Escúchenos en línea

Obando dice que Daniel ha cambiado y hasta sugiere que puede ejercer un buen gobierno

None | 17 de Abril de 2006 a las 00:00

El Cardenal Miguel Obando y Bravo cree que si bien la jerarquía católica no debe participar en política partidista, si debe ejercer su "misión" profética y, en dependencia de las circunstancias, emitir su opinión sobre la "política amplia" del país y del mundo.

Durante una comparecencia televisiva este lunes, el cardenal Obando recurrió al Concilio Vaticano II y al ejemplo del Papa Juan Pablo Segundo, para fundamentar su opinión de que "la iglesia jerárquica debe preocuparse por los problemas del pueblo y algunas veces, cuando es necesario, debe ejercer la función profética"

"Creo que la Iglesia, cuando es necesario debe dar una orientación sin militar en política estrictamente partidista sino en política en sentido amplio y tiene que participar de las alegrías, de las tristezas, de la angustias y cuando juzga necesario tiene que dar sus orientaciones", precisó el Cardenal Obando, cuyos principales amigos entre la clase política son el matrimonio Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Incluso, Obando casó en una ceremonia privada a Ortega y Murillo y desde 2004, cada 19 julio oficia una misa por "los muertos de las guerras" en Nicaragua.

A juicio del Cardenal, Ortega ha cambiado "porque todas las personas podemos cambiar, podemos cambiar de mentalidad y depende de las circunstancias. Toda persona puede cambiar, puede convertirse, el mismo David que había matado y cometido adulterio se arrepintió y llegó a ser el Santo Rey David, porque un corazón contrito y humillado el Señor no lo desprecia. Cambió el buen ladrón unos minutos antes de exhalar el último suspiro. Todo hombre puede cambiar en la medida en que pasan los años y nos vamos enriqueciendo, vamos obteniendo más experiencia y la persona inteligente trata de no repetir los errores".

Sobre las próximas elecciones y un eventual triunfo de Ortega (quien compite por quinta vez para la Presidencia de la República), el Cardenal ofreció una respuesta dual. "Espero que el pueblo de Nicaragua, que es un pueblo maduro, un pueblo que sabe tomar decisiones bien ponderadas, nuestro pueblo no es tonto es muy serio y que va a votar por el candidato que juzgue más idóneo. Los nicaragüenses votarán por el candidato que se preocupe por la salud, se preocupe por la alfabetización, se preocupe por crear fuentes de trabajo, se preocupe por abrir pozos porque hay mucha gente que está muriendo de sed y por un candidato que va a interesarse sobre todo por la gente que tiene menos recursos".

Según el Cardenal Obando, sus homilías en Catedral, cuando era arzobispo, "siempre iban en una línea espiritual", pero que no evadía comentar la situación del país, cuando los periodistas lo requerían.

"Creo que la Iglesia, cuando es necesario debe dar una orientación sin militar en política estrictamente partidista sino en política en sentido amplio y tiene que participar de las alegrías, de las tristezas, de la angustias y cuando juzga necesario tiene que dar sus orientaciones", argumentó.

El Cardenal perdió su puesto de arzobispo de Managua hace un año, cuando agonizaba el Papa Juan Pablo II, y en este sentido, comentó que "me extrañó la hora y la forma en que se hizo". El trámite del Vaticano fue aceptar su renuncia por razones de edad –tiene 79 años– y nombró en su lugar a Monseñor Leopoldo Brenes, entonces obispo de Matagalpa y quien en los años 80 fue Obispo Auxiliar de la capital.

En aquella oportunidad, era un secreto a voces que los sectores más ricos del país y la secta del Opus Dei querían su relevo, porque no le perdonaban su acercamiento a los sandinistas.

Brenes ha tratado de ejercer su purpurado con menos incidencia en la política nacional, lo cual ha sido aplaudido por los sectores pudientes del país principalmente. En cambio, el cardenal Obando, desde su alejamiento de la estructura de la iglesia en Nicaragua, tiene cada vez una incidencia menor y sólo participa cuando Ortega-Murillo, o el reo Arnoldo Alemán lo solicitan.

Obando reclamó para sí su propio liderazgo que, según dijo, lo ejerce en su calidad de Cardenal, Príncipe de la Iglesia, sin que ello menoscabe el papel del monseñor Brenes como jefe de la arquidiócesis de Managua, "por quien rezo todos los días".

"Él es Arzobispo, yo soy Cardenal y soy respetuoso, aún cuando voy a la Catedral nos ponemos de acuerdo. De parte mía yo rezo por él y no creo que mi imagen lo vaya a opacar. El es un sol y yo seré una luna", aseguró.

También comentó la situación de Alemán. "Aquí ha habido una campaña contra la corrupción. Me parece que las dificultades que han tenido es que no han podido comprobar esa corrupción a través de las leyes a las personas que son señaladas. La lucha contra la corrupción todos debemos luchar y todos debemos ser honestos y tratar de examinarnos a nosotros mismos porque podemos correr el riesgo de que vemos la paja en el ojo ajeno y no veamos la viga que tengamos en nuestros propios ojos".

Y también se apuntó por una amnistía para el reo Alemán. En este sentido, recordó el perdón oficial que se le brindó a ex militares que participaron en acciones de guerra en los 90, y en particular citó el caso de Pedrito El Hondureño, quien entre otras cosas tomó por asalto la ciudad de Estelí.

"Suele darse esas amnistías, ya la hemos vivido y corresponde a las autoridades darla", explicó y también ratificó su amistad personal con Alemán y su familia, porque "si uno es amigo debe ser amigo en los momentos de las alegrías y en los momentos de la tristeza, no solamente cuando la gente está en el poder".

Jerarquía católica promete no hacer proselitismo electoral

El Arzobispo de Managua, monseñor Leopoldo Brenes se comprometió a no tener ninguna incidencia en ninguno de los candidatos presidenciales que irán a la justa electoral en noviembre próximo.

La afirmación del prelado difundida este jueves por El Nuevo Diario dijo que tomará precauciones para que sus mensajes no induzcan a preferencias partidarias. Dijo que sería interesante que los proyectos de los aspirantes presidenciales sean apegados a la realidad y donde deben jugar un papel importante los asesores de los políticos que se lanzarán a conquistar el poder en las elecciones generales previstas para el 5 de noviembre.

Indicó que "sería interesante que la población recobre la confianza en su líderes" al tiempo que recordó que los aspirantes presidenciales van subiendo en las encuestas y con base en la oferta que presentan. Recordó que previo a un proceso electoral se producen situaciones cosméticas que son propias de toda campaña política y "en todas partes del mundo los candidatos ofrecen eso".

El arzobispo capitalino en su homilía ofrecida el jueves en la Catedral Metropolitana de Managua en ocasión de la misa crismal llamó a la feligresía a apoyar a los sacerdotes "porque son hombres que se van gastando cada día y pueden tener sus debilidades".

El arzobispo de Managua, Leopoldo Brenes, pidió este miércoles "silencio político" a los candidatos a cargos de elección popular durante la celebración de la Semana Santa.

El líder religioso hizo el llamado en particular a los candidatos a la Presidencia de los diferentes partidos políticos. "Esta semana sería oportuna para tener ese silencio", señaló el jerarca católico. El arzobispo nicaragüense sugirió a los candidatos reflexionar mejor sobre las propuestas de campaña que ofrecerán a la población durante la campaña electoral.

"Yo creo que sería bien oportuno darse ese tiempito del silencio, porque después en la campaña casi no hay tiempo", dijo el religioso. El 9 de abril pasado, monseñor Brenes exigió a los candidatos a la Presidencia a presentar planes de Gobiernos "sinceros".

Agregó que es "oportuno", incluso para los nicaragüenses, "hacer una semana de silencio político" y poder "reflexionar para ir evaluando a cada uno de los candidatos y dejarnos inspirar por la gracia del Espíritu Santo".

Para el arzobispo de Managua todos los nicaragüenses, incluido políticos, deberían practicar en esta Semana Santa la máxima de las empresas privadas. "Cerrados por inventarios y que, pues, comencemos a inventariar nuestras vidas", sugirió.


Descarga la aplicación

en google play en google play