Escúchenos en línea

DE LA DIÁSPORA LATINOAMERICANA

None | 21 de Marzo de 2006 a las 00:00

BID aprueba donación para proyectos productivos respaldados por emigrados y comunidades de origen

Washington – (Comunicado oficial del BID) El Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) del Banco Interamericano de Desarrollo anunció hoy la aprobación de una donación de 3.285.000 dólares para un programa que fortalecerá los lazos transnacionales entre emigrados latinoamericanos y sus patrias para financiar pequeños proyectos productivos en sus comunidades de origen.

Bajo el programa se creará un fondo para apoyar proyectos de desarrollo económico local auspiciados por organizaciones de las diásporas latinoamericanas y las comunidades de origen de inmigrantes de Argentina, El Salvador, Guatemala, México, Nicaragua y República Dominicana.

Hispanics in Philanthropy (Hispanos en Filantropía), una entidad sin fines de lucro con sede en San Francisco, California, será la agencia ejecutora del programa. HIP, que contribuirá 4.060.000 dólares a la iniciativa, promueve lazos entre instituciones filantrópicas y comunidades latinoamericanas y tiene experiencia en proyectos de fortalecimiento institucional de organizaciones en República Dominicana y en la provincia argentina de Córdoba.

El programa busca aprovechar los fenómenos de la migración y las remesas para generar oportunidades económicas alternativas en comunidades que reciben dichos flujos de recursos. La iniciativa también alentará la participación de entidades filantrópicas para fortalecer la cultura de la filantropía en los países participantes.

"La diaspora latinoamericana representa una importante fuente de experiencia, financiamiento y contactos que puede ayudar a sus comunidades y países de origen a acceder a nuevos mercados. Utilizando este recurso para impulsar proyectos productivos se podrán forjar vínculos efectivos para el cambio", comentó el jefe del equipo de proyecto del FOMIN, Daniel Shepherd.

El nuevo fondo financiado por el FOMIN y HIP apoyará proyectos relacionados con actividades generadoras de ingreso, incluyendo micro y pequeñas empresas, cooperativas y organizaciones locales respaldadas por asociaciones cívicas de emigrados. También financiará pequeñas industrias que exportan productos para sus diásporas y proyectos relacionados con las remesas y las transferencias de destrezas y tecnologías a las comunidades de origen de los emigrados.

Con el fin de asegurar que los beneficios lleguen a personas de escasos ingresos, el programa dará prioridad a iniciativas propuestas por ONG y otras entidades que trabajan con minorías tradicionalmente excluidas como las comunidades negras, indígenas, las mujeres y los jóvenes.

Los aportes del fondo para los proyectos tendrán un mínimo de 50.000 dólares y un máximo de 250.000 dólares, con un techo de 100.000 dólares para las contribuciones del FOMIN. Las organizaciones locales deberán financiar por lo menos 20 por ciento del costo total de sus proyectos.

El FOMIN, un fondo autónomo administrado por el BID, apoya el desarrollo del sector privado en América Latina y el Caribe, con énfasis en la micro y pequeña empresa. Su clúster de proyectos sobre remesas incluye una iniciativa conjunta con el Fondo Internacional para el Desarrollo de la Agricultura para promover servicios financieros rurales y programas para auspiciar proyectos productivos en estados de México con altas tasas de emigración.

Obispos centroamericanos protestan por el muro de la ignominia

Obispos de Centroamérica enviaron una carta al Senado de Estados Unidos para solicitar a los legisladores que consideren las "grandes implicaciones" que tendrá la aprobación de la ley de seguridad fronteriza, antiterrorismo y actos de control de la migración ilegal en los países de la región. Así, los prelados alertan sobre "un desastre en la economía nacional y las familias", haciendo el área aún más vulnerable; mayores riesgos para obtener trabajo en Estados Unidos y el incremento de otra ola de migración que facilite el tráfico y la trata de personas. Además se agudizaría la violencia y la inestabilidad socioeconómica y política de la región. Advierten sobre el riesgo de que en el sur del continente americano se instaure un "apartheid social". Por ello, pidieron a los legisladores estadunidenses examinar cuidadosamente el desarrollo económico y la estabilidad política del lugar de origen de migrantes.

Convenio para cobro de envíos en Aguascalientes, México

Aguascalientes, México (Diario La Jornada) – La Secretaría de Desarrollo Social estatal (Sedeso) signó un convenio con Banamex para que mediante una tarjeta de débito las familias de la localidad puedan cobrar las remesas de migrantes aguascalentenses y sólo paguen cinco dólares por envíos de hasta 2 mil dólares. Empresas dedicadas a este servicio cobran en promedio 20 dólares, según informó la titular de la dependencia, Beatríz Cañizo Cosío. En la primera etapa se entregarán 200 tarjetas a personas de comunidades rurales de los municipios de Calvillo, Rincón de Romos y Pabellón de Arteaga, mientras se levanta un padrón en el resto de los ocho ayuntamientos que conforman la entidad. El costo del plástico es de 28.50 pesos, y en el primer envío que los beneficiados cobren en la institución bancaria se les bonificará 50 por ciento de lo que pagaron por ella.

Resurge amenaza de los minuteman

Por David Brooks, corresponsal diario La Jornada México

Washington – El gobierno estadunidense ha anunciado que destinará millones de dólares para construir "murallas virtuales" y cárceles reales para frenar el flujo migratorio, mientras el presidente George W. Bush insiste en que busca una forma más "humanitaria" para abordar la crisis de los indocumentados.

Eso encapsula el actual debate sobre migración, empantanado entre medidas cuasi militares y la realidad: este país depende de la explotación de mano de obra extranjera. Según algunos, los migrantes son una grave "amenaza"; para otros son parte necesaria del futuro de Estados Unidos.

Los políticos debaten en Washington y alrededor del país sobre qué tan largos y altos deben ser los muros fronterizos; si duplicar el número de agentes de la Patrulla Fronteriza (por ahora, el Comité Judicial del Senado propone unos 10 mil más en los próximos cinco años), cuántos kilómetros de barreras (la propuesta aprobada por ahora en el Senado son casi 300 kilómetros más, sólo en Arizona) y cuántos indocumentados podrían ser beneficiados si les otorgan el derecho legal a ser explotados.

Bush sigue promoviendo su visión de una reforma migratoria limitada, y esta semana ha reiterado la necesidad de abordar tanto el asunto de seguridad fronteriza como el de crear un programa de trabajadores huéspedes. Pero no ha logrado imponer su voluntad a su propio partido, profundamente dividido sobre el tema. En gran medida, esto es resultado de su debilidad política a causa del desplome del apoyo popular a su presidencia y su política bélica.

Mientras eso ocurre en Washington, más migrantes mueren, lo que aumenta la lista de los 3 mil 600 registrados oficialmente por el gobierno mexicano desde 1995. Hace unos días, una niña de 12 años fue atropellada en Arizona por un vehículo de la Patrulla Fronteriza junto con su padre, quien sobrevivió y fue testigo de la muerte de la pequeña; el hombre está encarcelado y a punto de ser deportado a México. Aunque fue un accidente causado por las autoridades estadunidenses, el padre fue detenido por poner en peligro a su hija al atreverse a llevarla por el desierto; un fiscal rehusó proceder en su contra, y pronto será deportado.

Tras reconocer que el ingreso de padres e hijos representa un desafío especial para las autoridades, Michael Chertoff, secretario del Departamento de Seguridad Interna, anunció la solución del gobierno estadunidense. "Hasta ahora, no hemos tenido la habilidad para detener a familias que cruzan como grupo porque no tenemos la capacidad de mantenerlas juntas en un centro de detención", señaló Chertoff el lunes. "Vamos a abordar eso al abrir, a principios de mayo, un centro de detención enfocado en la familia, para que ahora podamos detener a las que cruzan ilegalmente". Es, insistió, una medida "humanitaria", ya que "queremos disuadirlos de que traigan a niños en lo que es un viaje muy peligroso a través de la frontera a Estados Unidos".

Chertoff no habló de edificar una barrera de concreto a lo largo de la frontera, como algunos legisladores han propuesto. "Vamos a construirnos una barda virtual; no una barda de ladrillos y cemento, con almbre de púas, la cual, les digo, simplemente no funciona, ya que la gente se trepa en ella; propongo una barda inteligente", con tecnología de punta.

La negociación política de la reforma migratoria se retomará el 27 de marzo, cuando el Senado reinicie sus tareas, luego de un receso de una semana. También lo harán organizaciones tanto pro inmigrantes como antimigrantes que han librado campañas mediáticas, movilizaciones, cabildeo de políticos para promover sus posiciones.

Los minuteman regresarán en abril a patrullar la frontera sur, y según informaron medios de Arizona, son los responsables de provocar el debate nacional y el enfoque sobre el fracaso del gobierno federal en controlar sus límites con México. Su líder, Chris Simcox, declaró a la agencia Ap: "si el Senado no aprueba una ley de seguridad fronteriza, pronto verán duplicarse nuestras filas a finales de septiembre".

Traspasar los muros

Por Luis Hernández Navarro, diario La Jornada México

  1. Número aproximado de emigrantes en el planeta: más de 100 millones.
  2. Monto al que ascendieron las transferencias legales en el mundo por remesas de emigrantes durante 2003: 150 mil millones de dólares.
  3. Cantidad estimada a la que estas transferencias ascienden si se tienen en cuenta los canales informales de distribución de dinero: el doble.
  4. Nombre con el que el seminario Alianza/Choque de civilizaciones, celebrado en Canarias, España, a finales de 2004, bautizó a las remesas: "leche materna para los países pobres".
  5. Total de agencias y países en que opera Western Union, una de las principales compañías de envío de remesas en el mundo: 170 mil y 190, respectivamente.
  6. Número de emigrantes latinoamericanos: más de 25 millones.
  7. Países y región del continente con mayor cantidad de ciudadanos viviendo fuera de sus fronteras: México, el Caribe y Colombia.
  8. Principal destino de la emigración latinoamericana: Estados Unidos.
  9. Segunda nación de destino del éxodo del Cono Sur: España.
  10. Monto por el que las remesas de la región se han multiplicado desde 1985: veinte veces.
  11. Unicos países de Hispanoamérica donde la transferencia de remesas de los emigrantes es casi inexistente: Chile y Venezuela.
  12. Naciones de la región que recibieron más dinero de sus emigrantes: México, Brasil y Colombia.
  13. Países que más dependen de sus ciudadanos en el extranjero para sobrevivir: Haití, El Salvador y Nicaragua.
  14. Porcentaje aproximado del producto interno bruto que esos recursos que se envían suponen: más de 18.5 por ciento.
  15. Número de sin papeles que viven en Estados Unidos según el Pew Hispanic Center: al menos 12 millones.
  16. Porcentaje de esos indocumentados que son mexicanos: más de la mitad.
  17. Cantidad de sin papeles que cada año llegan a ese país: medio millón.
  18. Tanto por ciento de los indocumentados que trabajan en el sector formal de la economía y pagan impuestos: entre 55 y 60 por ciento.
  19. Recursos con que cuenta la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos: 3 mil millones de dólares al año y 18 mil agentes.
  20. Número de indocumentados detenidos en territorio estadunidense durante 2005: 423 mil 898.
  21. Tanto por ciento de esos detenidos de origen mexicano: 90 por ciento.
  22. Cantidad de dinero obtenido por KBR, filial de la empresa Halliburton, para construir en Estados Unidos centros temporales de detención en caso de una alerta migratoria: 385 millones de dólares.
  23. Capacidad actual de los centros de detención temporal para indocumentados en Estados Unidos: 18 mil lugares.
  24. Porcentaje en que crecieron las sentencias contra sin papeles en Estados Unidos entre 2003 y 2004, según un estudio de la Universidad de Syracuse: más del doble.
  25. Tiempo de sentencia promedio por delitos migratorios en ese país durante 2005: menos de cuatro meses.
  26. Mexicanos que se encuentran en el exterior: 9.4 por ciento del total.
  27. Monto de recursos que por concepto de divisas enviaron los mexicanos durante 2005: más de 20 mil millones de dólares.
  28. Aumento registrado en el ingreso de remesas en enero de 2006 respecto al mismo mes de 2005: 26.9 por ciento.
  29. Porcentaje del valor de la producción agropecuaria en México que representaron los envíos de dinero durante 2005: 70 por ciento.
  30. Número de personas -en su mayoría mexicanos sin papeles- que se manifestaron el pasado 1º de marzo de 2006 en Chicago, Estados Unidos, en contra de la ley Sensenbrenner, que pretende criminalizar la migración indocumentada: más de 150 mil.

Datos extraídos así: 1, 2, 3, 4 y 5) El País, 6 de diciembre de 2004; 6,7,8 y 9) Migración internacional, derechos humanos y desarrollo en América Latina y el Caribe, Cepal, 2006; 10, 11, 12, 13 y 14) Anuario Elcano América Latina 2004-2005; 15, 16, 17, 18) La Jornada, 8 de marzo de 2006; 19) La Jornada, 4 de febrero de 2006; 20 y 21) El Universal, 15 de marzo de 2006; 22, 23, 24 y 25) Reforma: 2 de febrero de 2006; 26) Migración internacional, derechos humanos y desarrollo en América Latina y el Caribe, Cepal, 2006; 27 y 28) La Jornada, 15 de marzo de 2006; 29) La Jornada, 17 de febrero de 2006; 30) La Jornada, 11 de marzo de 2006.

EEUU da documentos a 14 inmigrantes ilegales

La Habana - Catorce emigrantes ilegales cubanos, que fueron repatriados a comienzos de año tras alcanzar la base abandonada de un puente en los callos de Florida, recibieron este viernes de la Oficina de Intereses de Estados Unidos un documento que les permitirá iniciar los trámites para obtener la visa y dejar la isla de forma definitiva.

Las autoridades estadounidenses solo le negaron el documento a uno de ellos, sin precisar las razones de la medida. "Se lograron mis sueños... gracias a Dios y a todos lo que de una manera u otra han tenido que ver con este caso", dijo Ernesto Hernández, un reparador de neumáticos de 48 años, luego de recibir junto con su esposa e hijo una carta del gobierno estadounidense para tramitar ante las autoridades cubanas la "tarjeta blanca", el permiso exigido por Cuba para salir de la isla.

La Sección de Intereses estadounidense señaló en el documento que "solicita permiso a salida" para catorce cubanos, a quienes se les ha "aprobado para viajar a los Estados Unidos con una visa humanitaria".

El escrito refiere además que "el documento de transportación (se) le otorgará una vez que el interesado obtenga el permiso de salida" de Cuba.

Al salir de la dependencia estadounidense, Hernández dijo esperar que "en 12 días" el gobierno cubano le entregue la "carta blanca" para abandonar legalmente el territorio caribeño.

Hernández llegó a la Sección de Intereses la mañana del viernes acompañado por sus otros 13 compañeros devueltos, entre ellos nueve hombres, dos mujeres y dos niños de 2 y 13 años. "Nos falta un eslabón", lamentó, pues Lázaro Jesús Martínez Giménez, de 31 años, no obtuvo el permiso.

Martínez Giménez indicó que Estados Unidos le habría negado los trámites porque declaró a las autoridades estadounidenses, luego de ser detenido en enero pasado al llegar a las cercanías de la Florida, que asesinó a una persona hace nueve años.

El cubano admitió que mintió en su declaración y como prueba mostró una nota del ministerio de Justicia de Cuba, donde señala que no tiene antecedentes penales.

Dijo que mintió porque "se comenta que a esas personas (con antecedentes) eran llevadas a tierra" en Estados Unidos. "Mi reacción fue esa. No sé por qué".

"Quiero pedirle al cónsul que me escuche", agregó Martínez Giménez, quien se identificó como el organizador del periplo que realizaron en enero pasado los 15 emigrantes ilegales desde la población costera de Matanzas, a unos 100 kilómetros de La Habana, hasta un puente abandonado en los Cayos de la Florida.

Un juez de una Corte de Miami determinó hace algunas semanas que las 15 personas estaban en territorio estadounidense. El dictamen revisó la medida de los guardacostas norteamericanos, que repatriaron al grupo alegando la política "pies secos-pies mojados", que establece que los emigrantes ilegales cubanos deben pisar territorio firme estadounidense para poder ser recibidos en ese país, ya que de lo contrario serán repatriados a Cuba.

Emigrantes

Por Lisandro Duque Naranjo, [email protected] Semanario El Espectador, Colombia.

El tema de la emigración, aunque ya venía, desde la segunda mitad del siglo XX, golpeando en los medios, la reflexión académica, y el arte, se ha vuelto más omnipresente en lo que va corrido de este nuevo milenio.

En este momento formo parte del jurado calificador de películas para el Festival de Cine Latino de San Diego y me ha impactado que, de diez largometrajes participantes en la justa, nueve cuentan historias de emigrantes, a pesar de que el certamen no lo impuso como requisito, pues la convocatoria era de tema libre. Han pasado ante mis ojos, pues, una niña marroquí de 10 años que cruza de ilegal el Estrecho de Gibraltar hasta encontrar a su padre en Málaga y persuadirlo de que regrese con ella a Tanger. Un niño cubano que se “embarca” en un neumático para buscar a su padre en Miami, y se ahoga apenas ha emprendido la imposible travesía. Un peladito mexicano que, también tras la huella paterna, y para festejarse su cumpleaños, fracasa en la tentativa de cruzar la frontera mexicano-estadounidense y termina soplando las velas apenas con su madre. Y así por el estilo seis películas más. Quizás haya influido, para que los trabajos inscritos se refieran a ese tipo de dramas, el hecho de que San Diego es una frontera caliente, pues queda a 22 kilómetros de Tijuana, la última ciudad al norte del estado mexicano de Baja California. Al decir de Néstor García Canclini, “Tijuana es, junto a Nueva York, uno de los mayores laboratorios de la posmodernidad. No tenía en 1950 más de sesenta mil habitantes y hoy supera el millón con los migrantes de casi todas las regiones de México que se instalaron en estos años”. (Datos de 1989. Hoy en día, los habitantes son un millón seiscientos mil).

Por lo recién llegado no he tenido tiempo de visitar esa ciudad, pero espero hacerlo pronto –y compartir con los lectores observaciones hechas al vuelo–, pues no conocerla haría incompleta la estadía en San Diego, urbe estadounidense que se complementa de manera contradictoria con la mexicana, de la que es una hermana siamesa con otro apellido y aspecto, y, aunque no se decide a asumirse como tal, tiene hace tiempos la certeza de que, si desapareciera cualquiera de las dos, la sobreviviente padecería una mutilación irreparable. En 1994, a causa de unos comentarios agresivos del entonces gobernador de California –Judge Pfaelzer– contra los tijuanenses, estos decidieron no hacer compras en San Diego durante dos fines de semana seguidos, lo que les significó a los comerciantes locales la pérdida de las utilidades de un año completo. Ese boicot, entonces, sirvió para flexibilizar algunas normas excluyentes contra la comunidad hispana en California. De hecho, mientras cada estadounidense se gasta en Tijuana dos dólares, cada tijuanense deja tres en San Diego.

Esa dependencia recíproca, esa hibridación compleja, que trasciende el fenómeno estrictamente chicano –más propio de los tiempos en que la emigración se limitaba a lo binacional, a diferencia de ahora cuando la presión fronteriza se ha masificado con la llegada anual de ochenta mil personas procedentes de Latinoamérica, los países asiáticos y Europa oriental–, ha hecho de Tijuana un hervidero de culturas en permanente fermentación, lo que, por supuesto, la convierte en un conglomerado imprevisible, hasta para lo bueno. Gonzalo López Restrepo, un economista colombiano que se desempeñó como director de coordinación binacional entre San Diego y Tijuana –de 1992 a 2000–, considera que esta última ciudad, aunque carece de la infraestructura material para albergar a ese gentío súbito y creciente, se ha fajado en forma heroica para disminuir el impacto que significa un fenómeno tan excepcional e incontrolable. Y que Estados Unidos, con semejante tamaño territorial, no contribuye a la descongestión de esa muchedumbre que se acumula detrás de su principal frontera terrestre. El paisano Gonzalo, sin embargo, con su homólogo mexicano de Tijuana, Diego Moreno, logró, en 1992, el milagro de integrar a las alcaldías de ambas ciudades para algunas tareas conjuntas, en los campos de la preservación ambiental, el enfrentamiento de calamidades naturales, la colaboración judicial y el intercambio económico. Esa audacia de autonomismo regional provocó reacciones adversas del Departamento de Estado estadounidense y de la Cancillería mexicana. Pero como si nada, porque los alcaldes de las dos ciudades apoyaron a los ingeniosos gestores, lo que consolidó ese acuerdo de buena vecindad.

Hay un muro de láminas metálicas desde hace años en la frontera entre EE. UU. y México. A ese muro se le han agregado dos más, paralelos, de hormigón y madera, en las zonas que no dan al desierto. En éste, son las culebras, las maldades del clima y la extenuante vastedad las que impiden que la gente se cuele al “sueño americano”. Saltar los muros hechos por los gringos les costó la vida a 3.500 inmigrantes entre 1994 y 2005. El muro de Berlín, en 28 años, produjo 260 muertos.

A ver cuándo Pink Floyd se puede echar un concierto sobre los escombros de esta otra vergüenza.

Más migrantes necesitan protección

(Agencia Adital) - El número de migrantes de la región aumentó desde 21 millones de personas en el 2000 a casi 25 millones en 2005, sumando el 13% del total mundial. Esta cifra revela la necesidad de impulsar medidas para la gobernabilidad de la migración internacional desde una perspectiva latinoamericana, facilitar la movilidad, potenciar externalidades positivas y protejer los derechos humanos de todos los migrantes, sostiene la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

El documento "Migración internacional, derechos humanos y desarrollo en América Latina y el Caribe" fue presentado ante los delegados de los gobiernos reunidos en el 31° período de sesiones de la CEPAL, que tiene lugar en Montevideo del 20 al 24 de marzo. Allí se ofrecen orientaciones para hacer frente a los desafíos y oportunidades para el desarrollo que presenta la migración, con un enfoque de los derechos humanos de los migrantes y sus familias.

México, la Comunidad del Caribe y Colombia, tienen la mayor cantidad de emigrantes, superando el 1 millón de personas en cada caso. Otros nueve países sobrepasan el medio millón (Argentina, Brasil, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Perú y República Dominicana) cada uno. En varios países caribeños más del 20% de la población se encuentra en el exterior, mientras que en América Latina los porcentajes más altos corresponden a Cuba (8,7), El Salvador (14,5), México (9,4), Nicaragua (9,6), República Dominicana (9,3) y Uruguay (8,3).

Estados Unidos sigue siendo el destino preferido. Hacia el 2004 había 18 millones de inmigrantes provenientes de la región y junto a sus descendientes nacidos allá ya son la primera minoría étnica del país. Entre sus características destacan los fuertes lazos que este grupo mantiene con sus países de origen. Por otro lado, casi la mitad de los latinoamericanos y caribeños vive en forma indocumentada.

El estudio de la CEPAL registra también la ampliación y diversificación de los destinos de la migración. Desde los años 90 ha aumentado el número de latinoamericanos que se dirige a Europa (en particular a España), Japón y Canadá, que se estima en 3 millones de personas. España es el segundo destino de la emigración regional, con 1,2 millones de personas en 2004.

Argentina, Costa Rica y Venezuela se mantienen como los principales destinos de la migración intraregional, aunque ahora hay países que combinan su condición de receptores con la de emisores, de tránsito y retorno (varios Estados insulares del Caribe, México, los países del Istmo Centroamericano y algunos del Cono Sur).

Estos migrantes suman 3 millones de personas y se desplazan entre países fronterizos o geográficamente cercanos, lo que coincide con las iniciativas destinadas a la facilitación de la movilidad en la Caricom, el Mercosur y la Comunidad Andina de Naciones.

La mitad de los migrantes internacionales de la región son ahora mujeres, que viajan muchas veces solas en busca de oportunidades laborales y se ocupan en servicios domésticos. La migración calificada sigue causando pérdidas para los países emisores, y el potencial beneficio a través de la circulación y del retorno no parece materializarse. En todo caso, existen iniciativas en varios países para establecer vínculos con sus comunidades de emigrados y apoyar redes científicas asociadas a las diásporas. La situación de los países de economías más pequeñas preocupa por la emigración de profesionales, especialmente de sus enfermeras y profesoras. Los países más poblados experimentan igualmente pérdidas sensibles en áreas especializadas y su flujo constante amenaza las masas críticas de conocimiento.

Otro rasgo novedoso de la migración es el gran crecimiento de las remesas, que se han transformado en una de las principales fuentes de financiamiento externo para la región. México, Brasil y Colombia concentran más del 60% de las remesas percibidas en la región, y un 20% es captado por Guatemala, El Salvador y República Dominicana.

Las remesas reflejan la vinculación de los trabajadores migrantes y son un apoyo a la economía nacional que desafía a las políticas públicas. En países como Haití, Nicaragua y Honduras representan el 24%, 11% y 10% del PIB, respectivamente, y en economías más grandes como las de El Salvador y República Dominicana, el 14% y el 10%. Su utilización, su medición, los costos de transferencia, el potencial productivo, son temas de debate. Un estudio reciente de la CEPAL indica que su repercusión en términos de pobreza en toda la población es poco significativa, si bien para los hogares que las reciben son un ingreso estratégico.

Junto con ser una salida al desempleo y la falta de oportunidades, la migración internacional acarrea crecientes riesgos y vulnerabilidades. Los derechos humanos de muchos migrantes, ya sea a lo largo de sus travesías, durante su inserción en las sociedades de destino o durante el proceso de repatriación, suelen ser vulnerados de manera alarmante, señala la CEPAL.

Inmigración: ¿Es también un asunto económico?

Por Luis Beaton

La reforma migratoria en Estados Unidos tiene aristas económicas y un enfoque erróneo del asunto puede poner en riesgo importantes sectores del país, alertan hoy asociaciones estadounidenses.

De la misma forma que las economías de México, El Salvador y Honduras, entre otros países, se ven amenazadas porque al cortarse la inmigración hacia el país del norte caen las remesas, los empresarios perderán la mano de obra que necesitan.

La Asociación de Agroindustriales del Oeste estadounidense estima que el millonario sector agrícola de California está en riesgo de crisis por la falta de jornaleros.

Los agroindustriales del estado producen por valor de unos 40 mil millones de dólares anuales, lo que puede verse afectado por la escasez de entre el 40 y 60 por ciento de trabajadores agrícolas en esta temporada.

Al parecer sectores conservadores del Partido Republicano norteamericano están dispuestos a sacrificar lo económico, esgrimiendo el factor de la seguridad en las fronteras, estiman analistas.

En momentos en que el Senado debate una reforma migratoria, se inicia el ciclo natural agrícola en California, tras la entrada de la primavera, cuando los agroindustriales cosechan hortalizas y vegetales.

Thomas Nassif, presidente de la asociación, alertó de que si no se impulsa una reforma puede ocurrir una catástrofe agrícola ya que el negocio en la llamada ensaladera del mundo se calcula en miles de millones de dólares.

Durante 2005 el estado de Arizona, con una alta densidad de población latina, sufrió la falta de trabajadores durante la primavera, esa situación puede repetirse este año en los estados de California, Colorado y Nevada.

En Yuma, Arizona, sólo en la cosecha de lechuga se perdieron 500 millones de dólares en 2005. ¿Que pudiera pasar con las cebollas, las uvas y otros productos de California?, se preguntan alarmados los agricultores.

La represión y el incremento de la vigilancia en la frontera son parte de las causas que provocan la falta de mano de obra indocumentada, plantean los granjeros.

Con el cuatro por ciento de la tierra cultivable para hortalizas en el país, California abastece el 90 por ciento de esa producción para la nación.

En medio del arduo debate en el Congreso, la prensa estadounidense se hace eco de la alarma de los agroindustriales y alerta que si no se logra una reforma migratoria las pérdidas serán de miles de millones de dólares en el sector.

Para los productores agrícolas, el parlamento puede aprobar una ley que garantice un suministro estable de trabajadores legales sin dejar de proteger las fronteras de los narcotraficantes y los terroristas.

La American Farm Bureau Federation estima que si no hay reforma, un tercio de los productores de frutas y verduras del país no podrá competir con los productores extranjeros.

Esta situación, agrega, causaría pérdidas a la agricultura estadounidense de más nueve mil millones de dólares anuales.

De los tres millones de jornaleros que trabajan en la nación, dos millones son miembros de familias agrícolas y el resto son contratados.

"La agricultura es única en el aspecto de que somos muy dependientes de los trabajadores extranjeros temporales para ocupar empleos que la mayoría de los estadounidenses no quiere realizar", aseguró a la prensa el presidente de la organización, Robert Stallman.

Por otra parte, para algunos analistas económicos legalizar a las millones de personas que trabajan en condiciones de explotación por su situación migratoria, ayudaría a reducir los niveles de pobreza y a mejorar la economía de regiones como California.

El tema debe alcanzar una mayor relevancia cuando el próximo 27 de marzo, el pleno del Senado enfrente las propuestas existentes para encarar el tema migratorio y la situación de los casi 12 millones de personas que viven en la sombra en Estados Unidos.

Bush insiste en que no quiere amnistía para inmigrantes indocumentados

Washington – El presidente estadounidense, George W. Bush, aseguró el martes que no quiere otorgar una amnistía o ciudadanía automática a los 12 millones de inmigrantes indocumentados que residen en el país, pero insistió en que se debe resolver su situación de alguna manera.

"A mi juicio, una amnistía sería el camino equivocado", dijo Bush en una conferencia de prensa, consultado sobre su comentario del lunes, cuando afirmó que debe resolverse la situación del inmigrante que está ilegalmente en Estados Unidos desde hace muchos años y ha criado aquí a una familia, pero sin decir exactamente cómo.

"Ahora, hay una diferencia entre alguien que está aquí trabajando legalmente y alguien que es un ciudadano", precisó Bush. "Mi respuesta es: esa persona no debe obtener ciudadanía automática", sentenció.

Bush recordó una vez más que Estados Unidos necesita mano de obra extranjera para llenar puestos de trabajo que los estadounidenses no quieren aceptar, y volvió a mencionar el ejemplo de un cultivador de cebollas que se le quejó porque no encuentra cosechadores para su producto.

"La mejor manera de hacer algo al respecto es decir que si un estadounidense no quiere hacer un trabajo y usted puede encontrar a alguien (extranjero) que sí quiere hacer ese trabajo, se le debe permitir hacerlo legalmente de manera temporaria", explicó.

Sobre todo, el jefe de Estado hizo énfasis en los puntos que preocupan a muchos votantes conservadores: pidió reforzar la seguridad en las fronteras y dijo que se deportará a los inmigrantes que sean detenidos entrando ilegalmente al país; insistió en que hay que penalizar a quienes empleen a indocumentados y luchar contra la falsificación de documentos y el tráfico de personas.

La reforma migratoria está a debate en el Comité Judicial del Senado, luego de que la Cámara de Representantes aprobara a fines de 2005 un proyecto de ley que endurece los controles fronterizos, sin crear un programa de trabajadores temporarios ni ofrecer una solución a los indocumentados.

Varios senadores estadounidenses decidieron ignorar el receso legislativo de esta semana para buscar acuerdos sobre una reforma migratoria que abarque también estos dos polémicos temas.

El líder de la mayoría republicana del Senado, Bill Frist insiste no obstante en que el pleno debe comenzar a debatir la reforma migratoria en la semana del 27 de marzo, aunque el Comité Judicial no tenga aún un texto consensuado.

Frist presentó su propio proyecto de ley que se centra en mejorar la seguridad fronteriza pero no habla de crear visas temporarias de trabajo ni de legalizar a los indocumentados.

Los demócratas y también muchos republicanos están indignados con la presión de Frist y negocian a contrarreloj acuerdos sobre estos dos polémicos asuntos para garantizar que la reforma migratoria votada en el Senado no se circunscriba solamente a controles fronterizos.

"Esperamos que las negociaciones continúen esta semana y que el Comité Judicial del Senado vote algo positivo el lunes", dijo a la AFP Michelle Waslin, experta de la coalición de organizaciones hispanas Consejo Nacional de La Raza (NCLR).

"Pero todavía hay que ver qué pasa en el pleno del Senado (...) Sería horrible que Frist intentara ignorar lo que suceda en el Comité", estimó.

Varios analistas estiman que Frist quiere dar una imagen de "duro" para diferenciarse de otros eventuales precandidatos presidenciales republicanos para 2008 como John McCain, que está a favor de legalizar a los indocumentados y es co-autor de un proyecto de ley junto al demócrata Edward Kennedy.

Senadores de ambos partidos están casi de acuerdo en reforzar la Patrulla Fronteriza, agregar nuevas tecnologías como aviones radio-controlados para vigilar la frontera y endurecer los castigos contra los inmigrantes ilegales y quienes los ayudan a entrar al país.

Kennedy y el republicano John Cornyn trabajan asimismo en un acuerdo sobre un programa de trabajadores temporarios y de legalización de los indocumentados.


Descarga la aplicación

en google play en google play