Escúchenos en línea

Las Pinturas Murales de la Iglesia Santa María de los Ángeles

Por Eunice Shade, Nuevo Amanecer Cultural, 28 de noviembre 2004 | 27 de Agosto de 2007 a las 00:00
Al inicio se pensaba que los murales históricos que Sergio Michilini pintó en la Iglesia Católica del Barrio Riguero, iban a desaparecer. Sucedió que no desaparecieron, pero sí fueron alterados por los usuarios de la Iglesia, de manera que el efecto artístico no es el mismo. Michilini afirma que los nuevos elementos incorporados son incongruentes con el arte de estos murales y los califica de "graves alteraciones".

Por Eunice Shade

En abril de 1990, los murales de la Iglesia Santa María de los Ángeles fueron declarados legalmente Patrimonio Cultural de la Nación, sin embargo en la actualidad el espacio religioso que alberga los murales está deteriorado. Fray Victoriano López, cura de la Iglesia Santa María de los Ángeles, aseguró al Nuevo Amanecer Cultural que no existen "malas intenciones" de parte de los frailes franciscanos respecto a los murales, al contrario, piden al Gobierno que se preocupe, "ya que dicen que es Patrimonio Cultural" ¿Qué tipo de murales son? Se trata de un "CICLO PICTÓRICO DE INTEGRACIÓN PLÁSTICA". Esto es un conjunto de pinturas murales y de altorrelieves y esculturas en cerámica realizados por un equipo de artistas profesionales y de estudiantes de la Escuela Nacional de Artes Plásticas, con el objetivo fundamental de integrar estas nuevas obras con un espacio arquitectónico existente, naturalmente transformándolo en función de las necesidades planteadas por los padres franciscanos y por los feligreses. El equipo, dirigido por el subscrito, estaba conformado por tres pintores, un arquitecto, un ceramista y 30 estudiantes, que trabajaron por temporadas, según las necesidades del momento, en un programa didáctico de aprendizaje en el mismo proceso de producción de la obra. ¿A qué aluden? El tema general es "La Historia de Nicaragua", enfocada sobre todo en figuras o hechos de la Iglesia de los Pobres. La narración se desarrolla desde la entrada principal, con los dioses precolombinos, paralelamente en las paredes de derecha y de izquierda hacia el ábside con el gran mural de "La Resurrección". Las decisiones sobre los temas históricos a representarse fueron el fruto de un trabajo muy largo y profundo de encuentros entre los artistas, estudiantes y feligreses (jóvenes, mujeres, ancianos, etc.), animados y coordinados por el padre Uriel Molina Oliú. ¿Cuánto tiempo se demoró en hacerlos? Tres años, iniciando en julio de 1982 e inaugurando las obras con una memorable kermesse en julio de 1985. No fue un trabajo continuado, por problemas de todo tipo que surgían repetidamente debido a la guerra y a la escasez de todo. Pero fue un éxito de gran trascendencia por el trabajo fraternal entre todos (artistas, estudiantes, feligreses y padres franciscanos), por la entrega, el misticismo y la pasión que hicieron posible superar cualquier obstáculo. ¿A qué escuela pertenecen estos murales? Diría que pertenece a la "escuela de la sobrevivencia", porque entre el 82 y el 85 encontrar materiales para pintar era casi imposible. Un envío de pinceles, pinturas y otros materiales desde Italia no pudo llegar a Corinto por el famoso minado del puerto, y logramos ubicarlo y recuperarlo en Panamá casi 8 meses después. Trabajamos con lo que pudimos, en una situación de guerra sucia, entre un entierro y otro de jóvenes del barrio. Por lo general pintamos con Acrílicos Politec de México; para los paneles y esculturas en cerámica utilizamos el barro de El Sauce; los esmaltes de cerámica de Florencia (Italia); ripios y materiales varios de los escombros de Managua. Mientras que por lo que concierne a la composición y poliangularidad (perspectiva dinámica desde el espectador en movimiento) utilizamos fundamentalmente el manual "Cómo se pinta un mural" de David Alfaro Siqueiros, con varios y novedosos aportes debidos a experiencias anteriores de los artistas involucrados. Una detallada descripción de algunos de estos aportes novedosos se puede leer en "Nuevo Amanecer Cultural" del sábado 6 de abril de 2002, pag.4: "Resurrección en el Riguero". ¿Por qué se generó el conflicto? No creo que se pueda hablar de "conflicto", más bien desde muchos años las obras sufren de reiterados irrespetos por la instalación ilegal de cortinas que impiden la visión de las pinturas, y por añadir elementos incongruentes con el conjunto monumental y con las tradiciones franciscanas, como flores artificiales, tejidos chillantes, tiras, brillos y adornos de mal gusto. También hubo graves alteraciones en la obra con la remoción del atril y de la fuente bautismal a uno y otro lado del altar, y de las barandas para proteger las pinturas murales. Además faltó por completo el cuido, limpieza y mantenimiento de las obras, que a estas alturas necesitan de intervenciones urgentes de restauración. Toda esta penosa situación, además de demostrar una falta de interés hacia estas obras, según la doctora Mayra Luz Pérez y la doctora María Dolores Torres "...constituyen la muestra máxima del muralismo nicaragüense", conforma una flagrante violación de las Leyes de la República. ¿Existe algún documento legal que respalde el valor de estos murales? El Ciclo Pictórico de la Iglesia Santa María de los Ángeles del Barrio Riguero está protegido por la Ley No. 90 publicada en la Gaceta Diario Oficial el 23 de abril de 1990, que lo declara "Patrimonio Cultural de la Nación". Anteriormente hubo la Resolución No.2 del 19 de marzo de 1984, emitida por la Dirección de Patrimonio del Ministerio de Cultura, que también declaraba estas obras "Patrimonio Cultural Nacional". Además estas obras están protegidas por la Ley nicaragüense de "Derecho de Autor" y por los derechos innegables y reconocidos universalmente de los autores de la obra misma.

Descarga la aplicación

en google play en google play