Escúchenos en línea

El Salvador entra a recta final de elecciones municipales y legislativas

None | 5 de Marzo de 2006 a las 00:00

San Salvador – Con sendas y coloridas concentraciones, los principales partidos políticos han adelantado este fin de semana el cierre de la campaña proselitista para los comicios municipales y legislativos del próximo domingo. La fecha oficial de cierre es el miércoles, pero los partidos políticos aprovecharon el feriado del fin de semana para aglutinar a sus seguidores y adelantaron el acto en los 14 departamentos del país.

En los comicios del domingo, los salvadoreños elegirán a 262 alcaldes de los 14 departamentos del país, 84 diputados de la Asamblea Legislativa y 20 representantes al Parlamento Centroamericano (PARLACEN). Para el proceso están inscritos unos 3,8 millones de votantes, un poco más de la mitad de la población.

La Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), en el gobierno desde 1989, y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), la principal fuerza de oposición, están al frente de las preferencias de votos entre los seis partidos políticos inscritos, según recientes encuestas.

"Hay que ir a votar, hay que defender nuestro voto y dar una derrota a los areneros, debemos transformar este país en un lugar donde todos seamos iguales, donde haya empleo, menos pobreza", aseguró el jefe de campaña del FMLN, Roberto Lorenzana.

Según la ley electoral, la propaganda electoral de los partidos debe cesar tres días antes de los comicios, por lo que los partidos políticos tienen hasta el próximo miércoles 8 de marzo para seguir promocionando a sus candidatos, pese a que ellos realicen previamente sus actos de cierre.

El FMLN realizó el domingo un multitudinario festival musical en la céntrica Plaza Cívica en pleno corazón de la capital, con la presencia del grupo venezolano de música popular Los Guaraguao, aunque el acto no se ha presentado específicamente como cierre de campaña.

La concentración del FMLN ha sido convocada para recordar los 40 días del fallecimiento del líder histórico de la agrupación, Schafik Handal, quien murió el pasado 24 de enero de un infarto. "Se queda, se queda, mi comandante se queda", "el pueblo unido jamás será vencido" y "Schafik vive, la lucha continúa", fueron algunos de los cantos de los efemelenistas.

Los dirigentes de FMLN han resaltado que la muerte de Handal provocó mayor inspiración a sus bases para superar en las elecciones la cifra de las 76 alcaldías que gobierna desde el 2003 y en el caso de la capital, con tres períodos consecutivos desde 1997.

Violeta Menjívar, del FMLN, es la candidata del FMLN para la alcaldía de la capital y encabezó recientes encuestas con el oficialista Rodrigo Samayoa.

El presidente Tony Saca encabezó el sábado en la capital el cierre oficial de la derechista ARENA y el domingo asistió a varias concentraciones en la región este del país. "Ni atenidos ni confiados, todos a votar", dijo Saca el domingo ante decenas de simpatizantes del partido oficialista en la ciudad de San Miguel, a más de 150 kilómetros al este de la capital.

"Un voto por ARENA es un voto por diputados que no atrasen y que ayuden al presidente, pero sobre todo es un voto por Tony Saca para seguir transformando el país", agregó Saca en medio de un mar de banderas con franjas azul, blanco y rojo de ARENA.

Participan además de ARENA y el FMLN, los partidos minoritarios: Partido de Conciliación Nacional, Partido Demócrata Cristiano, Partido Nacional Liberal y Partido Cambio Democrático.

El Tribunal Supremo Electoral informó que comenzó el domingo la distribución del material electoral hacia poblados de los departamentos de Usulután, San Miguel, Morazán y La Unión.

Arzobispo pide a salvadoreños votar masivamente

El arzobispo de la capital, monseñor Fernando Sáenz Lacalle, exhortó a los salvadoreños a votar masivamente, aunque sea "por el menos malo" de los candidatos, en los comicios. "Nadie tiene excusa para no votar", declaró monseñor el domingo en conferencia de prensa tras concluir la misa principal en la catedral de la capital. Dijo que incluso "en el último caso si todos los partidos le parecen malos, que voten por el menos malo, pero todos votemos".

"También cabe la protesta de anular el voto, como una manifestación de su criterio, pero el caso es que todos nos hagamos presentes en las votaciones", sostuvo Sáenz Lacalle. Para el jerarca de la iglesia católica "el no votar es un pecado de omisión, es una falta grave de cumplimiento de una obligación civil, que tiene una repercusión moral".

De traficante de personas a candidato político de la Democracia Cristiana

Agencia Associated Press (AP)

Narciso "Chicho" Ramírez ha pasado algún tiempo en la cárcel acusado de "coyote" –traficante de personas– y ha sido despojado de su visa estadounidense. Pero en su pueblo tiene estatura privilegiada: muchos lo reconocen como el hombre que ayudó a numerosos salvadoreños a cumplir el "sueño americano" llevándolos a Estados Unidos.

Ramírez, de 44 años y de origen campesino, que vivió su niñez llevando bultos en el mercado de este caserío ubicado a unos 110 kilómetros al oeste de la capital, a los 22 emigró a Estados Unidos y al regresar al país se convirtió en un influyente empresario y ganadero, aunque es más conocido como traficante de ilegales.

Postulado por el Partido Demócrata Cristiano (PDC), Narciso aspira a convertirse en alcalde del municipio de San Francisco Menéndez, del departamento de Ahuachapán, fronterizo con Guatemala, gobernada desde 1985 por la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) del presidente Tony Saca.

"Narciso es el candidato más popular, aquí la gente está muy agradecida con él", dijo a la AP Martín Guardado mientras escuchaba los corridos de los Tucanes de Tijuana para acompañar una vistosa cabalgata de "Don Chicho y sus amigos".

Montando a "Gladiador", un caballo español por el que pagó 12.000 dólares, "Don Chicho", recorrió las calles de Cara Sucia acompañado de prominentes rancheros de la zona que también lucieron hermosos caballos valorados en miles de dólares.

A Narciso Ramírez la gente lo conoce como el coyote que ayudó a cientos de campesinos de la zona que ahora viven en Estados Unidos, convirtiendo a Cara Sucia en un lugar más conocido por sus remesas de dinero. Con apenas unos 5.000 habitantes, este caserío tiene cuatro sucursales de los bancos más importantes del país que captan el dinero enviado por los salvadoreños desde Estados Unidos.

El diputado suplente del Parlamento Centroamericano, Horacio Ríos, defiende a Narciso y a los migrantes que envían miles de dólares. "Estoy aquí para apoyar a un amigo, estoy apoyando a un buen hombre", dijo Ríos a la AP antes de montar su caballo español.

Censuró que se persiga a quienes llevan gente a Estados Unidos ya que "el país vive de las remesas, (y) la economía es estable gracias a las remesas de la gente que se fue sin documentos a Estados Unidos. Narciso ayudó a mucha gente a irse a Estados Unidos y ahora son buenos trabajadores, empresarios que envían dinero al país para que se mantenga", agregó.

"Aquí sólo cosas buenas se hablan de Don Chicho, él llevó mucha gente al norte y están agradecidos", dijo a la AP Blanca Rosa Coreas, una mujer de 50 años que llegó a saludar al candidato.

Sus vínculos con el tráfico de ilegales lo llevaron a la cárcel el 27 de febrero de 2002, y durante 14 meses estuvo preso en la cárcel de Mariona en San Salvador y otros 12 meses con arresto domiciliario. Lo acusaron de haber fletado un furgón bananero que fue detenido en Monterrey, México, con 144 personas indocumentadas, pero fue absuelto de todos los cargos.

Su fama de coyote no le incomoda y admite sin tapujos que llevó gente a Estados Unidos, aunque asegura que lo hizo antes del 4 de octubre del 2001 cuando la Asamblea Legislativa de El Salvador lo tipificó como un delito que sería penalizado con hasta ocho años de cárcel.

"Cuando llevé gente a Estados Unidos no fue para lucrarme, lo vi como apoyo a la gente más necesitada", expresó en entrevista con la AP, y dijo que hasta de "fiado" (crédito) los llevaba. Asegura que nunca cobró por sus servicios y que se limitó a "ayudar a gente sin dinero". Dice que después del largo viaje al norte desde El Salvador, solía dejar a los emigrantes en el extremo norte de México diciéndoles que tenían que buscar el modo de filtrarse en Estados Unidos.

"En la frontera no tenía nada que ver con ellos. Les decía 'miren, hasta aquí llegué. Aquí están los otros a los que tendrán que pagarles para llegar a destino'. Es así como ayudaba a la gente a veces", recordó.

Cuando regresó al país en 1985, después de dos años de "duro" trabajo, invirtió todo su dinero en un camión y un autobús, y después comenzó a viajar frecuentemente a Estados Unidos. Así comenzó una carrera vertiginosa de éxitos económicos.

Narciso dejó atrás su pasado de penurias y hoy es un exitoso empresario y ganadero que saborea las mieles de la fortuna. Sostiene que sus vínculos con el tráfico de personas no le restan credenciales para ser un buen gobernante.

Considera que llegó la hora de darle un giro a la política del país y buscar nuevos liderazgos, y destaca el caso del presidente Saca que "no era político y está haciendo una buena obra".

"Si la gente quiere verme más allá de la alcaldía, ellos van a tomar la determinación, para mí no hay un límite", aseguró.

Narciso enfiló sus baterías contra los diputados que aprobaron una ley que castiga el tráfico de personas. Afirmó que "en vez de estar gastando tanta plata (dinero) en querer erradicar el tráfico de ilegales a los Estados Unidos, esa plata debería servir para producir más empleos en el país".

Adelantó que si gana la elecciones iniciará "un trámite de perdón" ante la embajada de los Estados Unidos "para recuperar nuevamente mi visa" y poder visitar ese país donde viven siete de sus hermanos.

Se estima que unos 2,5 millones de salvadoreños viven en Estados Unidos y de estos 248.000 están protegidos por un programa migratorio temporal. Más de 300.000 están de manera ilegal, el resto son residentes o adquirieron la ciudadanía estadounidense.

Según Carecen internacional, un organismo no gubernamental que ayuda a los emigrantes, todos los días más de 700 salvadoreños dejan su país y emprenden viaje hacia Estados Unidos.

La permanencia de los salvadoreños en Estados Unidos es fundamental en este país, debido a que las remesas familiares mensuales se han convertido en un pilar principal para la economía.

En el 2005, las remesas familiares enviadas por salvadoreños radicados en Estados Unidos totalizaron una cifra récord de 2.830 millones de dólares. Esa cantidad superó los 2.547 millones de dólares del 2004.


Descarga la aplicación

en google play en google play