Escúchenos en línea

EEUU y aliados forcejean para evitar la muerte del ALCA

None | 5 de Noviembre de 2005 a las 00:00

La Declaración de Mar del Plata sigue inconclusa, varias horas después del tiempo previsto para la clausura de la IV Cumbre de las Américas y cuando varios presidentes, entre ellos el estadounidense George W. Bush, el brasileño Lula da Silva, el salvadoreño Antonio Saca y el paraguayo Duarte ya han abandonado Mar del Plata.

El proceso llegó a un punto muerto sobre la propuesta de Bush y otros 28 gobernantes de incluir un párrafo en la declaración para la reactivación del ALCA, debido a que encontró una firme oposición del Mercosur más Venezuela.

"Las cosas marchan muy mal y es probable que la Cumbre termine sin declaración final ni plan de acción", aseguró una fuente de la delegación estadounidense en la IV Cumbre de las Américas en Mar del Plata. La delegación norteamericana decidió esta tarde suspender el contacto con la prensa del secretario de Estado Adjunto para el Hemisferio, Tom Shannon, porque las negociaciones en torno al documento final marchan "muy mal" y porque es "probable" que el encuentro de jefes de Estado termine "sin declaración final ni Plan de Acción".

El encuentro organizado por la Embajada de los Estados Unidos fue cancelado abruptamente a raíz del endurecimiento de la discusión por la mención del ALCA en el documento del encuentro.

Los mandatarios americanos comenzaban a abandonar el sábado Argentina dejando a la IV Cumbre de las Américas inmersa en la incertidumbre, ya que no había consenso para el documento final debido a que al continente permanecía dividido en tres bloques frente al ALCA.

El presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, se retiró del hotel Hermitage, donde los mandatarios de la región intentan consensuar el documento final. Mientras los mandatarios americanos intentaban llegar a un acuerdo para firmar una declaración final de la Cumbre, Bush se marchó rumbo a Brasil para encontrarse con Lula Da Silva, reportó el diario El Clarín de Argentina, en su edición digital. Entre sus últimas declaraciones, Bush dijo que sería «muy preocupante que no salga un consenso de este cuerpo».

Al despedir al mandatario norteamericano, el presidente Néstor Kirchner le dijo que comprendía las obligaciones que tenía por cumplir en Brasil y le pidió que tenga la "tranquilidad" de que su postura iba a "ser respetada" a pesar de su ausencia.

En su última alocución antes de partir en viaje desde Mar del Plata hacia Brasil, el presidente Bush consideró que "la posicón expresada por Panamá" -que propuso retomar las negociaciones para implementar el ALCA en 2006- "expresa a la mayoría del continente". En este sentido, señaló que «la posición expresada por Panamá» -que propuso retomar las negociaciones para implementar el Alca en 2006- expresa a la mayoría del continente», porque está reflejada la voluntad de Estados Unidos, Canadá y los países de Centroamérica.

Kirchner hizo esta tarde "un llamado a todos los presidentes para que el documento refleje las dos posturas" que se encuentran en discusión en torno a la continuidad de un diálogo por el ALCA.

"No somos fundamentalistas. En este encuentro tenemos que dar una señal al mundo. Hago un llamado a todos los presidentes para que el documento refleje las dos posturas", expresó Kirchner a los presidentes de las naciones que participan de lña IV Cumbre de las Américas.

"La uniformidad no es buena. La flexibilidad debe ser la norma", afirmó el mandatario al pedir "dejar de teorizar por imposición", tras una alocución del premier de Canadá, Paul Martin, que pretendía que el documento refleje una única postura.

En una tensa reunión, algunos mandatarios abandonaron el encuentro de las Américas sin que haya consensuado aún el texto. El presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, se retiró hacia Brasilia, donde mantendrá un encuentro bilateral con Bush, quien partió en su Air Force One.

En tanto, la propuesta del Mercosur es que se vote una declaración consensuada por unanimidad, tal como marca la tradición en las cumbres hemisféricas.

Tras llamar a una conferencia de prensa para dar lectura al texto que supuestamente iba a contener la conclusión del encuentro, un grupo de presidentes decidió reiniciar fuera de agenda las discusiones para intentar un acuerdo que minimizara las gruesas diferencias sobre si relanzar o no el proyecto de integración comercial continental.

El último día de negociaciones de los 34 mandatarios en la ciudad costera de Mar del Plata había comenzado con una enérgica arenga del mexicano Vicente Fox, quien tras describir los beneficios que obtuvo su país por negociar tratados llamó a los más renuentes a sentarse a dialogar.

"Actuemos con seriedad, dejemos la paja a un lado, tomemos la dirección correcta (...) Yo espero que logremos en esta ocasión (...) volver a la mesa de la creatividad a seguir configurando un acuerdo único, un acuerdo diferente, ventajoso", dijo el mandatario en conferencia de prensa.

Pero las horas pasaban sin que se notaran avances, mientras . los presidentes de Estados Unidos, George W. Bush, de Chile, Ricardo Lagos, de Paraguay, Nicanor Duarte y de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva hacían abandono de la ciudad.

Para salvar la cumbre, los presidentes que aún quedan en el debate han entrado en un segundo receso y estarían pensando en sacar el tema del ALCA de la declaración y ponerla en una "declaración especial" que incluya las posiciones de los dos bloques que han paralizado la conferencia de dos días, dijeron fuentes allegadas a los negociadores. El procedimiento no sería nuevo. La más reciente cumbre del sistema iberoamericano lo hizo en Salamanca, España, el mes pasado con temas sobre Cuba y terrorismo, entre otros.

Los países del Mercosur, Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil, creen que mientras Estados Unidos subsidie su producción agrícola no se puede avanzar en la integración, porque impide un acceso pleno a los mercados que pondría en riesgo miles de puestos de empleo.

Así lo creen también los miles de manifestantes que el viernes colmaron un estadio de fútbol en Mar del Plata para protestar contra la presencia de Bush y el ALCA, en un acto en que el orador principal fue el líder venezolano Hugo Chávez, el mayor enemigo político de Bush en la región.

Fox, intentando destrabar la discusión, dijo que el propósito de la creación de la Cumbre de las Américas fue "la apertura comercial y utilizar el comercio como un gran generador de empleo. Esto lo ratificamos en Quebec (cumbre del 2001) y ahí están las firmas, incluidas la de Hugo Chávez".

Nadie espera en Mar del Plata que Chávez se mueva de su posición de "enterrar" el ALCA, mientras que en el Mercosur manifiestan sus dudas pero no quieren romper con la cumbre.

"Estamos preocupados en discutir una política de libre comercio en el mundo entero, en la medida en que los países desarrollados renuncien a los subsidios agrícolas (...) que han castigado a los países pobres", dijo el brasileño Lula da Silva.

"No es oportuno discutir el ALCA en momentos en que está próxima una gran reunión de la Organización Mundial del Comercio (...) A partir de ahí tenemos la oportunidad de quebrar los subsidios", agregó.

En diciembre en Hong Kong la organización se reunirá con el objetivo de avanzar en un acuerdo para culminar en 2006 la ronda de Doha de liberalización del comercio, que tiene en la agricultura su mayor obstáculo.

Cada año las potencias europeas y Estados Unidos destinan miles de millones de dólares a proteger su producción agrícola, lo que en la visión de los países en desarrollo obstruye el libre comercio que pregonan las naciones más ricas.

Mientras los mandatarios deliberaban, la ciudad volvía a la normalidad tras los violentos ataques de manifestantes de izquierda y anarquistas que el viernes incendiaron, destruyeron y saquearon unos 70 comercios en protesta a la presencia de Bush.

El Ministerio del Interior dijo el sábado que los incidentes concluyeron con 72 detenidos. "Lo que ha sucedido es el 1,0 por ciento de lo que ha sucedido en cualquier lugar donde han estado los globalofóbicos, con lo cual no es un consuelo, pero no podemos dejar de ver que hemos logrado reducir (los problemas) a su mínima expresión", dijo el ministro del Interior, Aníbal Fernández.

Quizás encuentren una fórmula mínima

La Declaración de Mar del Plata comprometerá a los gobiernos americanos a reactivar el Área de Libre Comercio de las Américas, Alca, "en el curso del año 2006", en un renovado compromiso de los países de la región para buscar un acuerdo "equilibrado y comprensivo", adelantaron fuentes negociadoras a la AP.

Esa mención hará que el presidente de Venezuela Hugo Chávez firme la declaración expresando sus reservas a ese proyecto, ya que había adelantado al llegar a este balneario que vino a "enterrar el Alca".

El acápite sobre el Alca, el noveno de la declaración, contiene sólo dos párrafos, según la propuesta que estaba facilitando la delegación de Panamá, encabezada por el vicepresidente y canciller Samuel Lewis, apenas unas horas antes de la conclusión de la cumbre.

En el primero, los presidentes reconocen que hubo "dificultades" para las negociaciones del Alca después de su concepción hace once años en la primera cumbre americana, realizada en Miami, pero también admiten que los procesos de integración económica y la liberalización del comercio tienen una "contribución significativa" a la generación de empleo, desarrollo y gobernabilidad democrática, que fue el objetivo de esta cumbre.

El borrador no menciona una fecha específica para una reunión ministerial hemisférica que destrabe el proceso, excepto por una mención de que se hará "en el curso del año 2006".

México y otros 28 países habían pedido que los negociadores se reunieran en abril o el primer semestre del año. El Mercosur, conformado por Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay se opuso.

El párrafo sobre el Alca dice también que la reactivación del proyecto debe llevar a "beneficios concretos y sustantivos para todos" y un comercio libre de subsidios y prácticas que lo distorsionen, y debe tener en cuenta el nivel de desarrollo de las economías más pequeñas.

También los países americanos presentes en la cumbre se comprometerían a "participar activamente" para que los resultados de la Ronda de Doha, a efectuarse el próximo mes en Hong Kong, contemplen igualmente esos mismos propósitos.

Los presidentes, que tenían que clausurar la IV Cumbre de las Américas poco después del mediodía, entraron en un receso para considerar el texto final sobre la base de ese borrador, dijeron los informantes bajo condición de no ser identificados.

Lula, firme en su rechazo al ALCA

El presidente Luiz Inacio Lula da Silva insistió en su rechazo de incluir el tema del Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA) en la declaración final de la Cumbre, como lo propone México y un conjunto de naciones.

Lula alegó que ese no era el tema de la Cumbre -convocada bajo el lema de ´Crear empleos para combatir la pobreza y fortalecer la gobernabilidad democrática"- y que hablar del ALCA podría ser contraproducente para las negociaciones de liberalización del comercio mundial que se llevarán a cabo el mes próximo en Hong Kong.

"Cuando me invitaron a esta reunión, había tres temas para que discutiésemos en estas 24 horas: empleo, empleo y empleo. En ningún lado estaba escrito que el tema tenía que ser el ALCA", subrayó Lula en un breve contacto con medios de prensa.

"Pienso que como país soberano, México tiene derecho de hacer lo que desea", añadió Lula, al ser consultado sobre declaraciones del presidente Vicente Fox sugiriendo que la treintena de países que se dicen dispuestos a impulsar el ALCA podrían negociar sin Venezuela, que se opone, y el Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay), bloque según el cual las condiciones no están dadas.

"No es oportuno discutir el ALCA cuando se está cerca de una gran reunión de la Organización Mundial de Comercio (OMC)", dijo el jefe de Estado brasileño.

"Estamos cerca de (la reunión de) la Ronda de Doha, estamos cerca de un acuerdo con la Unión Europea y con Estados Unidos, cualquier cosa que hagamos ahora podría (...) crear impedimentos para la reunión de la OMC", afirmó.

"Esta historia de libre comercio es muy importante si respetamos las asimetrías de otros países", siendo "generosos con los países más pobres", añadió.


Descarga la aplicación

en google play en google play