Escúchenos en línea

Llueven cenizas del San Cristóbal sobre Chinandega

None | 28 de Abril de 2006 a las 00:00
Las cenizas que lanza el volcán San Cristóbal, en actividad desde el viernes pasado, cayeron este jueves sobre tres comunidades y un municipio del departamento de Chinandega. Un comunicado del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) informó hoy de que el San Cristóbal, continúa con su actividad de explosiones moderadas en el cráter. Agrega que los campesinos informaron de que durante la tarde del jueves observaron pequeñas explosiones de cenizas y gases. Las cenizas, según la fuente, cayeron en las comunidades Las Brisas, El Pellisco y Juan José Briceño, así como en el municipio de Chichigalpa, aledaños al volcán de 1.745 metros de altura. Agrega que el "tremor sísmico" (oscilación sísmica continua que las personas no sienten pero que puede ser registrada por medio de instrumentos) continúa con tendencia de disminuir. Señala que se incrementó temporalmente desde las 8 de l anoche del miércoles hasta las once de la mañana del jueves, y que después de esta hora el "tremor sísmico" se mantiene bajo. La fuente informa de que mediciones de dióxido de azufre realizadas el pasado 25 de abril constataron que el volcán emite actualmente un total de 300 toneladas por día, que es un valor relativamente bajo. En actividades anteriores el San Cristóbal ha emanado más de 1,000 toneladas de dióxido de azufre por día, dice Ineter. Movilizan rescate por erupción del San Cristóbal El Ejército y la Defensa Civil comenzaron a movilizar efectivos hacia tres municipios del departamento de Chinandega, para actuar en caso de una gran erupción en el volcán San Cristóbal, que entró en actividad hace cuatro días. El vocero del Sistema Nacional de Atención, Prevención y Mitigación de Desastres (Sinapred), Juan Rodríguez, dijo que las autoridades se mantienen en "alerta permanente" ante el riesgo de una erupción volcánica de gran magnitud en el coloso, ubicado 130 kilómetros al noroeste de Managua. "Los comités municipales del Sinapred están en sesión permanente, lo que significa que sus miembros están informados y listos para actuar, apoyados por la Defensa Civil, el Ejército y la Cruz Roja", indicó. Rodríguez señaló que tras la "alerta verde" decretada ayer en los municipios de Chinandega, El Viejo y Chichigalpa, aledaños al volcán, el Ejército tiene lista una brigada de búsqueda y rescate, formada por 300 efectivos, para trabajar en caso de decidirse una evacuación masiva. Los militares, explicó, serían apoyados por 100 efectivos de la Defensa Civil en la zona, además de otra cantidad de soldados que ya están estacionados en la ciudad de Chinandega, capital provincial de la región, para actuar en labores de salvamento. El gobierno estima que en las faldas del volcán hay 12 comunidades rurales de "alto riesgo", habitadas por unas 6,000 personas que deberían ser evacuadas de urgencia si ocurriera una gran erupción. No obstante, la población afectada por las emanaciones de cenizas y gases se calcula en por lo menos 20.000 personas en los tres municipios bajo "alerta verde", advirtió. A diferencia de otros años, la actividad sísmica en el San Cristóbal genera inquietud entre los vulcanólogos, ya que esta vez la magnitud y la frecuencia del tremor han sido mucho mayores y no se descarta que ocurra expulsión de magma y lava desde el cráter. Los expertos temen que el peligro aumente en la temporada lluviosa, que inicia el próximo mes, ya que podrían ocurrir deslaves (aludes o deslizamientos) que pondrían en riesgo a miles de habitantes de pequeñas comarcas y poblados vecinos al volcán. Este miércoles, el Gobierno decretó Alerte Verde para el departamento de Chinandega debido a un aumento repentino de la actividad del volcán. El portavoz presidencial Lindolfo Monjarretz, dijo la decisión fue tomada por el mandatario Enrique Bolaños, en base a recomendaciones del Sistema Nacional de Prevención de Desastres (Sinapred), que se mantiene en alerta ante cualquier eventualidad. Se trata de una etapa preventiva que podría durar hasta cuatro semanas, que implica el proceso de preparación y organización de las autoridades y la población que podría verse afectado ante cualquier eventualidad, agregó Monjarretz. Alrededor de 100 efectivos de la Defensa Civil han sido trasladados a la zona de riesgo, anunció Monjarretz, agregando que el presidente Bolaños orientó además a los delegados gubernamentales en el departamento de Chinandega, para que prestan todo la colaboración que sea posible al Sinapred y a los funcionarios del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter). Apenas unos minutos antes de que se anunciara la Alerta Verde, las autoridades del Ineter habían informado la disminución considerable de la actividad del San Cristóbal, aunque no se descartaba la posibilidad de una erupción. El Ineter reportó este miércoles una disminución del tremor sísmico y períodos cada vez más largos sin actividad, pero advirtió que continúan las explosiones moderadas en el cráter. "El tremor sísmico bajó considerablemente casi está volviendo a la normalidad", afirmó Wilfried Straush, director del departamento de Geofísica de la institución. Según el científico, durante la actividad de mayor intensidad, el coloso más grande del país con 1,745 metros de altura y situado a 135 kilómetros al noroeste de Managua, expulsó principalmente vapor y no cenizas y lava. El director de Relaciones Públicas de la Alcaldía de Chinandega, Alberto Jarquín, aseguró vía telefónica que las explosiones dentro del coloso, han disminuido en las últimas horas. La fuente agregó que las autoridades locales tienen creada todas las condiciones para evacuar a la población de las zonas aledañas al San Cristóbal en caso de necesidad. Estamos hablando de 22 comunidades donde habitan 22 mil 148 personas, explicó el vocero. Jarquín confirmó además que el jefe del Estado Mayor de la Defensa Civil del Ejército de Nicaragua, coronel Mario Perezcassar, recorrió este martes las faldas del volcán junto a expertos vulcanólogos y miembros del Sistema Nacional de Prevención y Atención de Desastres. El magma nunca subió al cono volcánico y por lo tanto no hubo peligro de erupción, dijo Strauch, tras advertir que si durante la presente esta actividad hubiese un contacto entre el vapor y el magma, existen probabilidades de una erupción de lava y cenizas. No obstante, las autoridades anotaron que el peligro más latente son los deslaves que pudieran ocurrir con la entrada del invierno, debido a que la actividad actual dejó al San Cristóbal propenso a este tipo de situaciones.

Descarga la aplicación

en google play en google play