo mucho más ordenado. Por ejemplo, este Consejo ha estado entregando el Padrón; el del 96 nunca entregó el Padrón al Frente Sandinista. Se lo entregó a los liberales de Alemán, pero nunca lo entregó al Frente, y eso era suficiente para anular esas elecciones.

Ellos están utilizando todas estas armas; van a tratar de utilizar a los observadores, para buscar como deslegitimar este proceso. Están cuestionando las elecciones de la Costa del Caribe cuando realmente ahí el número de votantes ha sido históricamente el mismo. Vota menos gente para las regionales; vota un poco más para las municipales y, para las nacionales votan mucho más electores. Ese ha sido el comportamiento y, es explicable, porque han ido perdiendo la confianza, porque la Autonomía no es respetada y a pesar de que el Frente ha defendido esa Ley de Autonomía que se aprobó con la Revolución, esta ley se ha quedado en el papel. Y, es cierto, están los Consejos Regionales, pero tienen serias limitaciones para poder actuar, hacer realidad y hacer valer a plenitud la Ley de Autonomía.

Están hablando, tratando de empañar las elecciones de la Costa del Caribe, cuando incluso en lo que fue el proceso de verificación, se verificó la misma cantidad de gente que votó en las últimas elecciones. Eso significa más bien un alto grado de organización; eso es lo que se demuestra. Pero cuando vienen los señores del PLC y aparecen denunciando que se les va a hacer fraude. ¡Ah los niñitos! ¡Se les va a hacer fraude a los niños dundos del PLC! ¡Semejantes sinvergüenzas, mañosos, mafiosos! Pero ahí sí vienen los periódicos y la televisión de la derecha, y los presentan como pobres angelitos que van a ser víctimas del fraude. Los que robaron más de cien millones de dólares a este pueblo, van a ser víctimas del fraude. Aquí está orquestada la campaña mediática que no es más que la expresión de una voluntad de los yanquis y la oligarquía. No van a cejar por supuesto en su intento de unir a las derechas, porque ya están hablando, dando muchas declaraciones al respecto. Lean los artículos en los medios de la derecha, donde están llamando a que se unan los que se autodenominan demócratas. llaman a unirse con el PLC que encabeza el doctor Alemán, al señor Alvarado, al señor Montealegre, al señor Lewites; llaman a que se unan todos Para evitar que gane el sandinismo. Esa es una posición equivocada, porque, aunque se unan ¡no van a engañar ni a derrotar al pueblo! Porque la victoria del Frente, es una victoria del pueblo. Eso no lo van a poder evitar.

La manipulación de los problemas sociales

Van a tratar de manipular situaciones como ésta que acaba de pasar, la huelga del transporte. ¡Una manipulación total! Los transportistas son de diferente filiación política; hay transportistas sandinistas y liberales, pero tienen un mismo problema: ¿cómo prestar servicio a los usuarios? La campaña ha sido feroz, porque lo que quieren es que el transporte pase a manos de los grandes capitalistas y que se liberalice el transporte. Esa es la prédica de la derecha y la oligarquía auspiciada por los yanquis. Aun cuando en los países desarrollados y en los mismos Estados Unidos el transporte público o es del Estado o se subsidia. Hace poco hubo una huelga en Nueva York que paralizó a toda la ciudad. ¿Me van a decir que es culpa del Frente? ¡Son capaces de decir que la huelga de los transportistas en Nueva York es culpa del Frente y que los transportistas de Nueva York son sandinistas! ¡Son capaces de decir eso! Van a decir que el transporte de Nueva York está en manos de los Parrales-Vallejos... ¡hasta eso son capaces de decir! Sencillamente, se paran los transportistas porque primero, no ha habido una política de Estado para introducir nuevas unidades de transporte en Nicaragua, las unidades tienen más de 25 años. Por lo tanto, el costo de operación de una unidad es mucho mayor.

Estos tres gobiernos no han introducido nuevas unidades para el transporte de la gente pobre. No lo hacen. Les importa poco cómo se transporte la gente pobre. No les importa que vayan en esos buses destartalados. El costo del petróleo se ha elevado y por tanto se eleva el costo de la gasolina, sobre todo el diesel, que es el que utilizan los buses. El valor del pasaje cuesta más y aquí el problema no es subsidiar al transportista, no se trata de eso. Se trata de subsidiar a los ciudadanos que utilizan el transporte. Eso es muy diferente. Si nos vamos por las reglas del libre mercado, sencillamente que suba el transporte a lo que debe valer. Eso significaría que cada familia nicaragüense que se transporta en el bus a sus trabajos, a buscar la vida, o que mandan a sus hijos a la escuela, tendría un incremento insostenible para su pobre economía familiar. ¿Quién paga ese incremento? La posición de los liberales del PLC ha sido como la de Pilatos: lavarse las manos frente al conflicto. No dieron la cara, se escondieron como ratas; en lugar de dar la cara para ayudar a resolver este conflicto se escondieron como ratas y no se aparecieron en el Diálogo ni un solo día. Igual están haciendo los de Montealegre, se están escondiendo como ratas porque al final de cuentas ratas y ratones son del mismo Partido y no quieren tocar al capital, a las petroleras, porque ellos representan los intereses de los ricos y como es lógico, no quieren tocarlas.

En el Diálogo se acordó poner un impuesto a las ganancias de las petroleras, que en el 2004, ganaron más de 300 millones de córdobas después de pagar impuestos; y el año pasado ganaron cerca de 500 millones. Eso es lo que ellos mismos declaran. Esta gente es sinvergüenza y siempre esconde las ganancias; seguramente que ganaron el triple, unos mil quinientos millones de córdobas, pero ellos declaran 490 millones. A esta suma hay que agregarle lo que sustraen en maniobras de especulación en el exterior que lo cargan a los costos de los productos que introducen en Nicaragua y estamos hablando de sumas multimillonarias, que incluso están documentadas en el Banco Central. Estamos frente a una mafia, porque son una mafia estas empresas petroleras. ¡Ah! y, viene el Partido Liberal a defender a la mafia de los petroleros y a castigar a la población. Porque si los liberales no dan el voto para que se les ponga el impuesto a la petroleras, significa que están defendiendo a ese gran capital transnacional que se enriquece a costa del pueblo nicaragüense y están provocando mayor daño al país. Igual ocurre con el partido de Montealegre.

Ellos van a tratar de manipular situaciones como esta, tratando de hacer creer que este impuesto va a derivarse luego al usuario. ¡Eso no es cierto! El impuesto es sobre las ganancias de las petroleras una vez que ellas han pagado su impuesto normal, no pueden después gravar al usuario. Por eso es que están pegando el brinco, porque si ellos pudieran gravar al usuario, hubieran dicho que está bien que se les ponga el impuesto. ¿Por qué las petroleras han pegado el brinco diciendo que van mal, que van a la quiebra? ¡Esa es una gran mentira! Están haciendo tremendo negocio a nivel mundial. Las más grandes ganancias obtenidas por las empresas que han existido sobre el planeta Tierra, son las que obtuvieron las empresas petroleras el año pasado. Fueron ganancias de hasta 35 mil billones de dólares, porque están especulando con las necesidades de las personas en todo el mundo. Que no me vengan ahora a decir los del Partido Liberal de Alemán y los de Montealegre que "pobrecitos los petroleros, no hay que ponerles impuestos". Pero no les importa poner el impuesto a los pobres. ¿Por qué? Porque ellos están para favorecer a los banqueros.

Si en este país los que están subsidiados, son los ricos. Lo que está subsidiado es el capital. Y eso, no lo dicen. Aquí, está subsidiada la industria azucarera y es un subsidio que beneficia no solamente a productores nicaragüenses sino que también a productores guatemaltecos que se han venido a instalar a Nicaragua, porque es tremendo negocio en nuestro país producir azúcar subsidiada. Pero a la población se le vende más cara el azúcar; no se vende al costo de producción, sino que se le encarece y es el pueblo el que subsidia, no es el Gobierno el que lo hace. Es el pueblo el que subsidia a los ricos productores de azúcar en este país, y ¿quién protesta contra ese subsidio? Quisiera oír a los del Partido Liberal de Alemán y a los del Partido Liberal de Montealegre protestando contra ese subsidio. ¡Qué van a protestar, si son los mismos ricos, capitalistas, explotadores, que están en el mismo negocio!

Además, como también son banqueros y están metidos en los Bancos, tampoco van a protestar por el robo, –porque eso ya no es subsidio, ¡el robo!– que se le ha hecho a este pueblo con los famosos bonos. Aun reestructurados, esos bonos son un asalto al pueblo nicaragüense. Anteriormente fueron reestructurados, pero debería volver a reestructurarse el pago de esa deuda interna en lo que tiene que ver con los bonos, porque eso es un robo al pueblo de Nicaragua, ni siquiera se debería usar la palabra subsidio. ¡Ah, pero eso sí! Si se roba en beneficio de los ricos, para ellos eso está bien. Si se subsidia en beneficio del gran capital, eso está bueno. Pero ¿reclamar subsidios para los pobres, para la salud, la educación, el transporte? ¡Eso está malo!

Los medios en sintonía con los ricos

Esas son las campañas que vamos a enfrentar y que ya estamos enfrentando. Lógicamente los medios de comunicación de la derecha se unen para defender esas campañas. ¿Por qué? Porque también esas petroleras, los ricos, los banqueros, los capitalistas, son los que pagan los anuncios a los medios de comunicación y si éstos no publican sus titulares defendiendo a esos sinvergüenzas, entonces les quitan el anuncio, así de sencillo. Algunos medios de comunicación lo hacen por la necesidad, demostrando que por lo tanto no tienen dignidad; pero otros lo hacen porque sencillamente tienen una afinidad ideológica total y, además, son socios de los Bancos que colocaron esos bonos y están recibiendo los intereses. También están totalmente comprometidos con las petroleras ¡una transnacional! Quiero ver adónde está su valor, su sentido de nacionalidad para enfrentar a las petroleras. ¡Que aprieten el botón en la Asamblea para poner el impuesto a las petroleras! Ellos, aprietan el botón con facilidad para gravar al pueblo; están dispuestos a apretar el botón para que se destruyan los cohetes –que son para la defensa del país– ¿por qué? ¡porque son serviles, vendepatrias y están entregados al capital, a los ricos, a la oligarquía!

Nuestra batalla es justa y, el pueblo, tiene que valorarla así. El acuerdo que se ha tomado en esta materia, en un acuerdo en el cual, ¡por primera vez! se le está tocando las ganancias a estos sinvergüenzas y, ¡no es fácil! Ha sido una actitud muy valiente la de los Partidos que firmaron este acuerdo en la Presidencia. El APRE, Camino Cristiano, Alternativa Cristiana, son los tres Partidos que con el Frente firmaron este acuerdo. Efectivamente, no tenemos los votos suficientes para aprobar la Ley; ahora dependerá de que los liberales de Alemán y los de Montealegre demuestren realmente que quieren favorecer a la gente pobre o, sencillamente, se desenmascaran como lo que han sido y son: ¡sirvientes de los ricos, de la oligarquía y de las transnacionales!

Hablo de Camino Cristiano porque estaba presente Delia Arellano, aunque no vi al señor Osorno, estaba la Diputada Arellano y por tanto, esperamos que eso sea un compromiso de Partido. ¿Ya lo ratificó Camino Cristiano? ¡Ah! Entonces nuestro respeto para Camino Cristiano! Esta es una actitud patriótica en la que estamos coincidiendo. Quiero destacar la actitud patriótica que tuvo Miguel López. Independientemente de las diferencias que hemos tenido, él tuvo una actitud valiente, patriótica, y, una buena iniciativa, para que saliéramos del atolladero. Vamos a ver si los del Partido Liberal de Alemán y los de Montealegre, van a poner en riesgo la estabilidad del país o, ¡vamos a fondo con las petroleras! Porque estamos empezando. Hay que ir a medir la estructura de costo de las petroleras, porque están robando. Que no vengan con el cuento de que se van a ir, porque si estuvieran perdiendo ¡hace rato se hubieran ido. ¡Eso es puro cuento! Peor aún, los medios que reproducen el cuento como si fuera cierto, lo que hacen es aparecer como asalariados de las petroleras ¿Quién les puede creer? El que está perdiendo ¡se va! Cuando con el petróleo actualmente se están haciendo los mayores negocios en el mundo, ¡que venga con el cuento una petrolera de que están perdiendo y que se van! ¡Hombre! Eso es inadmisible.

¡Hay que investigar! ¡hay que medirle las costillas! porque están robando a costa del pueblo nicaragüense, a costa de los usuarios del transporte público y del transporte privado; le están robando a la clase media, a los técnicos y profesionales que tienen su carrito con gran esfuerzo; también a ellos, les están robando. Por eso, tenemos que unirnos todos, en esta batalla ¡para que se investigue! Esto no es solamente el impuesto, sino que hay que investigar cómo están especulando con la plata que ni siquiera entra al país. Y el Banco Central tiene todos esos datos. Esperamos que el Banco Central colabore facilitando esa información para que esta batalla se pueda librar, porque es una batalla que tiene un sentido patriótico, por la defensa de los intereses de los nicaragüenses.

Con esto podemos decir que tenemos elementos suficientes sobre la situación nacional y el contexto en que nos estamos moviendo en estas batallas electorales que tienen que ver con las elecciones en la Costa del Caribe y luego con las nacionales del mes de noviembre. Indiscutiblemente, la unidad del Frente Sandinista es fundamental para alcanzar esta victoria.


Descarga la aplicación

en google play en google play