Escúchenos en línea

IV Foro del Agua concluye con acento en comunidades locales y financiamiento

None | 22 de Marzo de 2006 a las 00:00

México - El IV Foro Mundial del Agua concluyó este miércoles en la capital de México con un apoyo claro a la descentralización y los poderes locales para garantizar una gestión transparente del recurso natural.

También se subrayó la necesidad de enormes inversiones para que casi dos tercios de la humanidad tengan acceso al agua potable y al saneamiento. Para reducir esta proporción a la mitad se precisan 12.000 millones de dólares anuales hasta 2015, contra 3.500 millones en la actualidad.

Los ministros y representantes, tras siete días de debates, reconocieron en la declaración final "el importante papel que los parlamentarios y las autoridades locales tienen en diversos países para incrementar el acceso sustentable a los servicios de agua y saneamiento".

Esos poderes, según la declaración, ejercen "un papel clave" para que se puedan alcanzar los objetivos fijados por la comunidad internacional.

"La ausencia de agua o su mala calidad mata diez veces más que las guerras", dijo Loic Fauchon, presidente del Consejo Mundial de Agua (CMA), quien consideró que la comunidad internacional "debe pagar" -no prestar- para dotar de servicios sanitarios a los países más desamparados.

Para el director ejecutivo del CMA, Daniel Zimmer, se trata del "principal avance" de la reunión de México. "En Kioto (sede del Foro en 2003), las comunidades locales no existían. Aquí, dialogaron con los gobiernos locales y nacionales", dijo.

Zimmer se alegró de que se hubiera reconocido el papel prioritario de la política para que el sector privado participe en la gestión del agua bajo control público. Según dijo, el foro interesa en tanto "precursor", como "motor de ideas", gracias a los numerosos intercambios que suscita.

La buena gestión y la transparencia también fueron mencionadas como criterios indispensables para una distribución del agua a un mayor número de personas.

La ministra francesa de Medio Ambiente, Nelly Olin, insistió en la instauración de "marcos regulatorios para evitar la corrupción" así como en "la necesidad de transparencia y evaluación de los resultados de los operadores".

"África recibió financiamiento, pero a menudo lo utilizó para infraestructuras anticuadas", remarcó Salif Dialo, ministro de Agricultura y Recursos Hídricos de Burkina Faso. El funcionario abogó por "planes transparentes y un planteo coherente con objetivos precisos".

En cambio, el derecho al agua como derecho humano, mencionado mucho durante el foro pero nunca, a pedido de México, en las sesiones oficiales, siguió siendo una cuestión sensible.

De hecho, la declaración final del Foro sólo incluyó este tema, exigido por Bolivia, Venezuela y Cuba, en forma de anexo.

Es un "avance" que el derecho al agua esté en declaración, sostienen Bolivia y Venezuela

Altos representantes de Bolivia y Venezuela se mostraron satisfechos de que el acceso al recurso natural haya sido incluido como derecho "humano fundamental" en los anexos de la declaratoria ministerial adoptada por 140 países durante la clausura del IV Foro Mundial del Agua.

"Hay un avance" en el hecho de que la "declaración complementaria" firmada por Cuba y, durante los últimos minutos de la clausura, por Uruguay, haya sido incluida como anexo, dijo en conferencia el viceministro de Agua del ministerio de Medio Ambiente de Venezuela, Ernesto Paiva.

Bolivia y Venezuela habían advertido que no adoptarían la declaratoria ministerial si no se incluía su propuesta como anexo. Durante los siete días que duró el foro, ambos países intentaron convencer a otros estados para que se sumaran a su propuesta.

Hasta la tarde de este miércoles sólo Angola, según el ministro de Agua de Bolivia, Abel Mamani, había asegurado que también firmaría la declaración andina.

Brasil se opuso a firmar esa declaración porque prefiere hablar de ese concepto como un "derecho esencial", reiteró el viceministro de Medio Ambiente de ese país, Claudio Langone.

Bolivia y Venezuela adoptaron la declaración ministerial pero se "reservan su derecho a escoger las empresas" privadas de servicios de agua, aclaró Mamani. El gobierno de Bolivia pretende que la gestión del agua se realice por medio de empresas públicas, dijo Mamani.

"El acceso al agua en calidad, cantidad y equidad constituye un derecho fundamental. Los Estados, con la participación de las comunidades, deben realizar esfuerzos en todos los niveles para hacer efectivo este derecho para sus habitantes, dentro de sus respectivos países", dice el texto del anexo.

En su texto manifiestan también su "preocupación" por los efectos "negativos" que pueden tener tratados comerciales sobre los recursos hídricos.

La declaración ministerial adoptada por 140 países apela por la descentralización, la buena gestión de los servicios del agua y el reconocimiento del papel de las autoridades locales en el manejo del líquido.


Descarga la aplicación

en google play en google play