Escúchenos en línea

Magistrado Rosales rechaza acusaciones de embajador EEUU

None | 10 de Marzo de 2006 a las 00:00

El magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Francisco Rosales, rechazó las críticas del embajador norteamericano, Paul Trivelli, contra el poder judicial, y acusó al gobierno de Washington de violar los derechos humanos en el país.

En Estados Unidos se violan los derechos humanos todos los días (...) sin embargo, nos recetan y nos dicen: cumplan estas elecciones transparentes, si no, no les vamos a ayudar, afirmó el juez en declaraciones a la prensa local.

El Magistrado Rosales se refirió a la decisión del gobierno norteamericano de quitar la ayuda a la Corte Suprema de Justicia porque algunos narcotraficantes han salido sin culpa de los procesos judiciales a los que han sido sometidos.

Al respecto dijo que los funcionarios del Poder Judicial no tienen la culpa que los narcotraficantes quieran venderle su producto a "esa sociedad corrupta de Estados Unidos y a su gobierno".

Tras recalcar que EEUU es el país con mayor mercado mundial de drogas, el jurista recordó que la Casa Blanca recurrió al narcotráfico en la década de los años 80 para financiar su guerra sucia contra la Revolución Sandinista. "Nada pudo haber sido más inmoral, según el doctor Rosales, que haberle vendido drogas a su propio pueblo comprándola en Colombia, Bolivia y Chile para obtener armas y combatir a la revolución.

"Nosotros no tenemos culpa de que existan drogadictos en Estados Unidos, entonces porqué nos van a decir que nosotros somos el lugar de tránsito", dijo el doctor Rosales quien aseguró que el Poder Judicial tampoco tiene culpa de que los jurados absuelvan a los narcotraficantes.

Los jurados no forman parte del Poder Judicial porque son electos por los Concejos Municipales y que no se puede confundir bajo ningún punto de vista ese concepto de democracia, sostuvo Rosales.

El magistrado salió al paso a nuevas declaraciones de Trivelli, quien en opinión del analista Arturo Cruz, se está volviendo un actor político más en la escena nicaragüense por sus constantes apariciones ante los medios de prensa para opinar sobre temas locales.

Las nuevas acusaciones del diplomático norteamericano están asociadas a recientes informes de Washington y del propio gobierno, que señalan una supuesta penetración del narcotráfico internacional en los juzgados de la nación.

Tanto el embajador como el Ejecutivo toman como base para sus declaraciones recientes escándalos que sacudieron el poder judicial. El más sonado de ellos fue la extracción ilegal de 609 mil dólares de una cuenta bancaria controlada por la Corte Suprema.

El dinero había sido incautado a un presunto narcotraficante colombiano, pero fue extraído mediante métodos fraudulentos por varios abogados y jueces.


Descarga la aplicación

en google play en google play