Escúchenos en línea

Feria alimentaria abre las puertas a productos latinoamericanos

None | 14 de Marzo de 2006 a las 00:00

La avidez por los frutos exóticos y alimentos sanos, convierten la feria alimentaria Foodex 2006, que se inauguró este martes en Tokio, en una decisiva puerta de entrada a Japón para los productos de América Latina.

Considerada la mayor plaza de exhibición alimentaria en la región Asia-Pacífico, la feria Foodex 2006 celebra este año su trigésima primera edición y reúne a 79 países y regiones de todo el mundo.

Considerada la mayor plaza de exhibición alimentaria en la región Asia-Pacífico, la feria Foodex 2006 celebra este año su trigésima primera edición y reúne a 79 países y regiones de todo el mundo.

En la representación de América Latina, destaca la presencia de México que, en abril, cumplirá el primer año de la entrada en vigor del Tratado bilateral de Libre Comercio con Japón.

El pabellón de México en Foodex 2006 con 75 empresas, fue inaugurado por el secretario de Agricultura, Francisco Mayorga.

Según declaró Mayorga a EFE, la participación mexicana en Foodex, sin precedentes en número y metros cuadrados, confirma el interés de los productores mexicanos por aprovechar las ventajas el acuerdo económico y consolida la posición de productos como la carne bovina.

El titular de Agricultura destacó el incremento de las ventas de la carne mexicana debido a la prohibición japonesa a las importaciones de EU por la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB) que permitió a muchas firmas de su país afirmar su posición en el mercado nipón.

Los productos cárnicos contribuyeron al aumento de las exportaciones de productos alimentarios de México a Japón en 2005, que alcanzaron los 564.4 millones de dólares, según datos oficiales mexicanos.

Los exportadores de aguacate mexicano, que registraron un alza de más del 90% en las ventas a Japón el año pasado, hasta las 24,000 toneladas, están representados en Foodex por los Aguacateros Integrados de Michoacán.

Según el gerente comercial de ese gremio, el licenciado J.Obelleiro Carbajal, los aguacates mexicanos de la variedad Hass acaparan ya el 95% del consumo japonés y se ha incorporado con éxito en platos típicos locales como el “sushi”.

Además de Chile que negocia un TLC con Japón, están presentes Argentina, Bolivia, Brasil, Nicaragua, Costa Rica, Cuba, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Panamá, Perú, Uruguay y Venezuela.

El empresario colombiano Eduardo Cárdenas, director de ASC, explicó que la posición consolidada de su empresa en Japón se debe en gran parte a la participación en Foodex hace 12 años con un “stand” de 3 metros cuadrados atendido por el y dos familiares.

En ese entonces comenzaba la inmigración latinoamericana a Japón y sus primeros clientes eran distribuidores con necesidad de productos sudamericanos, asegura el empresario que cuenta hoy con puntos de venta en las principales ciudades japonesas y tiene contratos con grandes mayoristas para el mercado de restaurantes y cafeterías.

Con una nómina de 30 empleados y una variedad de productos que incluye jugos de frutas desconocidas hace unos años en Japón como la guanábana y el lulo, una solanácea similar al tomate, Cárdenas califica al consumidor nipón como uno de los más universales a la hora de probar nuevos alimentos.

“El consumidor nipón viaja mucho, está muy informado y busca la calidad y los efectos saludables de los alimentos, y por eso el mercado japonés ofrece una gran oportunidad para los productos latinoamericanos”, aseguró.

Tras explicar que Japón importa 60,000 millones de dólares en alimentos, incluidos materias primas, y que el número de agricultores en este país está decreciendo, Cárdenas aseguró que la participación en Foodex es necesaria pues “nunca se termina de trabajar en un mercado con 350,000 mayoristas”.

La feria de Foodex, continúa hasta el 17 de marzo y según los organizadores espera unos 90,000 visitantes, una cifra similar a la de la última edición.


Descarga la aplicación

en google play en google play