Escúchenos en línea

Otro nicaragüense muere en Costa Rica: lo aplastaron 15 tinas de naranja

None | 18 de Abril de 2006 a las 00:00

El nicaragüense Jenaro Alejandro Bolaños López de 74 años, murió la noche del martes a consecuencia de un accidente de tránsito, en el poblado de Coquital, a unos 15 kilómetros al sur de Medio Queso de Los Chiles, Alajuela.

La víctima falleció al volcarse la carreta en la cual viajaba junto con otras siete personas, informó Augusto Urbina, de la Fuerza Pública. El vehículo era jalado por un tractor, agregó Urbina. A Bolaños le cayeron encima 15 de las 25 tinas con naranja que se transportaban.

Solo una persona, Juan Barrera Flores, resultó herida con golpes en el ojo y la cadera. Esto pasó en Finca 12.

Muere taxista nicaragüense al caer a precipicio en Costa Rica

Cambronero, San Ramón, Costa Rica – Un taxista de 43 años de edad perdió la vida cuando el vehículo que conducía cayó a un precipicio de 180 metros de profundidad. El lamentable hecho ocurrió la madrugada de ayer en el guindo La Vuelta del Cristo Blanco, Cambronero, en San Ramón de Alajuela.

La víctima fue identificada como Francisco José Monestel Serrano de nacionalidad nicaragüense, quien desde hace muchos años se desempeñaba como taxista formal en Liberia, Guanacaste. Actualmente laboraba con la placa 309.

Según la versión de algunos testigos, vecinos del lugar, entre ellos Juan Sánchez García, nadie sabe a ciencia cierta cómo sucedió el trágico incidente, lo único que escucharon fue el estruendo de cuando el automotor rodaba hacia el precipicio.

"Fue horrible, yo estaba durmiendo y de un momento a otro se escucharon los perros ladrar fuertísimo y seguido como una especie de trueno, me levanté en seguida y salí a ver qué sucedía, fue cuando observé el carro cayendo. Bajé a ver pero mejor me devolví a pedir ayuda", relató aún nervioso Sánchez.

Para las autoridades de tránsito, según el oficial Douglas Matarrita, lo que le pudo haber pasado a Monestel fue que viajara a San José a realizar un servicio y de regreso se quedó dormido, perdió el control y cayó. Esto porque en la escena del crimen no se encontró ningún indicio que les haga presumir que chocó ni menos que trató de esquivar otro automotor debido a que no había huellas de frenado. Asimismo no se descarta que la víctima haya tenido algún desperfecto mecánico que le haya hecho caer al guindo.

Al sitio del hecho se hicieron presentes la unidad M-45 del cuerpo de bomberos de San Ramón al mando de Carlos Villegas Mora, oficiales de la Fuerza Pública de San Ramón guiados por Carlos Oviedo y la unidad 82 de la Cruz Roja de la zona al mando de Gerardo Mora.

Para realizar el rescate del cuerpo de Monestel, las autoridades debieron utilizar equipo de rescate vertical y equipo hidráulico. En total la ardua labor de rescate duró más de dos horas. Una vez que el cuerpo fue extraído, agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) en presencia de un juez de San Ramón realizaron el levantamiento del cuerpo para luego ser trasladado hasta la Medicatura Forense en San Joaquín de Flores, Heredia.


Descarga la aplicación

en google play en google play