Escúchenos en línea

NOTAS DE LOS INMIGRANTES

None | 17 de Abril de 2006 a las 00:00

Indocumentados de SLP hacia el norte las autoridades se vuelven más hostiles

Diario La Jornada, México

El peligroso viaje como indocumentado de Centroamérica a Estados Unidos, pasando por México, se agrava a partir de San Luis Potosí, donde las autoridades que los persiguen se vuelven más hostiles, consideraron dos grupos de más de 25 migrantes en territorio estatal.

A las ya conocidas denuncias de extorsiones, asaltos y abusos de policías- principalmente de agentes de la policía municipal de San Luis Potosí- y personal de seguridad privada de los trenes cargueros, se suma la de abuso sexual contra mujeres migrantes.

José Gerardo Verala salió de Yoro, Honduras, el 29 de febrero, y en esos días ha visto violaciones, personas a quienes el tren ha partido y heridas de bala por policías. También ha sido asaltado, principalmente por autoridades mexicanas.

Escondido al norte del municipio de San Luis Potosí, junto con un grupo de 15 migrantes en los cerros aledaños a las vías férreas que llevan a Saltillo, señala que un viaje en tren, que no tendría que durar más de siete días desde Chiapas, se convierte en un penoso trayecto de entre uno y dos meses en las peores condiciones, porque tienen que transitar en la clandestinidad.

A manera de ejemplo, informó que para evitar ser detenidos o robados por las autoridades, su grupo tuvo que caminar toda la madrugada, luego de huir de una redada el viernes por la noche en las vías ubicadas al norte de la ciudad de San Luis. El tren iba cargado con aproximadamente 200 migrantes y los garroteros les pedían "mujeres hondureñas".

En San Luis Potosí temen más a la deportación, porque cuando llegan ya fueron asaltados o extorsionados, y no tienen dinero para dar a policías y empleados de Transportadora Ferroviaria Mexicana, quienes les piden "para el refresco" a cambio de no bajarlos o llevarlos a la prisión de la delegación estatal del Instituto Nacional de Migración.

Con dos días y medio caminando por las vías, sin poder colgarse del tren porque lo oyen en la madrugada o va muy rápido, Carlos Iván López, de 22 años, dijo que es necesaria una oficina donde los migrantes puedan poner sus denuncias sin ser deportados.

Los indocumentados entrevistados coincidieron en que si no tuvieran que ocultarse de las autoridades mexicanas, podrían subir a los trenes en zonas seguras cuando no están en movimiento y llegar a la frontera norte en un viaje de siete días desde Honduras, tomar un autobús o denunciar y pedir ayuda en caso de violaciones, lesiones, asaltos y extorsiones.

Este medio recogió testimonios de migrantes asaltados o extorsionados por militares en Hidalgo, policías municipales en San Luis Potosí, diversas corporaciones estatales, trabajadores de Transportadora Ferroviaria Mexicana y agentes de la Policía Federal Preventiva en el sur del país.

Denunciaron que para asegurarse de que no llevan dinero escondido, autoridades mexicanas dedicadas al asalto de migrantes los desnudan.

Las mujeres se exponen a un doble riesgo, ya que son víctimas de abuso sexual tanto por autoridades como por delincuentes. Los testimonios, que nunca se convierten en denuncias, indican que en ocasiones, cuando un grupo de indocumentados es detenido, las mujeres son separadas para abusar sexualmente de ellas.

Los centroamericanos responsabilizan a las autoridades mexicanas de provocar esas situaciones con su persecución. Consideran que el gobierno de Estados Unidos debe estar pagando a México para alejar a los migrantes.

Pese a todos estos problemas, los indocumentados encuentran aliados en la población de San Luis Potosí y todo México. Los grupos entrevistados aseguraron que en su viaje reciben diariamente comida, dinero y ropa de mexicanos. Inclusive son transportados por pobladores de las zonas cercanas a las vías del tren, quienes los protegen diciéndoles dónde hay policías, agentes de migración o garroteros.

Los niños Adrián Cobos y Juan Carlos Sánchez, de tercer y sexto años de primaria, se acercaron al grupo de indocumentados. Explicaron a qué se debe la solidaridad con esas personas: como muchos otros mexicanos, tienen hermanos que partieron hacia Estados Unidos.

Crece interés en tema migratorio en EEUU

Washington - A medida que se acerca la reanudación del debate migratorio en el Senado estadounidense, crecen las expectativas sobre si este año se aprobará una reforma o se requerirá de los esfuerzos de otro presidente, estiman hoy analistas.

El tema centró la atención de los estadounidenses en las últimas semanas luego de intensas negociaciones que terminaron en el estancamiento, luego de fracasar la aprobación de varias iniciativas.

También las marchas y manifestaciones parecen jugar un papel influyente en las decisiones de los responsables de formular las políticas.

La marcha multitudinaria de 500 mil personas en Los Angeles antecedió la aprobación en el Comité Judicial de una propuesta que tuvo como basamento los enunciados de la iniciativa de los senadores John McCain y Edward Kennedy.

Demócratas y republicanos se unieron para proponer la legalización de los cerca de 12 millones de indocumentados que viven y trabajan en este país.

El paquete propuesto incluía además otras opciones para evitar que los inmigrantes se vean forzados a poner en riesgo sus vidas en el desierto, pagarles a los coyotes, depender de documentos falsos y vivir con el miedo constante de llegar a ser descubiertos.

Antes de tomar el receso de Semana Santa, un grupo de Senadores de ambos partidos anunció haber llegado a un acuerdo.

El paquete básico aprobado por el Comité Jurídico del Senado quedó intacto, con algunos cambios cosméticos sobre cómo proporcionar una vía a la residencia permanente para aquellos que llegaron antes de enero 2004 en la propuesta Hagel-Martinez.

Pero el temor de la extrema derecha republicana a una amnistía abortó la aprobación de esta moción.

Según recientes declaraciones del senador McCain, aún hay posibilidades de que la iniciativa se apruebe. Sin embargo, en caso que la gestión resulte positiva, deberá ser conciliada con el proyecto de ley Sensenbrenner.

Analistas consideran que aun si el acuerdo es aceptable, puede empeorar si la Cámara y el Senado se reúnen para conciliar los diferentes proyectos de ley.

En la actualidad existen serias discrepancias entre los partidos alrededor de quien es el responsable del estancamiento del debate.

Los líderes demócratas del Senado afirman que, sin garantías de la Casa Blanca y de los republicanos, el acuerdo sobre el proyecto de ley puede regresar del Comité de Conferencia pareciéndose más al proyecto Sensenbrenner.

La propuesta de la Cámara se centra en medidas de seguridad nacional y criminaliza a los indocumentados.

El tema continuará aflorando en los próximos días, mientras en el país se mantienen las manifestaciones como un anticipo del paro convocado por los hispanos para el 1 de mayo para apoyar una reforma global y abarcadora.

Niega el clero de EU que las marchas de migrantes fueran espontáneas

Gabriel Leon Zaragoza, diario La Jornada, México

El sector eclesiástico católico de Estados Unidos refuta las consideraciones de diversas voces que inicialmente señalaban que las megaconcentraciones y las marchas de la comunidad migrante realizadas en diversas ciudades fueron actos "espontáneos". Por el contrario, el clero señala que "desde un principio fueron muy claros los intereses", pues la decisión de participar en este movimiento "vino de donde debían venir (los obispos), aunque con ellos tengamos que quebrar la ley".

De acuerdo con la valoración del representante de la Pastoral de la Iglesia de Dolores, Los Angeles, California, Arturo López (sede parroquial donde se ha gestado uno de los mayores activismos del movimiento migrante), en Estados Unidos la participación del clero católico, como nunca antes, ha sobresalido al convertirse en uno de los principales actores en la organización de las movilizaciones de los indocumentados en contra de la ley Sensenbrenner.

El integrante de uno de los sectores sociales más activos en este movimiento contra la ley HR4437, expone en entrevista telefónica desde Estados Unidos que la arquidiócesis de Los Angeles y todas las diócesis estadounidenses se han visto en la necesidad de responder en favor de los migrantes ante la situación histórica que enfrentan poco más de 11 millones de personas que residen legal e ilegalmente en ese territorio.

"En California nos hemos organizado en diferentes acciones bajo el liderazgo del cardenal Roger Mahoney. Con él hemos ido participando no solamente en el aspecto religioso sino con las diferentes organizaciones que trabajan con migrantes, refugiados y líderes comunitarios. Sin duda nos hemos comprometido a responder en este momento crucial", refiere en torno a la participación de la diócesis que preside el polémico obispo, quien antes de la cuaresma se manifestó firmemente por mantener sus servicios en favor de las causas de los migrantes, pese a lo que mandate la ley.

"Antes de este periodo de oración el obispo mencionó que la Iglesia católica no tomará en cuenta la ley Sensenbrenner si pasa. Nosotros seguiremos sirviendo a nuestros hermanos aunque tengamos que quebrar la ley. Eso fue muy fuerte y recibió muchas cartas de apoyo dentro y fuera de Estados Unidos, en donde le decían que así es como debe ser la respuesta de la Iglesia, porque es el momento de ponderar su posición ante las situaciones inhumanas", afirma Arturo López.

Agrega que como representantes del culto católico estadounidense han sostenido "algunas controversias" con el Estado, "pero realmente estamos en un momento histórico en el que la Iglesia tiene que responder. Son 12 millones de inmigrantes que están en el limbo y no pueden ser criminalizados. Hay muchos líderes políticos que también están en desacuerdo.

"El contenido de la controversia (que actualmente se mantiene en suspenso en la Cámara de Senadores de Estados Unidos) es algo que va en contra de la Iglesia. Los líderes religiosos están muy claros en su posición: tienen que ir con los migrantes y (ellos) saben que nosotros, como Iglesia, tenemos que responder", señala.

El activista refiere que esta es la tercera ocasión en que la Iglesia se encuentra ante un dilema con su grey en este país: la primera se dio en 1994, cuando se impulsó la ley 187 que negaba servicios sociales y otros beneficios a indocumentados; la segunda, fue la recientemente aprobada Ley 200 en el estado de Arizona, donde al igual que en este año, "la Iglesia tuvo un papel importante.

"Creo -expone Arturo López--, que hemos actuado organizadamente: en el momento indicado y con una real estrategia, que ayude a cambiar las leyes y no que las impida. Si tuviéramos una espontaneidad, eso dañaría más que ayudar. Lo hemos hecho organizadamente, con unidad y con fuerza para que todo tenga buenos resultados y cosas positivas", sentencia.

Sonora: "Tiradero" de niños migrantes

Por Jesús Cázares, diario El Imparcial, Hermosillo, Sonora, México

A pesar de no ser un delincuente, con sólo 10 años de edad, Edgardo ya guarda entre sus recuerdos el miedo que sintió cuando fue pateado y amenazado por un agente de la Patrulla Fronteriza.

A sus 11 años, Claudia ya fue interrogada por agentes de la Aduana de Estados Unidos y conoce la incertidumbre de ser acusada de un delito sin saber cómo o cuándo lo cometió.

"Estaba yo, arriba las manos, y me patean... ‘y tú, morro, ¿qué?’… entonces nos dicen ‘caminen’ y ya empezamos a caminar y al de atrás le dice (el agente estadounidense) ‘caminen más recio si no te doy un tiro en la espalda", relató Edgardo.

Éstas son sólo dos historias de miles que otros tantos niños migrantes han dejado en su paso por la frontera. Son dos de los testimonios que en un año de vida ha recogido el programa "Camino a Casa".

A pesar de no ser la ciudad más grande de la franja fronteriza entre México y Estados Unidos, la gran mayoría de los 84 mil 417 menores de edad que salieron repatriados solos durante 2004 y 2005 fueron entregados en Nogales.

Y según cifras del primer bimestre de este año del Instituto Nacional de Migración (INM), Sonora continúa siendo el lugar "preferido" de la Patrulla Fronteriza para devolver a los menores que detienen por no decir un "tiradero" de jóvenes repatriados.

Durante el 2004, este Estado recibió a casi 21 mil jóvenes y pequeños que fueron devueltos a México, superando la suma total de los menores repatriados en Coahuila, Tamaulipas, Chihuahua y Baja California.

En la estadística anual del 2005 quedó en primer lugar Baja California y Sonora en segundo.

Pero, según los números combinados de ambos años, Sonora siguió estando en primer lugar con 10 mil 680 atenciones más que Baja California.

En cuanto a lo que va del 2006, las estadísticas preliminares de enero y febrero del INM muestran que el 44% de los 8 mil 084 niños repatriados solos en todo el País fueron entregados en Sonora, principalmente en Nogales.

Se duplicó número de menores repatriados a México

Un total de 3, 289 menores sin documentos fueron repatriados entre enero y marzo a México por los cruces de los estados de Sonora y Arizona, Estados Unidos, algo más del doble de lo registrado en igual periodo del 2005, informó hoy la Secretaría de Gobernación.

Los menores, "desde recién nacidos hasta 17 años de edad", habían cruzado sin la compañía de adultos por diversos sitios del desierto entre Sonora y Arizona, pero fueron detenidos por la Patrulla Fronteriza estadounidense, señaló la nota oficial.

Funcionarios del Instituto Nacional de Migración (INM), que depende del Ministerio del Interior, recibieron a los niños y jóvenes tras ser deportados desde Arizona.

El INM señaló que entre enero y marzo de 2005 fueron devueltos desde Arizona a Sonora 1.566 menores indocumentados, un 52 por ciento menos de la cifra registrada en los tres primeros meses de este año.

El reporte difundido hoy por la Secretaría de Gobernación no incluye los casos de menores que cruzan o intentan cruzar solos a Estados Unidos por otros estados fronterizos.

Los menores deportados son atendidos en albergues del INM y de las instituciones gubernamentales de bienestar familiar.

El Ministerio mexicano del Interior señaló que la problemática de los menores emigrantes "requiere atención especial, ya que son los más vulnerables".

Ante esa situación, el INM ha intensificado las labores con las autoridades consulares y los encargados de los albergues para darles alimentos y hospedaje y localizar a sus padres, indicó el Ministerio.

Reclutan desde EU a ilegales en México

Por Julie Watson y Olga R. Rodríguez, agencia Associated Press (AP)

SASABE, México.- Cada vez más empresas en Estados Unidos recurren a una red clandestina para emplear a indocumentados, incluso desde sus países de origen. "Sigue estando bien en claro quién controla la inmigración: no son los gobiernos, sino más bien el mercado", aseguró Jorge Santibáñez, director del Colegio de la Frontera Norte, con sede en Tijuana.

En busca de mano de obra barata, las compañías pagan para hallar a los candidatos y así "transmitir la información más eficientemente que las pizarras de anuncios", comentó Darcy Tromanhauser, del proyecto legal sin fines de lucro Nebraska Appleseed. Apelan a sus empleados indocumentados para reclutar a amistades y familiares desde México y a los coyotes para hallar nuevos empleados.

Cuando Pedro López Vázquez cruzó ilegalmente la frontera en abril, ya tenía un trabajo asegurado. Su futuro empleador había pagado mil dólares a un coyote para que le ayudara a completar el trayecto desde la ciudad mexicana de Puebla hasta Aspen, en Colorado. "Íbamos a Colorado a trabajar en la carpintería porque allá tenemos un amigo que nos iba a dar trabajo", dijo Vázquez.

Para obstaculizar esta red, dicen activistas, el gobierno estadounidense debería reprimir a los empleadores o hacerles pagar el costo de legalizar a los trabajadores. Pero un informe del 2005 de la oficina de contabilidad del gobierno indica que ocurre lo contrario.

Después de los ataques del 11 de septiembre, las inspecciones de los lugares de trabajo por parte de los agentes de inmigración se desplomaron, porque ahora se concentran en casos de seguridad nacional.

Entre 1999 y 2004, el número de comercios que enfrentaban multas por emplear ilegales bajó de 417 a sólo tres. Los datos posteriores al 2004 no pueden compararse, porque el gobierno cambió el sistema de registro.

Los pocos casos que son procesados subrayan lo lucrativo que se ha tornado el negocio de reclutar trabajadores indocumentados. En un caso, un solo contrabandista ganó 900 mil dólares en 15 meses por ubicar a 6 mil inmigrantes para empleos en restaurantes chinos.

Pero muchos migrantes y empleadores consideran a los reclutadores muy valiosos. Sergio Sosa, quien organiza a los empacadores de carne en Nebraska, afirma que son héroes en algunas localidades en México.

Inmigrantes arrollados por tren en EEUU buscaban nuevo horizonte

Por Melissa Trujillo, agencia Associated Press (AP)

GRANADA, Colorado, EEUU – Franciso Pérez y Cristela Ríos, quienes murieron el jueves con sus dos hijos cuando su vehículo fue arrollado por un tren, apenas si tuvieron tiempo de relacionarse con los vecinos. Habían llegado a la zona agrícola el 1 de abril.

Aún así, todo el mundo sabe que llegaron al lugar con la intención de trabajar duro en el cultivo de cebollas al sureste de Colorado, como tantos otros.

"Vivían aquí, trabajaban y se iban a casa", comenta sobre las víctimas Ramón Solís, administrador de unas residencias para inmigrantes en una granja local. Dichas residencias están ubicadas cerca de los restos de un campamento para japoneses detenidos durante la Segunda Guerra Mundial.

Pérez, Ríos y los tres hijos de ella llegaron el 1 de abril a Granada, Colorado, provenientes de Donna, Texas. Ambos adultos y dos de los niños murieron el jueves cuando su camioneta fue arrollada por un tren. También perecieron en el incidente sus compañeras de labores Melissa Resendez y Ventura Becerra, ambas provenientes de Texas.

El hijo de Ríos, Christopher Cruz, permanece en condición crítica en el Centro Médico de Denver. Los investigadores piensan que el joven de 15 años iba al volante, pese a estar por debajo de la edad mínima para manejar en Colorado, de 16 años.

Becerra y Resendez también habían llegado recientemente de Texas, y vivían al lado de la residencia temporal de Pérez y Ríos. El plan original de los cuatro adultos, de trabajar duro en el campo, dio paso a la ilusión de lograr una vida más cómoda en la ciudad.

Allegados afirman que las siete personas iban dentro de la camioneta camino a Denver, 289 kilómetros al noroeste, donde aspiraban conseguir empleos mejor remunerados. Llevaban a bordo objetos personales y provisiones, destacó la policía.

"Mi hermana tenía un gran corazón", dijo Joey Resendez sobre Melissa, quien padecía deficiencias auditivas.

Granada es un pueblo agrícola, comenta Manuel González, quien por 32 años ha entrenado un equipo local de fútbol estadounidense. Muchos allí no duran tanto tiempo como él, en una localidad acostumbrada a trabajadores temporales.

Aún así, la comunidad luce integrada. Al conocerse la tragedia Solís reunió rápidamente 300 dólares de puerta en puerta, para ayudar a las familias de Becerra y Resendez. Las personas "no los conocían, pero se mostraron dispuestas a dar dinero", comentó Solís.

Joey Resendez piensa quedarse un tiempo más en Granada para ganar más dinero, conocer el resultado de las investigaciones y levantar un recordatorio donde murió su hermana. El joven de 24 años se mostró sorprendido y conmovido con el dinero donado y el apoyo ofrecido por la comunidad. "Le pudo suceder a cualquiera. Nosotros también hubiésemos ayudado", dijo.

Inmigrantes 15,28% población Madrid, de ellos mitad Latinoamérica

Madrid – Los inmigrantes representan el 15.28% de población de la región de Madrid, donde hay empadronados 950,000 extranjeros, la mitad de ellos de origen latinoamericano, en su mayoría de Ecuador, Colombia, Perú y Bolivia.

Así lo refleja el padrón municipal con datos a 1 de enero de 2006, que han sido recopilados por la Oficina Regional de Inmigración de la Comunidad de Madrid (OFRIM).

Según este informe, el 50.33% de los inmigrantes asentados en la región madrileña procede de Latinoamérica, seguidos por los de países europeos (28.7%), africanos (12.95%) y asiáticos (5.91%).

Los principales colectivos de extranjeros siguen siendo el ecuatoriano con 184,828 empadronados (19.47%), el rumano con 127.028 (13,8%), el colombiano con 82,955 (8.74%), el marroquí con 82,397 (8.68%), el peruano con 49,181 (5.18%) y el boliviano con 37,448 (3.94%).

El grupo que ha experimentado un mayor crecimiento porcentual es el de brasileños, al pasar de 10,172 empadronados en enero de 2005 a 15,865 un año después, lo que supone un incremento del 55.97%. Los otros colectivos que más han aumentado su presencia en Madrid son el boliviano (crecimiento del 40.84%), el venezolano (32.91%) y el rumano (31.72%).

Los municipios de la región con mayor número de extranjeros son Madrid, donde viven 536,829 inmigrantes, y Alcalá de Henares, que acoge a 36,888.

El 83.12% de los extranjeros residentes en la región tiene entre 16 y 64 años y dentro de este grupo, considerado como población activa, un 16.69% está entre los 25 y los 29 años y un 16.09% entre los 30 y los 34.

El informe señala que, del total de población inmigrante de la comunidad madrileña, un 50.49% son hombres y un 49.51% mujeres.

Dos hermanos divididos en la cuestión inmigratoria

Por Elliot Spagat, agencia Associated Press (AP)

OCOTILLO, California, EEUU – De niños en el sur de California, Duncan Hunter y su hermano menor John cazaban gansos y pescaban meros.

De adultos, conversan por teléfono casi todos los días y se juntan para alguna ocasional rueda de golf. Se mantienen en estrecho contacto aunque sus opiniones suelen ser contrarias, particularmente en un tema candente, la inmigración.

Muchos hermanos aceptan las diferencias de opiniones en política. La división de los hermanos Hunter va más allá de las discusiones en torno de la mesa familiar.

Duncan Hunter, presidente del Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes, es un héroe para los que promueven políticas inmigratorias estrictas. El republicano de California fue el máximo responsable de que se levantara una barrera imponente a lo largo de casi 20 kilómetros de frontera, que está casi completada.

John Hunter, inventor de juguetes y físico, trata de prevenir las muertes que muchos atribuyen al muro de su hermano. Su obra pionera suministrando agua en el desierto californiano a los inmigrantes indocumentados es elogiada por los liberales.

Sus diferencias subrayan la complejidad del debate sobre inmigración en momentos en que el Congreso trata las reformas más amplias en 20 años.

Duncan Hunter se incorporó el diciembre a una mayoría en la cámara baja que aprobó un proyecto de medidas estrictas que incluye expandir la definición de contrabandistas de inmigrantes para incluir también a quienes los ayudan, potencialmente a su hermano menor. Si el proyecto se convierte en ley, John Hunter promete desobedecerlo.

Al volante de su furgoneta blanca, que detiene cada kilómetro y medio para dejar depósitos de agua, John dijo que "Rosa Parks violó la ley. Nosotros también lo haríamos. No voy a dejar que alguien muera debido a una ley tonta".

Detrás de las elegantes lápidas en el pueblo de Holtville, en el desierto de California, unas 400 cruces rústicas de madera blanca repiten la misma inscripción: "No olvidados". Junto a ellas, cada una tiene un ladrillo con la leyenda "John Doe", que equivale a "NN", o "desconocido", y una fecha.

Son las tumbas de los inmigrantes no identificados que murieron cruzando la frontera. John Hunter trae aquí a sus voluntarios para mostrarles qué importancia tiene lo que él hace.

3 mil muertos

Laura Hunter, una de sus primeras voluntarias –que se crió en México y llegó a ser su tercera esposa en el 2004– encabeza una plegaria. John y otro grupo hacen círculo tomándose de las manos pero él no dice nada: no entiende el español.

Más de 3,000 inmigrantes han muerto en el cruce de la frontera desde que las autoridades estadounidenses reforzaron la vigilancia en California a mediados de la década del 90. El año pasado murieron 460 personas, sobrepasando el récord de 383 del 2000.

John Hunter se horrorizó con las noticias de la muerte de inmigrantes a fines de los 90. Sus propuestas a la Patrulla Fronteriza para que instalase cámaras en zonas remotas cayeron en oídos sordos.

Mientras cenaba una noche de 1999 con otros frustrados partidarios de ayudar a los inmigrantes, tuvo la idea de fundar lo que llamó Water Stations Inc., un grupo sin fines de lucro que hoy tiene 150 dispensarios.

En ésta su séptima temporada, John coloca postes de 6 metros en el desierto californiano con banderines azules para llamar la atención de los inmigrantes sedientos.

Junto al poste coloca barriles azules de plástico con bidones de agua. Durante el verano, cuando las temperaturas se tornan insoportables, John, de 50 años, reabastece los barriles cada semana o dos.

Con un doctorado en física de las pequeñas partículas, John dice que es un republicano partidario de los militares en medio de su grupo de liberales. Y ha contribuido a diseñar y construir un camión del Ejército que resiste las bombas callejeras y otras armas.

Pero no le interesa desempeñar ningún papel político. No ofrece conferencias de prensa y sólo da a conocer sus puntos de vista sobre la política inmigratoria cuando se lo insisten.

"Somos activos y no activistas", dijo a 35 voluntarios un sábado por la mañana en Ocotillo, un caserío en el desierto a 115 kilómetros al este de San Diego. "Todos tienen una opinión, pero no es por eso que estamos aquí. Sólo nos preocupa la supervivencia".

Políticos perezosos

En el restaurante familiar Tyler's Taste of Texas, el bagre y las costillas ahumadas con mesquite son los platos especiales de la casa, y un retrato de George W. Bush cuelga junto a la caja registradora. Un poema en el menú censura a los políticos por considerarlos perezosos y despilfarradores.

"Por supuesto esto no se aplica a mi buen amigo el legislador Duncan Hunter", escribe el propietario Roy Tyler.

Este local en el suburbio de San Diego El Cajón, de clase trabajadora, es el corazón del distrito del legislador. Un viernes reciente, Duncan bebía su café en Tyler's y recordaba que antes de postularse por primera vez a la cámara baja en 1980, la inmigración no estaba en su mira.

El condecorado veterano de Vietnam tenía un consultorio de abogado en lo que fue una peluquería en el Barrio Logan, un enclave hispano en San Diego, y dijo que trabajaba gratis para clientes que no tenían dinero para pagarle.

Uno de ellos era un hispano acusado de vender marihuana durante un viaje a México. A cambio de lograr que no lo enviasen a prisión, Duncan recibió un budín mexicano y su esposa, prendas de lencería.

A los 32 años, Duncan siguió los pasos de Ronald Reagan para desbancar a un legislador demócrata que había cumplido nueve períodos. Sus padres le ayudaron a dirigir su primera campaña, en la que John llamó a miles de puertas.

Recordó cómo su distrito se convirtió en una "zona de guerra" de contrabandistas de inmigrantes y drogas que atravesaban diariamente la frontera abierta. En la década del 90 fue paladín de una ofensiva que redujo drásticamente las incursiones fronterizas y la violencia en San Diego, lo que desplazó el tráfico ilegal al desierto.

En San Diego, el gobierno erigió dos cercas a 50 metros de distancia con un camino patrullero en el medio. Una cerca de tejido metálico se eleva 4,25 metros y se inclina en la parte superior. Aun John Hunter acredita a la cerca de Duncan haber restablecido el orden en San Diego.

Americans for Better Immigration, un grupo que promueve controles inmigratorios más estrictos, está encantado con Duncan.

En diciembre, el legislador de 57 años adjuntó una enmienda al proyecto de inmigración aprobado por la cámara baja que disponía la construcción 1.125 kilómetros de cerca a lo largo de la frontera con México. Fue una victoria parcial: lo que deseaba era cercar todos los 3.140 kilómetros de la frontera, desde el Océano Pacífico hasta el Golfo de México.

El cercado ha indignado a los mexicanos y el presidente Vicente Fox lo calificó de "vergonzoso".

A Duncan le tiene sin cuidado. "A los políticos en México habría que preguntarles qué están haciendo por su pueblo para que se quiera ir atravesando los desiertos abrasadores", dijo.

Actualmente, la Patrulla Fronteriza tiene cercas en menos del 4% de la frontera, un total de unos 113 kilómetros.

Let Freedom Ring, un grupo que promueve vigilancia más estricta en la frontera, calcula que cercar toda la frontera costaría 8.000 millones de dólares. Una encuesta de AP-Ipsos a fines de marzo halló que dos tercios de los encuestados no creen que daría resultado.

Duncan admite a regañadientes que las medidas más severas en San Diego desplazaron a algunos inmigrantes al desierto, donde muchos han muerto. Su solución sería extender las cercas de acero y tejido metálico de San Diego al resto de la frontera.

Un corazón de oro

John dijo que nunca votó por Duncan, dando por sentado de que su hermano no necesitaba su ayuda. Pero le ha pedido ayuda en su esfuerzo por salvar vidas. Duncan una vez lo acompañó al desierto y, según John, donó 3.000 dólares del fondo de su campaña a Water Stations.

"John Hunter tiene un corazón de oro y ha salvado muchas vidas", dijo Duncan.

Cuando la Oficina Nacional de Administración de Tierras se resistió a otorgar permisos para los depósitos de agua, Duncan hizo algunos llamados y consiguió la luz verde para John.

John sigue resentido con esa dependencia. "Se preocupaban de que pudiésemos afectar huesos de 12.000 años, pero no les preocupaban los cuerpos con 48 horas de vida", dice.

Duncan en cambio se negó a apoyar un plan de John de 7 millones de dólares para instalar 18 torres con teléfonos celulares para ayudar a los inmigrantes.

Los hermanos no ventilan sus diferencias públicamente, aunque John censuró la barrera que apoya Duncan como un equivalente a la Cortina de Hierro.

Inmigrantes ilegales se aseguran empleos en EEUU antes de entrar

Por Julie Watson y Olga R. Rodriguez, agencia Associated Press (AP)

SASABE, México – Cuando Pedro López Vázquez cruzó ilegalmente la frontera a mediados de abril, no entró en Estados Unidos con el propósito de buscar trabajo. Ya tenía uno asegurado.

Por cierto, su futuro empleador había pagado 1.000 dólares a un "coyote" para que le ayudara a trasponer la frontera y completar el trayecto desde la ciudad mexicana de Puebla hasta Aspen, en Colorado.

"Ibamos a Colorado a trabajar en la carpintería porque ya tenemos un amigo que nos iba a dar trabajo", dijo Vázquez. El mexicano de 41 años fue entrevistado en la frontera de Arizona después de haber sido deportado dos veces por la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos. Dijo que seguiría intentando llegar a Aspen.

Su historia no es inusual. Un número creciente de empleadores estadounidenses e inmigrantes están apelando a una red de empleo clandestina que vincula a unos con los otros, a menudo antes de que los extranjeros salgan de sus países.

"Sigue estando bien en claro quién controla la inmigración: no son los gobiernos, sino más bien el mercado", comentó Jorge Santibáñez, director del Colegio de la Frontera Norte, un grupo de estudios con sede en Tijuana.

A medida que se agita el debate inmigratorio en Estados Unidos, cada vez más empresas estadounidenses necesitadas de mano de obra barata apelan a los trabajadores indocumentados para reclutar a sus amistades y familiares, y a los coyotes para hallar candidatos.

Darcy Tromanhauser, del proyecto legal sin fines de lucro Nebraska Appleseed, dijo que las compañías necesitadas de trabajadores dependen de esas redes para "transmitir la información más eficientemente que las pizarras de anuncios".

"Empezó más explícitamente, cuando las compañías (empacadoras de carne) solían tener autobuses para transportar a la gente para que viniera y se publicitaban directamente en México", dijo. "Ahora creo que ocurre más informalmente".

A la vez, para las compañías se ha tornado menos riesgoso reclutar trabajadores indocumentados. Desde los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001, el procesamiento legal de los empleadores que contratan a indocumentados se ha reducido a un mínimo debido a que el gobierno canalizó sus recursos en la seguridad nacional.

Sin embargo los pocos casos que son procesados subrayan lo lucrativo que se ha tornado el negocio de reclutar trabajadores indocumentados. En un caso, un solo contrabandista al parecer ganó 900.000 dólares a lo largo de 15 meses ubicando a 6.000 inmigrantes en empleos en restaurantes chinos por el Medio Oeste.

Shan Wei Yu, un chino-estadounidense de 51 años, fue condenado en diciembre a nueve años de prisión por el transporte de 40 de dichos inmigrantes. Mientras tanto prosigue la investigación de los demás casos.

Según Rick Hilzendager, agente especial de Inmigración y Aduanas en Grand Forks, Dakota del Norte, Yu supuestamente puso en contacto a 6.000 inmigrantes de Latinoamérica con empleos en restaurantes chinos en Illinois, Michigan, Dakota del Norte, Dakota del Sur y Wisconsin.

Desde la casa suburbana de Yu en McKinnely, Texas, la Great Texas Employment Agency colocaba avisos en los diarios en idioma chino del área de Chicago ofreciendo mano de obra barata latinoamericana, dijeron los investigadores.

Yu envió a un reclutador con intérpretes de español para hallar inmigrantes en Dallas dispuestos a trabajar como cocineros y lavaplatos, dijo Hilzendager. Un equipo integrado mayormente por inmigrantes ilegales chinos alquilaba automóviles y los manejaba.

Yu supuestamente cobraba 150 dólares por cada inmigrante que conseguía, mientras que los choferes se llevaban 300 dólares por inmigrante. Los propietarios de los restaurantes deducían los 450 dólares del primer salario mensual de sus empleados que era de 1.000 dólares.

"Era sencillísimo", dijo Hilzendager.

Nick Chase, fiscal federal asistente en Dakota del Norte, dijo que Yu incluso se ofrecía a sustituir a los trabajadores sin cargo si uno abandonaba el empleo en las dos primeras semanas de trabajar. "Era una oferta especial de dos por el precio de uno... como una pizza", comentó Chase.

Los inmigrantes, apiñados en departamentos suministrados por los empleadores, trabajaban jornadas de 14 horas y tenían poco contacto con el exterior. La situación salió a luz en agosto del 2004 después que dos mexicanos que trabajaban en la Buffet House en Grand Forks la abandonaron debido a las malas condiciones de trabajo y fueron apresados por la Patrulla Fronteriza cuando caminaban por una carretera.

Muchos de los choferes fueron deportados a China. Dos propietarios de restaurantes en Dakota del Norte fueron sentenciados a cuatro meses cada uno por dar refugio a inmigrantes indocumentados.

Pero muchos inmigrantes y muchos empleadores dijeron que los reclutadores suministran un servicio valioso. Sergio Sosa, que organiza a los empacadores de carne en Nebraska, dijo que muchos son considerados héroes en las ciudades mexicanas de las que provienen los trabajadores.

En una conversación telefónica desde Omaha, Sosa dijo que en la década del 90, las compañías transportaban en autobús a los inmigrantes desde la frontera, y les pagaban alojamiento y comida además de salarios de 100 dólares semanales. Pero después de una ofensiva del gobierno, empezaron a depender más de sus empleados para que reclutasen a amigos y familiares en México.

"Uno de los supervisores del empacado de carne es de Michoacán, y la mayoría de la gente que trabaja para él proviene de su pueblo", dijo Sosa. "No hay un reclutamiento oficial: es más bien interno por medio de familiares".

Algunos inmigrantes que habían logrado trasponer las fronteras confirmaron la versión. Guadalupe Méndez, de 26 años, dijo que su hermana le consiguió trabajo como costurera en Los Angeles. Lorenzo García Ruiz, de 38, dijo que sus amigos le consiguieron un empleo de jardinería en Kentucky.

Para obstaculizar esta red, dicen los activistas de inmigración, el gobierno estadounidense debería reprimir a los empleadores o hacerles pagar el costo de legalizar a los trabajadores.

Pero un informe del 2005 de la Oficina de Contabilidad del Gobierno, el brazo investigador del Congreso, indica que ocurre precisamente lo contrario. Después de los ataques del 11 de septiembre, las inspecciones de los lugares de trabajo por parte de los agentes de inmigración cayeron verticalmente debido a que pasaron a concentrarse en casos de seguridad nacional.

Entre 1999 y el 2004, el número de comercios que enfrentaban multas bajó de 417 a tres, dijo. Los datos posteriores al 2004 no pueden compararse porque el gobierno cambió el sistema de registro de datos.

Los investigadores dicen que los documentos falsos dificultan demostrar que un empleador ha contratado a sabiendas a un trabajador indocumentado. La comunidad empresarial dice que los empleadores no están equipados para detectar el fraude, y advierte que más investigaciones podrían desembocar en discriminación en los lugares de empleo.

Chase sostiene que las empresas deben ser controladas. "Hay empleadores que siempre se van a ver tentados por lo más fácil", dijo.

El 34% de la población de Texas es de origen mexicano: Conapo

En el estado de Texas viven 7.7 millones de personas de origen mexicano, quienes representan 34% de la población de esa entidad, y de las cuales 2.2 millones nacieron en México y 5.4 millones en Estados Unidos.

El Consejo Nacional de Población señaló que en relación con estos últimos 2.0 millones incluyen a la población residente de origen mexicano de primera generación y 3.4 millones a los de segunda generación o más.

El organismo dependiente de la Secretaría de Gobernación indicó que, según la Encuesta Continua de Población, casi 70% de los inmigrantes mexicanos residentes en Texas ingresaron a Estados Unidos a partir de 1986, por lo que el acelerado crecimiento de la población nativa de México en ese estado del país vecino es reciente. De hecho, 44.5% de los mexicanos que actualmente residen en ese estado ingresó entre 1996 y 2005.

El carácter predominantemente indocumentado de los flujos migratorios recientes de mexicanos en Texas constituye un aspecto que conviene destacar por sus implicaciones negativas en cuanto a las modalidades de integración socioeconómica de esos inmigrantes.

El Conapo destacó que los datos de la Encuesta Nacional de Empleo 2002 revelan que 66.5% de los mexicanos que emigraron a Texas en el quinquenio 1997-2002 lo hizo sin documentos.

Asimismo, la Encuesta sobre Migración en la Frontera Norte de México confirmó el progresivo aumento de la migración indocumentada, como modalidad predominante del flujo temporal de mexicanos a ese estado.

En el periodo 2001-2004, 71.6% de los inmigrantes no disponía de autorización para cruzar la frontera (porcentaje que contrasta con 45.0% entre 1993 y 1997).

La migración mexicana a Texas ha sido, fundamentalmente de carácter laboral, y es innegable su importancia en la economía estatal, subrayó el Consejo Nacional de Población. En 2005 los mexicanos representaban 12% de la población económicamente activa residente en Texas, de los cuales alrededor de 95% se encontraba laborando.

El Conapo indicó en un comunicado que el segundo estado con mayor porcentaje de personas de origen mexicano en Estados Unidos es California, con 10.8 millones, quienes representan 30% de la población del estado. De ellas, poco más de 4.7 millones corresponden a la población nacida en México y 6.2 millones a la nacida en los Estados Unidos.

Finalmente, el Conapo dio a conocer que el tercer estado con porcentaje más alto de personas de origen mexicano es Arizona, con 1.7 millones, es decir 29% de la población del estado, y de los cuales 614 mil son nacidos en México y poco más de un millón en Estados Unidos.

Encarcelan a mexicano por arrojar piedras a helicóptero

Un mexicano indocumentado fue sentenciado a más de tres años de prisión por atacar con piedras a un helicóptero de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos en el 2004, dijeron autoridades citadas el sábado en informes de prensa.

Antonio Eretza Flores, de 33 años, fue condenado a 38 meses de cárcel tras declararse culpable de los cargos de ataque agravado a un agente federal y de reingreso ilegal a Estados Unidos a pesar de que había sido deportado.

Según el periódico Arizona Daily Star, las autoridades dijeron que Eretza Flores viajaba el 23 de julio del 2004 en un vehículo atestado de inmigrantes ilegales cuando un policía de Huachuca City observó que la unidad estaba en la lista de vehículos robados y trató de detenerla.

En la posterior persecución, el vehículo del policía fue forzado a abandonar el camino y empujado hacia un vado. Al solicitar ayuda, la Patrulla Fronteriza envió varios helicópteros que siguieron a la unidad de los indocumentados hasta que resultó averiada.

Uno de los helicópteros fue atacado por Eretza Flores con cuatro piedras cuando huía a pie por el desierto, indicaron las autoridades. De acuerdo a la fiscalía estadounidense, una de las rocas pasó entre las hojas del rotor principal de la aeronave y estuvo a punto de golpear la puerta. El piloto se vio obligado a realizar una maniobra evasiva de emergencia.

Además de la sentencia de cárcel, un juez federal condenó a Eretza Flores a tres años de libertad bajo supervisión, según la información.

Deportan a prominente editora de diario hispano

San Luis – La editora de un periódico en español dijo el sábado que continuará con su trabajo a pesar de que fue deportada tras una batalla legal de cinco años sobre su situación migratoria.

Cecilia Velázquez fue escoltada el viernes a México y no podrá entrar a Estados Unidos por 10 años, dijo Carl Rusnok, portavoz de la agencia de Inmigración y Aduanas.

Velázquez, de 36 años, es la editora del periódico en español Red Latina. También es presidenta de Radio CuCui, un grupo que lleva artistas y comentaristas a la estación de radio WEW-AM.

“Estoy deshecha”, dijo Velázquez desde Ciudad Juárez, México, en una entrevista por teléfono celular una hora después de haber sido escoltada a su tierra natal. “Sin duda me utilizaron como ejemplo”, indicó.

Sin embargo, el sábado Velázquez dijo vía teléfono celular desde la Ciudad de México que Red Latina seguirá adelante y ella seguirá como su editora, tal vez desde Cancún.

“Somos la voz de la población. Necesitan saber qué está pasando”, dijo a The Associated Press. “Sé que podemos hacerlo. Tengo internet y mi teléfono celular”.

Indicó que a través de esos medios puede ponerse en contacto con las personas que requiera. “Necesitamos decirle a la gente: ’No teman. Volveré”’.

Su abogado, Raymond R. Bolourtchi, dijo que su salida “le hace daño a la comunidad hispana. Ella era su voz”.

Velázquez había entrado al país con visa de visitante, pero Rusnok dijo que fue detenida en diciembre del 2000 en Houston por autoridades que determinaron que realmente pretendía inmigrar al país.

A pesar de tener una orden de salir, Velázquez se quedó en Estados Unidos y fue arrestada en el 2003 en San Luis.

Si bien ella perdió una serie de apelaciones, tenía la esperanza del apoyo expresado en cartas de políticos, entre ellos el senador Jim Talent y los representantes William Lacy Clay Jr. y Russ Carnahan, para detener su deportación.

Lydia Padilla, presidente del servio de empleos TRC Staffing, en San Luis, que ubica a personas de habla hispana con empleadores del área, tenía publicidad en la Red Latina. Dijo que el periódico es el más respetado en la comunidad hispana y el único periódico local que es 100% en español.

El diario tiene cinco empleados en San Luis y 17 personas trabajando con la radiodifusora.

Aumentan muertes de emigrantes mexicanos en frontera con EEUU

Ciudad de México – El número de indocumentados mexicanos muertos al intentar cruzar la frontera norte hacia Estados Unidos asciende a 88 en lo que va de año, de acuerdo con cifras oficiales. Fuentes consultadas por el diario El Financiero expresaron el temor de que la cantidad de fallecidos supere la cifra record para un año alcanzada en el 2005, cuando se reportaron 433 víctimas fatales.

Explicaron que ante el recrudecimiento de la vigilancia y la actividad de grupos racistas norteamericanos opuestos a la inmigración, los ilegales buscan rutas cada vez más peligrosas para intentar el cruce. Un informe de la Cancillería citado por el periódico precisa que la mayoría de los decesos ocurrieron durante el tránsito por zonas desérticas o por los ríos que dividen a ambos países.

En tanto, la Coalición para la Defensa del Migrante protestó en la fronteriza ciudad de Tijuana por la violencia de que son víctimas las mujeres cuando intentan llegar a la vecina nación. Mary Galván, de esa organización, denunció que siete mujeres perecieron este año al tratar de internarse en Estados Unidos, cuando son víctimas de asaltos y violaciones por parte de delincuentes u otros indocumentados.

Nefasto récord en frontera norte de México: 516 muertos

Ciudad de México – Durante 2005 murieron 516 indocumentados en la frontera norte de México cuando intentaban infructuosamente ingresar a Estados Unidos, según estimados de una organización no gubernamental difundidos hoy aquí.

La cifra constituye nuevo récord de fallecimientos y es la más alta conocida desde hace más de una década, puntualizó la California Rural Legal Assistance Foundation, de San Diego, en ese estado norteamericano.

Del total de migrantes muertos en ambos lados de la línea fronteriza, un 15 por ciento eran mujeres y 117 no pudieron ser identificados, detalló la fuente.

La ciudad estadounidense donde fueron encontrados un mayor número de cadáveres (151) fue Tucson, Arizona, y el más joven de los fallecidos contaba apenas 11 años de edad, abundó.

De acuerdo con la fundación, aunque la Secretaría de Relaciones Exteriores de México reportó en enero último el deceso de 443 migrantes, la cifra se eleva a 516 porque esa dependencia no tomó en cuenta los decesos ocurridos en territorio nacional (73).

La mayor parte de estos últimos (67) se produjeron por ahogamientos, agregó.

Desde el año 2000, cuando se registraron 499 muertes de mexicanos que intentaban adentrarse en territorio de Estados Unidos, no se presentaba una cifra tan alta de defunciones, subrayó la organización defensora de los derechos de los migrantes.

Obispos mexicanos evocan el "Vía Crucis" de los inmigrantes en EEUU

Ciudad de México – Los obispos católicos de México evocaron en sus homilías de jueves santo las vicisitudes de los inmigrantes en EEUU y abogaron porque los legisladores de ese país aprueben una reforma migratoria "justa, humana, digna y fraterna".

Los prelados, en especial los de las diócesis fronterizas, mencionaron en sus sermones del Jueves Santo las "enormes dificultades" que afrontan los emigrantes latinoamericanos tanto en su camino a Estados Unidos, como cuando logran llegar a ese país en busca del "sueño americano".

El obispo de la norteña ciudad de Saltillo, Raúl Vera, dijo que la emigración masiva desde México y otros países del mundo en desarrollo se debe a la "injusta estructura de la economía mundial, que se contradice con el espíritu de la pascua, la resurrección y la fraternidad cristianas".

Monseñor Vera añadió que esa "estructura injusta" golpea "a millones de trabajadores, muchos de los cuales huyen de sus lugares de origen en busca de un mejor nivel de vida".

El obispado de Saltillo ha documentado cientos de casos de abusos de funcionarios y oficiales de seguridad de México contra los inmigrantes procedentes de otros países, incluidos lanzamientos de trenes en movimiento, extorsiones y asesinatos.

"Todo ello constituye una ofensa a Dios", señaló el prelado, quien también se refirió a la "gran injusticia" cometida en la localidad de San Juan de Sabinas, próxima a Saltillo, donde en febrero pasado murieron 65 mineros atrapados por toneladas de escombros en el yacimiento de carbón "Pasta de Conchos".

En "Pasta de Conchos" se demostró "una falta de seguridad física y social" y la tragedia "sacó a flote los bajos salarios que pagan las empresas poderosas y la precaria situación de los trabajadores mexicanos", señaló el obispo de Saltillo, la capital del estado de Coahuila, colindante con Texas (EEUU).

Por su parte, el obispo de Ciudad Juárez (Chihuahua), Renato Ascencio León, abogó en su homilía por el fin de "todas las formas de violencia" contra las mujeres y los emigrantes.

Monseñor Ascencio León también reiteró su respaldo a los inmigrantes que se han manifestado por las calles de Estados Unidos para exigir una reforma migratoria "integral" y dijo que apoyará las medidas anunciadas por los indocumentados para el próximo 1 de mayo.

"No podemos seguir indiferentes ante la situación de los inmigrantes", enfatizó el titular de la diócesis de Ciudad Juárez, fronteriza con la localidad estadounidense de El Paso (Texas).

Algunos legisladores de EEUU han propuesto criminalizar a los indocumentados y a quienes les prestan ayuda en ese país, así como construir muros en la frontera con México, aunque tales medidas quedaron excluidas de un acuerdo bipartidista que discute en Senado en Washington.

Los obispos de Tijuana (noroeste, en la frontera con California), Nuevo Laredo (noreste, colindante con Texas), las diócesis de Chiapas (sur, frontera con Guatemala) y de otras localidades de México también dedicaron sus homilías del Jueves Santo para clamar por un trato "digno y cristiano" para los emigrantes.

"La Iglesia peregrina junto a ellos y está atenta a que sus derechos sean respetados", dijo un sacerdote en la ciudad de Tapachula, en Chiapas, a donde llegan cada semana cientos de indocumentados procedentes de Centro y Suramérica que buscan ir a EEUU.

Legalización de inmigrantes en EEUU podría recortar remesas

Por Mark Stevenson, Agencia Associated Press

Ciudad de México – Una propuesta en el Congreso estadounidense para legalizar la situación de millones de indocumentados podría tener un efecto contraproducente al recortar las remesas que envían a su país e impedir así el desarrollo económico que podría ayudar a reducir la inmigración.

Los expertos dicen que la legalización en masa podría permitirles a muchos inmigrantes llevarse a sus familias al norte para que vivan con ellos, lo cual eliminaría la principal razón por la que envían dinero a casa. Eso afectaría a los negocios locales que dependen del dinero proveniente de Estados Unidos.

Miguel Cervantes Jiménez, economista de la Universidad Nacional Autónoma de México, dijo que las remesas podrían disminuir hasta en un 40%.

"Si ya tengo mi familia a mi lado, ya no tengo por qué mandar dinero allá", señaló.

Cervantes Jiménez basó su cálculo en parte sobre lo que ocurrió en Turquía, donde dijo que la mitad del total de las remesas desapareció en el 2001, un año después de que Alemania _uno de los principales destinos de los inmigrantes turcos_ aprobó una ley de legalización de grandes alcances.

En el 2005, los inmigrantes en Estados Unidos enviaron a su país de origen 39.000 millones de dólares.

Aproximadamente la mitad de esa cantidad se fue a México, donde las remesas son la segunda mayor fuente de divisas extranjeras, después de la venta de petróleo. El dinero que envían los indocumentados representa la mayor fuente de divisas en El Salvador y Guatemala.

"El efecto en términos de remesas en un plazo de dos a tres años podría ser una declinación", dijo Agustín Escobar, especialista en inmigración en el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social, de México.

No existen cifras confiables sobre qué ocurrió con las remesas a México después que una ley estadounidense de 1986 legalizó a 2,6 millones de indocumentados; el gobierno mexicano reconoce que en esa época no seguía muy de cerca lo que ocurría con esos ingresos.

Según cifras del banco central, las remesas aumentaron el 39% en 1987, y luego descendieron 13% en 1988. Para 1990, el banco dejó de lado su viejo sistema para contabilizarlas aduciendo que no era confiable.

Una fuerte caída en las remesas podría ser devastadora para pueblos como Santa Ana del Valle, estado de Oaxaca, que tiene el mayor índice de inmigración de México y donde el 46% de los hogares reciben dinero enviado desde Estados Unidos.

"Aquí hay muchos que tienen familia allá, y que les mandan dinero. Gran parte del pueblo depende de eso", indicó el concejal Reynaldo Bautista, de 52 años.

Bautista dijo que, si pudieran, muchos inmigrantes se llevarían a sus familias con ellos al norte, un sueño que sería más fácil si se autoriza la legalización.

El funcionario es en sí mismo un ejemplo: Llevó a su esposa e hijos a vivir con él en Estados Unidos cuando obtuvo la residencia. Regresó solo para servir como concejal _una obligación exigida a los hombres de este pueblo indígena tradicional_, pero piensa regresar al norte en cuanto concluya su período de dos años.

Los efectos de cualquier proyecto de ley para legalizar a los indocumentados no serían inmediatos, señaló Escobar, porque llevaría tiempo para que los inmigrantes en Estados Unidos pudieran pagar el traslado de sus familiares y tramitar su residencia. En un principio podría incluso haber un incremento en las remesas.

"La legalización normalmente mejora las condiciones de trabajo de los trabajadores, y esto tiene un efecto a bastante corto plazo en sus ingresos y por lo mismo, en su capacidad de enviar remesas", indicó.

Sin embargo, dijo, las ciudades de tamaño medio sentirían una eventual caída "en los centros regionales donde estaban los prestamistas, donde se vendían los insumos agrícolas, donde estaban todos los insumos de negocios".

Jerónimo Cortina, experto en ciencias políticas del Instituto de Política Tomás Rivera, con sede en California, dijo que una caída así podría afectar las reservas mexicanas de divisas extranjeras.

En todo el mundo, las remesas alcanzaron los 226.000 millones de dólares en el 2004, según el Banco Mundial, con 145.000 millones de dólares para países en desarrollo encabezados por India, China y México.

Un informe del Banco Mundial del 2006 indicó que las remesas equivalen al doble de toda la ayuda internacional para el desarrollo, y señaló que pueden "mejorar la solvencia de un país para solicitar préstamos externos y... ampliar el acceso al capital y a menores costos de los préstamos".

El informe sugirió que la mejor forma de optimizar el desarrollo en los países natales de los inmigrantes serían "programas de inmigración administrados... que combinen la inmigración temporal de trabajadores poco calificados con incentivos para que regresen".

Jesús Cervantes, director de estadística del Banco de México, dijo que la economía del país sólo sufriría en una situación extrema, como si los seis millones de sus inmigrantes indocumentados en Estados Unidos fueran deportados al mismo tiempo.

Considera poco probable que haya una fuerte caída en las remesas, y pronostica que habrá un flujo constante de inmigrantes _y por lo tanto de remesas_ durante tres décadas cuando menos, al persistir las diferencias salariales entre ambos países incluso bajo los mejores pronósticos.

Cervantes dijo que ya ha habido amnistías y reformas anteriormente, y seguirán ocurriendo periódicamente a medida que Estados Unidos se ajusta a su necesidad de mano de obra.

La pérdida de remesas podría ser compensada por dinero enviado a su país de origen por parte de los inmigrantes temporales que participen en un programa ampliado de trabajadores invitados, o por los que permanezcan al margen de la ley, y por lo tanto sería menos probable que llevaran a sus familias con ellos.

La posición oficial del gobierno mexicano es que el hecho de que sus inmigrantes legalicen su situación es más importante que cualquier pérdida potencial de remesas.

"Desde luego, no sería ningún problema para la construcción económica del país si ocurriera eso, si los co-ciudadanos de este país tienen mejores y sobre todo mucho más dignas condiciones de vida" en Estados Unidos, dijo el portavoz presidencial Rubén Aguilar.


Descarga la aplicación

en google play en google play