Escúchenos en línea

Centroamérica catapulta operaciones de carteles de la droga, dice EEUU

None | 1 de Marzo de 2006 a las 00:00

Washington – Como puente natural entre los principales productores de cocaína del mundo y el enorme mercado de consumo estadounidense, Centroamérica catapulta las operaciones de narcotraficantes, dijo el miércoles el departamento de Estado.

El istmo es considerado como un corredor natural para el tráfico de narcóticos, problema que se agudiza por los escasos controles marítimos, la corrupción y la debilidad jurídica en algunos países, indicó en su informe Estrategia del Control Internacional de Narcóticos 2006.

En conjunto, las autoridades de Belice, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá lograron incautar 37,6 toneladas de cocaína en 2005. Nicaragua y Guatemala figuran como "importantes rutas de tránsito de drogas" y también enfrentan los más graves problemas de corrupción, dijo.

"A pesar de los sustanciales esfuerzos antinarcóticos hechos por el gobierno de Guatemala en el 2005, grandes cargamentos de cocaína continúan moviéndose por su territorio por aire, tierra y mar", señaló. En una evidente señal de corrupción en las instituciones oficiales, un operativo binacional terminó con la captura en Estados Unidos de los tres jefes del Servicio de Análisis e Investigaciones Antinarcóticas de la Policía.

"Nicaragua es un punto importante de trasiego para la cocaína sudamericana y la heroína destinada a los Estados Unidos y, en un menor grado, para Europa", dijo el Departamento de Estado. La aislada costa Atlántica nicaragüense, una región empobrecida con falta de empleo, "hace el tráfico de drogas extremadamente atractivo para los residentes locales", lo cual se aprecia en la pujanza de construcciones y venta de materiales en la zona, destacó el informe.

La colaboración que presta Panamá ha venido mejorando, según el informe. No obstante, el país canalero es visto como "un importante nexo para el crimen internacional y un gran centro de trasiego de drogas hacía los Estados Unidos y Europa.

Dijo que Panamá es un país importante de tránsito en el trasiego de drogas y particularmente vulnerable al lavado de dinero, "debido a su proximidad a los grandes países productores, su complejo sector bancario internacional, economía dolarizada y la zona libre de Colón".

Las autoridades estadounidenses catalogaron al gobierno de Costa Rica como "un compañero hemisférico en el combate del cambiante y creciente negocio del tráfico de drogas, decomisando un récord de 6,749 kilogramos de cocaína y 49.38 kilogramos de heroína en el 2005". Aún así, el informe enfatizó en que debido a la tendencia de transportar la droga por vías marítimas, la mayoría de cargamentos pasan por aguas costarricenses en ambos océanos.

Los problemas señalados en el informe para Honduras se centran en la falta de recursos para combatir el narcotráfico, el débil y sobrecargado sistema judicial, falta de coordinación y de liderazgo. También la falta de recursos y botes para patrullar sus costas, hacen vulnerable a Belice, que también es considerado como un territorio de paso para los narcotraficantes.

El documento, publicado por el Departamento de Estado de EEUU, señala que los cárteles de las drogas de Suramérica usan principalmente la vía marítima para el trasiego de estupefacientes a través de los países de Centroamérica mediante el uso de lanchas rápidas y otros medios.

Una vez al año el Departamento de Estado cumple con el requisito legal de informar al Congreso sobre la lucha contra las drogas y el nivel de cooperación de otros países con EEUU en esa campaña.

Este informe es uno de los elementos sobre los que se basa la certificación que realiza en septiembre próximo Washington sobre la cooperación internacional en la lucha contra el narcotráfico y que influye en la ayuda económica y militar a otros países.

GUATEMALA

Estados Unidos considera a Guatemala el país de mayor tránsito de cocaína y heroína en la región, aunque reconoce los esfuerzos y la cooperación del Gobierno contra las drogas. El informe estaca que en el 2005 "grandes embarques de cocaína siguieron moviéndose a través del territorio guatemalteco por aire, tierra y mar. También hace ver que "la insuficiencia de recursos, la debilidad de los niveles medios del gobierno y la amplia corrupción" dificultan la capacidad de las autoridades guatemaltecas en la batalla contra el narcotráfico y el crimen organizado. El informe oficial destaca que en el pasado año en Guatemala se erradicaron 48 hectáreas de amapola opiácea y que la marihuana que se cultiva en ese país es únicamente para el consumo local.

EL SALVADOR

El documento del Departamento de Estado elogia la cooperación de El Salvador -otro de los países de tránsito de narcóticos-, gracias a la cual se logró que 711 traficantes de drogas fueran declarados culpables en los tribunales salvadoreños durante el 2005. Señala que como fruto de esta cooperación se logró la condena, ese mismo año en EEUU del ex diputado salvadoreño William Eliú Martínez, sometido a juicio en Washington por narcotráfico. El informe subraya los efectos negativos que en las investigaciones ha tenido la falta de apoyo entre la Fiscalía General salvadoreña y la policía en la lucha contra el narcotráfico. La producción de precursores químicos para la fabricación de drogas, su comercio y tráfico no son "un problema significativo", según el informe de Washington.

HONDURAS

EL gobierno de Washington dice que las autoridades de ese país afrontan "significativos obstáculos" en la lucha antidrogas en cuanto a fondos, debilidad del sistema judicial, falta de coordinación y "un inadecuado liderazgo". Asegura que "recientes informes muestran un incremento en el tráfico de drogas" en suelo hondureño. El trasiego de narcóticos por los diversos corredores hondureños es vigilado por EEUU y las unidades antidrogas militares y de la policía de ese país, gracias al compromiso del gobierno de Tegucigalpa en la campaña contra esta actividad ilícita, dice el informe. Alaba el hecho de que las fuerzas antinarcóticos de Honduras hayan decomisado 269 kilos de cocaína, 2,5 kilos de heroína, y cerca de 1,3 toneladas métricas de marihuana, además de haber detenido a 800 sospechosos de narcotráfico, durante el 2005.

NICARAGUA

A este país centroamericano, EEUU lo considera "un significativo punto de trasbordo de la cocaína y heroína de Sudamérica destinada a Estados Unidos, y en menor grado, a Europa". Indica que los grupos criminales internacionales "mueven drogas ilícitas a través de Nicaragua por tierra, mar y aire" a través de grandes rutas en las costas del Pacífico y el Atlántico y en su tramo de la Carretera Panamericana. El informe reconoce, que a pesar de los estos problemas, el gobierno de Managua se esfuerza en el combate nacional del abuso de drogas y del comercio internacional ilegal de narcóticos. No obstante, Advierte de que el elevado índice de desempleo y la crisis económica en la costa del Atlántico nicaragüense empuja a muchos ciudadanos al tráfico de drogas.

COSTA RICA

Las autoridades de EEUU consideran que Costa Rica es uno de los principales corredores centroamericanos entre los abastecedores de drogas suramericanos y el mercado estadounidense, y "el mayor punto de trasiego de narcóticos hacia Estados Unidos y también a Europa". Alaba al gobierno de San José porque "ha demostrado profesionalismo y fiabilidad como un socio hemisférico en el combate al siempre cambiante y creciente comercio ilegal de las drogas, confiscando un récord de 6.749 kilos de cocaína y 49.38 kilos de heroína en el 2005".

PANAMA

Estados Unidos cataloga a Panamá como el más extenso vínculo "para el crimen internacional y un importante punto de trasbordo de las drogas destinadas a EEUU y Europa". El informe oficial dice que "continúa mejorando" la cooperación entre EEUU y el gobierno panameño del presidente Martin Torrijos, y que la asistencia de Washington es "crucial" para garantizar el eficaz cumplimiento de las leyes contra el narcotráfico. Pone de relieve que las políticas bilaterales y la coordinación operacional entre Panamá y EEUU "continúan siendo buenas" en todos los asuntos relacionados con el tráfico de drogas. Washington confía en la promesa de Torrijos de "purgar la corrupción" de su gobierno y de fortalecer el combate al crimen internacional y las drogas, según el citado documento.

Nicaragua en el ojo de la tormenta de drogas, dice la ONU

En el mundo de las drogas ilícitas, América Central y el Caribe continúan desempeñando principalmente el papel de paso para el contrabando desde Suramérica a Norteamérica, situación que persiste no sólo por sus características geográficas sino también debido a factores sociales de la región.

Este hecho es destacado en el Informe de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) –organismo autónomo de Naciones Unidas– correspondiente a 2005 que, presentado este martes en Viena, ofrece un panorama sobre el problema del narcotráfico y la drogadicción en todo el planeta.

"La región de América Central y el Caribe sigue utilizándose como punto de reexpedición importante de las remesas de drogas, sobre todo de cocaína, procedentes de América del Sur y destinadas a Estados Unidos y países de Europa", recuerda el documento.

Según los datos obtenidos por la ONU, "gran parte de las 300 toneladas de cocaína que entran anualmente en EEUU han pasado por América Central y el Caribe".

La JIFE, el órgano autónomo del sistema de Naciones Unidas encargado de vigilar el cumplimiento de los acuerdos sobre fabricación, comercio y uso de estupefacientes y, en consecuencia, de velar porque no se haga un uso indebido de esas sustancias, llama especialmente la atención sobre los elementos sociales que apuntalan la persistencia del contrabando de drogas en la región.

Si bien "la extensión de las zonas costeras y las dificultades del terreno explican en cierta medida" el fenómeno, para los expertos de la JIFE no cabe duda que además contribuyen a la situación "factores sociales negativos". Entre ellos, se destaca "la elevada tasa de desempleo y la debilidad de las instituciones".

Así, se recuerda que casi todos los países de la región han elaborado planes de lucha contra la droga, pero que "la mayoría de ellos ha tenido dificultades para aplicarlos, principalmente debido a la falta de recursos humanos y financieros".

Un ejemplo es Honduras, donde la aplicación de las leyes adoptadas en la materia se ve obstaculizada por "las prácticas corruptas", señala el informe, que asimismo recuerda que el parlamento del citado país aún "no ha aprobado leyes para revocar la inmunidad de que gozan los altos funcionarios, a fin de posibilitar su enjuiciamiento", ni tampoco ha aprobado medidas para "tipificar como delito el blanqueo de dinero".

Otro caso es Nicaragua, donde "los traficantes aprovechan la situación de desempleo pagando a particulares para que distribuyan drogas ilícitamente", una situación que al parecer ha provocado un aumento del número de toxicómanos.

"En Haití, pese a los esfuerzos de la ONU, la situación sigue siendo precaria", con lo cual se dan "condiciones ideales para la delincuencia organizada, el tráfico de drogas, el blanqueo de dinero y la violencia perpetrada por pandillas".

Sin embargo, la JIFE reconoce "algunos progresos" en el país caribeño, como la creación de grupos de trabajo para la lucha contra la droga y la corrupción y "alienta" a Haití a continuar con los esfuerzos iniciados.

También reconoce como un logro la reducción del contrabando de estupefacientes en Cuba mediante las llamadas "Operación Coraza Popular" y "Operación Aché III", así como el hecho de que la Interpol haya podido reanudar sus operaciones en la isla.

Por otro lado, la JIFE se lamenta de la falta de estudios sobre el consumo de drogas de la población en la mayoría de los países de la región, algo que dificulta estimar cuál es la dimensión del abuso de sustancias psicoactivas y la eficacia de la lucha antidrogas.

De momento, los datos que se tienen apuntan a que el consumo de cocaína y otras drogas traficadas va en aumento especialmente en las zonas utilizadas como rutas de contrabando.

En Costa Rica, Honduras, Jamaica y Nicaragua, la información obtenida revela un incremento del "abuso de cocaína y crack".


Descarga la aplicación

en google play en google play