Escúchenos en línea

Las mentiras primero, que luego vienen los perdones

None | 25 de Noviembre de 2005 a las 00:00

Por Alexander Cockburn, CounterPunch. Traducido para Rebelión por Sinfo Fernández

Cuando anunció el procesamiento de Scooter Libby, el jefe del gabinete del vicepresidente Cheney, el fiscal especial Patrick Fitgerald incluyó también una homilía sobre la importancia de la verdad. Y en verdad que sonó un tanto pintoresco, como alguien que trata de recitar el Sermón de la Montaña sobre el ‘parqué’ de la bolsa de Nueva York. Pero Fitzgerald, desde luego, se expresó acertadamente. Cuando la mentira se convierte en la aceptada moneda de cambio, se pierde el imperio de la justicia y se produce el advenimiento del reino de la conspiración criminal.

Todos los gobiernos mienten, pero Reagan y su banda superaron el listón con creces. Más o menos desde el año 1978, fecha en que se aceleró la campaña para colocar a Reagan en la Casa Blanca, mentir fue la pauta de comportamiento de Reagan, sus valedores y una prensa que se sentía feliz de repetir todo tipo de estupideces, desde la supuesta superioridad militar de la Unión Soviética hasta las reinas millonarias de la asistencia social de la Zona Sur de Chicago.

La prensa se prestó a hacer de comparsa. Año tras año, durante las campañas electorales y una vez que arribó a la Casa Blanca, el conjunto de la prensa informaba acerca de las conferencias de prensa de Reagan sin reparar en que el comandante en jefe moraba en un mundo crepuscular de fábulas de comics y fragmentos de películas antiguas. Mantuvieron esta ficción incluso cuando el equipo de Reagan discutía si convenía apelar a la enmienda 25 y enviar al viejo chocho a una clínica de reposo.

Mentir sobre el endeble control que Reagan tenía sobre la realidad constituyó tan sólo una parte de la capitulación periodística. Para aquellos que consideran la complicidad de Judith Miller en las orgías de mentiras de los Neocons como una señal de la caída del New York Times desde alguna altura anterior de objetividad y competencia, les sugiero que revisen la actuación de su, en ocasiones, corresponsal en temas de defensa Richard Burt durante los últimos años de Carter como agente de Al Haig. Burt retransmitió montones de disparates exagerando la amenaza del equilibrio militar durante la Guerra Fría. particularmente en el teatro europeo, la mayoría de ellos con un nivel de fantasía que podría competir con las mentiras que Miller consiguió de la gente de Chalabi dedicada a desinformar, arrastrando detrás a la prensa.

Cuando los reaganitas se hicieron con el poder en 1981, Burt se deshizo inmediatamente de su distintivo de prensa y entró a trabajar en el Departamento de Estado como Director de Asuntos Político-Militares, un puesto desempeñado con anterioridad por otro hombre del Times, Leslie Gelb, que no era precisamente una rosaleda sino un embaucador a las órdenes de Burt. Al menos, Miller no trabajó oficialmente para Cheney.

Muchos de los socios de Libby y de su jefe, amenazados ahora por el fiscal Patrick Fitzgerald, son veteranos de esa cultura Reagan y curtidos supervivientes de la crisis que finalmente logró amenazar a varios de ellos con sanciones legales y largos períodos de prisión. Esa crisis estuvo representada por el asunto Irán-Contra, que estalló sobre la nación el 6 de octubre de 1986, el día en que Eugene Hasenfus lanzó con éxito en paracaídas armas a la Contra desde un avión de la CIA pilotado de forma ilegal.

El fiscal especial Lawrence Walsh, anterior fiscal de EEUU y juez en la ciudad de Oklahoma, un republicano de toda la vida, se puso a investigar. Durante las indagaciones, que se dilataron durante el resto de la época Reagan y toda la presidencia de G.H.W. Bush, Walsh consiguió progresos significativos al formular acusaciones por mentir ante el Congreso. De esa forma encausó a Elliott Abrams, Duane "Dewey" Clarridge, Alan Fiers, Clair George y Robert McFarlane. Todos ellos fueron declarados culpables por los mismos motivos que Libby está procesando, es decir, obstrucción a la justicia y declaraciones falsas, o condenados por la misma causa o, como en los casos de Weinberger y Clarridge, los mantuvo esperando enjuiciamiento.

Al igual que Walsh logró abrirse paso entre quienes intentaban proteger a Reagan y Bush padre, incluido Stephen Hadley, compinche durante mucho tiempo de Cheney, ahora el actual consejero del presidente para la seguridad nacional tiene posibilidades de aparecer situado en la línea de fuego de Fitzgerald. En el momento en que se produjo el caso Irán-Contra, Hadley era abogado defensor en la Junta Especial de Revisión conocida como la Comisión de la Torre, establecida por el Presidente Reagan para investigar la venta de armas de EEUU a Irán, que logró desviar la inoportuna atención sobre Reagan o la complicidad de Bush en el escándalo. Mientras tanto, en la Cámara, el republicano Richard Cheney era el republicano de alto rango al que un comité de esa Cámara también investigaba por el tema Irán-Contra. Jugó un papel importante al parar la investigación que implicaba a Bush o Reagan (El mismo Libby estuvo trabajando en el Pentágono ¡como director de Proyectos Especiales durante el período 1982-85!).

En el otoño de 1992, Walsh logró finalmente acercarse a Bush por su papel en el contra-gate como vicepresidente de Reagan. Días antes de las elecciones de 1992, Walsh volvió a encausar a Caspar Weinberger, el secretario de defensa de Reagan, por mentir ante el Congreso. El juicio se fijó para enero de 1993. Se esperaba que Walsh interrogara sin piedad a Weinberger sobre temas que implicaban a Bush. En la línea de fuego estaba también entonces Colin Powell, quien había sido ayudante de Weinberger en el año crucial de 1985. Walsh planeaba también preguntar a Bush acerca de su resistencia a entregar un diario que había llevado a mediados de la década de 1980. Podríamos haber presenciado anteriormente un presidente procesado por obstrucción a la justicia y por hacer declaraciones falsas.

La prensa se manifestó mayoritariamente en contra de Walsh. Hubo multitud de artículos repugnantes acerca del coste y la duración de la investigación. Bush se sintió políticamente seguro tapándose el culo y el de sus colegas de conspiración distribuyendo perdones en la época adecuada, la víspera de Navidad de 1992. A Walsh se le fueron de las manos Weinberger, Abrams, Clarridge, St. George, Fiers y McFarlane. Walsh dijo con rabia "tras más de seis años, ya han conseguido finalmente cubrir con un velo el escándalo Irán-Contra".

¿Podrá repetirse esta historia de nuevo? John Dean, el abogado de la Casa Blanca en la época de Nixon y gran experto en extender velos, afirma que Fitzgerald tiene a Cheney en su punto de mira y que puede estar planeando acusarle, bajo el Acta de Espionaje, de revelar el nombre de Plame. La supervivencia de Cheney depende de que Libby mantenga la boca cerrada y de que aguante hasta la víspera de la Navidad de 2008, cuando Bush junior conceda el perdón o perdones necesarios.

Desde el comienzo del procesamiento de Libby, el aire se ha ido espesando cada vez más con rumores acerca de perdones, como si ya fuera un ritual predecible el hecho de que los presidentes deban absolver a sus subordinados de procesamientos o condenas por crímenes cometidos al servicio de sus gobiernos. Fitzgerald debería afirmar que quienes se dediquen a presionar para conseguir el perdón pueden arriesgarse a ser procesados por conspiración para obstaculizar la justicia.

Esos perdones van de la mano con las mentiras que Fitzgerald denunció. Si los funcionarios que violan la ley y después mienten saben con certeza que van a escapar del castigo legal, debemos empezar a pensar que no tenemos gobierno alguno. Tan sólo una secuencia de conspiraciones criminales. Ha habido perdones escandalosos durante décadas, pero las mentiras de los años de Reagan superaron el listón… Deberíamos considerarlo como una cuestión política importante. Un modelo a seguir ahora podría ser el de Jonathan Pollard, condenado a cadena perpetua en 1987 por espiar para Israel. Bush padre y Clinton se vieron sometidos a fuertes presiones para perdonarle pero se negaron a ceder debido a que las Fuerzas Armadas dijeron sencillamente "No, no queremos apoyar el perdón". Ante la perspectiva de perdón para Libby y el resto de socios, el mensaje popular debería ser idéntico. De otra forma, Fitzgerald estará malgastando su tiempo y el dinero público.

Judy Miller alcanza la carretera

Sus abogados hicieron un pacto con el New York Times y ahora Miller se ha colocado como periodista independiente y escribe un reportaje sobre sus años en el New York Times y sus días en prisión. La vi en el programa de Larry King el martes 8 de noviembre por la noche y estuvo bien, declinando todas las oportunidades de lanzar arena a la cara de Maureen Dowd. Era la opción adecuada. Tengo que cuchichear porque mi co-editor es un fan de Dowd aunque yo siempre he pensado que hay algo poco sólido en las columnas de Dowd.

Mirando hacia atrás, el "Golpe del Día de Judy" en el New York Times, cuando la desagradable columna de Dowd siguió las huellas del "comunicado interno" de Keller, parecía una especie de calculada parodia en dos tiempos. (Creo recordar haber leído que Keller y Dowd eran pareja, aunque quizá eran Dowd y Howell Raines. El amor casero de Dowd y Miller pervive en mi memoria como un daiquiri puesto al sol). En aquel momento, escribí que el comunicado de Keller era repugnante y él ha confirmado ahora mi juicio inicial, disculpándose por haber insinuado en su cobardica comunicado que Miller y Libby estaban "enredados", con todos los paroxismos que esa palabra implica, también que ella había "engañado" a su director, Philip Taubman. Keller concede ahora que Taubman nunca se quejó de estar siendo engañado por Miller.

No apoyo a Miller, quien escribió historias terribles durante muchos años, pero quienes deberían salir despedidos del New York Times son el editor, Sulzberger, y el director Keller. Ellos son quienes han hecho una terrible chapuza y el consejo de administración haría bien en ponerles a desfilar por el borde del precipicio.

Larry King preguntó a Miller si iba a escuchar la conferencia de Chalabi en el Consejo de Relaciones Exteriores en Nueva York y ella dijo que tenía que dar su propia charla en [Washington] DC. Chalabi apareciendo de repente por todas partes. Kris Lofgren asistió a la conferencia de Ahmad Chalabi en el Instituto de la Empresa Americana a mediados de semana e informó sobre un ingenuo Hitchens declarando a la salida de la conferencia que Chalabi podría haber desbaratado las claves de los servicios de inteligencia estadounidenses, porque "es un genio matemático" y "experto en criptología". Esto es ridículo, dijo el asiduo en CounterPunch Assaf Kfoury, quien obtuvo un doctorado en MIT (*) en 1972, y coincidió con Chalabi los años en que éste estuvo allí. "Chalabi no era un genio matemático. En el fondo, MIT, que le concedió un master, no quería que hiciera allí el doctorado. Y Chalabi hizo su tesis sobre una cuestión que ni remotamente estaba relacionada con la criptología. La hizo en la Universidad de Chicago y fue sobre la teoría [matemática] de los nudos".

Y, ciertamente, consiguió atar a Judy.

N. de T.: (*) MIT, siglas en inglés del Instituto de Tecnología de Massachussets, famoso por ofrecer educación en conocimientos avanzados que contribuyen al desarrollo de la ciencia y la tecnología.

El engaño del uranio de Níger y el "Caso Plame"

Por Gary Leupp, CounterPunch. Traducido para Rebelión por Germán Leyens.
Gary Leupp es profesor de historia en la Universidad Tufts y profesor adjunto de religión comparada. Es autor de "Servants, Shophands and Laborers in in the Cities of Tokugawa Japan"; "Male Colors: The Construction of Homosexuality in Tokugawa Japan"; e "Interracial Intimacy in Japan: Western Men and Japanese Women, 1543-1900". También colaboró con la implacable crónica de CounterPunch sobre las guerras contra Irak, Afganistán y Yugoslavia: "Imperial Crusades". Para contactos: [email protected] http://www.counterpunch.org/leupp11092005.html

He estado trabajando obsesivamente en esta cronología, como lo hacen los historiadores. Mientras más se entra en detalles, más aclaran el tema. Por más imperfecta que sea, quiero publicarla ahora con mis observaciones sobre su significado.

(1) Funcionarios en la administración Bush, deseosos de iniciar la guerra contra Irak, informaron claramente a sus propios servicios de inteligencia y a los de sus mejores aliados de que agradecerían toda información que vinculara a Al-Qaeda e Irak y que indicara que Irak trataba de adquirir armas de destrucción masiva (ADM). Dejaron en claro que les interesaría cualquier material, por cuestionable que fuera.

(2) La administración utilizó entonces esa "inteligencia", incluso la que era específicamente puesta en duda por las fuentes, para preparar el caso a favor de la guerra, atribuyéndola cuando era necesario a fuentes extranjeras e implicando que estas últimas la habían validado. (El caso más notable fue la atribución por el presidente Bush de la historia del uranio de Níger a Gran Bretaña. Pero también vinieron las historias sobre una reunión en Praga entre un agente iraquí y Mohammed Atta, atribuida a los servicios de inteligencia checos, y muchas más.

(3) Los funcionarios también solicitaron a los exiliados iraquíes favorables a una invasión de Irak (especialmente a Ahmad Chalabi) cualquier información que pudiera ayudar a justificar un ataque, y la utilizaron sin cuestionar su credibilidad. La historia de la centrífuga de aluminio suministrada por "Curveball", por ejemplo.

(4) Los funcionarios utilizaron a reporteros amistosos en EE.UU. y en otros sitios para publicar información que justificara la guerra con Irak, y se aseguraron de que sus propios comentarios fueran atribuidos a fuentes anónimas en la administración.

(5) Los funcionarios pasaron luego a citar en conferencias de prensa las mismas historias publicadas y basadas en lo que ellos mismos, o sus colegas, habían colocado en la prensa, como justificación para una guerra contra Irak. En declaraciones públicas se refirieron a esos informes, y a "inteligencia" de servicios de inteligencia extranjeros, como si constituyeran informaciones objetivas. Es el caso de Judith Miller. Pero ella no es más que un personaje cómplice.

(6) Todo esto provocó resistencia en la administración, la CIA y la comunidad internacional. Se reflejó en la negativa de Powell de incluir mucho material preparado por Douglas Feith en sus presentaciones a la ONU, y en el rechazo por la ONU de numerosas afirmaciones de la administración. Se dice que Powell se enfureció en febrero de 2003 en la víspera de su infame discurso a la ONU y exclamó: "¡No voy a leer esta porquería!" Pero que haya hecho una presentación enteramente falsa a la ONU, la que ahora lamenta, indica quién era el que mandaba dentro del gobierno.

(7) Funcionarios de la administración trataron de castigar a toda persona que disputara su desinformación (Annan, ElBaradei, Wilson).

(8) Cuando su desinformación fue dejada al descubierto, los responsables y sus aliados en la prensa trataron de echar la culpa a otros por las falsedades denunciadas (la CIA, Francia).

(9) El Congreso de EE.UU. y la dirección de ambos partidos, fueron extremadamente deferentes hacia los que lanzaban las campañas de engaño y, junto con la prensa dominante, no formularon numerosas preguntas. En parte se debió a las campañas de intimidación. Pero ante las circunstancias esto está cambiando.

La conclusión ineludible a la que debemos llegar es que la política de la administración Bush que condujo a la Guerra de Irak estuvo dominada por funcionarios, agrupados bajo Cheney y Rumsfeld en particular, sobre todo neoconservadores, incluidos Wolfowitz, Libby, Feith, Perle, Abrams, Shulsky, Luti, Bolton, Joseph, Hadley, Wurmser, Franklin, Cambone, Ledeen, Card, Hughes, Rhode, Rove y otros que, como política, y sin ningún escrúpulo moral, practicaron deliberadamente el engaño para crear su caso a favor de la guerra. No fueron engañados por confabuladores europeos o perjudicados por analistas incompetentes de la CIA. Estaban empeñados en "psyops", operaciones psicológicas dirigidas en primer lugar contra su propio pueblo, al que tenían que engañar con la imaginería más aterradora ("un hongo atómico") para salirse con la suya.

¿Qué es lo que querían? Michael Ledeen, una figura central en el escándalo del uranio de Níger, un hombre sofisticado que usa una prosa elegante, lo resume bastante bien: desean que "Irán, Irak, Siria, Líbano, e incluso Arabia Saudí" sean desestabilizados, y que "hasta el último baboseante ulema, imán, jeque y ayatolá antisemita y anti-estadounidense, cante loas a Estados Unidos de [Norte] América, o bombee gasolina, a cinco centavos el galón, en una base militar estadounidense cerca del Círculo Ártico".

Ahora los culpables de engaño –o que endilgan las "nobles mentiras" estraussianas al pueblo estadounidense y al mundo– están involucrados en un esfuerzo desesperado por evitar que los denuncien, alarmados de que el funcionamiento convencional del sistema político estadounidense (audiencias en el Congreso, investigaciones por fiscales especiales, investigaciones de espionaje del FBI, periodismo investigativo reforzado, etc.) pueda no sólo poner en peligro el proyecto sino que también lleve a toda la pandilla a la cárcel. En un esfuerzo por ponerlos más nerviosos, presento esta cronología, e invito a los lectores a corregirla y expandirla para que tenga más efecto.

1999

En un cierto momento durante 1999, los franceses llegan a creer que alguien está operando minas de uranio abandonadas; investigan quién podría estar comprando yellowcake [óxido de uranio molido] de contrabando.

Febrero: la agencia de inteligencia francesa DGSE (Directorio General de Seguridad Exterior) presenta un breve informe a la central del MI6 en Vauxhall Cross, Londres, sobre una visita a Níger hecha por Wissam al-Zahawie, embajador iraquí ante el Vaticano. Según el DGSE, supuestamente pidió al presidente Ibrahim Bare Mainassara de Níger (asesinado en abril de 1999) que suministrara yellowcake a Bagdad. Los franceses y los británicos creían que, después del retiro de los inspectores de la ONU, Sadam podría esforzarse por reconstituir un programa nuclear pero que no podría hacerlo bajo las sanciones.

La información sobre la visita de al-Zahawie no fue suministrada a la CIA. Para hacerlo, los británicos habrían necesitado el permiso de los franceses, y los franceses consideraron que la información era dudosa.

[Al-Zahawie, entrevistado por el Independent on Sunday en Londres en agosto de 2003, declaró que había recibido "instrucciones de visitar cuatro países de África Occidental, (Níger, Burkina Faso, Benín y Congo-Brazzaville) para invitar a sus jefes de estado a visitar Bagdad". Sadam Husein esperaba persuadirlos para que votaran por el levantamiento de las sanciones si sus representantes llegaban a servir en el Consejo de Seguridad de la ONU. Mainassara aceptó la invitación pero fue asesinado antes de que pudiera hacer la visita.]

La inteligencia francesa se involucra con Rocco Martino, un antiguo policía que había trabajado para el SISMI (Servizio per le Informazioni e la Sicurezza Militare, el servicio de inteligencia italiano) entre 1976 y 1985, fecha en la que fue despedido. Éste consulta contactos en la embajada de Níger en Roma.

Martino contacta a su antiguo amigo Antonio Nucera, policía (carabinieri), Jefe Adjunto del centro del SISMI en viale Pasteur en Roma, y jefe de la 1ª y de la 8ª división –(transferencias de armas y tecnología y contraproliferación de ADM, respectivamente, para África y Medio Oriente). Solicita cualquier información sobre compras de uranio de Níger. Nucera lo pone en contacto con "La Signora," una italiana de 60 años que trabaja en la embajada de Níger y para la inteligencia italiana, y que tiene problemas económicos.

En algún momento en 1999: Martino deja de trabajar como doble agente para el SISMI (según el Ministerio Italiano de Defensa).

2001

2 de enero: Robo con escalamiento en la embajada de Níger en Roma. Roban papel con membrete y sellos oficiales. (Una investigación de La Repubblica en octubre de 2005 afirma que el robo fue organizado por Antonio Nucera e incluía a Martino, "La Signora," y al diplomático de Níger Zakaria Yaou Maiga.)

[En una entrevista con Il Giornale del 6 de noviembre de 2005, Nucera culpa a La Signora de la operación de falsificación. Dice que ansiaba ganar dinero del SISMI y que por ello la presentó a Rocco. "Pensé que podría estar interesada en cooperar con Rocco… Es como cuando introduces a un albañil a un amigo que lo necesita para reparar su casa. No se me puede culpar si, al final, el albañil hace un lío".]

31 de enero: Robo con allanamiento en la casa de un funcionario de la embajada de Níger en Roma.

24 de febrero: el Secretario de Estado de EE.UU., Colin Powell, declara: "Sadam Husein no ha desarrollado ninguna capacidad de importancia en cuanto a armas de destrucción masiva. Es incapaz de proyectar un poder convencional contra sus vecinos".

11 de septiembre: Ataques contra las torres gemelas y el Pentágono. La administración Bush comienza de inmediato los preparativos para un ataque "preventivo" contra Irak.

[Octubre ¿?] Martino lleva documentos al jefe de estación de la CIA en la embajada de EE.UU. en Roma. Según un ex funcionario de la CIA entrevistado por el Washington Post en octubre de 2005, el jefe de estación "vio que eran falsificaciones y lo expulsó [a Martino]".

15 de octubre: El primer ministro italiano Silvio Berlusconi y su recién nombrado jefe del SISMI realizan una visita oficial a Washington. Berlusconi muestra su disposición a apoyar el esfuerzo de EE.UU. por implicar a Sadam Husein en el 11-S. Pollari suministra a funcionarios de la CIA un expediente que indica que Irak había tratado de comprar uranio en Níger y que Níger había aceptado enviar varias toneladas a Irak. La misma inteligencia fue entregada simultáneamente al MI6 de Gran Bretaña. Hay pocos detalles en el informe y el Departamento de Estado lo descarta como "altamente sospechoso".

1 de diciembre: Michael Ledeen (ex empleado del Pentágono, del Departamento de Estado y del Consejo Nacional de Seguridad, y asociado del Secretario Adjunto de Defensa para Política Douglas Feith) argumenta en World Jewish Review que la guerra perpetua es la única opción útil para asegurar la sumisión del Mundo Musulmán. Declara: "no nos daremos por satisfechos hasta que tengamos la sangre cada miserable tiranito en Medio Oriente, hasta que cada líder de cada célula de la red del terror esté muerto o encerrado en sitio seguro, y hasta que "el último baboseante ulema, imán, jeque y ayatolá antisemita y anti-estadounidense, cante loas a Estados Unidos de [Norte] América, o bombee gasolina, a cinco centavos el galón, en una base militar estadounidense cerca del Círculo Ártico".

[Ledeen, antiguo agente secreto del Consejero Nacional de Seguridad Robert C. MacFarlane durante la administración Reagan, involucrado en el caso Irán-Contra; asociado del traficante de armas iraní Manucher Ghorbanifar; autoridad erudita en Maquiavelo; erudito residente en el Instituto de la Empresa Estadounidense, y personaje importante en el Instituto Judío de Asuntos de la Seguridad Nacional, autor de obras sobre el fascismo italiano en el que evalúa positivamente el "fascismo universal"; y propugnador desde hace tiempo de un ataque de EE.UU. contra Irak.]

Principios de diciembre: Ledeen organiza una reunión en Roma. Participan Ledeen, Pollari, Larry Franklin (especialista en Irán del Pentágono), Harold Rhode (Buró de Evaluaciones del Pentágono], Ghorbanifar, Antonio Martino (Ministro de Defensa de Italia), un antiguo alto oficial de la Guardia Revolucionaria en Irán, y otros. La reunión trata por lo menos en parte de un cambio de régimen en Irán y no es autorizada por el Departamento de Estado de EE.UU. o la CIA. [Según un informe, es aprobada por el Consejero Adjunto de Seguridad Nacional (principal adjunto de Condoleezza Rice) Stephen J. Hadley.]

12 de diciembre: El embajador de EE.UU. en Italia, Mel Sembler, es informado de la reunión durante una cena con Ledeen y Martino y procede posteriormente a informar a la CIA. La CIA estaba preocupada por los manejos de Ledeen e informa al respecto a Hadley.

Fines de 2001 – principios de 2002: El jefe de la CIA, George Tenet, dice posteriormente que EE.UU. encontró "evidencia fragmentaria" de esfuerzos iraquíes por comprar uranio de Níger en esa época.

2002

2002-comienzos de 2003: El vicepresidente Dick Cheney, acompañado a veces por su jefe de equipo, I. Lewis "Scooter" Libby, visita la central de la CIA en Langley, Virginia "unas 10" veces para discutir su trabajo en la inteligencia relacionada con Irak. Algunos analistas se quejan posteriormente de que las visitas los hacían sentirse presionados para que suministraran a la administración conclusiones que apoyaran el caso a favor de la guerra.

[Febrero ¿?] Pollari discute la reunión de Roma con el jefe de la CIA George Tenet.

Principios de febrero: Tenet visita a Hadley, discute la reunión en Roma de Ledeen. Hadley instruye la oficina de Feith de que termine los manejos de Ledeen con Ghorbanifar.

12 de febrero: Cheney recibe de Pollari y Berlusconi una versión expandida del informe no-confirmado italiano. Dice que el embajador de aquel entonces de Irak ante el Vaticano había dirigido una misión a Níger en 1999 y había sellado un acuerdo para la compra de 500 toneladas de uranio en julio de 2000. El subordinado de Cheney (incluyendo a John Hannah y Libby) lo discute, y Cheney solicita una investigación de la VCIA, o por lo menos la CIA cree que así lo hizo.

12 de febrero: la Agencia de Inteligencia de la Defensa informa que Irak "probablemente" busca uranio para un programa de armas nucleares.

12 de febrero: Valerie Plame, una agente secreta de la CIA que trabaja en la División de Contraproliferación, envía un memorando a un jefe adjunto del Directorio de Operaciones de la CIA diciendo que su esposo "tiene buenas relaciones con el primer ministro [de Níger] y el antiguo ministro de minas (para no mencionar numerosos contactos franceses), y que ambos podrían posiblemente aclarar este tipo de actividad".

13 de febrero: Un funcionario de operaciones envía un cable a un agente en ultramar buscando su aprobación de la idea de enviar a Wilson.

26 de febrero: La CIA envía a Joseph Wilson a Níger para investigar si Irak trató de comprar uranio yellowcake. Se reúne con el antiguo ministro de minas de Níger, Mai Manga, que declara que "no hubo ventas afuera de los canales de la Agencia Internacional del Energía Atómica (IAEA), desde mediados de los años ochenta", y que "no sabía de ningún contrato firmado entre Níger y algún estado delincuente para la venta de uranio". Managa declaró que un "consorcio minero francés controla la minería de uranio en Níger y mantiene el uranio bajo un control muy estricto desde el momento en que es extraído hasta que es cargado en barcos en Benín para su transporte a ultramar". Y que "sería difícil, si no imposible organizar un embarque especial de uranio a un estado paria en vista de esos controles". (Informe del Comité de Inteligencia del Senado julio de 2004).

1 de marzo: El Buró de Inteligencia e Investigación del Departamento de Estado [INR/NESA] envía un memorando al Secretario de Estado Colin Powell señalando que las afirmaciones sobre intentos iraquíes de obtener uranio de Níger no eran fiables.

5 de marzo: Al volver de Níger, Wilson informa a dos agentes de la CIA en su casa. Su esposa está presente pero no participa. Dice a la CIA y al Departamento de Estado que no existe una base para las afirmaciones de que Irak ha tratado de comprar uranio de Níger y que los documentos (que Wilson nunca había visto) indicando algo semejante deben haber sido falsificados.

8-9 de marzo: La CIA circula un informe sobre el viaje de Wilson – sin identificarlo – a la Casa Blanca y otras agencias. La CIA juzga la información "buena" (nota 3 en una escala de 5).

22 de marzo: Peter Ricketts, director político del Foreign Office (Ministerio de Exteriores) británico, escribe en un memorando al Secretario de Exteriores, Jack Straw: "Incluso el mejor análisis de los programas de ADM de Irak no muestran mucho adelanto en los últimos años en los frentes de armas nucleares, misiles, químicas/biológicas: los programas son extremadamente preocupantes, pero no han sido, que sepamos, acelerados".

Junio: segunda reunión entre Ghorbanifar, Rhode y funcionarios del Departamento de Defensa (en París).

Verano de 2002: El Grupo Irak de la Casa Blanca asigna al Director de Comunicaciones James R. Wilkinson la tarea de preparar un libro blanco para su publicación, describiendo el "grave y creciente peligro" del programa "reconstituido" de armas nucleares de Irak. El informe de Wilkinson afirma que Irak "trató de conseguir óxido de uranio, un ingrediente esencial en el proceso de enriquecimiento, desde África".

Julio: Ledeen hace contacto con Sembler, lo informa de que tiene intenciones de estar en Roma en septiembre para continuar "su trabajo" con Ghorbanifar. Sembler informa a Hadley, quien instruye a Ledeen que no trate con iraníes.

23 de julio: "El memorando de Downing Street" escrito por el secretario de Tony Blair

Matthew Rycroft declara que "se estaban estableciendo la inteligencia y los hechos respecto a la política" de guerra con Irak en Washington.

Agosto: El Grupo de Irak de la Casa Blanca es fundado para coordinar la campaña para la guerra contra Irak. Opera desde la oficina de Cheney, dirigido por Karl Rove. Incluye a Libby, Andrew Card, Mary Matalin, James R. Wilkinson, Nicholas E. Calio y Karen Hughes. Se reúne dos veces por semana en la Sala de Situación de la Casa Blanca. (Puede haber canalizado desinformación suministrada por Ahmad Chalabi a Judith Miller y a otros en la prensa de EE.UU.)

Agosto: Pollari toma contacto con Ledeen, que rápidamente se establece como el vínculo entre el SISMI y la Oficina de Planes Especiales.

26 de agosto: Cheney declara: "ahora sabemos que Sadam ha reiniciado sus esfuerzos por adquirir armas nucleares. Muchos de nosotros estamos convencidos de que Sadam adquirirá armas nucleares bastante pronto".

Septiembre: La inteligencia británica informa a la CIA que tiene la intención de incluir la afirmación sobre el uranio en un próximo informe sobre las armas de destrucción masiva de Irak.

Septiembre: La Oficina de Planes Especiales es establecida en el Departamento de Defensa, desde la Oficina de Asuntos del Norte del Golfo, por el Secretario Adjunto de Defensa, Paul Wolfowitz. Sirve como un organismo alternativo a la CIA que recolecta "inteligencia" en apoyo a la guerra contra Irak. Dirigido por William Luti, antiguo oficial naval y asistente de Cheney, que depende de Douglas Feith. Personal: 16, incluyendo a Abram Shulsky, Larry Franklin, Stephen A. Cambone, y Ledeen.

Sus contactos en otras agencias incluyen a: John Bolton, Subsecretario de Estado para Control de Armas e Internacional; el consejero de Bolton, David Wurmser, antiguo miembro investigador sobre Medio Oriente en el Instituto de la Empresa Estadounidense, que había estado justo antes trabajando en una unidad secreta de planificación del Pentágono en la oficina de Feith, Elizabeth Cheney, Asistente Adjunta del Secretario de Estado para Asuntos de Medio Oriente; Hadley, Elliott Abrams, el máximo asistente para Medio Oriente del Consejo Nacional de Seguridad; el presidente del Consejo de Política de la Defensa, Richard Perle, Newt Gingrich, el ex director de la CIA, James Woolsey, y Kenneth Adelman del Consejo de Política de la Defensa.

4 de septiembre: Ledeen editorializa en el Wall Street Journal: "La guerra contra el terror no terminará en Bagdad": "La estabilidad es una misión indigna de EE.UU., y un concepto engañoso para comenzar. No queremos estabilidad en Irán, Irak, Siria, Líbano, ni siquiera en Arabia Saudí: queremos que las cosas cambien. El verdadero problema no es si, sino cómo desestabilizar".

7 de septiembre: Judith Miller y Michael R. Gordan publican un artículo en New York Times, sobre la intercepción de tubos de metal destinados a Irak, presentándolos como centrífugas para un programa de armas nucleares. La historia en primera plana cita a "funcionarios estadounidenses" anónimos y a "expertos estadounidenses en inteligencia" que dijeron que los tubos iban a ser utilizados para enriquecer material nuclear. Cita a "funcionarios de la administración Bush" no identificados que afirmaron que en los últimos meses, Irak había "acelerado su búsqueda de armas nucleares y que se ha embarcado en una caza mundial por materiales para fabricar una bomba atómica". Dice: "la obstinada insistencia del señor Husein en la continuación de sus ambiciones nucleares, junto con lo que defectores describieron en entrevistas como el empuje iraquí por mejorar y expandir los arsenales químicos y biológicos de Bagdad, habían llevado a Irak y a Estados Unidos al borde de la guerra". Rice, Powell y Rumsfeld citan todos esta información como una base para ir a la guerra contra Irak. Muchos en la comunidad de la inteligencia se muestran escépticos respecto a las afirmaciones.

8 de septiembre: Cheney declara a "Meet the Press" de NBC: Y lo que hemos visto recientemente ha elevado el nivel de nuestra preocupación por el actual estado de intranquilidad… es lo que él trata de hacer ahora, mediante su red ilícita de adquisición, de adquirir el equipo que necesita para poder enriquecer uranio – específicamente, tubos de aluminio". Cita el artículo de Miller del 7 de septiembre.

8 de septiembre: Rice declara a "Late Edition" de CNN: "El problema que enfrentamos es que siempre habrá una cierta inseguridad sobre cuán rápido [Sadam Husein] podrá adquirir armas nucleares. Pero no queremos que el arma del delito sea una nube en forma de hongo". [Más adelante [10 de agosto de 2993] el Washington Post sugiere: "La escalada de la retórica nuclear hace un año, incluyendo la introducción al debate del término ‘nube en forma de hongo’, coincidió con la formación de un Grupo Irak en la Casa Blanca, o WHIG [por sus siglas en inglés], una fuerza de tarea asignada para ‘educar al público’ sobre la amenaza de Husein, como la describió un participante".] Cita el artículo de Miller del 7 de septiembre.

Rice dice que los tubos de aluminio que Irak trató de comprar "sólo son realmente adecuados para programas de armas nucleares, programas de centrífugas".

9 de septiembre: Según un informe posterior (octubre de 2005) en Repubblica, Pollari se reúne secretamente en Washington con Rice, Hadley, y otros funcionarios estadounidenses e italianos, en una reunión que pude haber sido organizada por Ledeen. (El portavoz de Rice, Frederick Jones informa al New York Times el 28 de noviembre de 2005 que la reunión es sólo una "visita de cortesía" que duró 15 minutos, y ninguno de los presentes puede recordar que se haya discutido el uranio de Níger.) Algunos informes indican que hubo una segunda reunión entre Pollary y Hadley el mismo día, organizada a través de canales diplomáticos reservados por Gianni Castellaneta, consejero diplomático de Berlusconi.

12 de septiembre: El presidente Bush hace un discurso en Naciones Unidas llamando a la organización a reforzar sus resoluciones sobre el desarme de Irak, implica que si Naciones Unidas no actúa, Estados Unidos lo hará.

16 de septiembre: Bagdad anuncia que permitirá que los inspectores de armas vuelvan "sin condiciones". EE.UU. presionará al Consejo de Seguridad para que aprueba una nueva resolución de la ONU llamando a que Irak dé a los inspectores de armas acceso irrestricto y que autorice el uso de la fuerza si Irak no lo hace.

Septiembre: El Congreso autoriza a Bush a hacer la guerra a Irak. El presidente basó su argumentación en la Valoración de Inteligencia Nacional sobre los Programas de Armas de Destrucción Masiva de Irak preparado en agosto por el Director de Inteligencia Central.

24 de septiembre: El informe del gobierno británico señala: "existe inteligencia de que Irak ha tratado de conseguir el suministro de cantidades importantes de uranio de África. Irak no posee un programa activo de energía nuclear civil o plantas de energía nuclear, y por lo tanto no tiene un motivo legítimo para adquirir uranio". También dice que Irak tiene armas químicas y biológicas "desplegables dentro de 45 minutos de la orden de utilizarlas", y que "construyó una nueva plataforma de pruebas para el desarrollo de misiles capaces de alcanzar áreas de la Base Soberana del Reino Unido en Chipre y a miembros de la OTAN (Grecia y Turquía), así como a todos los vecinos de Irak en el Golfo y a Israel".

Septiembre/octubre: Funcionarios de inteligencia de EE.UU. informan a comités del Senado que dudan del informe británico sobre la afirmación Irak/uranio.

1 de octubre: La CIA envía un expediente de más de 90 páginas sobre Irak a la Casa Blanca. El informe italiano sobre un posible esfuerzo iraquí para adquirir yellowcake de Níger no está incluido en la sección sobre "Valoraciones cruciales", y es mencionado solamente en notas al pie del Anexo A y marcado "altamente dudoso".

Principios de octubre: Una Valoración de Inteligencia Nacional (NIE por sus siglas en inglés) confidencial señala: "Un servicio de un gobierno extranjero informó que desde principios de 2001 Níger planificó el envío de varias toneladas" de uranio a Irak y que "se informa que Níger e Irak estaban todavía elaborando planes para este acuerdo, que podría comprender hasta 500 toneladas de yellowcake [mineral de uranio poco procesado]". Agrega que: "los informes señalan que Irak también ha tratado de conseguir mineral de uranio de Somalia y posiblemente de la República Democrática de Congo. No podemos confirmar si Irak tuvo éxito en la compra de mineral de uranio y / o yellowcake de estas fuentes". Contiene el disenso del INR del Departamento de Estado que caracteriza las "afirmaciones de la busca de uranio natural de Irak en África" como "altamente dudoso". Condoleezza Rice no lee el disenso.

5 de octubre: La CIA envía un memorando a Hadley y al redactor de discursos de la Casa Blanca Michael Gerson, pidiéndoles que eliminen una línea en el discurso de Bush del 7 de octubre en Cincinnati refiriéndose al intento de compra por Irak de "500 toneladas métricas de óxido de uranio de África". (Hadley afirmará posteriormente en julio de 2003 que no informó a Rice respecto al memorando.)

6 de octubre: La CIA envía un memorando a la Casa Blanca suministrando detalles adicionales sobre la afirmación respecto al uranio de Irak y señalando las diferencias de la Comunidad de Inteligencia de EE.UU. con Gran Bretaña sobre la inteligencia. La frase reformulada: "El régimen ha sido atrapado en el intento de comprar cantidades sustanciales de óxido de uranio de fuentes en África" es eliminada del discurso.

7 de octubre: En Cincinnati, Bush utiliza la frase en su forma final re-escrita y declara: "Si el régimen iraquí logra producir, comprar, o robar una cantidad de uranio altamente enriquecido un poco mayor que una pelota de softball, podría tener un arma nuclear en menos de un año". "Confrontando una evidencia clara del peligro, no podemos esperar hasta tener la prueba final – el arma del delito – que podría llegar en la forma de una nube en forma de hongo".

Octubre: Marino presente a la DGSE documentos que parecen indicar que Níger ha firmado un acuerdo en julio de 2000 para suministrar a Irak yellowcake – similar a la historia que la inteligencia italiana contó a la CIA. La DGSE rechaza los documentos como falsificaciones.

Octubre: Martino ofrece los documentos por 15.000 dólares a Elisabetta Burba, periodista italiana de la revista Panorama (de propiedad de Berlusconi). Burba recibe de Martino un alijo de cartas y otros papeles que supuestamente son correspondencia entre funcionarios de Níger e iraquíes que tratan de comprar yellowcake de uranio, pero pone en duda su autenticidad y no los publica.

9 de octubre: Burba entrega los papeles a la embajada de EE.UU. en Roma. La embajada los envía a Washington, D.C.

15 de octubre: La CIA recibe el primero de tres informes de máximo secreto del SISMI que indican que Níger planeaba embarcar toneladas de mineral de uranio, o yellowcake, a Irak.

Mediados de octubre: (Según el portavoz del Departamento de Estado, Richard Boucher, 17 de julio de 2003) el Departamento de Estado adquiere documentos sobre el trato del uranio Irak-Níger y los comparte con "todas las agencias apropiadas". (Pero "un alto funcionario de la administración" afirmó el 18 de julio de 2003 que la CIA no recibió los documentos hasta febrero de 2003.)

8 de noviembre: Bajo presión de EE.UU. el Consejo de Seguridad de la ONU aprueba la Resolución 1441: Los inspectores de la ONU vuelven a Irak.

22 de noviembre: Los franceses finalmente informan a los estadounidenses sobre su inteligencia original de 1999, dicen que están seguros de que Irak trató de obtener yellowcake y no lo logró.

7 de diciembre: Irak entrega a los inspectores de armas de la ONU una extensiva declaración de los programas de ADM y de su destrucción.

19 de diciembre: La hoja de datos no aprobada por la oficina de inteligencia del Departamento de Estado es subsiguientemente presentada (29 de abril de 2003) como "desarrollada en conjunto por la CIA y el Departamento de Defensa" acusa a Irak de omitir sus "esfuerzos por obtener uranio de Níger" de su declaración del 7 de diciembre.

19 de diciembre: La IAEA solicita formalmente a EE.UU. la presentación de toda "información justiciable" respecto a la afirmación sobre el uranio, para poder investigarla.

2003

Principios de enero de 2003: Pollari (según su información en noviembre de 2005) advierte personalmente a la CIA que los documentos de Níger son falsos.

Enero: Hannah y Libby son los principales autores del borrador de 48 páginas de un discurso que se propone justificar el caso de la administración a favor de la guerra en Irak ante Naciones Unidas. El borrador es entregado a Powell, antes de su discurso ante el Consejo de Seguridad del 5 de febrero. Powell y Tenet descartan la mayor parte de su contenido sobre los programas de armas de Irak por exagerado e injustificado.

Enero: Debate entre funcionarios de la CIA y de la Casa Blanca sobre si incluir o no la historia sobre el uranio de Níger en el discurso sobre el Estado de la Unión del presidente Bush. El miembro del personal del Consejo Nacional de Seguridad y subordinado de Stephen Hadley, Robert Joseph (Asistente Especial del Presidente y Director Superior de Estrategia de Proliferación, Contraproliferación y Defensa Interior), aprueba su inclusión si el informe es atribuido a la inteligencia británica. Alan Foley, director del Centro de Inteligencia de Armas, Noproliferación y Control de Armas del DCI, cuestiona la inteligencia pero aprueba el borrador final del discurso.

20 de enero: El presidente Bush presenta un informe al Congreso declarando que Irak omitió "intentos de adquirir uranio" de su declaración del 7 de diciembre a la ONU.

23 de enero: La Consejera Nacional de Seguridad Condoleezza Rice escribe en The New York Times que la declaración de Irak "no da cuentas o explica los esfuerzos de Irak por obtener uranio del extranjero". Un informe de la Casa Blanca del mismo día asevera que la declaración de armas de Irak "ignora los esfuerzos por procurar uranio del extranjero".

24 de enero: El equipo del Consejo Nacional de Seguridad hace un llamado a que se suministre inteligencia nueva para reforzar las afirmaciones de que Sadam Husein poseía armas o programas nucleares, químicos y biológicos. Robert Walpole, oficial nacional de inteligencia para programas estratégicos y nucleares, recibe el pedido. Más tarde informa a los investigadores "el NSC consideraba que el caso nuclear era débil" según un informe de 500 páginas publicado en 2002 por el Comité Selecto del Senado sobre Inteligencia.

26 de enero: Powell pregunta: "¿Por qué Irak sigue tratando de obtener uranio y el equipo especial requerido para transformarlo en material para armas nucleares?" durante un discurso en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza.

27 de enero: El Director General de la IAEA Mohamed ElBaradei informa al Consejo de Seguridad de la ONU que los inspectores de la IAEA "no han encontrado hasta la fecha evidencia de que Irak ha resucitado su programa de armas nucleares desde la eliminación del programa en los años noventa".

28 de enero: El presidente Bush asevera que "el gobierno británico ha sabido que Sadam Husein trató de obtener recientemente cantidades importantes de uranio de África" durante su discurso sobre el Estado de la Unión.

29 de enero: El Secretario de Defensa Donald Rumsfeld declara en una conferencia de prensa que "recientemente se descubrió [que Irak] trató de obtener cantidades importantes de uranio de África".

29 de enero: El jefe de la IAEA, Mohamed ElBaradei, declara al Washington Post: "Níger denegó [la afirmación de la compra de uranio de Irak], Irak la denegó, y no hemos visto contrato alguno". También descartó la afirmación sobre los tubos de aluminio.

1-4 de febrero: Powell ensaya el discurso que debe hacer en la ONU.

5 de febrero: En equipo de Cheney insiste en que "asocie Irak directamente con los ataques terroristas en Nueva York y Washington" y que incluya la afirmación de que Mohammed Atta se había reunido en Praga con un agente de la inteligencia iraquí en 2001. El equipo de Powell rechaza gran parte del contenido del borrador de discurso.

Se afirma que en cierto momento Powell dice: "Yo no leo esto. Es una porquería".

4 de febrero: Funcionarios del Departamento de Estado dan a la IAEA la información que la agencia solicitó sobre los intentos de Irak de obtener uranio de Níger, declarando a la agencia que "no puede confirmar esos informes y que [tiene] dudas sobre algunas afirmaciones específicas".

5 de febrero: Powell presenta evidencia, basada en inteligencia de EE.UU., sobre los programas de armas prohibidas de Irak al Consejo de Seguridad de la ONU. (Casi toda esta información es subsiguientemente refutada.) No menciona los intentos iraquíes de obtener uranio de África.

14 de febrero: ElBaradei informa al Consejo de Seguridad que: "Hasta la fecha no hemos encontrado evidencia de continuas actividades nucleares prohibidas o relacionadas con lo nuclear en Irak".

14 de febrero: La IAEA presenta un resultado preliminar de que los documentos sobre Níger son falsificaciones, sobre la base de varios errores elementales.

Febrero: El diplomático iraquí en retiro Zahawie, que ahora vive en Jordania, recibe un llamado urgente de la embajada iraquí en Ammán, convocándolo al Ministerio de Exteriores en Bagdad lo más pronto posible. Al llegar a Bagdad, es entrevistado por inspectores de la ONU que lo consultan sobre su visita a Níger en 1999 y preguntan si había firmado una carta a Níger el 6 de julio de 2000 sobre la venta de uranio a Irak. Sus respuestas: "Dije que absolutamente no, y que si hubiera habido una carta semejante tiene que ser con seguridad una falsificación… Nunca he estado involucrado en ninguna negociación secreta. Estoy dispuesto a cooperar con quienquiera que desee verme y saber más".

Marzo. Perseguido por las acusaciones de negocios incorrectos incluyendo el lucro con contratos de seguridad. Richard Perle renuncia como presidente del Consejo de Política de la Defensa [DPP por sus siglas en inglés]. Escribe a Rumsfeld, "Como no puedo mitigar rápida o fácilmente las críticas en mi contra basadas en errores de hecho respecto a mis actividades, lo menos que puedo hacer en estas circunstancias es pedirle que acepte mi renuncia como presidente del Consejo de Política de la Defensa". (Posteriormente abandona por completo el DPB.)

7 de marzo. ElBaradei informa formalmente a la ONU que los documentos son falsificaciones.

7 de marzo: El Secretario de Estado de EE.UU. Colin Powell niega en "Meet the Press" de NBC "toda actividad de falsificación" del gobierno de EE.UU. y declara: "Era la información que poseíamos. La suministramos. Si esa información es inexacta, está bien". EE.UU. mantiene que existe evidencia adicional suministrada por un segundo gobierno extranjero [Italia] además de Gran Bretaña. [Pero en una carta del 29 de abril de 2003 al Panel de Inteligencia Democrático del Senado, el secretario adjunto de estado para asuntos legislativos Paul V. Kelly dice: "Recién el 4 de marzo supimos que en realidad el segundo gobierno europeo occidental había basado su evaluación en la evidencia que ya estaba en poder de EE.UU. que fue desacreditada posteriormente".]

14 de marzo: El senador Rockefeller envía una carta al director Mueller solicitando una investigación del origen de los documentos de Níger.

19 de marzo: Comienza la invasión de Irak por EE.UU.

21 de abril: Judith Miller informa en el New York Times que un científico iraquí no identificado y no disponible para ser entrevistado por periodistas ha informado a las autoridades de EE.UU. que la víspera de la invasión de EE.UU. el régimen de Sadam "destruyó armas químicas y equipo de guerra biológica" y que investigadores de EE.UU. habían visitado el sitio de la destrucción, y confirmado la historia del científico. También dice: "Irak había enviado secretamente armas y tecnología no-convencionales a Siria, desde mediados de los años noventa" y declara que "más recientemente Irak colaboró con Al-Qaeda. Miller dice que esto podría ser "el descubrimiento más importante hasta la fecha en la caza de armas ilegales" y cita al general de división David Petraeus, comandante de la 101 División Aerotransportada, diciendo "puede ser el descubrimiento más importante".

6 de mayo: Nicholas Kristof publica un artículo en New York Times en el que menciona que una afirmación central en la justificación de Bush para la guerra había sido investigada por un antiguo embajador a un país africano y rechazada.

23 de mayo: Los senadores Roberts y Rockefeller envían una carta a la CIA y al Inspector General del Departamento de Estado para que estudien los temas relacionados con los documentos de Níger.

29 de mayo: Libby pide al Subsecretario de Estado John Bolton, y a Marc Grossman,

el Subsecretario de Estado para Asuntos Políticos, información sobre informaciones noticiosas respecto al enviado secreto de la CIA a África en 2002. Grossman solicita un memorando confidencial de Carl Ford, director del buró de inteligencia del Departamento de Estado, y posteriormente informa verbalmente a Libby sobre su contenido. Frederick Fleitz, jefe de equipo de Bolton y al mismo tiempo alto funcionario de la CUA para Inteligencia de Armas, Noproliferación y Control de Armas, suministra a Bolton la identidad de Plame. Bolton la pasa a Wurmser, que se la da a Hannah. Al recibir esta información, Libby pide a Bolton un informe sobre el viaje de Wilson a Níger, que fue presentado verbalmente por Wilson a la CIA a su retorno.

Al llegar junio: Cuando no se encontró evidencia de un programa nuclear, los funcionarios culpan la "inteligencia defectuosa" y a la CIA. Se planifica la reorganización de la CIA.

Junio: El Washington Post publica una lista de las personas consultadas regularmente por Karl Rove para obtener consejos desde afuera de la administración. Los veteranos de la política extranjera se horrorizan al descubrir que Michael Ledeen es el único analista a pleno tiempo de asuntos internacionales. Citan a Ledeen diciendo que Rove le había dicho que "en cuanto tenga una buena idea, dígamelo". Según el Post: "Más de una vez. Ledeen ha visto que sus ideas, enviadas por fax a Rove, se convierten en política o retórica oficiales".

2 de junio: El senador Rockefeller publica un comunicado de prensa en el que endosa una declaración hecha durante el fin de semana anterior por el senador Warner pidiendo una investigación conjunta de SSCI/SASC [siglas en inglés para: Comité Selecto del Senado sobre Inteligencia/Comité del Senado de Servicios Armados] sobre las falsificaciones de documentos relacionados con Níger.

4 de junio: El senador Rockefeller publica un comunicado de prensa que dice que impulsará una investigación. El senador Roberts publica un comunicado de prensa que dice que los llamados a realizar una investigación son prematuros.

9 de junio: Documentos confidenciales de la CIA sobre el viaje de Wilson son enviados a la oficina de Libby.

10 de junio: El senador Rockefeller envía una carta al senador Roberts solicitando una investigación.

11 de junio: Todos los demócratas del Comité de Inteligencia firman una carta al senador Roberts pidiendo una reunión del Comité para discutir el tema de autorizar una investigación de la inteligencia que formó la base para iniciar la guerra.

11 de junio: El senador Roberts publica un comunicado de prensa diciendo que se trata de negligencia de rutina del comité y que la crítica de la comunidad de la inteligencia no se justifica. El senador Rockefeller publica un comunicado de prensa calificando la revisión en curso de inadecuada.

11 de junio: Dos funcionarios del gobierno dicen a Libby que la mujer de Wilson trabaja para la CIA y que se cree que es responsable de que haya sido enviado al viaje.

12 de junio: El propio Cheney informa a Libby que Valerie Plame trabaja para la división de contraproliferación de la CIA.

Junio: Discusiones que involucran a Libby, al abogado de Cheney David Addington, Hannah, la secretaria de prensa de Cheney Catherine Martin y otros funcionarios de la Casa Blanca, sobre si la información sobre Wilson-Plame debiera ser compartida con periodistas.

Junio: Reunión Ghorbanifar-Rhode en París.

8 de junio: Rice declara a "Meet the Press" de NBC: "El presidente citó un periódico británico [sobre la historia del uranio africano]. Entonces no sabíamos – nadie sabía en aquel entonces, en nuestros círculos – tal vez alguien lo sabía en las entrañas de la agencia, pero nadie en nuestros círculos sabía que existían dudas y sospechas de que esto podría ser una falsificación".

Junio: Cierran la Oficina de Planes Especiales [¿?]

12 de junio: Walter Pincus en el Washington Post suministra más detalles sobre el viaje de Wilson sin mencionar su nombre.

14 de junio: Libby se reúne con un informante de la CIA y hablan sobre los Wilson.

Mediados de junio: Powell y su secretario adjunto Richard Armitage pueden haber recibido una copia del memorando Grossman.

19 de junio: Después de que New Republic informa que la oficina de Cheney había enviado a Wilson a Níger, Libby y su adjunto principal de aquel entonces, Eric Edelman, discuten si filtrar los detalles del viaje a la prensa para refutar el artículo. Libby dice a Edelman "habría complicaciones en la CIA" como resultado de la divulgación de la información.

23 de junio: "Scooter" Libby habla sobre Wilson con Judith Miller del New York Times, menciona que su mujer "podría trabajar en una oficina de la CIA". Las notas de Miller dicen: "… Libby habló de las actividades de Mr. Wilson y culpó a la CIA por las fallas en la inteligencia".

6 de julio: El artículo de opinión de Joseph Wilson en el New York Times dice: "Me queda poca alternativa si no concluir que parte de la inteligencia relacionada con el programa de armas nucleares de Irak fue distorsionada para exagerar la amenaza iraquí".

7 de julio: El Comité de Asuntos Extranjeros de la Cámara de los Comunes británica publica un informe sobre el expediente británico sobre Irak, señalando que la CIA había informado a la inteligencia británica que los documentos sobre el uranio de Níger eran un engaño en 2002.

7 de julio: Libby informa al secretario de prensa del presidente que no es ampliamente conocido que Plame trabaja para la CIA.

8 de julio: Libby vuelve a reunirse con Miller en el Hotel St. Regis en Washington. Hablan de Plame.

8 de julio: La administración se retracta sobre la afirmación de Níger. La Casa Blanca anuncia: "Ahora sabemos que los documentos que aseveran que hubo una transacción entre Irak y Níger habían sido falsificados". El director de la CIA Tenet y otros funcionarios de la Casa Blanca dicen que la referencia de Bush al uranio africano no debería haber sido incluida en su discurso sobre el Estado de la Unión.

9 de julio: La oficina de Cheney recibe un fax de la CIA con información confidencial sobre el viaje de Wilson.

Julio: Rove habla sobre Wilson y su mujer con Cooper.

Julio: Rove cuenta a Libby su conversación con el columnista Robert Novak, y dice que Novak va a publicar un artículo en el que menciona a Plame.

12 de julio: Rove, Libby, Hadley y Tenet coordinan sus reacciones ante el artículo de Wilson. Libby llama a Miller y al reportero de la revista Time, Matthew Cooper, para hablar de Wilson y su esposa.

Verano: El Comité Selecto del Senado sobre Inteligencia consulta a la CIA sobre las reuniones de Ghorbanifar-Ledeen-Departamento de Defensa.

Verano: Newsday hace pública la historia sobre la reunión de diciembre de 2001 en Roma entre Ledeen, Rhode, Ghorbanifar, Pollari, etc.

14 de julio: Novak cuestiona los motivos de Wilson al sacar a la luz su visita a Níger, citando a dos "altos funcionarios de la administración", nombra a Valerie Plame como agente de la CIA. "Wilson nunca trabajó para la CIA, pero su mujer, Valerie Plame, es agente de la CIA". Sugiere que el nepotismo es "la explicación que falta de una elección de la CIA que de otra manera sería increíble".

7 de julio: Durante un vuelo a África, Rice acepta presentarse en los shows del domingo para "proteger a Cheney explicando que no había tenido nada que ver con el envío de Wilson a Níger, y descartar el tema del yellowcake".

14-16 de julio: Daily Telegraph, Washington Times, FrontPage Magazine acusan todos a Francia de no permitir que MI6 comparta la inteligencia que afirma que el esfuerzo de compra de uranio en Níger es más creíble que lo que contienen los documentos falsificados.

16 de julio: David Corn de Nation señala que la identificación de Plame por parte de Novak "habría comprometido cada operación, cada relación, cada red con la que ella ha estado asociada durante toda su carrera".

16 de julio: En Roma, la embajadora de Níger en Italia dice que nadie en el cuerpo diplomático de su país había creado alguna superchería, y que el presidente de Níger Mamadou Tandja se había reunido con Bush la semana anterior para decírselo.

Julio: El senador Charles E. Schumer (demócrata) exige una investigación del Caso Plame.

18 de julio: El editor sénior de News & World Report, Michael Baronem afirma que Wilson "mintió" en su artículo de opinión en el NYT.

21 de julio: Bush y Rice se reúnen con Berlusconi en Crawford, Texas.

22 de julio: El director de comunicaciones de Bush, Dan Bartlett, convoca a una conferencia de prensa poco usual para informar a los periodistas sobre la acusación del uranio. Hadley asume la responsabilidad, diciendo que había olvidado las objeciones de la CIA cuando incluyó la acusación en el discurso sobre el estado de la unión. Algunos especulan que asume la responsabilidad en lugar de Robert Joseph. Rice rechaza la oferta de renunciar de Hadley.

27 de julio: El primer ministro de Níger, Hama Hamadou, entrevistado por The Telegraph, dice que su gobierno jamás había discutido con Irak sobre uranio y llamó a Tony Blair a que presentara la "evidencia" que afirma que tiene para confirmar que Irak trató de obtener uranio de Níger en los años noventa.

30 de julio: La CIA informa al Departamento de Justicia de una posible ofensa "respecto a la revelación no-autorizada de información confidencial".

Agosto: La CIA completa un formulario con 11 puntos que detalla el daño potencial cometido.

3 de agosto: El Sunday Telegraph informa que Herman Cohen, antiguo secretario de estado adjunto para África, había visitado al presidente Mamadou Tandja la semana anterior y le había advertido que guardara silencio sobre la historia de la compra de uranio de Irak. Cita a un alto funcionario del gobierno de Níger diciendo que hubo "un claro intento de impedir que más historias embarazosas salieran de Níger". Dice que probablemente se tendría en cuenta la advertencia de Washington: "Mr. Cohen no lo dijo claramente pero todos en Níger saben cuáles serían las consecuencias de molestar a EE.UU. o a Gran Bretaña. Somos el segundo país más pobre del mundo y dependemos del comercio internacional para sobrevivir".

Septiembre: El memorando de Tenet provoca preguntas sobre si los dirigentes habían violado la ley federal.

Septiembre: The Washington Post informa que por lo menos seis periodistas habían sido informados sobre la historia de Plame antes de que apareciera la columna de Novak.

El Secretario de Prensa de la Casa Blanca Scott McClellan dice que "si alguien en esta administración está involucrado en [la filtración], no continuaría en esta administración".

El Departamento de Justicia lanza una investigación de la filtración.

Septiembre: Informe parlamentario británico sobre la inteligencia anterior a la guerra. Afirma que "El SIS [Servicio Especial de Inteligencia] señaló que los documentos no afectaron su opinión sobre su segunda fuente y en consecuencia el SIS sigue creyendo que los iraquíes trataron de negociar la compra de uranio de Níger. Hemos consultado al SIS sobre la base de su opinión y concluimos que es razonable". ["Segunda fuente", aparte de los documentos italianos parece ser el informe francés sobre la visita iraquí de 1999 a Níger.]

Septiembre: Después de informes de prensa que citaban al senador Roberts diciendo que la investigación del Comité de Inteligencia había prácticamente terminado, el senador Rockefeller envía una carta a Roberts llamándolo a no apurarse por terminar prematuramente la investigación. Quiere concentrarse en el uso por parte de la administración de "inteligencia defectuosa" en la preparación para la guerra.

14 de septiembre: En una entrevista con "Meet the Press" de NBC, Cheney dice que no tiene conocimiento de cómo Wilson fue enviado a Níger: "Nunca presentó un informe que yo haya visto cuando volvió. No conozco a Mr. Wilson. Nunca he visto a Joe Wilson. Probablemente no debería emitir un juicio sobre su persona. No tengo idea de quien lo contrató". Dice que ni siquiera sabía que Wilson tenía una esposa. Niega todo esfuerzo de la administración para desacreditarlo.

29 de septiembre: Abogados del Departamento de Justicia notifican al abogado en aquel entonces de la Casa Blanca Alberto R. Gonzales, aproximadamente a las 8 p.m. de que había comenzado la investigación. Gonzales (ahora Ministro de Justicia) afirma posteriormente que informó de inmediato al Jefe de Gabinete Andrew H. Card Jr.

Principios de octubre: Karl Rove llama al presentador de "Hardball" de MSNBC Chris Matthews y le dice que Valeria Plame es "un blanco legítimo". El portavoz de la Casa Blanca Scott McClellan dice a los periodistas que era "totalmente ridículo" que se sospechara que Rove haya tenido un papel en la revelación sobre Plame.

7 de octubre: Bush dice: "No sé si vamos a descubrir al alto funcionario gubernamental. Ahora, esta es una gran administración y hay [sic] muchos altos funcionarios".

8 de octubre: Rove es entrevistado por el FBI, desmiente que haya filtrado el nombre de Plame, dice que sólo lo mencionó a periodistas después de la aparición de la columna de Novak. Dice que la administración reclutó a grupos de interés conservadores y al Comité Nacional Republicano para filtrar información denigradora sobre Plame. [Casi un año después de esto, el abogado de Rove, Robert Luskin, toma contacto con Fitzgerald para decir que Rove había recordado la conversación que había tenido con Cooper sobre Plame-Wilson y su esposo, Joseph. Rove sólo recordó la entrevista después de que Cooper había sido obligado a testificar en el verano de 2005 sobre su conversación con Rove, aunque dicha conversación había tenido lugar en julio de 2000]

10 de octubre: Al preguntársele directamente si Rove y otros dos asesores de la Casa Blanca habían hablado alguna vez sobre Valerie Plame con algún periodista, McClellan dice que ha hablado con Libby, Rove y Elliott Abrams, y que "esos individuos me aseguraron que no habían estado involucrados en esto".

14 de octubre: El senador Tom Daschle pide al director de la CIA, George Tenet, que realice una evaluación de los daños causados por la filtración.

15 de octubre: El New York Times informa que altos fiscales criminales y funcionarios del FBI han criticado que el Ministro de Justicia no se haya recusado o nombrado a un abogado especial.

17 de octubre: David S. Cloud del Wall Street Journal es el primero en mencionar (con la excepción de Novak) la existencia del memorando de 2002 de la CIA que supuestamente muestra que Plame recomendó a Wilson para la misión en Níger.

14 de diciembre: El periódico británico The Telegraph informa que ha obtenido "en exclusividad" una copia de un memorando escrito a Sadam Husein por Tahir Jalil Habbush al-Tikriti, el antiguo jefe del Servicio de Inteligencia Iraquí, con fecha 1 de julio de 2001, detallando un "programa de trabajo" de tres días que Atta había realizado en la base de Abu Nidal en Bagdad, e incluye una sección intitulada "Embarque de Níger" que incluye un informe sobre un embarque no especificado (que el Telegraph dice que "se cree que sea uranio") que ha sido transportado a Irak a través de Libia y Siria. (Parece que confirmara remarcablemente todas las principales aseveraciones de la administración Bush sobre los motivos para atacar Irak, pero es una probable falsificación.)

30 de diciembre: El Ministro de Justicia John Ashcroft se recusa del caso por sus estrechas relaciones personales con los personajes principales: Patrick Fitzgerald es nombrado fiscal especial en el caso.

2004

Enero: El jurado de acusación en el caso Plame comienza a escuchar testimonios en audiencias.

10 de febrero: Se pide a varios funcionarios de la Casa Blanca que firmen dispensas que solicitan que "ningún miembro de los medios noticiosos hagan valer ningún privilegio o se nieguen a responder pregunta alguna de autoridades legales federales por mi cuenta o en mi beneficio". Los abogados de Miller reciben una dispensa de Libby.

5 de marzo: Libby testifica ante el jurado de acusación, dice que conoció el nombre de Plame de periodistas.

26 de marzo: Libby testifica nuevamente ante el jurado de acusación.

Marzo: El presidente del Comité de Inteligencia del Senado, Roberts, dice sobre toda investigación de la Oficina de Planes Especiales: "Está básicamente en suspenso. Lo esencial es que [la Casa Blanca] creyó la inteligencia, y que la inteligencia era errónea".

10 de junio: Bush dice que "sí" a un periodista cuando le pregunta si "mantendría su compromiso de despedir a cualquiera" que haya filtrado el nombre de Plame.

9 de julio: El "Informe sobre las evaluaciones de inteligencia anteriores a la guerra por la Comunidad de Inteligencia de EE.UU." es publicado por el Comité de Inteligencia del Senado.

Culpa a la CIA de "una serie de fallas, particularmente en profesionalidad analítica" que "condujo a la mala caracterización de la inteligencia" sobre las ADM de Irak. Incluye 48 páginas sobre la historia del uranio de Níger; dice que el ex primer ministro de Níger Ibrahim Mayaki se había reunido con una delegación iraquí que esperaba hablar de uranio pero que había evitado el tópico. Dice que la CIA considerada que el informe de Wilson mostraba que Irak había tratado de obtener uranio de África, mientras que el Buró de Inteligencia e Investigación (INR) del Departamento de Estado creyó que respaldaba su evaluación de que Níger no estaba dispuesto ni podía vender uranio a Irak.

El presidente Pat Roberts (R-Kansas) retarde la II Fase de la investigación (examen del uso de inteligencia por la administración) hasta después de la elección de noviembre.

14 de julio: Mayaki desmiente el informe del Senado de EE.UU. de que se había reunido con una delegación iraquí que trataba de comprar uranio en 1999. Dice: "Pienso que eso podría ser fácilmente verificado por los servicios occidentales de inteligencia y por las autoridades en Níger".

14 de julio: El Informe Butler es publicado en Gran Bretaña. Declara que: "Se nos ha dicho que no fue hasta comienzos de 2003 que el Gobierno Británico llegó a saber que EE.UU. (y otros estados) habían recibido de una fuente periodística una serie de documentos que supuestamente cubrían la adquisición iraquí de uranio de Níger. Esos documentos fueron entregados a la IAEA, que en su informe al día al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en marzo de 2003 determinó que los papeles eran falsificaciones… Los documentos falsificados no estaban a disposición del gobierno británico cuando se hizo su evaluación, así que el hecho de la falsificación no la debilita".

1-2 de agosto: El Sunday Times y el Financial Times informan ambos que Rocco Martino dice que él fue la fuente de las falsas historias y documentos relacionados con los supuestos intentos de Irak de comprar uranio de Níger. Dice que lo hizo por afán de lucro después de conocer el agudo interés francés por impedir la venta no autorizada de uranio de minas de uranio de propiedad francesa en Níger.

También señala que los gobiernos de EE.UU. e Italia fueron responsables de la operación de desinformación. "Es verdad. Yo participé en la diseminación de esos documentos (del uranio de Níger), pero me engañaron. Estadounidenses e italianos participaron entre bastidores. Fue una operación de desinformación"-

12 y 20 de agosto: El jurado de acusación presenta órdenes de comparecer a Judith Miller y al NYT.

27 de agosto: CBS News hace pública la historia de la investigación del FBI de un posible espía para Israel (Larry Franklin) que trabaja en el Departamento de Defensa como especialista en Irán bajo Feith y Wolfowitz. [Franklin, miembro del equipo de Ledeen que se reunión con italianos e iraníes en Roma en diciembre de 2001, así como agente de la Oficina de Planes Especiales.]

2 de septiembre: CBS deja de lado en su programa de la mejor hora "60 Minutes" una secuencia de media hora sobre las falsificaciones de documentos sobre Níger, para reemplazarlo por otra sobre el servicio de Bush en la Guardia Nacional.

15 de octubre: Rove testifica durante dos horas ante el jurado de acusación.

2 de noviembre: George W. Bush es reelegido como presidente de EE.UU.

Noviembre: Rice es nombrada Secretaria de Estado, reemplazando a Powell; Hadley es el nuevo Consejo Nacional de Seguridad.

Diciembre: EE.UU. hace campaña contra un tercer período de ElBaradei como jefe de la IAEA, ostensiblemente porque los funcionarios de la ONU no sirven normalmente durante tres períodos. (EE.UU. consulta al Ministro de Exteriores de Australia, Alexander Downer, como reemplazo pero él y otros posibles candidatos se niegan a tomar posición en contra de ElBaradei.)

12 de diciembre: El Washington Post informa que tres funcionarios del gobierno de EE.UU. le han dicho que la administración Bush ha interceptado docenas de llamados telefónicos de ElBaradei con diplomáticos iraníes y ha estado analizándolas a la búsqueda de munición para expulsarlo de su puesto de director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica.

2005

31 de marzo: La Comisión sobre las Capacidades de Inteligencia de Estados Unidos Sobre Armas de Destrucción Masiva publica su informe al Presidente de Estados Unidos respecto a afirmaciones sobre programas de armas nucleares de que (1) la evaluación de los tubos de aluminio fue "pobre profesionalismo analítico"; (2) "otras corrientes" de inteligencia relacionadas con el programa nuclear "muy débiles"; (3) "otras indicaciones de reconstitución" tampoco "equivalían a un caso persuasivo", y (4) "la Comunidad de la Inteligencia no autentificó a tiempo documentos evidentemente falsificados" relacionados con la supuesta conexión de Níger.

12 de abril: Al Jazeera informa: "Cuando se le preguntó al antiguo jefe de contraterrorismo de la CIA [Vincent Cannistaro] que diría si alguien afirmara que Michael Ledeen había sido el que produjo los documentos de Irak, dijo: "Que estaría muy cercano".

20 de abril: Wolfowitz, es nombrado por Bush en enero para que dirija el Banco Mundial, abandona el Departamento de Defensa.

1 de mayo: El Sunday Times de Londres publica el secreto "Memorando de Downing Secret".

3 de mayo: El FBI presenta acusaciones de espionaje criminal contra Franklin.

17 de mayo: El secretario de prensa de la Casa Blanca Scott McClellan dice que las acusaciones que provienen del "Memorando de "Downing Street " de que la inteligencia estaba "siendo amañada" para apoyar una política de cambio de régimen en Irak son "definitivamente erróneas".

Junio: La Corte Suprema se niega a considerar apelaciones de la periodista del New York Times, Judith Miller, y del Matt Cooper de la revista Time para no tener que testificar ante el jurado de acusación.

Junio: A pesar de la campaña de EE.UU: en su contra, el doctor Mohamed ElBaradei es elegido por un tercer período como Director General de la IAEA.

21 de junio: Wolfowitz se convierte en jefe del Banco Mundial.

Julio: Cooper testifica ante el jurado de acusación, después de que su fuente lo libera de su promesa de confidencialidad.

6 de julio: Miller es encarcelada por desacato; dice que quiere proteger la identidad de su(s) fuente(s) que le filtraron el nombre de Plame.

[Antes del 5 de septiembre]: John Bolton es uno de los que visitan a Miller en la prisión.

7 de julio: Bush declara a los periodistas que si alguien en la administración cometió un crimen en relación con la filtración, esa persona "no seguirá trabajando en mi administración".

Julio: Informe parlamentario italiano sobre los documentos falsificados del uranio de Níger. Nombra a cuatro personas como los probables falsificadores de los documentos: Michael Ledeen, Dewey Clarridge (agente de la CIA involucrado en el caso Irán-Contra), Ahmed Chalabi y Francis Brookes (miembro de un organismo de "relaciones públicas" formado por el Pentágono empeñado por promover a Chalabi y el Congreso Nacional Iraquí). Sugiere que las falsificaciones podrían haber sido planificadas en la reunión de diciembre de 2001 en Roma, con la participación de Ledeen, Franklin.

Fines de julio: El gobierno italiano recibe una carta de Robert Mueller, director del FBI, expresando su máximo aprecio por la cooperación italiana en la investigación de las falsificaciones de los documentos de Níger.

1 de agosto: Bolton es nombrado embajador temporal de EE.UU. ante la ONU después de que el Congreso se niega a confirmarlo. Hace campaña por la condena de Siria y de Irán por el Consejo de Seguridad de la ONU.

4 de agosto: Robert Novak se va de "Inside Politics" de CNN después de soltar una palabrota. El presentador Ed Henry tenía la intención de preguntarle sobre el tema de la filtración de Plame. CNN suspende a Novak.

8 de agosto: Douglas Feith renuncia, abandona el Departamento de Defensa.

29 de septiembre: Miller es liberada de la cárcel después de 85 días entre rejas y testifica ante el jurado de acusación. Dice que su fuente "me ha liberado voluntaria y personalmente de mi promesa de confidencialidad". Recuerda y presenta notas de la conversación del 23 de junio de 2003 con Libby.

Octubre: El periódico italiano La Repubblica publica una revelación sobre los documentos falsificados de Níger.

12 de octubre: Miller es interrogada por el jurado de acusación. Dice "no puedo recordar" quién le dio el nombre de Plame, pero dice que no fue Libby.

14 de octubre: Rove testifica ante el jurado de acusación por cuarta vez.

17 de octubre: En una conferencia de prensa, el presidente Bush se niega a decir si destituiría a un asesor si es acusado.

Octubre: ElBaradei y la IAEA reciben en conjunto el Premio Nobel de la Paz. Es ampliamente interpretado como una declaración contra los esfuerzos de EE.UU. por manipular la inteligencia a fin de atacar a Irak, Irán.

18 de octubre: La publicación neoconservadora The Weekly Standard presenta un artículo por su editor Stephen F. Hayes afirmando que "la narrativa construida hasta la fecha por los medios dominantes" alrededor de la investigación Plame es "muy engañosa". Dice que la CIA interpretó el informe de Wilson como de apoyo a la acusación de que Irak trató de obtener yellowcake de Níger, y que la administración no había elegido a Wilson y a su esposa para que fueran castigados.

En Hardball de MSNBC con Chris Matthews, Matthews describe el artículo de Hayes como un "trabajo brillante", dice que Hayes es un gran periodista, y… probablemente tiene razón en todo sentido".

19 de octubre: Powell informa a un destacado senador republicano que Cheney tenía una idea "fija" sobre la relación entre Wilson y su esposa, después de que él y Bush lo averiguaran directamente de Powell.

23 de octubre: El editor de UPI Martin Walker "cita fuentes de inteligencia de la OTAN" diciendo: "el equipo de investigadores de Fitzgerald ha solicitado y obtenido documentación sobre las falsificaciones del gobierno italiano. El equipo de Fitzgerald ha recibido el informe completo, aún no publicado de la investigación parlamentaria italiana sobre el caso… Esto abre la puerta ha lo que ha sido siempre la implicación más seria del casi de la filtración de la CIA, que la administración Bush podría confrontar una investigación brutalmente dañina y pública de que el caso a favor de la guerra contra Irak fue falso y artificialmente exagerado".

28 de octubre: Fitzgerald acusa a Libby. Libby renuncia y es reemplazado por John Hannah como jefe de personal de Cheney.

28 de octubre: Bush en un discurso sobre el terrorismo en Norfolk, Va. vuelve a declarar que Irak constituía una amenaza antes de la invasión porque quería obtener armas nucleares.

31 de octubre: Berlusconi, acusado de urgir a la inteligencia italiana a que ayudara a EE.UU. a estructurar el caso a favor de la guerra contra Irak, informa a la prensa italiana que él en realidad había argumentado contra la guerra con Irak. El antiguo consejero de Bush y redactor del discurso sobre el "Eje del Mal", el neoconservador David Frum declara que Bush "ya no confía" en Berlusconi la víspera de su visita a Washington.

31 de octubre: Después de reunirse con Bush en Washington, Berlusconi declara a periodistas italianos: "El propio Bush me confirmó que EE.UU. no tenía ninguna información [sobre supuestas ventas de uranio de Níger a Irak] de agencias italianas [de inteligencia]. No hubo conferencia de prensa después de la reunión.

31 de octubre: Escribiendo en National Review Online, Ledeen llama a actuar contra Irán, urge a "nuestros titubeantes dirigentes" a "reanudar el combate de la guerra contra el terror, una guerra que actualmente se limita, para su vergüenza, a una lucha defensiva dentro de las fronteras de Irak, mientras ellos se movilizan contra nosotros a escala global. Más rápido, por favor".

1 de noviembre: Rumsfeld dice a reporteros del Pentágono que no recuerda haber hablado con el vicepresidente Dick Cheney sobre la agente secreta de la CIA Valerie Plame y que no sabe de ninguna participación en el asunto por parte del Departamento de Defensa. Pero dice que con un departamento de cientos de miles de personas, no puede estar seguro.

2 de noviembre: El líder de los demócratas en el Senado, Harry Reid, declara: "Los antecedentes mostrarán… que en los meses y años después del 11-S, la administración se involucró en un modelo de manipulación de los hechos y de retribución contra cualquiera que se puso en su camino en la preparación del caso a favor del ataque contra Irak". Critica al presidente del Comité de Inteligencia del Senado Roberts por darle largas al asunto respecto a la Fase II de la investigación de la inteligencia previa a la guerra, realizada para investigar el uso o abuso de inteligencia por la administración Bush. Pide que se realice una sesión a puertas cerradas del Senado; el Senado acuerda que cada partido nombrará tres senadores para una fuerza de tareas para decidir hasta el 14 de noviembre sobre cómo proceder.

5 de noviembre: El director de personal del Comité de Inteligencia del Senado, Bill Duhnke, dice que la posición de Roberts es que "de ninguna manera el personal va a juzgar a los miembros del Congreso o al presidente" sobre su uso de la inteligencia. Los demócratas están en desacuerdo.

6 de noviembre: El senador Roberts reitera que su panel no ha encontrado evidencia de "manipulación o presión política" en el uso de inteligencia antes de la Guerra de Irak.

7 de noviembre: El ex senador Bob Graham (demócrata), antiguo jefe del Comité de Inteligencia del Senado declara al Miami Herald que cree que Cheney fue un "conspirador" en el esfuerzo por desacreditar a Wilson. Dice "sí" cuando le preguntan si cree que la administración mintió sobre la inteligencia respecto a Irak antes de la guerra.

7 de noviembre: En su columna de National Review Online, Ledeen implica que Francia es responsable por las falsificaciones de Níger, afirma que el presidente francés Jacques Chirac quería abochornar a la administración Clinton en el poder cuando fueron falsificadas, y ayudar a Sadam Husein.

* * * * *

En su "Fascismo Universal" (1995), Ledeen escribió: "A fin de lograr las realizaciones más nobles, el líder puede tener que ‘entrar en el mal’. Es la perspectiva aterradora que ha hecho que tan temido, admirado y retador a Maquiavelo… Nosotros [la gente de a pie] estamos podridos… Es verdad que podemos lograr la grandeza si, y sólo si, se nos dirige de modo apropiado".

Dirigidos de modo apropiado, es decir, por líderes sabios, que impulsan apropiadamente "mentiras nobles" para que se haga lo que quieren.

Ledeen dijo ante el Instituto de la Empresa Estadounidense el 27 de marzo de 2003, cuando sólo unos 60 soldados estadounidenses habían muerto en Irak:

"Pienso que el nivel de víctimas es secundario. Quiero decir, puede sonar extraño que diga algo semejante, pero todos los grandes eruditos que han estudiado el carácter estadounidense han llegado a la conclusión de que somos un pueblo guerrero y que amamos la guerra… Lo que odiamos no son las víctimas sino perder. Y si la guerra va bien y si el público estadounidense tiene la convicción de que somos bien dirigidos y que nuestra gente está combatiendo bien y que estamos ganando, no creo que las víctimas van a constituir el problema."

Pero 20 meses y 2.000 estadounidense muertos más tarde, los estadounidenses saben que la guerra no ha ido bien. Están cansados de "mentiras nobles" estraussianas y de "entrar al mal" que Ledeen y otros fascistas consideran tan admirable y retador. Las víctimas se han convertido ciertamente en el p0roblema. Así que los responsables sean bien y apropiadamente llevados a penitenciarias de alta seguridad como sus ascendientes de mediados del Siglo XX.


Descarga la aplicación

en google play en google play