Escúchenos en línea

Nicaragua solidaria con rebelión latina en EEUU

None | 28 de Marzo de 2006 a las 00:00

La Red Nicaragüense de la Sociedad Civil para las Migraciones llamó este martes al Congreso norteamericano a promover leyes que respeten los derechos humanos de los inmigrantes que residen en los Estados Unidos. "Somos del criterio que cualquier propuesta de reforma migratoria debe hacerse respetando el sentido de la dignidad humana y los derechos humanos" de los inmigrantes, dijo este martes uno de los dirigentes de la red, Javier Pérez.

La red Nicaragüense de la Sociedad Civil para las Migraciones integra a 22 ONGs e instituciones nicaragüenses que forman parte de una red centroamericana para la migración, la cual envió una carta al Comité Judicial del Senado estadounidense para expresar su rechazo a la reforma migratoria que "criminaliza" a los indocumentados. "Hacemos un llamado a la reflexión a los senadores estadounidenses porque esta iniciativa tal como fue presentada no contribuye a consolidar el proceso democrático en Centroamérica", señaló Pérez.

"La posible deportación de miles de indocumentados a la región, si se aprueba la ley, generaría además un impacto negativo en las familias que dependen económicamente de las remesas que reciben de sus parientes en Estados Unidos", agregó. Esa "ley es violatoria de los derechos humanos y de la igualdad ante la ley" que deben tener los inmigrantes en Estados Unidos, consideró por su lado la dirigente de la ONG "Coordinadora Civil", Ana Quiroz. Se estima que en Estados Unidos viven medio millón de nicaragüenses de manera legal o ilegal. El embajador estadounidense en Nicaragua, Paul Trivelli, dijo no creer que ocurran deportaciones masivas de nicaragüenses ilegales con esta ley.

"Nunca lo hemos hecho, creo que no podemos hacerlo, (porque) no tenemos ganas de hacerlo, pero vamos a ver qué dice el Congreso algún día", afirmó Trivelli.

El Comité Judicial del Senado estadounidense propuso el lunes endurecer los controles fronterizos, crear visas de trabajo temporarias y legalizar a millones de indocumentados sin que salgan del país, en una reforma migratoria que podría ser discutida las próximas semanas por el plenario.

Quirós dijo que la promesa de legalizar a los indocumentados "es una trampa", porque permitirá seguir endureciendo las leyes migratorias en Estados Unidos.

Primera victoria de latinos «Bush: no joda a mi pueblo»

Miles de estudiantes abandonaron el lunes sus aulas en California y en Texas y grandes multitudes avanzaron en Detroit hacia el centro de la ciudad, continuando una serie de protestas callejeras contra propuestas de reformas a la ley de inmigración.

En Washington, el Comité Judicial del Senado norteamericano aprobó la noche del lunes un proyecto de ley contrario a las posiciones antiinmigrantes duras. En la misma ciudad, unos 100 manifestantes se pusieron esposas a fin de protestar contra una propuesta de convertir en un delito la ayuda a los inmigrantes. Esto ocurre en medio de las grandes marchas multirraciales iniciadas el sábado en Los Angeles por medio millón de personas.

Con el eco de los gritos de cientos de miles de personas que se han manifestado en Los Ángeles y otras ciudades de Estados Unidos, el Comité Judicial del Senado norteamericano dio un giro a la crisis por las propuestas de reformas a la ley de inmigración aprobando la propuesta más opuesta a las tesis republicanas de línea dura. Por 12 votos contra 6, en esta primera instancia de lo que será un largo debate se aprobó ayer el proyecto de ley del republicano John McCain y el demócrata Edward Kennedy, que endurece los controles fronterizos, crea un programa de trabajadores temporarios y legaliza a ciertos trabajadores indocumentados.

El presidente George Bush advirtió, en tanto, sobre los peligros de avivar los sentimientos contra los inmigrantes. Las protestas son organizadas por partidarios de los inmigrantes, entre ellos la Iglesia Católica. En New York, el reverendo Luis Barrios clamó: "Este es el mensaje de Dios para el presidente Bush: no joda a mi pueblo". La multitud respondió eufórica: "Aquí estamos, no nos vamos, y si nos echan... regresamos".


Descarga la aplicación

en google play en google play