Escúchenos en línea

Aumenta el número de muertes por sida en Nicaragua

None | 17 de Marzo de 2006 a las 00:00

En Nicaragua la única fuente de financiamiento para ARVs (medicamentos retrovirales) son el Receptor Principal del Fondo Global y NICASALUD, los cuales se aferran a sus "indicadores" e inicia tratamiento sólo para 100 personas por año

En Nicaragua cada año aumenta el número de muertes a causa del SIDA, esto según algunos médicos locales que tratan a personas que viven con VIH/Sida, incluyendo a dos del sector público y uno del sector privado que dona su tiempo.

El número de casos no registrados ni reportados en Nicaragua es probablemente hasta diez veces el número que son diagnosticados y reciben tratamiento, esto según la Asociación Agua Buena para le Defensa de los Derechos Humanos de Nicaragua.

Hablando de números esto quiere decir que si hay 168 personas en tratamiento actualmente, puede haber aproximadamente 1700 que requieren de antiretrovirales (ARV), pero que no reciben servicios del todo. En noviembre de 2004, ONUSIDA hizo la estimación de que 1.000 personas necesitaban tratamiento en Nicaragua, y este número habría aumentado significativamente en los últimos 15 meses.

Ante dicho panorama algunas personas del proyecto del Fondo Global están dispuestas a declarar que el acceso a ARV en Nicaragua es universal, un escenario muy poco probable si se dan diez veces más muertes por año que el número de personas en tratamiento.

Lo curioso de esta situación es como el tema acerca del "acceso universal" y un proyecto del Fondo Global con éxito son frecuentes en los discursos que los Ministerios de Salud presentan en conferencias internacionales, los cuales están basados en estadísticas equívocas, conclusiones erróneas que brindan un panorama engañoso de la situación actual de Nicaragua.

Asimismo, es preocupante que la UNGASS II está ya en el horizonte y que no está claro aún qué ha logrado el Gobierno Nicaragüense desde el 2001 en la lucha contra el sida y qué podrá reportar a las Naciones Unidas en agosto próximo.

De acuerdo con la investigación de la Asociación Agua Buena para le Defensa de los Derechos Humanos de Nicaragua, existen 2.200 personas con TB en Nicaragua, incluyendo a aquellas en programas de los cuales NICASALUD no participa, entonces, es razonable estimar que de ellas aproximadamente 100 son VIH+.

Sin embargo, excepto por aquellas que participaron del estudio centinela, donde se les otorgó pruebas para detectar el virus, ni siquiera se ha brindado pruebas a estas personas.

La Cruz Roja de Nicaragua asegura que existen 28 personas con VIH+ en la ciudad norteña de Matagalpa, pero que ninguna de estas 28 personas ha tenido acceso a exámenes de CD4, y mucho menos acceso a ARVs. Con todo y esto, cuando una persona va a realizarse la prueba de VIH en Nicaragua, es casi seguro que la decisión de realizarla lo determine el deterioro de la salud, cuando el nivel es alto, algún médico recomienda la prueba finalmente.

Otro de los problemas en cuanto a infección se refiere es el de los pacientes con infecciones oportunistas, ubicados en su mayoría entre los barrios pobres de Managua, esto debido a la falta de acercamiento y construcción de capacidades locales en áreas rurales para proveer de fuentes tempranas de referencia así como de tratamiento directamente en clínicas rurales; por parte del proyecto del Fondo Global.

Este aspecto llama la atención ya que, el Fondo Global es la única fuente de financiamiento capaz de adquirir medicamentos en Nicaragua, con excepción del ya mencionado programa de ARV en Bluefields,

No obstante, se puede asumir que el proyecto original del Fondo Global requería de un presupuesto para el tratamiento de 100 personas a un costo estimado de $1.200 por año, por persona para 100 personas por año más exámenes. Esto se estima con base a los mejores precios posibles de compañías multinacionales en América central a inicios de 2003 cuando el proyecto fue redactado.

Los costos hoy en día se encuentran por debajo de los $400 por persona por año, gracias a que el Receptor Principal adquiere ahora medicamentos genéricos pre-calificados. Así que la matemática básica indica que debería de sobrar dinero cada año, basándonos en las estimaciones originales de costos.

De hecho, proveer de medicamentos ARV a 100 personas por año a un costo de $400 por persona son sólo $40.000 por año, cuando se presume que el presupuesto anual para ARVs es de alrededor de $250.000.

El problema es sí aparentemente existen los recursos para tratar apersonas con el virus del VIH. Por qué no utilizar este dinero extra, para salvar más vidas, y tratar de ir más allá de los indicadores. Y la pregunta obligada, ¿Qué hace el Fondo Global en estos casos donde los precios caen durante la ejecución del proyecto y existen, presumiblemente, un exceso de fondos disponibles?


Descarga la aplicación

en google play en google play