Escúchenos en línea

NOTICIAS SOBRE INMIGRANTES

None | 21 de Abril de 2006 a las 00:00

México: Comisión de DDHH denuncia que guardias privados arrestan a migrantes centroamericanos

Ciudad de México – La Comisión Nacional de Derechos Humanos de México denunció este domingo que las autoridades migratorias del país aceptan que elementos de seguridad privada arresten a migrantes indocumentados.

"Ha existido tolerancia y permisividad del Instituto Nacional de Migración (INM) al aceptar que elementos de seguridad privada y personal ajeno al INM revisen la condición migratoria de las personas, e incluso las detengan", acusó el Ombudsman en un comunicado.

Según la institución, esta actitud facilita que se produzcan hechos como el del pasado lunes, en el que un ciudadano mexicano resultó muerto por un disparo de bala, presuntamente de un policía del estado de México (centro), durante un operativo para detener a migrantes indocumentados en un pueblo de ese estado.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos exigió a las autoridades que corrigan esta situación ante la posibilidad de que se agraven estas irregularidades ante el previsible aumento de la migración de ciudadanos centroamericanos, que atraviesan México hacia Estados Unidos.

Cada año, cientos de miles de nacionales de los países de Centroamérica se introducen a México en un intento de alcanzar la frontera estadounidense.

En diciembre, el Ombudsman denunció en un informe violaciones frecuentes a las garantías de los migrantes arrestados en México, como la dilación en los avisos consulares, el hacinamiento y la falta de condiciones de salubridad en centros de internamiento.

Un día sin mexicanos

PorLaura Alicia Garza Galindo, diario La Jornada, México

Pues resulta que a la fecha el debate sobre la reforma migratoria ha logrado beneficiar, al menos, a un mexicano, el cineasta Sergio Arau, quien realizó una película en 2004, por la que entonces obtuvo magras ganancias, pero que hoy, en medio de la crisis que se desarrolla en el vecino país del norte, por la movilización convocada por nuestros paisanos allá instalados para el próximo primero de mayo, se ha puesto de moda, recaudando 13 millones de dólares en sólo seis semanas por la renta en el formato dvd. El satírico filme reseña lo que significaría para Estados Unidos carecer de la fuerza de trabajo latina, excepto uno de los migrantes, seguramente indocumentado, en las tareas para ellos reservadas: la recolección de frutas y verduras, de la basura, del cuidado de los jardines y de quienes ayudan a limpiar las casas y a cuidar de los niños. Ignoro si se aborda o no la mágica desaparición de aquellos que en la misma condición, realizan trabajos de carpintería, fontanería, mecánica y otros oficios.

El ahora famoso dvd -que ya se ha de haber reproducido por millares en copias piratas- ha logrado que empiecen a aparecer paisanos en las calles de aquellas ciudades, vestidos con camisetas con el logo del filme, según lo narra un conocido diario de esta, nuestra ciudad capital: la silueta de un hombre humilde con una bolsa al hombro. No he tenido la oportunidad de ver la sátira en cuestión, pero usted y yo tenemos sobrada imaginación para suponer que todos pelean por lograr que ese único migrante, ese, el de la triste figura, sirva a las necesidades de fuerza laboral en cada rincón de Estados Unidos. Ha de ser un verdadero infierno para los güeros quedarse sin quién realice las tareas que permiten que ellos gocen de una vida más relajada y más redituable en diversos negocios y en sus casas, a bajo costo.

Pero también observemos lo que sucede con los dos socios comerciales de Estados Unidos, en el marco del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Canadá, que se ha distinguido por poseer un programa de migrantes mexicanos documentados desde hace muchos años, que entran y salen de aquel país, después de haber laborado en diversas temporadas anuales, pero tienen su trabajo asegurado, hoy, precisamente hoy, ha anunciado su estrategia en contra de los trabajadores indocumentados que allá residen, procedentes de diversos puntos del orbe, que consistirá en repatriar a 11 mil de ellos. No les quedó más alternativa a los canadienses que solidarizarse con la estrategia de Estados Unidos; así han de estar las presiones.

Del gobierno de México es obvio que no se podía esperar otra cosa que una nueva claudicación de Fox, quien a la menor provocación ordenó a nuestros consulados en Estados Unidos no intervenir en las manifestaciones. Es en verdad reprobable que cuando más solidaridad requieren nuestros paisanos inmigrantes allá radicados, por falta de oportunidades acá en su tierra y que ahora se han organizado para dar la pelea con una magna manifestación el próximo primero de mayo, el Presidente de la República, que debería estar apoyándolos al límite de sus fuerzas, se esconda atrás del sillón que lleva el águila azteca, en lugar de, al menos, intentar negociar con las fuerzas políticas estadunideses para que frenen la brutal acometida de los grupos más radicales. ¡Caray, Presidente, saque usted la cara al menos por los 20 mil millones de dólares que en remesas alivian al país en su pobreza infernal y superiores a los 12 mil millones dólares recibidos por inversión extranjera!

La contraofensiva empresarial en Estados Unidos está que arde. Mire usted si no: los locutores de las estaciones de radio, que en diversos lugares de Estados Unidos en su momento impulsaron las manifestaciones, han sido silenciados con la amenaza de retirar los patrocinios si difunden cualquier tipo de apoyo al boicot promovido por el movimiento inmigrante para el primero de mayo. En algunas áreas de aquel país, en las que el número de migrantes ilegales es menor, han promulgado leyes con las que se les niega el acceso a los servicios sociales, y seguramente sufrirán mayores muestras de discriminación. La excepción han sido la gobernadora de Arizona, Janet Napolitano, quien de inmediato vetó las leyes antes aludidas, y nuestro consulado en el Paso, Texas. En Arizona, los Minuteman se alzan amenazantes y anuncian una marcha en autos -como los mítines del PAN- a Washington luego del primero de mayo, y Michael Chertoff, secretario del Departamento de Seguridad de la Patria, anunció e inició duras estrategias de deportación de indocumentados, aduciendo que no es nada nuevo.

Y donde existen grandes concentraciones de inmigrantes, como en California, Texas e Illinois, han resistido con fortaleza a las amenazas y actos consumados por las autoridades; pero en los lugares con grupos menores, como es el caso de Washington, les han hecho mella, y ahí los nuestros empiezan a pensar, con razón, que quizá con una manifestación vespertina sea suficiente.

Ante este panorama, el 18 de abril en el Senado de la República las diferentes fuerzas políticas aprobamos por unanimidad un punto de acuerdo solidarizándonos con nuestros compatriotas, al tiempo que manifestamos la preocupación por las amenazas que contra ellos se ciernen, y llamando al gobierno federal a defenderlos. Sí, lo sé: es poco lo que desde el Senado podemos hacer, pero unidos lo hicimos. Y sumo un sentido: Dios los proteja.

Contra ilegales, pero amigos de patrones

Legisladores de Estados Unidos promueven medidas más estrictas para frenar la inmigración, pero no quieren contrariar a las empresas. No existe una real imposición de la ley en contra de empleadores. "Injusto, castigarlos", opinan. Buscan nuevo sistema de control

Por Steven Greenhouse, diario El Universal, México. Traducción: Mariana Toledo

Al adentrarse en los campos cebolleros de Vidalia, en Georgia, 45 agentes federales hacían exactamente lo que les enseñaron hacer en esos casos. Era 1998 y acababan de arrestar a 21 inmigrantes ilegales empleados en los campos, y estaban por acorralar a cientos más.

Sin embargo, la redada enfrentó severas críticas de lo que aparentaría ser una fuente sorprendente: dos poderosos republicanos de la delegación congresional de Georgia.

Saxby Chambliss, entonces representante y actualmente senador, acusó a los oficiales de inmigración de utilizar "tácticas intimidatorias", mientras que el senador Paul Coverdell denunció a la medida como una "redada a la luz de la luna" en contra de "agricultores honestos que simplemente tratan de llevar sus productos del campo al mercado".

El Servicio de Inmigración y Naturalización cedió, garantizando amnistía temporal a los cosechadores ilegales de cebolla en 19 estados de Georgia.

Actualmente, Chambliss, como presidente del Comité del Senado para Agricultura, está encabezando esfuerzos para aprobar medidas más estrictas que las de la mayoría de sus colegas en el Senado a favor de frenar la inmigración ilegal.

¿Entonces por qué luchó en contra de medidas tan enérgicas en su propio patio trasero?

Reconociendo que siempre ha apoyado la aplicación de la ley en contra de los empleadores o patrones, Chambliss dijo que protestó contra la redada de 1998 debido a que consideró que el modo en que fue realizada fue demasiado severo, con agentes vestidos con trajes camuflados y cargando armas calibre .357. Además, añadió, arrestar a inmigrantes en unos cuantos campos cebolleros resultará en su reemplazo por otros y no hará nada para frenar el flujo.

"Ir a un campo o planta y arrestar a 30 o 40 personas no es una solución al problema", dijo Chambliss.

La otra explicación

Sin embargo, Doris Meissner, quien fuera comisionada de inmigración durante el periodo del presidente Bill Clinton, tiene una explicación distinta: los miembros del Congreso, en particular los republicanos, no quieren contrariar a las empresas.

"Hubo hipocresía", añadió Meissner. "Por un lado, dicen que quieren que se aplique la ley, y luego ven que no es tan sencillo vivir con las consecuencias en su propio distrito".

De hecho, la falta de imposición de la ley en contra de los patrones que contratan a trabajadores ilegales es considerada como la principal razón de que 850 mil inmigrantes crucen la frontera de manera ilegal cada año. Al enfrentar pocas sanciones, los empleadores no tienen reparo en contratarlos para empleos en empacadoras de carne, construcción, agricultura y limpieza.

"Se trata de una falta de voluntad política para aplicar las leyes, y eso se debe en parte a las exigencias de ciertos intereses para aprovechar la barata mano de obra extranjera", señaló el representante Lamar Smith, un republicano de Texas que apoya la creación de medidas estrictas contra la inmigración

"Estamos pagando el precio por la falta de aplicación de la ley durante los últimos 20 años".

¿El clima político es finalmente el adecuado para la estricta imposición de la ley? Aunque el Senado no aprobó una propuesta de ley antes de su receso, y aunque la propuesta que apruebe diferirá de la estricta legislación aprobada por la Cámara, ambas cámaras están más sincronizadas en materia de leyes en el lugar de trabajo. Ambas reforzarán las multas sobre los empleadores que contraten inmigrantes ilegales.

La Reforma Migratoria y el Acta de Control de 1986 no hicieron mucho para evitar que los empleadores contrataran inmigrantes ilegales. El resultado fue que una gran cantidad de extranjeros ilegales supo que si lograba cruzar la frontera los trabajos estarían esperándolos. Todo lo que necesitaban era una green card (tarjeta de residencia) falsa.

El acta de 1986 estableció multas de hasta 11 mil dólares por contratar empleados ilegales. Pero las sanciones al patrón presentaron una debilidad fatal: los empleadores podían ser multados sólo si el gobierno descubría que habían contratado intencionalmente a alguien de manera ilegal. Para evitar las sanciones, los empleados necesitaban afirmar de buena fe que los documentos de trabajo que los inmigrantes les mostraban eran legítimos. Los patrones a menudo insistían en que no podían asegurar si los documentos eran falsos o no.

"Las sanciones al empleador podrían ser una eficiente arma si son aplicadas", señaló George Borjas, profesor de Economía en Harvard.

No sólo los negocios se opusieron a las redadas en Georgia, también lo hizo la mano de obra, afirmando que los empleados a menudo invitaban a los agentes federales cuando los trabajadores querían sindicalizarse. "No es justo castigar a los empleadores cuando generalmente es imposible saber si los documentos que les muestra un trabajador son falsos o no", comentó John W. Wilhelm, presidente de la división de hospitalidad de Unite Here, un sindicato que representa a los trabajadores del sector hotelero, restaurantero y de ropa.

El número de agentes federales de inmigración que se centra en la aplicación de la ley en el sitio de trabajo se redujo a 65 a nivel nacional en 2004, de 240 en 1999, de acuerdo con la Oficina para la Responsabilidad Gubernamental.

No obstante, la dependencia responsable de vigilar los sitios de trabajo, la Oficina de Inmigración y Aduanas, recientemente procesó más acciones delictivas en contra de patrones. El año pasado, sus esfuerzos en los sitios de trabajo resultaron en 140 requerimientos, 127 convicciones, y 165 arrestos delictivos, además de los 980 arrestos civiles.

El compromiso del Senado y la propuesta de ley de la Cámara de Representantes hacen un llamado para un nuevo sistema de verificación electrónica. Cada vez que contraten a un empleado se les exigirá a los patrones mandar un correo electrónico al gobierno para saber si el número de seguridad social del empleado es válido. Aunque resultará complicado identificar a aquellos que utilicen números robados.

Ante el descontento de varios negocios en relación con el lío actual, la Cámara de Comercio de Estados Unidos apoya un programa de verificación electrónica. "Estamos conscientes de que el sistema actual está expuesto a abusos con documentación fraudulenta", dijo Randel Johnson, vicepresidente de Trabajo, Inmigración y Beneficios para Empleados de la Cámara de Comercio de Estados Unidos.

Muchos legisladores quieren que se apruebe una tarjeta de identificación nacional a prueba de fraude, quizá una nueva tarjeta de seguridad social con una fotografía y una huella digital para todos los ciudadanos e inmigrantes legales.

Grupos hispanos en California rechazan redada nacional contra indocumentados

Los Ángeles – Influyentes grupos hispanos en California rechazaron este viernes el arresto masivo de indocumentados en Estados Unidos y sostienen que con esta acción las autoridades están aplicando una polémica ley "anti inmigrantes" aprobada en Washington en diciembre que ha detonado multitudinarias marchas en el país.

"Estos arrestos y deportaciones de inmigrantes sin documentos es la aplicación de la Ley Sensenbrenner (un draconiano proyecto de Ley), antes de su aprobación, para intimidar el movimiento pro derechos humanos de los inmigrantes que está naciendo en el país", dijo Nativo López, presidente de la Mexican American Political Association (MAPA).

Según la Coalición 25 de Marzo, que agrupa 100 organizaciones políticas y defensoras de los inmigrantes, el arresto de casi 1.200 indocumentados anunciado el jueves en Washington, "es una movida intimidatoria y desesperada de los republicanos y la extrema derecha para impulsar la ofensiva que tomaron en diciembre con la aprobación de la represiva ley Sesenbrenner".

Para los líderes de los grupos hispanos en la costa oeste de Estados Unidos, donde la población de 40 millones de personas de origen latinoamericano es la primera minoría, estas medidas "represivas de Washington" refuerzan el llamado al boicot a nivel nacional del 1 de mayo de "Un día sin Inmigrantes".

En una conferencia de prensa con varios líderes de la comunidad en Los Angeles, denunciaron que las redadas de ciudadanos sin documentos continúan en California "bastión del movimiento por los derechos de inmigrantes".

"No podemos ser tímidos, llamamos a nuestra gente a redoblar los esfuerzos para asistir a las marchas el 1 de mayo y observar el boicot sin ir a la escuela, sin ir a los puestos de trabajo, es la única táctica que nos queda", enfatizó López como portavoz de la postura de toda la Coalición 25 de Marzo.

En California, Estado fronterizo con México, con una población de poco más de 36 millones de habitantes, 32,4% son hispanos, según cifras oficiales.

Esta semana en las radios hispanas de los Angeles, que han sido un motor fundamental de las protestas de la comunidad, varios locutores advertían a la audiencia las direcciones exactas donde estaban agentes de inmigración pidiendo papeles. "No se acerquen por allí que está la 'migra' haciendo una redada", alertaban entre canciones y noticias en español.

El secretario de Seguridad Interior, Michael Chertoff, anunció el jueves las detenciones de los indocumentados en 26 Estados del país y de varios gerentes y ex gerentes de IFCO, así como el lanzamiento de una nueva estrategia para revertir la tolerancia de la inmigración ilegal y el empleo de indocumentados.

La coalición 25 de Marzo se fortaleció cuando convocó en marzo una marcha contra una propuesta de reforma migratoria que consideran "racista e injusta" y que contra todo pronóstico reunió más de 500.000 personas en Los Angeles.

No obstante, para el 1 de mayo existen algunas divisiones respecto a si se debe abandonar por completo los trabajos y las escuelas o realizar marchas una vez terminen las jornadas laborales y escolares, aspectos que irán definiendo a lo largo de esta semana.

Por primera vez en la historia de Estados Unidos, la comunidad hispana se unió masivamente el pasado 10 de abril a nivel nacional para reclamar al Congreso la aprobación de una reforma migratoria que legalice a los 12 millones de indocumentados que viven en el país y protestar contra un proyecto de ley aprobado por la Cámara de Representantes que los convertiría en delincuentes.

Ese proyecto de ley que lleva el nombre del legislador que la propuso se conoce como la Ley Sensenbrenner HR 4437, que convierte en delito el estar ilegal y penaliza a los empresarios que los empleen, entre otros puntos.

Pero la primera semana de abril el Senado fracasó en aprobar antes de un receso de dos semanas una reforma migratoria que legalizaría a millones de indocumentados, lo cual podría poner fin a los planes de aprobar este año electoral una ley que mejore la seguridad fronteriza, legalice a los indocumentados y penalice a las empresas que contratan extranjeros sin papeles.

Policía intenta que indocumentados le tengan confianza

Por Anabelle Garay,The Associated Press

Garland, Texas — Cuando un grupo de hombres que se hicieron pasar por policías robaron a varios inmigrantes hispanos, no todas las víctimas formularon denuncias a las autoridades.

La razón es sencilla, según dijeron varios inmigrantes que se reunieron con la policía en este suburbio de Dallas: "Tienen miedo".

"Sí, en ocasiones usted tiene miedo. No porque usted haya hecho algo malo. En muchas ocasiones, la gente no lo quiere ver a uno, porque es hispano", dijo Irma Delgado, de 34 años, una inmigrante mexicana.

El miedo a la policía y a la deportación convierte a muchos indocumentados en fácil objetivo de los delincuentes. Eso ha hecho que muchos departamentos de policía de Estados Unidos hayan creado programas destinados a crear confianza con los residentes.

Un programa desarrollado en Garland y llamado "Unidos" (en español) ha ofrecido resultados tan promisorios que Dallas comenzó a usarlo en febrero. El suburbio de Richardson proyecta usarlo en mayo, y varios departamentos de Texas consideran hacer lo mismo.

El programa Unidos consiste en reuniones donde se discuten temas de importancia para los inmigrantes. Los departamentos invitan a conferenciantes. Siempre hay disponibles agentes que hablan español y aseguran que la policía no los va a arrestar aunque vivan en Estados Unidos de manera ilegal.

"Se concentra no tanto en preocupaciones esotéricas sobre la política inmigratoria... sino en permitir que los agentes estén al tanto de las cuestiones cotidianas y que las personas enfrenten esas mismas cuestiones", dijo Phillip Lyons, director del Instituto Regional de Supervisión Comunitaria de Texas en la universidad estatal Sam Houston.

Debido a que hay más de 31 millones de personas en los Estados Unidos que nacieron en otros países, entre ellos 11 millones de indocumentados, algunos departamentos de policía desean que los inmigrantes participen en programas comunitarios, señalan expertos.

Se ignora cuántos departamentos de policía usan programas de ese tipo. Además, hay una gran variedad entre uno y otro programa, dijo Gilbert Moore, de la Oficina de Servicios de Supervisión Orientados hacia la Comunidad, del Departamento de Justicia. Algunos publican materiales sobre prevención del delito en español y en otros idiomas. Otros proporcionan entrenamiento en temas culturales para policías y residentes.

Por ejemplo, la policía de Austin coordinó con el consulado mexicano y bancos de la zona para que los indocumentados puedan abrir cuentas corrientes y de ahorro, a fin de reducir la cifra de robos. El departamento de policía de Charlotte-Mecklenburg, en Carolina del Norte, creó su Unidad de Relaciones Internacionales.

Varios policías de Clearwater, Florida, fueron enviados al estado mexicano de Hidalgo para aprender más acerca de la cultura de un lugar del que provienen muchos inmigrantes. Departamentos de policía desde Corcoran, California, hasta Dallas, han creado las llamadas "citizen police academies" o academias privadas de policía donde se habla español. Esas academias tienen como propósito crear una mejor comprensión y comunicación entre ciudadanos y policías a través de la educación.

Resulta difícil determinar cómo esos programas podrían ser afectados por las medidas de inmigración que están a estudio del Congreso. La Cámara de Representantes aprobó una medida para que las autoridades locales hagan cumplir las leyes de inmigración. Pero el Senado continúa discutiendo otras medidas.

Sin importar los resultados en Washington, partidarios de esos programas dicen que éstos son esenciales porque los inmigrantes son vulnerables al delito y a los fraudes, pues carecen de documentos legales para tener cuentas bancarias o no hablan inglés.

"El sistema está aprovechándose de estas personas, no sólo robándoles", dijo Joe Campos, gerente ejecutivo de la Liga de Ciudadanos Unidos de América Latina. Los delincuentes "saben que (los indocumentados) no presentarán denuncias".

Antes de que el subjefe de la policía de Garland, Steve Dye, iniciara el programa Unidos en el 2003, el departamento encaró una serie de incidentes policiales con hispanos, incluidos tiroteos, varios robos de indocumentados y el asesinato de un inmigrante durante un robo.

Aun así, muchos inmigrantes no formularon denuncias.

"Muchos miembros de la comunidad tenían miedo", dijo Koni Ramos-Kaiwi, integrante de la Liga de Ciudadanos Unidos de América Latina en Garland. "No querían llamar a la policía".

Por otra parte, dice la policía, inmigrantes recientes descubrían que estaban cometiendo actos ilegales por ignorar el inglés o por estar mal informados.

Pero en los dos años y medio desde que comenzó el programa Unidos, la asistencia a las reuniones generalmente supera el centenar de personas y se han formulado más denuncias de delitos, dice Dye.

En una reciente reunión unas 100 personas, la mayoría inmigrantes, se congregaron en la sede de la policía.

Los inmigrantes escucharon con atención mientras los policías les advirtieron acerca de hombres que atacaban urbanizaciones hispanas y robaban a sus víctimas mientras se hacían pasar por agentes. Aunque esos delincuentes cesaron sus robos en la zona, la policía dice que robos similares han ocurrido en los suburbios de Dallas y Fort Worth durante el año pasado.

Los residentes comieron, bebieron y formularon una serie de preguntas. Pero, más importante, dice la policía, es que aprendieron a confiar en las autoridades.

"Todos teníamos otro concepto de la policía en Garland. Creíamos que nos iba a maltratar", dijo Delgado, que asistió a las reuniones. "He aprendido muchas cosas, y lo más importante, que la policía está para ayudarnos".

Rancheros de EU quieren construir bardas dobles en la frontera con México

Washington - Rancheros del grupo antiinmigrante Minuteman planean construir bardas metálicas dobles, de unos cinco metros de altura, dentro de sus propiedades en la frontera con México para detener el cruce de inmigrantes ilegales.

El diario The Washington Times reportó este viernes que el presidente de esta agrupación, Chris Simcox, dijo que seis rancheros y dos compañías constructoras se asociaron para llevar a cabo este proyecto que tiene previsto iniciar el próximo 29 de mayo en Arizona.

"La crisis fronteriza constituye un abandono del servicio a quienes se confió la seguridad y soberanía de Estados Unidos dejando al país vulnerable a infiltraciones terroristas y una ola criminal sin precedente provocada por narcotraficantes que cruzan la frontera", dijo.

De acuerdo con el diario, las bardas, que caracterizó como súper modernas, serían similares a las propuestas el año pasado por el grupo antiinmigrante WeNeedAfence.com (necesitamosunabarda.com), basado en Pennsylvania.

Este grupo propuso construir una barda doble metálica a lo largo de toda la frontera con México, que tendría un costo de entre cuatro y ocho mil millones de dólares.

Según el proyecto, las bardas tendrían una altura de 4.5 metros, con un corredor enmedio para permitir el tránsito de los agentes de la Patrulla Fronteriza.

Además, estarían protegidas por dos profundos canales construidos en ambos lados con el propósito de impedir el tránsito de vehículos, y los canales estaría bloqueado por una columna horizontal de alambre de púas.

La construcción de la barda en terrenos privados se suma a la caravana convocada por Minuteman, la cual recorrerá varias ciudades de Estados Unidos para llegar a Washington "a fin de alertar sobre el curso de la nación en materia migratoria".

En un comunicado, Jim Gilchrist, cofundador de Minuteman, anunció el jueves que en la caravana se tiene previsto la participación de 200 a 400 vehículos y se realizará el próximo 3 de mayo de Los Angeles y terminará el 12 de mayo en la capital del país.

Georgia, otro escenario de la cuestión de la inmigración ilegal

Por Giovanna Dell´ Orto

Calhoun, Georgia EEUU - En este pueblo enclavado entre las colinas de Georgia, la familia guatemalteca Matul ha abierto un almacén que vende frutas frescas exóticas, jugo enlatado mexicano y tarjetas telefónicas para llamados internacionales.

La propietaria Brenda Matul, de 29 años, cuenta con el influjo de inmigrantes hispanos para cimentar el éxito de su Tienda de la Guadalupana, abierta hace cinco meses, y sueña obtener la ciudadanía estadounidense y tener hijos bilingües nacidos en su nueva patria.

"Algún día creceremos si buscan nuestras importaciones", dijo Matul de su clientela de inmigrantes. "Pero ahora están preocupados y temerosos de regresar, de la pobreza".

Al igual que casi todos los pobladores, los inmigrantes _que representan casi uno de cada seis de los 13.000 residentes de Calhoun_ en algún momento han trabajado para el mayor fabricante de alfombras del mundo, que tiene su sede aquí y en pueblos cercanos.

Ahora una demanda presentada contra una de esas compañías a causa de los trabajadores indocumentados que supuestamente contrata está ante la Corte Suprema, que oirá los argumentos del caso el 26 de abril. El litigio tiene el potencial de provocar profundos cambios no solamente en esta comunidad, sino también sentar precedentes para la actitud nacional sobre la cuestión inmigratoria.

Un empleado actual y tres ex trabajadores de Mohawk Industries Inc. han interpuesto una demanda colectiva acusando a la firma de haber contratado a sabiendas a cientos de inmigrantes indocumentados para burlar los salarios legales. La firma lo niega categóricamente y dice que paga a todos sus empleados salarios competitivos y les ofrece beneficios de salud.

El caso plantea los tres interrogantes básicos en el debate sobre inmigración: Los inmigrantes _legales o no_ ¿vienen a trabajar a Estados Unidos porque la economía los necesita o porque las compañías explotan la mano de obra barata en perjuicio de la clase trabajadora estadounidense? ¿Las mismas empresas deberían ser la vanguardia para controlar la inmigración ilegal? ¿Y acaso los propuestos controles estrictos de documentación para los trabajadores de acento o apariencia extranjera son discriminatorios contra todos los hispanos?

La Corte Suprema sólo se concentrará en determinar si la compañía y sus agentes _en este caso reclutadores_ pueden considerarse un elemento del crimen organizado según las disposiciones civiles de la ley federal RICO, que permite a los empleados demandantes reclamar indemnización triple.

Las investigaciones del impacto de los inmigrantes sobre los trabajadores nacidos en Estados Unidos no arrojan resultados concluyentes.

George Borjas, de la Universidad de Harvard, concluyó que entre 1980 y el 2000, los salarios de los varones nacidos en Estados Unidos y sin completar los estudios secundarios bajaron hasta un 7,4% debido a la mano de obra inmigrante. Otros economistas sostienen que ocupar los empleos que los estadounidenses tienden a evitar impulsa la economía local, reduciendo la automatización y la subcontratación en el exterior, y enriquece las arcas locales debido a los impuestos y a las compras.

"Más del 90% de las veces, los salarios son estimulados por el flujo de inmigrantes documentados e indocumentados", dijo Dan Siciliano, de la Universidad de Stanford. "No es nada divertido para ese 10%. Pero no deberíamos desprendernos de los inmigrantes que ayudan a nueve de cada diez trabajadores".

Mantener a los inmigrantes a raya de los empleos en compañías debería ser fácil, puesto que la ley exige que los empleadores controlen una lista de documentos para todos los solicitantes de empleo, y muchos indocumentados tienden a trabajar como jornaleros donde reciben su paga en efectivo. Pero las corporaciones dicen que es casi imposible detectar los documentos falsos, y las autoridades de inmigración admiten que enfrentan un riesgo mínimo de ser procesadas ante la justicia.

"El argumento de que 'hice lo mejor que pude' suele ser aceptado", comentó Víctor Cerda, ex asesor de Inmigración y Aduanas, del Departamento de Seguridad Interna.

Aunque no quiso comentar el caso de Mohawk, el vocero Marc Raimondi de Inmigración y Aduanas dijo que los agentes federales dan prioridad a la "infraestructura crítica" de los allanamientos, y que sería inusual incluir una empresa prominente como Mohawk. Juan Morillo, abogado de esta empresa, dijo que los agentes de inmigración nunca han tomado contacto con la compañía desde que se interpuso la demanda en enero del 2004.

Mohawk sostiene además que ir más allá del control rutinario de documentos para los solicitantes de apariencia hispana sólo haría vulnerable la empresa a acusaciones de discriminación.

"La compañía siente que el efecto deseado (por la demanda) es dificultar la contratación de hispanos", comentó Morillo, y agregó que la compañía "no hará nada para tratar de cambiar la demografía de su fuerza laboral".

Esa es la consecuencia que temen los inmigrantes y sus defensores, especialmente en lugares como el noroeste de Georgia donde la población inmigrante hispana es nueva. De 1900 al 2000, la población hispana en el pueblo subió de 39 a 1.821, según cifras del censo, y la mayoría de los nuevos residentes proviene de México y Centroamérica.

"La ciudad está creciendo debido a los hispanos", dijo Armando Rodríguez mientras atendía a sus clientes en su carnicería y rotisería cerca del comercio de Matul. "Pero no les agradamos".

Las versiones sobre redadas de inmigrantes indocumentados y sobre la demanda pendiente ante la Corte Suprema están propagando temores y confusión, dijo America Gruner, una trabajadora de salud procedente de México que ha vivido cinco años en la vecina Dalton.

"Mucha gente quiere irse, y alguna da por sentado que van a deportar a mucha gente", explicó.

De todos modos, a los inmigrantes como Rodríguez les gusta este "pueblo muy tranquilo" porque es buen ambiente para sus hijos. Aquí es donde el guatemalteco de 41 años, que a los 20 años fue a California y llegó a trabajar para Mohawk, concretó el sueño de abrir un comercio propio.

"Soñaba trabajar, ganar dinero y regresar", dijo mientras acomodaba piñatas sobre un mostrador. "Pero ahora me gusta estar aquí".

Parapoliciales delatan a inmigrantes en EEUU

New York – Entre seis y ocho miembros de una organización parapolicial dedicada a combatir la inmigración ilegal, vigilará la frontera entre el estado norteño de Nueva Hampshire y Canadá, para "observar y denunciar" cualquier cruce de indocumentados, según informaron varias agencia de noticias internacionales.

"Estamos equipados y listos para denunciar lo que veamos", afirmó Ron Oplinus, de 64 años y residente de Exeter, que es miembro de los "Minuteman Civil Defense Corps".

La vigilia que realiza el grupo en Pittsburg, coincide con las patrullas fronterizas de los voluntarios en Arizona y otros estados en los que abunda la inmigración ilegal.

"Les ayudamos", dijo Oplinus. "No intentamos hacer su trabajo; lo hacen muy bien. Lo que pasa es que no son suficientes".

Los Minutemen dicen tener hasta 500 voluntarios que patrullan la frontera de Texas y Arizona con México y denuncian el cruce ilegal de indocumentados a la Patrulla Fronteriza. Varias decenas hacen lo mismo en Nuevo México y California.

Su campaña tiene lugar precisamente cuando el Congreso y la Casa Blanca debaten varias propuestas para reformar la ley de inmigración y encarar la situación de casi 12 millones de inmigrantes indocumentados. Connie Hair, vocera de los parapoliciales del Cuerpo Civil de Defensa Minuteman, dijo que habían delatado a 591 presuntos inmigrantes ilegales a la patrulla fronteriza desde el sábado, cuando comenzó el operativo de un mes al sur de la localidad de Three Points.

Añadió que las denuncias condujeron a 203 detenciones por parte de la patrulla fronteriza.

Los Minutemen, que toman su nombre de una milicia agraria de la época colonial y la Guerra de Independencia, realizaron sus primeras operaciones en abril del año pasado en el sudoeste de Arizona. Dicen que sus denuncias entonces permitieron detener a 330 inmigrantes ilegales.

Este año se encuentran apostados en tierras privadas unos 55 kilómetros al norte de la frontera mexicana en un corredor que es uno de los más utilizados por el tráfico de indocumentados.

Los voluntarios deben llamar a la patrulla de fronteras cuando avistan a un presunto indocumentado.

En tanto, el gobierno mexicano catalogó como un paso positivo el acuerdo alcanzado en el Senado estadounidense para una ley migratoria que, sin dejar de lado aspectos de seguridad fronteriza, abriría el camino para la regularización de millones de indocumentados en ese país, la mayoría de ellos mexicanos.

"Es un paso importante en el establecimiento de nuevos mecanismos que permitan una migración legal, segura, ordenada y respetuosa de los derechos humanos entre México y Estados Unidos", señaló la administración del presidente Vicente Fox en un comunicado de la cancillería.

Indicó que México está "plenamente convencido" de que es necesaria la responsabilidad compartida para llegar a una solución migratoria. El proyecto de ley acordado obligaría a los inmigrantes ilegales que han estado en el país entre dos y cinco años a regresar a sus países de origen y volver con visas de trabajo temporal, para después comenzar a gestionar la ciudadanía estadounidense.

Quienes han estado más de cinco años podrán permanecer en Estados Unidos y los que tienen menos de dos deberán partir a sus países sin la seguridad de poder regresar.

Se calcula que de los 11 millones de indocumentados que hay en Estados Unidos, seis millones son mexicanos.

Desde que asumió el cargo en diciembre de 2000, Fox planteó como objetivo principal buscar un acuerdo migratorio bilateral con Estados Unidos. Receptivo al principio, el gobierno estadounidense cambió sus prioridades hacia la seguridad y la lucha contra el terrorismo tras los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Fox y su colega George W. Bush abordaron el tema migratorio días atrás en una reunión en la que el mandatario estadounidense se comprometió a impulsar una reforma migratoria integral que considere un programa de trabajadores temporales. Fox, en tanto, subrayó entonces que México entiende su responsabilidad en el tema y que está dispuesto a reforzar la seguridad en sus fronteras norte y sur.

Univisión contra "Un día sin inmigrantes"

Por Tony Alcázar

Parece que Univisión es indolente ante el calvario de nuestra gente y su actitud es un insulto para los millones de indocumentados que están sufriendo discriminación, falta de oportunidades y viviendo en la clandestinidad por falta de leyes justas para un grupo que es pieza importante y activa de la economía estadounidense.

Según un artículo publicado el 13 de abril por el periódico Universal de México, Univisión la cadena de televisión que se hizo multimillonaria con el poder adquisitivo de los inmigrantes latinos en Estados Unidos, estaría boicoteando la marcha llamada "Un día sin inmigrantes" programada para el 1ro de mayo.

Parece que Univisión es indolente ante el calvario de nuestra gente y su actitud es un insulto para los millones de indocumentados que están sufriendo discriminación, falta de oportunidades y viviendo en la clandestinidad por falta de leyes justas para un grupo que es pieza importante y activa de la economía estadounidense. Por si fuera poco, todo el dolor que soporta al no tener los mismos derechos que los demás, la comunidad indocumentada acaba de recibir la peor humillación en la historia, gracias a que la cámara baja del senado de este país pasó la propuesta de ley HR4437, según la cual el ser indocumentado y el ayudar a un indocumentado, estaría considerado como una felonía.

Hitler en el infierno estará regocijándose al ver cómo Estados Unidos en su manera de actuar contra los indocumentados latinos, le está copiando su estilo de marginación hacia los judíos.

Cansado de sufrir en silencio, el pueblo latino estoicamente alzó su voz y decidió hacer sentir al gobierno y a las corporaciones de una manera pacífica pero contundente su poder e influencia en esta sociedad, organizando marchas pacíficas como la del 1ro de mayo y es inaceptable que Univisión, que alcanzó el poder que tiene gracias a los latinos, esté tratando de boicotear dicha marcha.

Univisión Communications Inc., la cadena más importante de televisión en Estados Unidos, que tiene un valor de 3.5 billones de dólares, cuenta con 50 canales de televisión y tiene un monopolio en la radio en español con más de 55 radios, obviamente no propiedad de latinos, le interesa más el bienestar de sus patrocinadores que el sufrimiento de nuestra gente.

Es hora de que los latinos nos demos cuenta que no somos una sombra en Estados Unidos y que con nuestro poder de compra, somos autores directos del triunfo o fracaso de cualquier empresa por más grande que parezca y en especial de corporaciones como Univisión o Telemundo que dependen en un 100 por ciento del público latino.

El 1ro de mayo incluyamos en nuestra lista de boicot a Univisión. Que ese día nadie vea un programa de televisión por esa cadena y que sólo escuchen a los locutores que están cien por ciento a favor y trabajando por el éxito de "Un día sin inmigrantes".

Pasemos la voz a nuestras lindas y abnegadas madres, esposas e hijas que ese día tienen el poder de cambiar nuestra historia cambiando por un día de canal. Si nosotros hacemos esto, otros canales competirán con estos gigantes y nos darán mejor programación.

Según las estadísticas del buró de censos, el 10 por ciento de los latinos en Estados Unidos es pobre y la mayoría no logra el ‘sueño americano’, sólo por falta de información.

Nuestra gente necesita programas educativos que la guíen a alcanzar objetivos, pero a los medios de comunicación masiva sólo les interesa nuestro dinero, pero no nuestra prosperidad.

Las compañías como Univisión que se han enriquecido con nuestro poder de compra deberían devolver algo a nuestra sufrida gente. "Da y te será dado" es una ley de Dios, que ellos no están cumpliendo, ya que ellos sólo reciben sin dar nada a cambio. Cualquiera puede romper las leyes de los hombres, pero nadie las de Dios, y su justicia no puede dormir para siempre.

Es cierto que nosotros permitimos que las cosas pasen de esta manera, pero también es cierto que "El hombre es dueño de su destino" y ha llegado el tiempo de cambiar el nuestro, haciéndonos respetar: "¡Arriba El Primero de Mayo!"

"En este momento histórico, todos los latinos, documentados o indocumentados, tenemos una cita con el destino. Podemos luchar juntos para que nuestros hijos vivan con dignidad en este país, al cual Dios dispuso que viniéramos a vivir, o podemos no hacer nada y sentenciarlos a cientos de años de mediocridad y discriminación."

¿El nacimiento de un movimiento?

Por Marcela Sanchez,especial para The Washington Post

Desde Chicago hasta Washington, de Phoenix a Los Ángeles, esta primavera ha visto las calles de este país colmadas con marchas pro inmigrantes, por lo menos un centenar hasta ahora, varias con unos100.000 participantes o más. Algunos califican estas masivas manifestaciones como un nuevo movimiento por los derechos civiles hispanos.

Las alusiones han estado ciertamente presentes -- los manifestantes han cantado "Venceremos" la versión en español de "We Shall Overcome" el himno del movimiento por los derechos civiles afro americanos de los 60; oradores han hecho eco al clamoroso llamado de Martin Luther King por que "dejen resonar la libertad"; y pancartas han proclamado que "Nosotros también tenemos un sueño".

Aunque impresionantes, estos eventos son apenas el albor de un movimiento -- si es que ya se le puede llamar así.

El propio tamaño y la cantidad de marchas no reflejan una estrategia fría y calculada por parte de un liderazgo unificado, sino una indignación amplia y espontánea impulsada por medios de habla hispana que rápidamente pasaron la voz acerca de medidas migratorias draconianas que estaban avanzando en el Congreso. Incluso los grupos defensores de los inmigrantes, activistas comunitarios, académicos, sindicatos e iglesias que habían incitado a individuos y medios quedaron sorprendidos con la cantidad de participantes, particularmente estudiantes que abandonaron las aulas para entrar a su primera lección práctica de activismo cívico.

Algunos líderes y organizaciones ahora quieren usar el ímpetu de las últimas semanas para fomentar una huelga nacional y demostrar así el impacto económico de los inmigrantes. Durante el el 1 de mayo, "Día sin un inmigrante", los participantes dejarán de trabajar, evitarán comprar productos estadounidenses y se unirán a nuevas marchas.

A no todas las organizaciones de inmigrantes y activistas les convence la idea. Algunos, particularmente en la Costa Este, temen que sea prematuro y que estropee lo que han sido hasta ahora manifestaciones positivas y pacíficas.

Pero incluso si el 1 de mayo fuera tremendamente exitoso y ciertos sectores de la economía terminaran paralizados por un día, las exigencias de los inmigrantes -- sus metas y aspiraciones -- no quedarán necesariamente más claras de lo que están hoy. Hasta ahora el flamante movimiento ha estado definido por las medidas punitivas a las que se opone.

Precisar la causa que defienden es más difícil. Nativo V. López, presidente nacional de la Mexican American Political Association y uno de los voceros oficiales del boicot, lo admite y afirma que lo que los inmigrantes quieren va desde una amnistía hasta un permiso temporal de trabajo. Inmigrantes legales encuestados recientemente por Bendixen and Associates estaban casi tan contentos con permitir que quienes viven acá ilegalmente se hagan ciudadanos como con enviarlos a sus países después de un tiempo. López, quien asegura representar a medio millón de inmigrantes legales e ilegales, solo aceptaría una legalización plena e inmediata.

Si los inmigrantes mismos están divididos, el país lo está todavía más, una situación que podría convertirse en otro obstáculo al "movimiento". Durante el movimiento por los derechos civiles afro americanos surgió un consenso nacional en torno al hecho de que había algo fundamentalmente incorrecto con la violación de los derechos constitucionales básicos de los afro americanos.

Para el año 1963 --año del discurso "Tengo un sueño" de Martin Luther King -- la mayoría de estadounidenses se oponía a la segregación. En encuestas citadas en el libro "America in Black and White: One Nation, Indivisible" de Stephan y Abigail Thernstrom, el porcentaje de estadounidenses blancos que entonces creía que "los negros debieran tener igual oportunidad que la gente blanca de conseguir cualquier tipo de empleo" era 83, a diferencia de 42 en 1944. También un 79 por ciento rechazaba "secciones separadas para negros en buses y tranvías", a diferencia de un 44 por ciento dos décadas antes.

En contraste, no existe un consenso pro inmigrante en este país hoy en día. Una encuesta emitida el mes pasado por la organización independiente Pew Research Center encontró que los estadounidenses están casi divididos por igual en cuanto a lo que debería hacerse con los inmigrantes ilegales: una tercera parte quiere que puedan quedarse permanentemente, otra tercera optaría por crear un programa de trabajadores temporales y la otra tercera parte los deportaría.

El proceso de determinar cuáles derechos pueden hacer valer los inmigrantes ilegales en Estados Unidos todavía está plagado de complicaciones, dejando pocas bases claras para un consenso tanto entre los inmigrantes como entre los ciudadanos estadounidenses. Como los recientes debates del Congreso lo demuestran, no hay una respuesta fácil. "Las fuentes de agua separadas no era un asunto moralmente complejo", dijo Abigail Threnstrom, quien es ahora vicepresidenta de la Comisión de los Derechos Civiles de los Estados Unidos.

Un trato separado para personas cuyo único delito ha sido el de entrar clandestinamente a este país para buscarse la vida no es tampoco algo moralmente complejo -- por lo menos para cerca de una tercera parte de personas en Estados Unidos. Si eso se convierte algún día en el modo de pensar de la mayoría será esencial para transformar las marchas históricas recientes en un movimiento pleno bien organizado, coordinado y, más importante aún, exitoso.

Aumentan los cruces de ilegales

Sasabe, México — El flujo de inmigrantes ilegales en la frontera con Arizona ha aumentado, alentado en parte por la perspectiva de un programa de permiso de trabajo temporal en Estados Unidos y en parte por el temor a medidas de seguridad más estrictas.

Los arrestos de la Patrulla Fronteriza en Arizona, la zona más usada para el tráfico de indocumentados, han aumentado más de 26% entre octubre y abril.

Los indocumentados han alentado a sus familiares a cruzar ilegalmente ante la posibilidad de que el Senado apruebe un programa de permiso temporal.

Francisco Loureiro, que desde hace 24 años administra un albergue para inmigrantes en Nogales, dijo que ha notado un fuerte incremento en el número de inmigrantes que se dirigen a la frontera.

En marzo, un promedio de 2,000 indocumentados se hospedaron en el albergue de Loureiro, la mayoría después de haber sido deportados de EU -un tercio más que en marzo pasado.

Loureiro dijo que en 1986 vio un repunte similar en la inmigración ilegal, cuando EU aprobó la ley que permitió que 2.6 millones de indocumentados obtuvieran la ciudadanía estadounidense.

"El que es pobrecito, es pobrecito siempre"

Por Marthín Ruiz, Diario del Istmo

Cosoleacaque, Veracruz, México – "¡Pobres muchachos... pobres hombres!" es la exclamación más frecuente y mínima que se puede escuchar de los ciudadanos mexicanos al ver pasar grupos de centroamericanos indocumentados que en esta parte de la geografía veracruzana tienen trazada su trayectoria para llegar a la Unión Americana que es su meta.

Seguramente un buen número de ellos logra llegar a la cuna del dinero verde, estableciéndose en sitios que le son desconocidos y en donde muchos ni siquiera tienen familiares a los que pudieran recurrir.

Otros como el agricultor René Olmedo Mejía, no tienen la misma suerte porque el cansancio, el hambre y la sed lo hicieron presa de la desesperación después de 17 días de haber salido de su natal Honduras, cruzando ríos, selva y sitios peligrosos que a muchos hacen desfallecer causándoles desaliento.

Hombre de campo, rústico y ahora sólo con el ánimo de que lo deporten pronto a su país, Olmedo Mejía revela lo que ya se sabe: que hay miseria en su pueblo, que muchos de sus compatriotas salen a diario de allí para lanzarse en una aventura incierta, sin saber si acaso regresarán alguna vez al lado de sus seres queridos.

"En Honduras, vivimos pobremente; el que tiene, tiene y el que es pobrecito, es pobrecito siempre", dice el hombre de 35 años quien muestra su confianza de regresar pronto al lado de su familia, de su esposa y su pareja de hijos menores que sólo tienen 7 y 10 años de edad.

Luego de haberse gastado las mil lémpiras con las que salió de Honduras, a René Olmedo le ganó el hambre y la sed cuando ya se encontraba en territorio de Cosoleacaque; deambulaba sin tener certidumbre de su camino "por eso me entregué a la policía" -dice-, pues hallándose por la colonia México, acudió al módulo de policía para pedir que se hicieran cargo de él, esperando ser deportado a su país de origen.

"Iba sufriendo amargamente... ya no quería sufrir porque me sentía muy decaído aguantando el hambre y arriesgándome en el monte por donde caminé solito porque solo salí de mi casa", -expresa René Olmedo Mejía, ciudadano hondureño-.

En Honduras, gobernado por Mel Celaya -según recuerda René- "no hay forma de salir adelante nosotros los pobrecitos; sólo los que ya tienen la riquería, pero no los pobrecitos... Mejor me regreso a cuidar de mis hijos y con mi sudor sacarlos adelante".

Hallan cuerpos de tres mujeres y dos hombres en comunidad norteña

Guatemala - Los cadáveres de tres mujeres y dos hombres fueron hallados este viernes en una comunidad del municipio de Santa Ana, en el departamento de Petén, en el norte de Guatemala, fronterizo con México y Belice, informó la policía.

Los cuerpos, que tienen heridas de bala en la cabeza, fueron encontrados por vecinos de Santa Ana entre los matorrales de la finca La Pista, agregan los informes de la Policía Nacional Civil (PNC) de esa región.

Agentes del Ministerio Público (MP) y de la PNC iniciaron una investigación para identificar a las víctimas cuyas edades oscilan entre los 17 y 24 años.

Los vecinos de la localidad presumen que se trata de inmigrantes centroamericanos debido a que no eran conocidos en la comunidad.

En el departamento de Petén existen varios puntos que son utilizados por los denominados "coyotes" para transportar a inmigrantes hacia territorio mexicano para luego llevarlos ilegalmente a Estados Unidos.

A finales de febrero pasado fueron asesinados en Petén cuatro salvadoreños que intentaban cruzar hacia México para luego viajar a EEUU.

Mexicanos van a EEUU por falta de empleo, dice encuesta

México – El 70% de los mexicanos considera que sus connacionales emigran a Estados Unidos por la falta de empleo en el país, según una encuesta divulgada este jueves.

El sondeo patrocinado por los diarios El Universal de México y The Dallas Morning News de Estados Unidos también señaló que el 79% de los entrevistados están a favor de que se legalice a los millones de inmigrantes indocumentados que actualmente radican en territorio estadounidense.

El 76% opinó que no debe ser un crimen ni una falta menor el que una persona permanezca sin papeles en Estados Unidos, como señalan algunas propuestas de reforma migratoria que se debaten actualmente, mientras el 43% consideró que los estadounidenses quieren frenar la inmigración indocumentada por racismo.

La encuesta la realizó la Coordinación de Investigación y Opinión Pública de El Universal entre 5 y 8 de abril a 1.491 adultos en todo México por medio de entrevistas personales. El margen de error es de 2,5 puntos porcentuales y el nivel de confianza del 95%.

El estudio de opinión se realizó en el marco de un debate que se desarrolla en el Congreso estadounidense para reformar sus leyes migratorias y que ha llevado a las calles a miles de inmigrantes para exigir que no se les considere criminales y que se abra la puerta a su legalización.

Luego de que en la Cámara de Representantes estadounidenses se aprobó en diciembre una reforma que pone énfasis en el reforzamiento de la frontera sur con medidas como la construcción de un muro, el tema se encuentra actualmente en el Senado donde se busca conciliar la necesidad de incrementar la seguridad con la posibilidad de abrir un programa de trabajadores temporales que posibilitaría la legalización de millones de indocumentados.

Sin embargo, algunos estados ya han comenzado a modificar sus propias leyes. Esta semana se promulgó una ley en Georgia que entrará en vigor en 2007 y que entre otras cosas impide beneficios sociales a quien no sea residente legal, sanciona a quienes empleen de manera consciente a indocumentados, y obliga a las compañías y a la policía a revisar el estatus legal de las personas.

La mayoría de los entrevistados, un 89%, consideró que la construcción de un muro en la frontera no frenará la emigración.

Se estima que hay unos 11 millones de inmigrantes indocumentados, unos seis millones de los cuales son mexicanos, por lo cual el gobierno del presidente Vicente Fox se ha manifestado por una reforma migratoria integral que sin olvidar la seguridad contemple la legalización.

Las autoridades mexicanas han calculado que cada año emigran unos 400.000 compatriotas al vecino del norte.

Prefieren en A. L. ahorrar remesas en cajas de ahorro

Washington – La mayoría de latinoamericanos que reciben remesas optan por ahorrar estos recursos en cajas de ahorro y crédito popular, pues no tienen acceso a servicios financieros, reveló la Red Internacional de Remesas (Irnet, por sus siglas en inglés).

El Oficial de Irnet, Tiffany Kultgen, explicó que ofrecer servicios de remesas es una forma de introducir a la gente a las cajas de ahorro y crédito y educarla en la utilización de los servicios que prestan estas entidades como los créditos.

Señaló que la mayoría de las personas que deciden ahorrar una parte de sus remesas en instituciones financieras lo hace en las cooperativas de ahorro y crédito popular, además de que muchos de los receptores de estos envíos no tienen acceso a servicios financieros.

De acuerdo con Kultgen, en algunos países de América Latina, las remesas representan la mayoría del Producto Nacional Bruto y exceden la cantidad de inversiones extranjeras directas y ayuda externa.

Además, anotó, la mayor parte de los receptores son de ingresos de menos de un dólar por día y "para 41% de las familias receptoras, las remesas les han permitido aumentar sus ingresos un promedio de 16 dólares por día".

Kultgen explicó mediante un estudio que los servicios de la Red Internacional de Remesas propiciaron que un mayor número de personas acuda a los servicios que ofrecen las cooperativas de ahorro y crédito.

Recordó que desde su inicio, en 2000, Irnet extendió su distribución a casi 900 puntos de servicio en cooperativas de ahorro y crédito en México, Bolivia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Jamaica y Nicaragua.

También ha mejorado su alcance de su servicio a través de asociaciones con mercados no cooperativas y alianzas estratégicas con los operadores de transferencias de dinero como la Corporación de Remesas, MoneyGram y Travelexm, abundó.

Para este año, comentó que la prioridad es incluir nuevos países y pagadores en la red de cooperativas de ahorro y crédito y desarrollar servicios conectados con las remesas que ayudarían a los beneficiarios a ahorrar el dinero que reciben.

Desde el 2001, la Red Internacional de Remesas ha distribuido casi 2.5 millones de transacciones alrededor del mundo y sólo en febrero pasado las operaciones superaron los mil millones de dólares en la distribución de remesas.

Aprueba California licencia marcada a indocumentados

Los Ángeles, California, Estados Unidos – El proyecto de ley que permitiría otorgar licencias de conducir marcadas a indocumentados que prueben estar en trámite de legalización, fue aprobada en comisiones y avanza en su camino en el Senado de California.

La propuesta SB1160 fue elaborada por el senador demócrata Gil Cedillo, el mismo que ha presentado desde 1999 a la fecha siete propuestas y de ellas las primeras cinco fueron desechadas y las dos últimas vetadas por el gobernador Arnold Schwarzenegger.

La licencia en caso de aprobarse, contendría una marca especial que la diferenciaría de las tradicionales que expide el Departamento de Motores y Vehículos de California (DMV, por sus siglas en inglés). Esta licencia con una marca especial serviría para acreditar a un conductor, pero no como documento de identidad para otros trámites.

A pesar del voto en contra de los senadores republicanos, la iniciativa de ley del senador Gil Cedillo, que busca darle licencias de manejo a los inmigrantes indocumentados, fue aprobada ayer en el Comité del Transporte durante su primera audiencia en el Senado.

El proyecto SB1160 se apegaría a exigencias de la ley federal de Identidad Real para dar licencias de conducir a los inmigrantes que demuestren que tienen una solicitud de legalización pendiente en el Buró Federal de Servicios de Inmigración y Ciudadanía.

Sin embargo, una vez que en el 2008 entren en vigencia en el estado las nuevas licencias de manejo apegadas a la ley de Identidad Real, los indocumentados podrían solicitarlas, pero dependerá del sentido en que vengan las nuevas disposiciones.

Las licencias de conducir propuestas por Cedillo tendrían un carácter temporal de un año y un diseño especial que podría ser un color y que claramente establecería que no puede ser usada para otros propósitos oficiales.

En California existen más de 22 millones de conductores con licencia y tan sólo en el condado de Los Ángeles se tiene una estimación de más de 12 millones.

Durante su comparecencia, el senador Cedillo recalcó que su proyecto de ley busca dar seguridad en las carreteras y ofrecer una licencia a los indocumentados que aún sin estar legalmente en el país trabajan porque hay un mercado que los demanda y necesita.

"Durante 60 años, no había necesidad de demostrar la residencia legal o la ciudadanía para obtener una licencia de manejo y no se presentó ningún problema, hasta que se metió la política en el tema migratorio", lamentó.

La nueva propuesta aún tendrá que tener un recorrido hacia el pleno del Senado y luego a la Asamblea y en caso de ser aprobada allí llegaría a la oficina del gobernador Arnold Schwarzenegger.

El mandatario ha reiterado que permanece firme "en anteponer la seguridad publica por encima de cualquier otra cosa". En este sentido ha manifestado que "aprobar una licencia sería prematuro porque el estado esta en espera de lineamientos que contengan las nuevas regulaciones federales (REAL ID) en materia de licencias de conducir previstas para el 2008".

De acuerdo a la iniciativa de ley, sólo una reducida cantidad de los más de dos millones de indocumentados sin licencias podrían solicitarla en California. Lo anterior, debido a que la mayoría no pueden calificar para obtener la residencia en este país por haber ingresado ilegalmente.

Inmigrantes legales quieren la ciudadanía en EEUU

Por Suzanne Gamboa, The Associated Press

Washington – Las perspectivas de que se endurezcan las leyes migratorias han hecho que aumente el interés de los inmigrantes legales en obtener la ciudadanía estadounidense.

Más de 8 millones de inmigrantes legales están asistiendo a cursos auspiciados por iglesias y agrupaciones comunitarias sobre cómo naturalizarse.

"Antes no le prestaba atención a esto, pero ahora creo que es importante ser ciudadano", expresó Leonidas Santana luego de una clase sobre la separación de poderes entre el presidente, el Congreso y la justicia.

Santana es una dominicana que llegó a los Estados Unidos en 1983 y al año siguiente consiguió la residencia legal permanente. Se anotó en una clase de diez semanas preparatoria para el examen de la ciudadanía luego de que la Cámara de Representanes aprobó un proyecto de ley que contemplaba la deportación de todos los inmigrantes ilegales y que consideraría delincuentes a los indocumentados.

"No somos delincuentes", afirmó. Agregó que decidió pedir la ciudadanía para poder votar.

Santana, de 46 años, dice que no apoya a partido alguno, pero que por ahora "los demócratas son los que están más pendientes de los inmigrantes" y que hoy por hoy votaría por ellos.

En diciembre, el Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN), donde Santana toma sus clases, tenía 27 estudiantes. En la última clase, que comenzó en febrero, se enrolaron el doble de estudiantes, según América Calderón, coordinadora de los servicios para los inmigrantes de ese institución.

Las personas que preguntan por las clases expresan inquietud por las reformas migratorias que está analizando el Congreso y por medidas tomadas a nivel local como una aprobada en el año pasado en Manassas, Virginia, donde pusieron límites a la cantidad de gente que puede habitar en una vivienda, señaló Calderón. Esa medida fue luego derogada.

Alfonso Aguilar, director de la Oficina de Ciudadanía del Departamento de Seguridad Interna, dijo que los últimos acontecimientos, en particular los ataques terroristas del 2001, hicieron que aumentase el interés en la naturalización.

Los residentes permanentes legales tienen derecho a vivir y trabajar en Estados Unidos, y están amparados por las leyes estatales y federales. Pueden acogerse a algunos beneficios federales. Pero pueden ser deportados si cometen ciertos delitos y no pueden votar en la mayoría de las elecciones nacionales, estatales y municipales.

Una persona que lleva cinco años viviendo como residente permanente legal puede solicitar la ciudadanía, para lo cual tiene que rendir exámenes de inglés y de historia del país. Si obtuvo la residencia al casarse con un ciudadano o ciudadana, la solicitud la puede hacer a los tres años.

El Departamento de Seguridad Interior dijo que en enero recibió 53.390 solicitudes de ciudadanía, o un 23% más que en el mismo mes el año previo. En febrero, hubo 57.056 solicitudes.

También han aumentado las visitas al portal de internet del gobierno relacionado con la ciudadanía, y el pedido de formularios electrónicos sobre temas de inmigración, incluidos 162.000 formularios para la ciudadanía en el mes de marzo.

La organización Caridades Católicas de Dallas, que ofrece asesoría sobre temas de inmigración, dice que está recibiendo toneladas de llamadas de gente que quiere pedir la ciudadanía, indicó la encargada de esos servicios Vanna Slaughter.

"Cuando les preguntamos, dicen: 'Queremos votar. Queremos participar'", manifestó Slaughter.

Más de dos tercios de los residentes legales que participaron en una encuesta en marzo dijeron que apoyan la concesión de permisos laborales temporales para los indocumentados y el que se les permita solicitar la residencia permanente.

Nemecio Cotoc, de 32 años y quien vino a Estados Unidos huyendo de la guerra civil en Guatemala, ingresó ilegalmente y más adelante obtuvo la residencia. Pero dice que jamás se olvidará de que alguna vez fue un indocumentado.

"No podemos elegir un presidente hispano. Pero si nos hacemos ciudadanos, podemos derrotar a quienes están en contra nuestro", declaró Cotoc. "Lo único que queremos es trabajar y llevar una buena vida. Crecer y pagar impuestos sobre todo lo que compramos, como viviendas, alimentos y otras cosas".

EEUU: 46 meses de cárcel por tramitar licencias a ilegales

Knoxville, Tennessee, EEUU – La líder de una red que se dedicaba a gestionar fraudulentamente licencias de conducir a inmigrantes ilegales, fue sentenciada a 46 meses de prisión el miércoles.

Según la condena, Zeneida Concepción Rivera, de 55 años, trasladaba a extranjeros desde Nueva Jersey hasta Tenesí, donde les conseguía licencias de conducir usando documentos falsos.

El juez de distrito Thomas Phillips destacó en su sentencia que Rivera cobraba entre 1.500 y 2.000 dólares por certificado.

En julio pasado, Rivera fue detenida junto a seis inmigrantes ilegales. Se estima que en dos años trajo a Knoxville a más de 100 extranjeros.

Su detención, la primera de tres similares realizadas en Tenesí, llevó el mes pasado a la suspensión del programa estatal que permitía la entrega de licencias de conducir independientemente del estatus migratorio del solicitante.

Según el asistente del Fiscal general de Estados Unidos, Jeffrey Theodore, ello convirtió a Tenesí en un "imán" para indocumentados que buscaban legalidad.

"No forcé a nadie a venir a este estado (Tenesí) a obtener una licencia" de manejo, dijo Rivera con la ayuda de un intérprete. E insistió en que estaba brindando un servicio a indocumentados que trabajan duro y necesitaban una licencia de conducir.

Abogan por la amnistía

Por Alejandro Cano, diario La Opinión, Los Ángeles, California, Estados Unidos

RIVERSIDE, California.— La solución al problema de inmigración recae en una amnistía general y el fin a los tratados de libre comercio que traen consecuencias desastrosas para la mayoría de los ciudadanos de los países participantes.

Así lo afirmó este martes Gemma López Limón, profesora de sociología de la Universidad Autónoma de Baja California, durante la reunión titulada Inmigración, globalizacion, y la frontera: el caso para amnistía, celebrada en la Universidad de California Riverside.

Según López Limón, a México no le conviene la emigración de connacionales hacia los Estados Unidos a pesar de los más de 13,000 millones de dólares en remesas que envían por año. López Limón aseguro que lo que a México le conviene es una amnistía para los mas de 12 millones de indocumentados, lo que no sólo reforzaría la economía estadounidense sino también la mexicana.

“El flujo de gente hacia los Estados Unidos debilita la economía mexicana y destroza familias. No es saludable ver pueblos donde solamente hay mujeres, niños y ancianos viviendo porque los hombres se fueron al norte a trabajar”, dijo López Limón. “Hay que detener las muertes de gente en su intento por cruzar la frontera, gente que muere a manos de polleros, y hasta la misma ‘migra’. Eso solamente se puede detener con una amnistía general y con oportunidades de empleo”.

López Limón aseguro que entre los culpables del alto índice de inmigrantes mexicanos son los gobiernos corruptos que han gobernado en las ultimas cinco décadas al país y que el gobierno actual debería tomar responsabilidad y actuar de inmediato para tratar de resolver el problema.

“Mientras en México no exista un gobierno que produzca empleos, un gobierno con una estrategia en las ramas industriales y agrícolas, la inmigración continuará”, dijo López Limón. “La gente tiene esperanzas en el próximo presidente, siempre las tienen pero desafortunadamente muchos de ellos han prometido y no han cumplido”.

En realidad, los mexicanos tendrán la oportunidad de elegir un nuevo presidente en julio, el cual remplazaría a Vicente Fox Quesada.

Para López Limón, las elecciones representan una esperanza por conseguir lo que Fox no ha podido conseguir en los últimos cinco años: el cambio. López Limón aseguró, dicho “cambio” sólo podría ser logrado a través de un presidente con visión y dinamismo, alguien de la altura de Obrador. “El cambio que Fox prometió no ha llegado ni llegará nunca. Hizo todo lo contrario de lo que prometió. Prometió no seguir la línea que el PRI siguió por 75 años, pero acabó por seguirla”, dijo López Limón.

Sin embargo, Francisco Sola, miembro de la Alianza Nacional para los Derechos Humanos, aseguró que no importa quién gobierne a México, lo que importa es no caer en los caprichos que los Estados Unidos tiene y exige a países latinoamericanos.

“El problema no se va a resolver nunca mientras en México existan gobiernos vendidos”, dijo Sola. “Este país ejerce una gran presión en nuestros países y eso detiene sus desarrollos y fuerza a los residentes a inmigrar”.

Entre otros culpables de la inmigración, según López Limón, se encuentran los tratados de libre comercio que tanto dañan a la economía de los países participantes por no tener un beneficio equilibrado.

López Limón pronosticó la cancelación del Tratado de Libre Comercio entre los Estados Unidos, Canadá y México (NAFTA), el Tratado de Libre Comercio entre los Estados Unidos y Centroamérica (CAFTA), y el Tratado de Libre Comercio entre los Estados Unidos y Países Andinos (ALCA), disminuiría el número de inmigrantes dramáticamente.

“Estos tratados benefician a mucha gente, pero afectan a más. En México, por ejemplo, el 80% del arroz que se consume no es producido en México, viene de los Estados Unidos el cual lo compra de China y las Filipinas”, dijo López Limón.

“Eso afecta a los productores nacionales. Lo mismo ocurre con otros productos. La globalización trae consecuencias drásticas para muchos, no todo es color de rosa”. Limón concluyó instando la participación de todos en movimientos políticos y la creación de un plan que exija a los gobiernos a actuar. Además, Limón propuso celebrar reuniones binacionales de académicos para tratar de encontrar una solución viable para el problema de falta de liderazgo.

“Como académicos tenemos una gran responsabilidad. Estamos educando el futuro de ambos países. En México como en los Estados Unidos no existe una organización con un plan de trabajo que fuerce a los gobiernos a cumplir las promesas. Nos seguimos esperanzando y eso tiene que parar”, dijo López Limón. “Si de verdad queremos ver una solución al problema de inmigración entonces hay que actuar, nuestros gobiernos tienen que actuar”.

Mueren dos mil 670 migrantes mexicanos del 2000 a la fecha en frontera norte

Las estadísticas mortales de la Cancillería, se basan en los números recopilados por los consulados fronterizos así como el Grupo Beta, los sheriffs de condado y de la Patrulla Fronteriza.

En un récord histórico y a punto de comenzar la temporada de más alto riesgo en la frontera norte, dos mil 670 migrantes mexicanos —poco más de uno por día— han muerto en lo que va del sexenio de Vicente Fox en su intento por cruzar a Estados Unidos a través del desierto, las montañas o el río Bravo.

Pese a los programas de prevención y protección desplegados por los gobiernos de México y Estados Unidos, el número de muertes en la frontera —por deshidratación, picadura de insecto, ataque de animal, asesinato, accidente vial o ahogamiento— ha ido en aumento a lo largo de los seis años.

Cifras oficiales de la Dirección General de Protección Consular de la Secretaría de Relaciones Exteriores dan cuenta de que en 2000 perecieron 491 mexicanos; en 2001, 391; en 2002, el número bajó a 371; en 2003, repuntó a 431; y en 2004 volvió a caer para ubicarse 369.

El segundo peor año fue el pasado, con 443 muertes. En lo que toca a 2006 y en una cifra que preocupa al gobierno mexicano debido a que apenas han transcurrido cuatro meses, han fallecido 88 personas.

Los dos incidentes más serios ocurrieron en 2001 y 2003, cuando perecieron 14 y 19 migrantes, respectivamente. Los primeros, al ser abandonados en el desierto por su guía, y los segundos, al quedar atrapados en un tráiler.

Dentro de estas estadísticas, el gobierno mexicano reconoce que muchos de los cuerpos que han sido hallados en la frontera a lo largo de este sexenio han tenido un final más triste: no han podido ser entregados a sus familiares, por desconocerse su identidad.

En 2000, 112 personas entraron en este rango; en el 2001, 116. En 2002, 101 cadáveres fueron encontrados sin identificación alguna; para 2003 el número ascendió a 119. En 2004 descendió a 92 y en 2005 se ubicó en 117.

En lo que va de 2006, la cifra de inmigrantes desconocidos, cuyos cuerpos permanecen sin reclamar y han sido enterrados en fosas comunes de distintos municipios fronterizos (pero en su mayor parte sonorenses), se sitúa en 29.

El grueso de los decesos registrados por el gobierno mexicano en este sexenio han ocurrido en primavera y verano, temporada que para fines consulares y de protección humana arranca a partir de esta semana y hasta finales de septiembre, cuando las temperaturas comienzan a descender.

Durante ésta y las próximas 12 semanas, las temperaturas en buena parte de la frontera norte —y en particular en el corredor Sonora-Arizona— ascenderán hasta alcanzar los 50 grados centígrados. Extraoficialmente se habla de que esta temporada será riesgosa.

Las estadísticas mortales de la Cancillería, que se basan en los números recopilados por los consulados fronterizos así como el Grupo Beta, los sheriffs de condado y de la Patrulla Fronteriza, precisan que Arizona se mantiene como el punto de cruce más peligroso.

Esa entidad, en la que se encuentra el desierto del Sásabe y por donde a diario cruzan hasta mil inmigrantes indocumentados según cálculos de la Patrulla Fronteriza, concentra casi la mitad de las muertes de este sexenio, con 946.

Le sigue Texas, con 698 cuerpos recuperados. Las muertes en esa entidad ocurren por deshidratación y por accidentes viales (con camionetas cargadas de inmigrantes que buscan escapar de la policía) y ahogamiento en el río Bravo.

En el balance hecho por la SRE, en tercer sitio se ubica California, donde hay un riesgo adicional: el congelamiento en las montañas de Tecate. Nuevo México, entidad con la menor proporción, se encuentra en último sitio, con 27 muertes confirmadas.

Policías de EEUU acusados en muerte de recluso hondureño

Lexington, Carolina del Norte - Dos policías fueron acusados de homicidio no premeditado en la muerte de un recluso hondureño al que intentaron esposar, dijeron las autoridades.

Ronald Eugene Parker, de 43 años, y Brandon Gray Huie, de 25, fueron acusados el martes y quedaron en libertad bajo fianza de 25.000 dólares. De ser convictos, podrían encarar penas de 8 a 40 años de cárcel.

El inmigrante hondureño Carlos Claros Castro, de 28 años, fue detenido el 6 de enero por manejar ebrio, abandonar el lugar de un accidente vial y otras ofensas de tránsito.

La oficina del alguacil del Condado de Davidson dijo que, al día siguiente, Claros Castro amenazó a varios reclusos con el mango de un trapeador, por lo que los policías acudieron a su celda para desarmarlo.

Claros Castro falleció durante la lucha con los policías, y dos autopsias establecieron que su muerte se debió a un homicidio, causado por diversas lesiones, entre ellas asfixia y traumatismo craneal.

El alguacil David Grice dijo que ambos agentes no trabajan ya en su departamento.

Cientos de Emigrantes de Origen Centroamericano Viajan en Vagones del Ferrocarril

Otumba, estado de México, México – Son cientos las personas de origen centroamericano que viajan ilegalmente en los vagones del ferrocarril, transitan diariamente, por los municipios de la zona nororiente del estado de México, para llegar a la frontera norte del país e ingresar a los Estados Unidos.

Muchos de ellos, corren riesgos al tratar de llegar a su destino, en algunos de los casos sufren accidentes y no pueden concluir su viaje a la frontera. Pero esto no evita que dejen de disminuir el número de migrantes, quienes muchas ocasiones, se les puede observar arriba de los vagones, sin preocuparse de ser vistos por las autoridades o habitantes del lugar.

En algunas ocasiones y ante el miedo de ser victimas de un asalto por parte de ellos las personas dan aviso a las autoridades, por que temen que los robos se incremente en su localidad, por la llegada de los ilegales. Cabe destacar que entre estos se han detenido a integrantes de la Mara-Salvatrucha, por lo que puso en alerta a los vecinos.

Entre las personas que se llega a detener en los operativos se encuentran de los países de Honduras, Salvador, Nicaragua, Guatemaltecos principalmente.

Los detenidos son puestos a disposición al Instituto Nacional de Migración dependiente de la Secretaria de Gobernación, han mencionado que intentaran nuevamente cruzar la frontera por las pocas oportunidades que existen en sus países.

Pero dentro de estos intentos algunos han tenido que regresar a su lugar de origen en malas condiciones ya corren un riesgo al viajar por los furgones sin ninguna precaución, por lo que en algunos casos los migrantes sufren accidentes de consideración al caer del tren.

Operativos antimigrantes generan repudio en Tultitlán

Tultitlán - Según informes de los enardecidos vecinos del barrio de La Concepción, los supuestos "Operativos Antimigrantes" en esta zona, atentan contra los derechos humanos de los centroamericanos, ya que policías, agentes judiciales y agentes de migración, se "disputan" a los migrantes, que utilizan este lugar de paso al sueño americano.

Los vecinos aseguran que han muerto varias personas de Honduras, Nicaragua, Guatemala, el Salvador, a manos, de policías estatales y agentes de Migración, y aseguran que los cuerpos son arrojados a las vías del tren, para simular un accidente, en otras ocasiones les desfiguran el rostro para que nadie los reconozca, las mujeres, son violadas y sometidas a sus enfermas pasiones, para dejarlas libres.

Comentan que por las noches, persiguen a los indocumentados, y los obligan a cantar el Himno Nacional Mexicano, para comprobar que son mexicanos, o les exigen su credencial de elector con fotografía, de lo contrario son transportados como animales y encerrados en estas camionetas de la "Muerte", golpeados para que entreguen el dinero que traen consigo, además de quitarles todas sus pertenencias, y si se les pasa la mano, los tiran a las vías.

El colmo de la prepotencia en estos operativos, resulta que ingresan a los domicilios particulares, con pistola en mano, la iglesia de La Concepción no se salva, porque entran al interior y sacan a los indocumentados que se refugian en el templo, sin que nada ni nadie haga nada.

Los vecinos manifestaron su indignación, impotencia, coraje, contra la corrupción de los cuerpos policíacos, incluso policías judiciales de otros municipios ingresan a lugar, para perseguir indocumentados como si se tratara de "animales".

Agregaron los vecinos que pasadas las 22:00 hrs. No es aconsejable andar en las calles, ya que pueden ser confundidos, y caer en manos de estos salvajes, y peder incluso la vida, como sucedió el día lunes 17 de abril, donde supuestamente confundieron a un vecino de la colonia La Loma y que había acudido al barrio de La Concepción y sin deberla ni temerla perdió la vida.

Por tal motivo al acudir personal del ministerio público de Cuautitlán y pretender llevarse los destrozados vehículos, fueron prácticamente echados por la multitud enardecida por tanta corrupción.

Más tarde acudió personal de los Derechos Humanos y fueron recibidos con reproches y malos tratos, no tardaron más de 30 minutos y se retiraron.

Alrededor de las 18:00 horas los pobladores, trasladaron la unidad a un lote baldío y le prendieron fuego, para que tanto el procurador de justicia del Estado de México, así como el insipiente gobernador Peña Nieto, siquiera se entere de lo que sucede en esta zona, conocida como el "Paso de la Muerte", que comprende los barrios de La Concha, Belem, San Bartolo, que alcanza un kilómetro a la redonda.

Al filo de las 18:30 llegó, el cuerpo del joven sacrificado a su domicilio ubicado en Valentín Gómez Farias # 1 de la colonia Loma Bonita.


Descarga la aplicación

en google play en google play